La Comi­sión de Fies­tas de S. Vicen­te con­de­na agre­sión a Des-con­trol por CC.FF. de San Vicen­te (Bara­kal­do)

Des­de la comi­sión de Fies­tas de San Vicen­te (Bara­kal­do), que­re­mos denun­ciar públi­ca­men­te lo suce­di­do el pasa­do vier­nes día 22 de enero en el trans­cur­so de dichas fies­tas. Alre­de­dor de las 22:00 de la noche, un nume­ro­so gru­po de per­so­nas aje­nas a la comi­sión y a las fies­tas, inte­rrum­pie­ron en el recin­to fes­ti­vo por­tan­do puños ame­ri­ca­nos, porras y con la inten­ción de boi­co­tear a uno de los gru­pos musi­ca­les que par­ti­ci­pa­ba en las fiestas.
Este hecho puso en evi­den­te peli­gro a la gen­te que en ese momen­to dis­fru­ta­ba de las fies­tas, crean­do así un alter­ca­do en el gru­po, por el que varios com­po­nen­tes de éste sufrie­ron heri­das de diver­sa gra­ve­dad, no pudie­ron tocar. Así mis­mo, otras per­so­nas aje­nas al gru­po tam­bién reci­bie­ron diver­sos gol­pes. Por otro lado, este inci­den­te supu­so impor­tan­tes daños mate­ria­les a los bares cer­ca­nos al recin­to festivo.

La comi­sión de fies­tas de San Vicen­te, for­ma­da por dife­ren­tes colec­ti­vos y veci­nos del barrio, cuyo obje­ti­vo es orga­ni­zar unas fies­tas popu­la­res y don­de haya espa­cio para el dis­fru­te de todos y todas, no entien­de que un gru­po tome la ini­cia­ti­va de boi­co­tear una acti­vi­dad, sin ni siquie­ra plan­tear una alternativa.

Por todo esto, nos posi­cio­na­mos en con­tra de este tipo de accio­nes y acti­vi­da­des, y des­de nues­tro ámbi­to segui­re­mos tra­ba­jan­do por ofre­cer al barrio de San Vicen­te unas fies­tas plu­ra­les y par­ti­ci­pa­ti­vas para todas aque­llas per­so­nas que quie­ran dis­fru­tar­las toman­do par­te en ellas.

SAN VICENTEKO JAI BAITZORDE

Arra­sa­te­ko musi­ka tal­de eza­gu­ne­ko kideek ezin izan zuten kon­tzer­tu­rik egin egu­ba­koitzean Bara­kal­do­ko San Vicen­te auzo­ko jaie­tan, txos­ne­tan. Horren arra­zoia izan zen kon­tzer­tua hasi aurre­tik 50 bat eze­za­gu­nek bur­di­naz­ko barra, boti­la eta «uka­bil ame­ri­ka­rre­kin» bor­tiz­ki era­so­tu zituz­te­la. Tal­de­ki­de guz­tiak etxean dau­de, bai­na guz­tiek zau­ri eta kol­pe han­diak dituz­te, eta den­bo­ra behar­ko dute horiek guz­tiak sendatzeko.

Tal­de­ki­deek, jaki­na­ra­zi digu­te­nez, orain dela biz­pahi­ru aste eze­za­gun batzuek San Vicen­te auzo­ko jai batzor­de­ra jo zuten Des-Kon­trol tal­dea­ren kon­tzer­tua ber­tan behe­ra uzte­ko esa­nez. Anto­latzai­leak zalan­tzan egon ziren zer egin, bai­na, gero­ra, aurre­ra egi­tea era­ba­ki zuten. Arra­sa­tea­rrei ere gal­de­tu zie­ten, eta hauek ere jotzea­ren alde ager­tu ziren.
Eza­gun da azken urteo­tan giza tal­de batek Des-Kon­trol tal­dea faxis­tatzat edo anbi­guotzat due­la eta haien kon­tra­ko difa­ma­zio eta boi­kot kan­pai­na zabal­du zuela.
Horri eran­tzu­na ema­te­ko, Arra­sa­te­ko tal­deak dis­ko bat kale­ra­tu zuen Eus­kal Herri­ko alor asko­ta­ko musi­ka­ri, kiro­la­ri eta bes­te­la­ko artis­ten atxikimenduarekin.

