Espa­ña, ¡antes roja que rota! por Jai­me Iribarren

Nue­ve guar­dias civi­les nie­gan en el jui­cio que se sigue en Madrid con­tra los direc­ti­vos de Egun­ka­ria, haber tor­tu­ra­do a Torreal­dai, Ota­men­di y Uria. Según la ver­sión de los pri­vi­le­gia­dos «tes­ti­gos», a pesar de las denun­cias de tor­tu­ras rea­li­za­das por los impu­tados, el tiem­po en el que per­ma­ne­cie­ron en comi­sa­ría todo fue «nor­mal». Debe­rían haber sido un poco más explí­ci­tos y acla­rar a qué ser refe­rían por­que muchos cree­mos la ver­sión de los dete­ni­dos de que fue­ron tra­ta­dos como nor­mal­men­te son tra­ta­das las per­so­nas detenidas.

El pro­ble­ma vie­ne a ser el de siem­pre; nadie pue­de pro­bar la apli­ca­ción de la bol­sa, los gol­pes con un lis­tín de telé­fo­nos, las veja­cio­nes, insul­tos,… Y menos aún cuan­do los jue­ces miran hacia otro lado, negán­do­se a inves­ti­gar has­ta los casos más escan­da­lo­sos. A pesar de la obvie­dad del asun­to, hay quien se indig­na y deci­de que lo que hay que hacer es actuar con­tra las víc­ti­mas por man­char la ima­gen del cuer­po benemérito.

CCOO reco­ge en su tabla de rei­vin­di­ca­cio­nes labo­ra­les a nego­ciar con el Gobierno ile­gí­ti­mo de Gas­teiz, que se actúe de ofi­cio con­tra las denun­cias de tor­tu­ra en las comi­sa­rías de la Ertzan­tza. Para CCOO las denun­cias que no se prue­ben como cier­tas en un Tri­bu­nal, deben de ser per­se­gui­das por­que son denun­cias inven­ta­das por los dete­ni­dos. Este sin­di­ca­to pro­po­ne que se pro­ce­da igual que en el caso Egun­ka­ria. Recuer­do que Ota­men­di y com­pa­ñía fue­ron acu­sa­dos por denun­ciar tor­tu­ras a su paso por el cuartelillo.

No me coge de sor­pre­sa que este sin­di­ca­to defien­da a los supues­tos tor­tu­ra­do­res en vez de hacer­lo a las víc­ti­mas por malos tra­tos en depen­den­cias poli­cia­les. Hace pocos meses, este mis­mo sin­di­ca­to defen­día jun­to a UGT el indul­to para varios agen­tes con­de­na­dos por infli­gir tor­tu­ras a varios detenidos.

Por algo dijo lo que dijo Cal­vo Sote­lo en el mitin que pro­ta­go­ni­zó en el fron­tón Uru­mea de Dono­si­ta cuan­do lan­zó la famo­sa pro­cla­ma; «antes roja que rota».

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.