Comu­ni­ca­do de la Aso­cia­ción Jai­me Par­do Leal, Radio Café Sté­reo y la Agen­cia de Noti­cias Nue­va Colom­bia, ANNCOL a con­se­cuen­cia de las ame­na­zas reite­ra­das del gobierno colom­biano y de otras de sus ‘oscu­ros ase­so­res’, en con­tra de la inte­gri­dad psi­co­ló­gi­ca y físi­ca de sus miembros.

Rober­to Gutiérrez/​DirectorANNCOL

Uri­be, en sus sie­te san­grien­tos años de ‘gobierno’ no ha hecho sino que per­se­guir a los medios alter­na­ti­vos en opo­si­ción a su man­da­to de san­gre. Del pre­si­den­te colom­biano se pue­de espe­rar cual­quier cosa. Y nada agra­da­ble. Su paso por la vida polí­ti­ca colom­bia­na está aso­cia­da al cri­men organizado.

Uri­be, es la expre­sión con­cen­tra­da de lo que es la oli­gar­quía colom­bia­na. Una cloa­ca. No ha sido solo el gobierno de la ‘segu­ri­dad demo­crá­ti­ca’. ANNCOL, des­de sus ini­cios a media­dos de la déca­da del 90, ha sopor­ta­do las into­le­ran­cias y agre­sio­nes de Bogo­tá. Des­de libe­ra­les, con­ser­va­do­res, híbri­dos, has­ta cier­tos uri­bis­tas dis­fra­za­dos de polistas. 

Uri­be Vélez, esco­gi­do ‑el Mesías– por su tene­bro­so pasa­do, es un suje­to tran­si­to­rio en la Casa de Nari. Igual lo ha podi­do hacer otro, con sobra­dos ‘meri­tos’.

Lea­mos la Denuncia:

A la opi­nión públi­ca nacio­nal e internacional

La Aso­cia­ción Jai­me Par­do Leal, Radio Café Sté­reo y la Agen­cia de Noti­cias Nue­va Colom­bia, ANNCOL, denun­cia­mos y recha­za­mos las ame­na­zas reite­ra­das del gobierno colom­biano y de otras de sus ‘oscu­ros ase­so­res’, en con­tra de la inte­gri­dad psi­co­ló­gi­ca y físi­ca de sus miem­bros.

En entre­vis­tas con­ce­di­da a radios regio­na­les, en dias pasa­dos Álva­ro Uri­be dijo entre otras; “Y a esos cri­mi­na­les y a ese psi­quia­tra y a otros ban­di­dos, que son colom­bia­nos pro­fe­sio­na­les que viven por allá en Sue­cia y en otros paí­ses, a todos, a todos tene­mos que aca­bar­los”, con­fi­gu­ran­do con esto un expli­ci­to lla­ma­do a asesinarnos.

“Cri­mi­na­les de cue­llo blan­co y ban­di­dos” fue­ron ade­mas los cali­fi­ca­ti­vos usa­dos por el pre­si­den­te, Uri­be Vélez, sim­ple­men­te, por­que disen­ti­mos y denun­cia­mos las nume­ro­sas arbi­tra­rie­da­des come­ti­das en con­tra del pue­blo colom­biano, duran­te todo su his­to­rial como fun­cio­na­rio públi­co. Léan­se, masa­cres, eje­cu­cio­nes extra­ju­di­cia­les, sus víncu­los con el nar­co­trá­fi­co y el para­mi­li­ta­ris­mo, corrup­ción, nepo­tis­mo, enri­que­ci­mien­to ilí­ci­to, etc„tec..,

No pudien­do des­men­tir lo ante­rior, ape­la a la men­ti­ra, la maña, la inju­ria, el enga­ño, los sabo­ta­jes y a los mon­ta­jes. Carac­te­rís­ti­cas cla­ra­men­te iden­ti­fi­ca­bles en la oli­gar­quía colom­bia­na, sin embar­go el pre­si­den­te Álva­ro Uri­be Vélez, ha logra­do ele­var­las a su máxi­mo nivel. Has­ta el col­mo de into­xi­car los supues­tos compu­tado­res, memo­rias usb y dis­cos duros, hur­ta­dos al diri­gen­te gue­rri­lle­ro, Raúl Reyes, ase­si­na­do el 1 de mar­zo del 2008.