50 per­tso­nen erasoa

Osti­ra­lean, arra­sa­tea­rrak Bara­kal­do­ra joan, soi­nu pro­bak egin eta taber­ne­tan ibi­li ostean, anto­latzai­lee­kin eta bes­te tal­dee­kin afal­tze­ra joan ziren. Afal­tzen zeu­de­la, anto­latzai­le batek jaki­na­ra­zi zien txos­na­gu­ne ingu­ruan 50 bat per­tso­na zain zituz­te­la tal­de­koei kon­tra egi­te­ko asmoz. «Ez genuen sinis­tu horren­bes­te izan­go zire­nik, eta are eta gutxia­go gu era­sotze­ko asmo­tan eto­rri­ko zire­nik. Baka­rrik pro­bo­katze­ra eto­rri zire­la pen­tsa­tu genuen», azal­du zigu­ten arra­sa­tea­rrek. «Txos­na­gu­ne­ra joa­te­ko korri­do­re antze­ko baten aur­ki­tu geni­tuen eta han guta­ko bati zuzen­du ziren. Berak ezer esan aurre­tik, atze­tik bur­din barra bate­kin buruan jo zuten eta lurre­ra ziplo jau­si zen. Jarraian, bes­teoi gau­za bera egin zigu­ten. 50 bat izan­go ziren, batzuk aur­pe­gia esta­li­ta, bur­di­naz­ko barre­kin, boti­le­kin, uka­bil ame­ri­ka­noe­kin, osti­ka­dak lurrean geun­de­la… Oso azka­rra izan zen guz­tia, eta badi­ru­di oso ondo pla­ni­fi­ka­tu­ta zute­la guztia».
«Han­dik alde egin eta guta­ko batzuk, odo­le­tan eta kami­se­tak apur­tu­ta, ingu­ru­ko taber­na batzue­tan babes­tu ginen. Tal­de­ki­de­ren bat anbu­lan­tzian era­man zuten eta bes­te batzuk auzo­ki­deek era­man gin­tuz­ten ospi­ta­le­ra», azal­du zuten musikariek.

Min larria egi­te­ko helburua

Des-Kon­tro­le­koen esa­ne­tan, musi­ka­riak arta­tu zituz­ten osa­sun zer­bitzuek ohar­ta­ra­zi zie­ten buruan jaso­ta­ko kol­pee­ta­ko asko min oso larria egi­te­ko pun­tu zehatze­tan izan zire­la. «Tal­de­ki­dee­ta­ko batek zor­tzi pun­tu ditu buruan; bes­te batek lau pun­tu buruan eta moko­rrean zau­ri han­di bat; hiru­ga­rren batek bi pun­tu buruan, kol­pea sudu­rrean eta ubel­du­rak begian eta atza­ma­rre­tan; eta lau­ga­rre­nak eskua apur­tu­ta, zau­riak lepoan eta bela­rrian eta kol­pe uga­ri bizkarrean».
Orain ikus­tear da zen­bat den­bo­ra behar­ko duten zau­riak sen­datze­ko. «Ea aha­lik eta las­te­rren sen­datzen garen. Jen­deak ger­ta­tu­ta­koa jaki­tea nahi dugu, honek ez dau­ka ize­nik; eta las­ter era­ba­ki­ko dugu era­so honen aurrean zer egin». Arra­sa­te­ko musi­ka tal­de eza­gu­ne­ko kideek ezin izan zuten kon­tzer­tu­rik egin egu­ba­koitzean Bara­kal­do­ko San Vicen­te auzo­ko jaie­tan, txos­ne­tan. Horren arra­zoia izan zen kon­tzer­tua hasi aurre­tik 50 bat eze­za­gu­nek bur­di­naz­ko barra, boti­la eta «uka­bil ame­ri­ka­rre­kin» bor­tiz­ki era­so­tu zituz­te­la. Tal­de­ki­de guz­tiak etxean dau­de, bai­na guz­tiek zau­ri eta kol­pe han­diak dituz­te, eta den­bo­ra behar­ko dute horiek guz­tiak sendatzeko.

