Car­ta a Asel Luza­rra­ga des­de Bermeo

Asel, laguna, eskutitz bat heldu zaizu #aselaskatu

Asel, lagu­na!

Aca­bo de borrar medio párra­fo por que me he acor­da­do del e‑mail reci­bi­do ayer, que nos decía que tus car­ce­le­ros no van a dejar que se te pasen car­tas en eus­ke­ra. La ver­dad, la dife­ren­cia no es tan gran­de en cuan­to a liber­tad de expre­sión. Aquí como sabes no nos joden tan­to, pero tam­po­co nos dejan expre­sar­nos como que­re­mos. Sien­do tu un gran aman­te de la liber­tad, me jode bas­tan­te.

Bueno tío, estos 23 días están sien­do un poco fre­né­ti­cos, que­re­mos que te saquen de esa cel­da, y esta­mos hacien­do todo lo posi­ble para que eso ocu­rra lo antes posi­ble. Estoy segu­ro (lo se de bue­na mano) que los men­sa­jes de soli­da­ri­dad ya te están lle­gan­do de la mano de Vane.

Estos días somos muchos los que hemos pen­sa­do en ti, somos muchos los que te que­re­mos por lo que pien­sas, por lo que dices y aun mas, por lo que haces. Por que sabe­mos que eres de los que no se pue­den que­dar sin hacer nada y sabe­mos tam­bién que es por ello que te han meti­do den­tro.

Hemos arre­gla­do el mun­do unas cuan­tas veces des­pués de unas cañas. El otro día hablan­do con un cole­ga, me dijo, joder tío cuan­do me ente­re de lo de Asel no me lo podía creer, recuer­das que venía­mos de Mun­da­ka, como a la 8 de la maña­na, des­pués de fies­tas y voso­tros dos os que­das­teis a hablar en las esca­le­ras del par­que como tres horas mas. Joder, casi lle­ga­mos a la hora de comer a casa jaja­ja. Pero las ideas hicie­ron que pudié­ra­mos cam­biar el mun­do en menos de un día… Des­pués vino la resa­ca jaja­ja. Tam­bién recuer­do que antes de vol­ver de Mun­da­ka, andan­do, con le pedo que nos cogi­mos… Había­mos esta­do hacien­do pogo en las txos­nas y que llo­vían gotas como puños, pero era­mos feli­ces moján­do­nos, por que lo que que­ría­mos era bai­lar y vaci­lar.

O las cer­ve­zas japo­ne­sas en tu casa mien­tras dába­mos cla­se de GNU/​Linux, así es como se tie­ne que dar cla­se, por que que­rías mon­tar un ciber café si al final te ibas a Laos… Que cabrón eres, que me que­rías pagar las cla­ses… A los ami­gos no se les cobra, te dije. Al final me pagas­te con un libro, un buen tra­to, cuan­do nos vimos en la fies­ta sobre ero­tis­mo en Bermeo y los de Txa­la­par­ta te traían tu ulti­mo libro publi­ca­do, Aba­ras­ka… Segu­ro que fue el pri­me­ro que fir­mas­te de esa tira­da jaja­ja. Recuer­do la dedi­ca­to­ria que tam­bién voy a tra­du­cir por si aca­so.

Para Dabid, este es otro otro ensa­yo para poner en tela de jui­cio esta puta socie­dad… Pero tu, para poner a alguien en tela de jui­cio, solo nece­si­ta­bas un boli y un papel, o un blog y un orde­na­dor con soft­wa­re libre. ¿Como cojo­nes quie­ren que nos tra­gue­mos todas esas acu­sa­cio­nes? ¿En que cla­se de mun­do vivi­mos, tío? ¿Con que cla­se de per­so­nas nos a toca­do con­vi­vir? Te lo podría con­tes­tar en esta mis­ma car­ta, pero quie­ro que te lle­gue.

El otro día tuvi­mos asam­blea, para valo­rar las ulti­mas noti­cias del caso AS(K)EL, por que ima­gino que sabrás que has­ta te hemos cam­bia­do el nom­bre, valo­ra­mos que es lo que podía­mos hacer por ti, sin dejar de pen­sar en como tu lo harías, y ya sabes el PEN klub, pun­ka­mi­ne, tus ami­gos… Nos reuni­mos bien de gen­te y ya esta­mos (bueno hace ya mucho) bien orga­ni­za­dos. Dine­ro (sabes tan bien como yo que en este mun­do, nos hace fal­ta aun­que no que­ra­mos…), denun­cia social, acti­vis­mo, la Red, tex­tos, radios (nota men­tal, lo que me recuer­da que ten­go una esta tar­de)… Todo lo que nece­si­tes tío, por que Asel, tu te mere­ces esto y mucho mas. Por cier­to tie­nes como 500 fotos que ver jaja­ja. Te vas a har­tar de noso­tros cuan­do sal­gas, te hemos peta­do el face­book jaja­ja.