Como asi­la­dos polí­ti­cos en Sue­cia, soli­ci­ta­mos al gobierno de Fre­drik Rein­feldt, se nos brin­de toda la pro­tec­ción nece­sa­ria. Dada la enor­me peli­gro­si­dad del gobierno de Bogo­tá y por sus ante­ce­den­tes amplia­men­te cono­ci­dos por el mun­do, la segu­ri­dad sue­ca debe moni­to­rear las reco­men­da­cio­nes impar­ti­das por el can­ci­ller, Jai­me Ber­mú­dez, a sus emba­ja­do­res inclui­do el esta­ble­ci­do en Estocolmo.

Por estas tie­rras han pasa­do no gra­tas per­so­na­li­da­des como emba­ja­do­res y fun­cio­na­rios de Colom­bia en Sue­cia. El últi­mo recien­te caso, el agre­ga­do mili­tar, Ernes­to Yamhu­re, asi­duo pro­vo­ca­dor y espía de las acti­vi­da­des de los refu­gia­dos colom­bia­nos en estas tie­rras. Se ha com­pro­ba­do que el señor Yamhu­re, ase­so­ra­ba al jefe para­mi­li­tar, Car­los Cas­ta­ño, vic­ti­ma­rio de cien­tos de mili­tan­tes de izquier­da, sin­di­ca­lis­tas, indí­ge­nas, defen­so­res de Dere­chos Huma­nos y pro­gre­sis­tas de Colombia.

Uri­be Vélez, en su deses­pe­ra­da carre­ra por afe­rrar­se en la pre­si­den­cia de Colom­bia otros cua­tro años más, ha coop­ta­do todas las ins­tan­cias del Esta­do. La Jus­ti­cia y los Orga­nis­mos de Con­trol están en sus manos. La últi­ma abe­rra­ción, su Pro­cu­ra­dor de bol­si­llo, Ale­jan­dro Ordó­ñez, en el día de hoy ‑13 de enero 2009- con­de­na al país a votar un refe­rén­dum reelec­cio­nis­ta, don­de segu­ra­men­te, con toda la maqui­na­ria para­mi­li­tar a dis­po­si­ción, logra­rá sus objetivos.

“A todos tene­mos que aca­bar­los” afir­mó recien­te­men­te el pre­si­den­te colom­biano. Y que expe­di­ta mane­ra para jus­ti­fi­car nues­tra eli­mi­na­ción físi­ca, decir que somos, ’auxi­lia­res terro­ris­tas de las Faaar’ y/​o ‘auxi­lia­do­res inter­na­cio­na­les del terro­ris­mo’. De hecho, bajo esta matriz fal­sa, la oli­gar­quía colom­bia­na con sus apa­ra­tos repre­si­vos y el para­mi­li­ta­ris­mo han ase­si­na­do a miles de ciu­da­da­nos iner­mes. Los fal­sos posi­ti­vos – eje­cu­cio­nes extra­ju­di­cia­les- su más recien­te mode­lo de exter­mi­nio de jóve­nes civi­les pasa­dos por los medios como ‘gue­rri­lle­ros caí­dos en combate’.

Jai­me Ber­mu­des, minis­tro de rela­cio­nes exte­rio­res de Colom­bia, com­ple­men­tó el lla­ma­mien­to de su jefe a “aca­bar” con los opo­si­to­res en el exi­lio lla­man­do a actuar a sus hor­das en el exte­rior, orga­ni­za­dos des­de las emba­ja­das dicien­do: «para que las comu­ni­da­des de colom­bia­nos en el exte­rior estén aten­tos» a las acti­vi­da­des de «este tipo de organizaciones».

Nues­tra úni­ca labor es infor­mar des­de otro ángu­lo el acon­te­cer colom­biano. Siem­pre enca­mi­na­da a bus­car la soli­da­ri­dad del pue­blo escan­di­na­vo para tran­si­tar por cami­nos del diá­lo­go para la cons­truc­ción de la Nue­va Colombia.

Hace­mos res­pon­sa­ble a Álva­ro Uri­be Vélez y a su gobierno si algo lle­ga a suce­der­le a los cola­bo­ra­do­res de Radio Café Sté­reo, de Ann­col, miem­bros de la Aso­cia­ción Jai­me Par­do Leal o miem­bros de otras orga­ni­za­cio­nes de exi­lia­dos colom­bia­nos con­tra quie­nes impar­tió la orden de muerte.

Aten­ta­men­te

Miguel Suá­rez, Direc­tor Radio Café Stéreo

Rober­to Gutie­rrez, Direc­tor ANNCOL

Ceci­lia Cale­ro, Pre­si­den­ta Aso­cia­ción Jai­me Par­do Leal

Enero 2010

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.