Tal­de­ki­deek, jaki­na­ra­zi digu­te­nez, orain dela biz­pahi­ru aste eze­za­gun batzuek San Vicen­te auzo­ko jai batzor­de­ra jo zuten Des-Kon­trol tal­dea­ren kon­tzer­tua ber­tan behe­ra uzte­ko esa­nez. Anto­latzai­leak zalan­tzan egon ziren zer egin, bai­na, gero­ra, aurre­ra egi­tea era­ba­ki zuten. Arra­sa­tea­rrei ere gal­de­tu zie­ten, eta hauek ere jotzea­ren alde ager­tu ziren.
Eza­gun da azken urteo­tan giza tal­de batek Des-Kon­trol tal­dea faxis­tatzat edo anbi­guotzat due­la eta haien kon­tra­ko difa­ma­zio eta boi­kot kan­pai­na zabal­du zuela.
Horri eran­tzu­na ema­te­ko, Arra­sa­te­ko tal­deak dis­ko bat kale­ra­tu zuen Eus­kal Herri­ko alor asko­ta­ko musi­ka­ri, kiro­la­ri eta bes­te­la­ko artis­ten atxikimenduarekin.

San Vicen­te-ko Jai Batzordea

Este tema des­en­mas­ca­ra a los agre­so­res. ¡Ver­güen­za para estos nazis!

El rela­to rea­li­za­do por Deia habla por sí mis­mo. Boltxe ya hace unos años dis­cu­tí­mos con gen­tes skin acer­ca de los pro­ble­mas que se esta­ban ges­tan­do con la bron­ca que entorno a los ambi­guos en su movi­mien­to se esta­ba incu­ban­do, des­de hacia tiem­po. Así, Des-kon­trol vie­ne tocan­do en actos rele­van­tes de las fies­tas popu­la­res, o con orga­nis­mos popu­la­res bien cono­ci­dos. Por con­tra, se ha lle­va­do esta tra­ge­dia a pali­zasy a ata­ques ver­da­de­ra­men­te fas­cis­tas por los dos ban­dos afec­ta­dos. Cade­nas, puños ame­ri­ca­nos, bates de beis­bol usan los que ase­si­na­ron a Car­los Palo­mino en Madrid, jus­to ayer esta­ba su madre en Bil­bo de la mano de Sare Anti­fa­xis­ta para refrir­se a aque­lla tra­ge­dia cuan­do dece­nas de ener­gú­me­nos que se escon­den tras la esté­ti­ca skin apar­cie­ron en San Vicen­te para macha­car como hacen los nazis a un gru­po de música.

Somos de Izquier­da por­que sabe­mos pen­sar y resol­ver nues­tras con­tra­dic­cio­nes con el diá­lo­go. No son de izquier­da los que arre­me­ten de for­ma squa­dris­ta mus­so­li­nia­na con­tra la gen­te que asis­te a un con­cier­to. Los bes­tias que han pro­ta­go­ni­za­do estos hechos son una abso­lu­ta ver­güen­za para quie­nes esta­mos cons­tru­yen­do Eus­kal Herria todos los días, no tie­nen justificación.

Ni tie­nen jus­ti­fi­ca­ción cuan­do apa­lean a gen­tes que lle­van cami­se­tas de ese u otros gru­pos, nadie les ha lla­ma­dao a repre­sen­tar a nadie. Han con­ver­ti­do sus obse­sio­nes en una cru­za­da y el resul­ta­do es el de esta tra­ge­dia per­so­nal para los agre­di­dos y esta ver­güen­za polí­ti­ca para la Izquier­da Aber­tza­le. Hace muchos años que se tenía que haber acla­ra­do con las ban­das urba­nas que están al mar­gen de la lucha de cla­ses, que no apor­tan nada de nada y que su mun­do de fan­ta­sía nun­ca se cru­za­rá con la reali­dad ni por casualidad.

Esto se lo tenían que haber dicho hace mucho y a la cara. Algu­nos inten­tos por­que esta diná­mi­ca se cor­tá­se ha habi­do. Debe acla­rar­se la rela­ción de la izquier­da con estos ener­gú­me­nos, no se pue­de escon­der la cabe­za ni dar tre­gua a las psi­co­pá­tias maca­rri­les que ese encu­bren detras de las hoces y mar­ti­llos de postal.