Se te hará extra­ño reci­bir una car­ta escri­ta a orde­na­dor ¿ver­dad? Pues aho­ra mis­mo te lo expli­co, tene­mos una pagi­na web que hemos hecho des­de hack.in#badakigu para pedir tu libe­ra­ción y la voy a publi­car, por que no me impor­tan vaciar mis sen­ti­mien­tos hacia ti en la Red, si eso sir­ve para que la gen­te pue­da pen­sar y refle­xio­nar sobre lo que esta pasan­do… Y dirás, kabrioa! pero podrías escri­bir­la a mano y lue­go pasar­la. Asel, sabes tan bien como yo que en los tiem­pos que vivi­mos el tiem­po pre­mia, es por ello que no quie­ro que sien­tas el frió de unas letras escri­tas a orde­na­dor… Si no el calor acti­vis­ta, que quie­ro hacer lle­gar median­te la herra­mien­ta que mejor se usar (la Red) a un ami­go, com­pa­ñe­ro. Ade­mas, en cuan­to al tiem­po, ten­go reu­nión con aska­pe­na en una hora, por que esta­mos pre­pa­ran­do un cir­cui­to de char­las por Eus­kal Herria, sobre tu caso y el caso Mapu­che.

En cuan­to a los Mapu­ches, Asel no me pue­do creer no haber­los cono­ci­do antes, pero tío siem­pre he dicho que la igno­ran­cia no es mala, siem­pre que se quie­ra solu­cio­nar esa igno­ran­cia y hoy por hoy, lo estoy hacien­do. Me intere­sa su pue­blo, su jus­ta lucha social, entien­do sus nece­si­da­des, por que no son tan dife­ren­tes a las mías… Y todo esto, tío, lo has con­se­gui­do tu, el mun­do sabe quie­nes son los Mapu­ches y mien­tras que tu no estés para poder hablar de ello, lo hare­mos noso­tros. Por que si te paras a pen­sar, si algo es tan impor­tan­te como para que tu le dedi­ques tan­to tiem­po, es por que ese tema, impor­ta, por que es un tema tras­cen­den­te mas allá de tu cora­zón, o el de ellos o inclu­so las fron­te­ras de Chi­le.

Siem­pre has esta­do con los que menos tie­nen y sabes que eso para mi, como para tan­tas otras per­so­nas, es con­si­de­ra­do como una gran apor­ta­ción al mun­do. Con­ti­nua­re­mos dicien­do lo que tene­mos que decir, por que lo tene­mos que decir.

Asel, no quie­ro que esto se con­vier­ta en una car­ta sobre lucha, ni indí­ge­na, ni de cla­ses, ni polí­ti­ca, es una car­ta a un ami­go, pero me encien­den estos temas…

En bre­ve te podre­mos vol­ver a ver y nos bebe­re­mos otra cer­ve­za, a ver si pue­de ser japo­ne­sa jaja­ja, como la ulti­ma vez, si no es en una pre­sen­ta­ción de un libro, sera en un con­cier­to de punk. Da igual don­de sea, pero lo hare­mos y no tar­da­re­mos mucho en ello. Por que hay que cui­dar a las per­so­nas que sien­tes y quie­res.

Mien­tras tan­to, no te preo­cu­pes por tu fami­lia, esta­mos tra­tan­do de hacer que les lle­gue todo el cari­ño posi­ble, tan­to a tu padres, como tu her­ma­na, como a Vane, por que no hace fal­ta un papel fir­ma­do para con­si­de­rar que Vane es tu fami­lia, por lo mens a mi, me bas­ta escu­char­te hablar de ella. Y quie­ro que sepas que vamos a con­ti­nuar hacien­do que se sien­tan bien, por que la denun­cia social es tan impor­tan­te como hacer que los que te quie­ren se sien­tan bien. Al igual que que­re­mos hacer que tu te sien­tas bien.

Por que te que­re­mos, mas de lo que pue­das ima­gi­nar.

Asel, te dedi­co esta car­ta en cas­te­llano, tra­du­ce tu, que bien sabes como se hace jaja­ja, esta dedi­ca­to­ria al eus­ke­ra, que es como te la quie­ro trans­mi­tir. Y si alguien de la cár­cel lee esta car­ta, cosa que se que segu­ro harán, les quie­ro aña­dir; dejen libre a Asel, es ino­cen­te, todos sus ami­gos lo sabe­mos y no les deja­re­mos hacer lo que quie­ran.

Para Asel, por que ten­dre­mos que poner en tela de jui­cio esta socie­dad, tan­tas veces como haga fal­ta. Un gran beso acom­pa­ña­do de un fuer­te abra­zo des­de la cos­ta de Eus­kal Herria. Salud, liber­tad y Anar­quía.

Tu ami­go y com­pa­ñe­ro, Dabid.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *