¿Socia­lis­mo «del» Siglo XXI? Por: Juan Manuel Sivira

¿Qué sig­ni­fi­ca Socia­lis­mo del siglo XXI? Cuan­do se esgri­me una “pro­pues­ta” acto segui­do han de esgri­mir­se los pará­me­tros cien­tí­fi­cos que la sus­ten­tan. De lo con­tra­rio ha de tener­se como no formulada.

Cuan­do los con­cep­tos res­ba­lan con la prác­ti­ca deben ser con­si­de­ra­dos espe­cu­la­ción o sim­ple­men­te idea­lis­mo… Todo con­cep­to deri­va de una prác­ti­ca. Y ambos cons­ti­tu­yen ele­men­tos de una sola uni­dad. Ver­les por sepa­ra­do es perderse.

Vea­mos lo “argüi­do” por los pro­po­nen­tes del pre­ten­di­do socia­lis­mo “del” siglo XXI: cons­truir­lo al purí­si­mo esti­lo vene­zo­lano. Y que, por tra­tar­se de un Socia­lis­mo ori­gi­nal: “Ni copia ni cal­co”. Socia­lis­mo de pala­bra y cho­vi­nis­mo de hecho!

Olvi­dan o igno­ran que el Socia­lis­mo es Nacio­nal, sólo por su For­ma; Inter­na­cio­nal por su Con­te­ni­do. Revis­te For­mas Polí­ti­cas que varían de país en país; pero su Esen­cia es siem­pre la misma…

No cai­ga­mos en las redes del Cho­vi­nis­mo o Nacio­na­lis­mo reac­cio­na­rio, fun­da­men­to del nazi fas­cis­mo Ale­mán. El Socia­lis­mo tie­ne carác­ter Internacionalista.

Lógi­ca­men­te, la expre­sión “Ni copia ni cal­co” traí­da por los cabe­llos se tor­na ideal para el frau­de; “pasar­la” por Con­te­ni­do cuan­do en reali­dad cons­ti­tu­ye For­ma es desem­bo­car en revi­sio­nis­mo, opor­tu­nis­mo y social cho­vi­nis­mo; así actúan los escla­vos de la moral bur­gue­sa, de la demo­cra­cia burguesa…

La fra­seo­lo­gía “Ni copia ni cal­co”, “fun­da­men­to” del pre­ten­di­do Socia­lis­mo del siglo XXI, no ata­ñe al Con­te­ni­do Pro­gra­má­ti­co Socia­lis­ta: Dic­ta­du­ra del Pro­le­ta­ria­do. Y debe ser asu­mi­da como la For­ma Polí­ti­ca a emplear.

Las For­mas Polí­ti­cas varían siem­pre, de acuer­do a: reali­dad con­cre­ta y momen­to his­tó­ri­co. Nun­ca el Con­te­ni­do. Sien­do así, la expre­sión Socia­lis­mo “del” siglo XXI; es recu­sa­ble por su ambi­güe­dad y anti cientificidad…

No es ver­dad que exis­tan ni dos ni tres Socia­lis­mos; quien así lo difun­da se con­vier­te, cons­cien­te­men­te o no, en difu­sor del veneno impe­rial, en agen­te de la men­ti­ra y la trai­ción. Exis­te un solo Socia­lis­mo: el fun­da­men­ta­do cien­tí­fi­ca­men­te por Marx y Engels.

Socia­lis­mo es: abo­li­ción defi­ni­ti­va de la explo­ta­ción del hom­bre por el hom­bre; es esta­ble­cer igual­dad de con­di­cio­nes entre los seres huma­nos; es esta­ble­cer la Paz con Jus­ti­cia y Dig­ni­dad. Lo cual sugie­re inde­fec­ti­ble­men­te que los FUNDAMENTALES MEDIOS DE PRODUCCIÓN sean socia­li­za­dos, en pose­sión de sus legí­ti­mos due­ños: los trabajadores.

Cons­ti­tu­ye sim­ple­men­te ram­plo­ne­ría hablar de Socia­lis­mo sin que estén Socia­li­za­dos los FUNDAMENTALES MEDIOS DE PRODUCCIÓN. Pura y vacía retó­ri­ca. Es recu­rrir al ardid y la tram­pa, lo cual ni es hon­ra­do ni es digno…!

Indu­da­ble­men­te, exis­ten per­so­nas que sub­je­ti­va­men­te sim­pa­ti­zan con la cau­sa de los opri­mi­dos, pero obje­ti­va­men­te siguen sien­do pri­sio­ne­ros de la moral bur­gue­sa, y tra­tan de impo­nér­se­la a éstos, en lugar de ayu­dar­los a ela­bo­rar la moral de la insurrección.

Las masas opri­mi­das nece­si­tan su com­ple­ta inde­pen­den­cia res­pec­to a las fic­cio­nes de la reli­gión, de las ilu­sio­nes cons­ti­tu­cio­na­lis­tas y de la moral tras­cen­den­te. Cade­nas espirituales…!

Para un revo­lu­cio­na­rio, Moral es lo que pre­pa­ra el derrum­be com­ple­to y defi­ni­ti­vo de la bar­ba­rie imperialista.

Debe­mos hilar fino en el plano de las ideas, desig­nan­do las cosas por su nom­bre; sin dejar res­qui­cios para escu­rri­di­zos y ambivalentes…

Es ver­dad que el len­gua­je por sí solo es insu­fi­cien­te, pero su correc­to uso se eri­ge en ins­tru­men­to útil, efi­caz para la ele­va­ción de la con­cien­cia sub­je­ti­va de las masas…

Si asu­mi­mos que el socia­lis­mo es uno solo, tam­bién hemos de asu­mir que su enun­cia­ción varía sólo en el mar­co de la Tem­po­ra­li­dad. Sien­do así la enun­cia­ción correc­ta es: Socia­lis­mo “en” el Siglo XXI. La con­cep­tua­li­za­ción Socia­lis­mo “del” siglo XXI care­ce, como ya diji­mos, de todo fun­da­men­to cien­tí­fi­co, epistemológico.

Con la pri­me­ra desig­na­ción expre­sa­mos la nece­si­dad de cons­truir el Socia­lis­mo, a par­tir del momen­to his­tó­ri­co y reali­dad con­cre­ta de nues­tro país. Con la segun­da no hace­mos sino rega­tear y “sos­la­yar” fun­da­men­ta­les prin­ci­pios Socialistas…

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.