O a luchar con el pue­blo o a la calle, fue­ra de los cir­cui­tos mili­tan­tes. Hay mili­tan­tes de Izquier­da Aber­tza­le que son ski­nes y razo­nan en pará­me­tros de la mili­tan­cia. A ellas y a ellos corres­pon­de tam­bién el des­mar­que públi­co de las diná­mi­cas nazi – fas­cis­tas de los que han agre­di­do a Des- kon­trol y sus equi­pos de trans­por­te y de la res­pues­ta que otros des­de su apo­yo legí­ti­mo a los agre­di­dos podrían pla­ni­fi­car la pró­xi­ma res­pues­ta de ven­det­ta de tribu.

Soli­da­ri­dad, toda la soli­da­ri­dad con Des-kon­trol y la gen­te que sigue a este gru­po con todo el dere­cho que los demás tene­mos a que en mate­ria de arte y músi­ca a nos gus­te aque­llo de lo que dis­fru­tá­mos. Y fina­li­za­ción abso­lu­ta de esta maca­rra­da a la que cini­ca­men­te algu­nos de los que dis­fru­tan con la situa­ción tra­tan de pre­sen­tar como polí­ti­ca. Los maca­rras y bes­tias deben aban­do­nar las filas del Movi­mien­to Popu­lar de inme­dia­to, sin palia­ti­vos y sin cober­tu­ra nin­gu­na. Un nazi es a otro nazi como una gota de agua a otra. Ayer está­ba­mos en Pasaia cele­bran­do un peque­ño gran acto komu­nis­ta y aber­tza­le, hoy nos desa­yu­na­mos con esta actua­ción neo­fa­lan­gis­ta, pro­pia de los metó­dos de Ines­tri­llas. Y Boltxe, no nos calla­mos.

[email protected] komu­nis­tas decí­mos la ver­dad, por eso no nos calla­mos ante esta bes­tia­li­dad nazi, la haya pro­ta­go­ni­za­do quien la haya pro­ta­go­ni­za­do y la inten­ten jus­ti­fi­car como quie­ran hacerlo.

Ha lle­ga­do el momen­to de decir BASTA YA a los ele­men­tos lum­pen – polí­ti­cos que usur­pan las siglas y los sím­bo­los komu­nis­tas para aver­gon­zar­nos y lograr que la pren­sa car­gue las tin­tas en la res­pon­sa­bi­li­dad de la Izquier­da Aber­tza­le por actos inca­li­fi­ca­bles de tri­bus urba­nas. No se pue­de escon­der la cabe­za ante estos hechos, ni nada ni nadie pue­de ni debe hacerlo.

Ade­lan­te el Movi­mien­to popu­lar, [email protected] skins que mili­ten con [email protected] en las calles son [email protected] en tan­to que la leal­tad de nues­tra mili­tan­cia sea al pue­blo Tra­ba­ja­dor, a sus tác­ti­cas y a sus estra­te­gias. Sobran los mato­nes en la izquierda.

¡Que se vayan!.

Des-kon­tro­le­kin elkartasuna!.

Boltxe Kolek­ti­boa

La noti­cia en Deia hoy , nos aver­güen­za como Mili­tan­tes Komu­nis­tas Aber­tza­les. (Boltxe)

Bara­kal­do. «Tene­mos todo el cuer­po magu­lla­do y hemos teni­do que vol­ver al hos­pi­tal por­que nos due­le la espal­da, el cue­llo…». El gru­po Des-kon­trol tar­da­rá tiem­po en olvi­dar el infierno que vivió el vier­nes por la noche en Bara­kal­do. La ban­da gui­puz­coa­na iba a actuar en las fies­tas del barrio de San Vicen­te, pero dos horas antes de subir­se al esce­na­rio un nutri­do gru­po de per­so­nas ves­ti­das con esté­ti­ca red-skin, según con­fir­ma­ron varios tes­ti­gos, les pro­pi­nó una bru­tal pali­za en el entorno del recin­to fes­ti­vo. Como con­se­cuen­cia del ata­que, uno de los com­po­nen­tes tuvo que ser ingre­sa­do en el Hos­pi­tal de San Eloy con una bre­cha en la cabe­za, mien­tras que otros com­pa­ñe­ros tam­bién requi­rie­ron pun­tos y aten­ción médica.

La agre­sión se pro­du­jo poco antes de las 23.00 horas. «Había­mos lle­ga­do a Bara­kal­do a las seis y media de la tar­de y des­pués de la prue­ba de soni­do nos mar­cha­mos los sie­te a cenar tran­qui­la­men­te», expli­có uno de los artis­tas de la ban­da de esti­lo punk-rock. Mien­tras aguar­da­ban es un local de hos­te­le­ría a que lle­ga­ra la hora del con­cier­to, reci­bie­ron el avi­so de que había mucha gen­te mero­dean­do alre­de­dor de su fur­go­ne­ta. «Fui­mos a com­pro­bar qué pasa­ba y cuan­do nos está­ba­mos acer­can­do se aba­lan­za­ron con­tra noso­tros unas 60 per­so­nas, repar­ti­das en gru­pos de vein­te, y nos comen­za­ron a gol­pear», aña­dió con rabia por lo sucedido.

Puños ame­ri­ca­nos Algu­nos veci­nos de San Vicen­te con­sul­ta­dos ayer por este perió­di­co seña­la­ron que el ata­que fue rápi­do, «en un vis­to y no vis­to». «Nos gol­pea­ron con porras de hie­rro y puños ame­ri­ca­nos y en el sue­lo nos cosie­ron a pata­das, como autén­ti­cos nazis», deta­lló Des-kon­trol. Unos segun­dos des­pués, todos ellos se mar­cha­ban ante el estu­por gene­ral de los veci­nos que habían con­tem­pla­do la bru­tal paliza.

El más gra­ve de ellos fue tras­la­da­do al cer­cano Hos­pi­tal de San Eloy con la cabe­za abier­ta. «Fue el chi­co al que reven­ta­ron una bote­lla de cer­ve­za», con­cre­tó J.C. Bece­rra, un vecino de San Vicen­te que a esa hora esta­ba en el recin­to fes­ti­vo. «Le han teni­do que dar ocho pun­tos para cerrar­le la bre­cha», rema­tó un com­po­nen­te de la ban­da, quien aña­dió que, según las expli­ca­cio­nes del médi­co que le aten­dió, en caso de haber reci­bi­do el gol­pe un poco más aba­jo «la con­se­cuen­cia podía haber sido fatal». Según este miem­bro de la ban­da, otro com­pa­ñe­ro tie­ne el bra­zo roto y un ter­ce­ro reci­bió tam­bién un gol­pe fuer­te en la cabe­za que le pro­vo­có otra bre­cha. «Y para rema­ta­lo antes de mar­char­se nos ape­drea­ron la fur­go­ne­ta», comen­tó con furia el músico.

A pesar de este inci­den­te, las fies­tas de San Vicen­te con­ti­nua­ron su desa­rro­llo nor­mal, sal­vo que Des-kon­trol tuvo que sus­pen­der su actua­ción. El gru­po atri­bu­yó ayer la pali­za a hin­chas radi­ca­les de izquier­das vin­cu­la­dos con el fút­bol. «En su día nos acu­sa­ron de ser unos ambi­guos y des­de enton­ces tie­nen fija­ción con noso­tros, pero ya hemos deja­do cla­ro que noso­tros no ton­tea­mos con rollos de nazis», acla­ró la ban­da de Arrasate.

En este sen­ti­do, expli­ca­ron los músi­cos que, des­de hace tiem­po, cada vez que les lla­man para actuar en un muni­ci­pio viz­caino, «ellos van a pre­sio­nar para que no toque­mos». La ban­da cali­fi­có lo suce­di­do como un ata­que «fas­cis­ta» y acu­só a los agre­so­res de «reven­tar» las fies­tas de San Vicen­te. La noti­cia corrió ayer como la pól­vo­ra por los foros de inter­net espe­cia­li­za­dos en músi­ca rock.

Eus­kal Herrian, 10/​01/​24.

Boltxe Kolek­ti­boa

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.