Aná­li­sis Inter­na­cio­nal, de El Com­ba­tien­te, órgano de difu­sión del PRT argentino

“LA ESTUPIDEZ ES LO MÁS DIFÍCIL DE COMBATIR”
Vla­di­mir Ilich Ulia­nov (Lenin).

Dar con­ti­nui­dad al aná­li­sis de la situa­ción eco­nó­mi­ca, polí­ti­ca y social de los paí­ses don­de impe­ra la bur­gue­sía impe­ria­lis­ta cen­tral se tor­na un poco repe­ti­ti­vo. La lucha de las ideas ha gana­do su lugar pre­emi­nen­te. No por­que haya cam­bia­do la reali­dad mate­rial, sino por­que la bur­gue­sía impe­ria­lis­ta bus­ca por todos los medios ocul­tar las ver­da­de­ras cau­sas y efec­tos de las con­tra­dic­cio­nes que la han arras­tra­do has­ta la situa­ción actual

Ocul­ta datos esta­dís­ti­cos, los fal­sea, los toma uni­la­te­ral­men­te, los pro­yec­ta, para demos­trar que su cri­sis no tie­ne la gra­ve­dad que real­men­te tie­ne. Tras­la­da esos datos, que toma­dos en par­ti­cu­lar nada demues­tran y nada cam­bian, para hacer creer que “lo peor ha pasa­do”. La cesa­ción de pagos de Dubai, que ha Des­apa­re­ci­do de los aná­li­sis y de las noti­cias, con­mo­vió todo el anda­mia­je finan­cie­ro de la bur­gue­sía finan­cie­ra. No se lo tra­tó ni se lo ana­li­zó como la cesa­ción de pagos de un Esta­do. Es más: NADIE, nin­guno de los mer­ce­na­rios ana­lis­tas, hizo memo­ria sobre la inter­ven­ción del Fon­do Sobe­rano de Dubai en los sal­va­ta­jes de varios ban­cos y en la com­pra de cade­nas de nego­cios en Ingla­te­rra. ¿Será para no sem­brar el pánico…?

La bur­gue­sía finan­cie­ra impe­ria­lis­ta y sus socios de los paí­ses peri­fé­ri­cos ape­lan a una cata­ra­ta de eufe­mis­mos: a la rece­sión, la lla­man “cre­ci­mien­to nega­ti­vo”; los “cre­ci­mien­tos de los PBI” están toma­dos con esta­dís­ti­cas y datos par­cia­les; las debi­li­da­des son pre­sen­ta­das como “deci­sio­nes de fortaleza”.

Ya hemos habla­do de la situa­ción de Cali­for­nia, el pri­mer y más impor­tan­te esta­do nor­te­ame­ri­cano, que enfren­ta una situa­ción de vir­tual quie­bra. Aho­ra está sien­do usa­do por el gobierno fede­ral y por el actor de quin­ta, “su” gober­na­dor, como ban­co de prue­bas para expe­ri­men­tar los “ajus­tes”, que tan­to cono­ce­mos por estos pagos, sobre su pro­pia pobla­ción. Como hemos vis­to en otro núme­ro, Cali­for­nia, por sí sola, era la sép­ti­ma eco­no­mía del mundo.

El Combatiente Nº 38

Cali­for­nia, terri­to­rio roba­do a Méxi­co en 1848, en la inci­pien­te expan­sión impe­ria­lis­ta nor­te­ame­ri­ca­na, ocu­pa un terri­to­rio de 410.000 km², sólo supe­ra­da por Alas­ka (com­pra­da a los zares) y Texas (tam­bién roba­da a Méxi­co). Es el esta­do más pobla­do: 38 millo­nes de habi­tan­tes. Del total de la pobla­ción, el 42,8% son blan­cos no his­pa­nos; el 35,9% son his­pa­nos o lati­nos de cual­quier color; el 12,3% son asiá­ti­cos y sólo el 6,2% son negros o afro-ame­ri­ca­nos. No es difí­cil ima­gi­nar­se cuá­les serán las pri­me­ras víc­ti­mas… La “demo­cra­cia más gran­de del mun­do” dis­cri­mi­na y sus pri­me­ras víc­ti­mas son los his­pa­nos, los negros, todas las mino­rías racia­les. El des­em­pleo real y el ocul­to cre­cen a un rit­mo sin pre­ce­den­tes. El fenó­meno de la des­ocu­pa­ción debe ser preo­cu­pan­te para que uno de los dia­rios más impor­tan­te, el New York Times, des­mien­ta las cifras ofi­cia­les tras des­me­nu­zar­las: toman­do en cuen­ta las cifras ofi­cia­les, más los que tra­ba­jan medio tiem­po, los que ya no bus­can tra­ba­jo y los que tra­ba­jan infor­mal­men­te, el dia­rio lle­ga a la con­clu­sión de que la des­ocu­pa­ción real casi dupli­ca la que se da como ofi­cial. Los índi­ces ofi­cia­les de des­ocu­pa­ción en Esta­dos Uni­dos son, como en la Argen­ti­na, pues­tos en duda. Por ejem­plo: para el New York Times, la tasa de des­em­pleo en Cali­for­nia para junio-julio del 2009 era de 20,3%. Ofi­cial­men­te, se reco­no­cía el 11,6%. Cuan­do el esta­do nor­te­ame­ri­cano reco­no­cía que la tasa de des­ocu­pa­ción era del 9,5% en todo el país ‑hoy esa tasa ha sido amplia­men­te superada‑, el Cen­tro para los Estu­dios del Mer­ca­do de Mano de Obra (Labor Mar­ket Stu­dies) en la Uni­ver­si­dad de Northeas­tern de Bos­ton cal­cu­la­ba la cifra del des­em­pleo en 18,2%, casi el doble. John Williams, de la orga­ni­za­ción Sha­dow Govern­ment Sta­tis­tics, situa­ba la tasa del “des­em­pleo alter­na­ti­vo” en 20,6%, en junio­ju­lio. Otros ana­lis­tas nor­te­ame­ri­ca­nos cal­cu­la­ban que la cifra de la des­ocu­pa­ción real se situa­ba en el 18,7%.

El Combatiente Nº 38En junio julio del 2009, de acuer­do con los dichos de David Rosem­berg, ex jefe de eco­no­mía sobre Esta­dos Uni­dos de Merrill Lynch, “las cifras ofi­cia­les rela­cio­na­das con los des­em­plea­dos se han dupli­ca­do duran­te la rece­sión has­ta alcan­zar los 14 millo­nes, y si se toma en cuen­ta toda la flo­je­ra que exis­te en el mer­ca­do de mano de obra, las cifras no ofi­cia­les lle­gan a casi 30 millo­nes, lo cual sig­ni­fi­ca otro récord”.

Usan­do un poco de lógi­ca, si ata­mos la caí­da en los índi­ces de con­su­mo y la pér­di­da de con­fian­za del con­su­mi­dor que no ha deja­do de caer, pode­mos infe­rir qué ocul­tan las cifras ofi­cia­les tan celo­sa­men­te. Tam­bién pode­mos dedu­cir que la pobre­za ha ido en aumen­to, como la can­ti­dad de niños en la calle, las per­so­nas sin vivien­das, etcé­te­ra, etcé­te­ra. El esta­do bur­gués ape­la, como siem­pre, a los bru­ta­les ajus­tes: recor­tes en la salud, edu­ca­ción, segu­ri­dad, los pla­nes socia­les, la ayu­da a los desamparados…

Cali­for­nia ade­más es un “ban­co de prue­bas” para las medi­das de ajus­tes, que no son ni más ni menos “sal­va­jes” que los que se apli­ca­ron en todos los paí­ses peri­fé­ri­cos. Son las úni­cas medi­das que pue­de y debe apli­car una cla­se que defen­de­rá con uñas y dien­tes sus intere­ses de cla­se pri­vi­le­gia­da, de cla­se domi­nan­te, más aún cuan­do está con­de­na­da a muer­te por la his­to­ria. Es una estu­pi­dez, como cla­se, creer­le una sola pala­bra a la bur­gue­sía. Pero más estú­pi­do aún es creer­le a sus gober­nan­tes: los admi­nis­tra­do­res más fie­les de sus intere­ses. Es estú­pi­do creer que los cali­for­nia­nos se que­da­rán con los bra­zos cru­za­dos. No es abun­dar dema­sia­do en el tema si reite­ra­mos algo tan ele­men­tal: la fac­ción que domi­na el capi­ta­lis­mo es el del capi­tal finan­cie­ro. Dicho en otras pala­bras, el domi­nio del régi­men capi­ta­lis­ta de pro­duc­ción lo ejer­ce EL CAPITAL FINANCIERO. Nun­ca en la his­to­ria ha esta­do tan cen­tra­li­za­da la pro­duc­ción ni tan con­cen­tra­do el capi­tal como en esta eta­pa del capi­ta­lis­mo. A esta con­cen­tra­ción del poder eco­nó­mi­co le corres­pon­de una simi­lar con­cen­tra­ción del poder polí­ti­co. La mayor con­cen­tra­ción polí­ti­ca se corres­pon­de con el FASCISMO. Esta­mos Asis­tien­do a los pri­me­ros des­plie­gues de polí­ti­cas fas­cis­tas, a la fas­ci­ti­za­ción del poder polí­ti­co de la bur­gue­sía impe­ria­lis­ta. Hacer memo­ria sobre dichos y hechos de Mus­so­li­ni, de Hitler y del empe­ra­dor japo­nés pue­de ayu­dar­nos para hacer las com­pa­ra­cio­nes. El cinis­mo de Oba­ma sólo es una peque­ña mues­tra; la cata­ra­ta de men­ti­ras, medias men­ti­ras y medias ver­da­des, es otra.

Las adver­si­da­des no son pri­va­ti­vas de la bur­gue­sía impe­ria­lis­ta nor­te­ame­ri­ca­na. Hace tiem­po adver­ti­mos que la madre de todas las bur­bu­jas esta­ba a pun­to de esta­llar. No sabía­mos, por­que no cono­ce­mos dema­sia­do de eco­no­mía, en qué lugar comen­za­ría el esta­lli­do, pero sí intuía­mos que se daría a par­tir de las enor­mes deu­das fis­ca­les y deu­das exter­nas que se retro­ali­men­tan una con otra. Más arri­ba pre­gun­ta­mos por qué se ocul­ta la cesa­ción de pagos de Dubai, por qué qui­sie­ron ocul­tar lo de Gre­cia. Esta­mos pre­sen­cian­do la explo­sión de la bur­bu­ja de las deu­das grie­gas aun­que la qui­sie­ron hacer pasar como un “acto de locu­ra” de su pue­blo. Debe­mos con­ve­nir en que la explo­sión con enor­mes “dis­tur­bios” por­que se cum­plía un año de una muer­te por gati­llo fácil era un poco incom­pren­si­ble. Pero, aho­ra, se entiende…

El “peli­gro” recién empie­za y la bur­gue­sía impe­ria­lis­ta de la Unión Euro­pea se encuen­tra en la dis­yun­ti­va más gra­ve de su cor­ta vida: o acu­de al soco­rro de Gre­cia o le suel­ta la mano y la deja caer. Cual­quie­ra de las dos encie­rra los mis­mos ries­gos: si acu­de al “res­ca­te”, pro­lon­ga­rá la ago­nía y cun­di­rá el páni­co; si el res­ca­te no se hace y aban­do­na a Gre­cia a “su suer­te”, pue­de pro­vo­car un impac­to devas­ta­dor en el res­to de la Unión Euro­pea. El plan de ayu­da a la bur­gue­sía grie­ga pue­de seguir el ejem­plo de lo que ocu­rrió con otros miem­bros de la Unión Euro­pea que no for­man par­te del euro, como Hun­gría, Ruma­nia o Litua­nia. “En estos casos el Fon­do Mone­ta­rio Inter­na­cio­nal inter­vino y otor­gó cré­di­tos millo­na­rios a estos paí­ses, a cam­bio de que éstos lle­va­ran a cabo estric­tas polí­ti­cas de sanea­mien­to”, dice el Finan­cial Times Deu­ts­chland. La bur­gue­sía grie­ga está dis­pues­ta a hipo­te­car la sobe­ra­nía del pue­blo grie­go, por más de que el auto­de­no­mi­na­do “socia­lis­ta” Papan­dreu diga lo con­tra­rio. Esto es lo que el pue­blo grie­go y su pro­le­ta­ria­do salie­ron a dispu­tar en las calles, no sólo el recor­da­to­rio del ase­si­na­to a manos de la poli­cía del ado­les­cen­te Ale­xis Gri­go­ro­pu­los, de 15 años. Dejar “a su suer­te” a la bur­gue­sía grie­ga gol­pea­ría su ende­ble base y se des­mo­ro­na­ría cual cas­ti­llo de nai­pes, arras­tran­do a “Por­tu­gal, Irlan­da e Ita­lia que tam­bién han acu­mu­la­do enor­mes can­ti­da­des de deu­da públi­ca”, así lo seña­la el Finan­cial Times Deu­ts­chland y se pre­gun­ta: “¿Quién segui­ría a Ita­lia?”. Por lo pron­to, el terre­mo­to finan­cie­ro que empe­zó en Dubai sigue en Gre­cia y ame­na­za con exten­der­se. Ya está ame­na­zan­do con con­ta­giar a Espa­ña y Rusia. Está por ver­se cuá­les son los paí­ses que segui­rán amplian­do el oscu­ro pano­ra­ma de las finan­zas capitalistas.

El Combatiente Nº 38Has­ta antes de la explo­sión en Gre­cia, las pers­pec­ti­vas de Espa­ña se con­si­de­ra­ban “esta­bles”, pero la Bol­sa de Madrid cayó un 2.27% cuan­do fue empu­ja­da por la deci­sión de Stan­dard and Poor“s de lle­var a Espa­ña de la con­di­ción “esta­ble” a nega­ti­va. La deci­sión, según acla­ró S&P en un comu­ni­ca­do, se debe a “la expec­ta­ti­va de cre­ci­mien­to del PBI (Pro­duc­to Bru­to Interno) sig­ni­fi­ca­ti­va­men­te más baja y défi­cits fis­ca­les persistentes”…

El Combatiente Nº 38Rusia está bajo pre­sión: el rublo cayó con fuer­za fren­te al dólar y el euro. Algu­nos ana­lis­tas atri­bu­yen estos fenó­me­nos a la rapi­dez con que se están reti­ran­do los fon­dos esta­ta­les de apo­yo y pro­po­nen espe­rar por­que la eco­no­mía está aún muy debi­li­ta­da. Un círcu­lo vicio­so: si se reti­ran los fon­dos, se resien­ten las finan­zas pri­va­das; si no se reti­ran, se resien­ten las finan­zas del Esta­do (finan­zas públi­cas). De cual­quier mane­ra, nece­si­tan a los bom­be­ros. El pro­ble­ma estri­ba en si los bom­be­ros ten­drán sufi­cien­te agua para tan­tos incen­dios. No cree­mos que dis­pon­gan de medios para cubrir tama­ña catás­tro­fe. Lo que sí está cla­ro es que la bur­gue­sía impe­ria­lis­ta nor­te­ame­ri­ca­na toda­vía tie­ne meca­nis­mos para tras­la­dar SU CRISIS hacia otros paí­ses. No es casua­li­dad: dis­po­nen, aun­que debi­li­ta­do, del dólar como mone­da de inter­cam­bio inter­na­cio­nal. En otra de sus juga­rre­tas, el capi­tal finan­cie­ro pre­sio­na sobre la deman­da de dóla­res y lo reva­lo­ri­za fic­ti­cia­men­te en detri­men­to de otras mone­das. La rapa­ci­dad, lo hemos dicho, es una de sus carac­te­rís­ti­cas sobre­sa­lien­tes. Ayer pre­sio­na­ba sobre los cerea­les y las olea­gi­no­sas, sobre el petró­leo y las mate­rias pri­mas, aun­que se le está estre­chan­do su cam­po de maniobras.

El Combatiente Nº 38

Aun supo­nien­do que exis­tan los recur­sos para el “res­ca­te” de Gre­cia y que el pro­le­ta­ria­do y el pue­blo grie­go acep­ten las leo­ni­nas y dra­má­ti­cas con­di­cio­nes que inevi­ta­ble­men­te les serán impues­tas, tene­mos que pen­sar que Dubai y Gre­cia son sólo el comien­zo. Todas las bur­gue­sías, euro­peas o no, han con­cu­rri­do asi­dua­men­te al casino de la tim­ba inter­na­cio­nal, pero se olvi­da­ron de que el inter­cam­bio de pape­li­tos, ten­gan el valor que le quie­ran impri­mir, NO PRODUCE NI REPRODUCE EL CAPITAL Y, MUCHO MENOS, CREA RIQUEZAS. Han gas­ta­do y siguen gas­tan­do muchí­si­mo más de lo que pro­du­cen. Sin nin­gu­na duda, los recur­sos no alcan­za­rán para tapar el agu­je­ro que abri­rán las explo­sio­nes pre­vi­si­bles de todos los esta­dos bur­gue­ses que han con­traí­do deu­das impa­ga­bles. Están matan­do a la galli­na de los hue­vos de oro. Ni mucho más ni mucho menos sig­ni­fi­can los más de mil millo­nes de ham­brien­tos que hay en el mun­do. Lo mis­mo sig­ni­fi­can los casi 50 millo­nes de futu­ros des­ocu­pa­dos que anun­cian des­de la Orga­ni­za­ción Inter­na­cio­nal del Tra­ba­jo (OIT) más los que hace tres o cua­tro gene­ra­cio­nes que no saben ya lo que es tra­ba­jar. Para ellos no hay futu­ro. Mejor dicho, sí lo hay. Y no es el que les están indi­can­do los “diri­gen­tes”: la “inclu­sión” es un enga­ño. No hay nin­gu­na posi­bi­li­dad de “inclu­sión”. La lucha es por la des­truc­ción del régi­men de pro­pie­dad capi­ta­lis­ta, la des­truc­ción del Esta­do bur­gués, por la Dic­ta­du­ra del Pro­le­ta­ria­do. Esta lucha es la úni­ca que pue­de garan­ti­zar la inclu­sión de todos.

Los medios de inco­mu­ni­ca­ción de la bur­gue­sía pien­san y creen que todo el mun­do es estú­pi­do. Así como mani­pu­la­ron y mani­pu­lan la explo­sión de los grie­gos, mani­pu­lan o inten­tan mani­pu­lar las mul­ti­tu­di­na­rias mani­fes­ta­cio­nes en Ita­lia. Es cier­to que Ber­lus­co­ni es un mafio­so y un “putañe­ro”, como muchos que tene­mos y hay en el mun­do. Pero, por sobre todas las cosas, es el repre­sen­tan­te y admi­nis­tra­dor de la bur­gue­sía finan­cie­ra ita­lia­na y euro­pea. Es un bur­gués. Repre­sen­ta a la cla­se que está rifan­do el futu­ro del pro­le­ta­ria­do y el pue­blo ita­liano. Las mani­fes­ta­cio­nes, en el fon­do, son con­tra todo lo que repre­sen­ta, aun­que hoy apa­rez­can como el har­taz­go fren­te a situa­cio­nes que col­man la pacien­cia. Las pús­tu­las que hoy bro­tan en la super­fi­cie siem­pre estu­vie­ron allí. La cruel­dad de la cri­sis hoy las des­nu­da y son una mues­tra de que eso es en reali­dad la cla­se domi­nan­te, pero tam­bién mues­tran que ése es el futu­ro que no que­re­mos. El cinis­mo que impe­ra en el mun­do de la polí­ti­ca inter­na­cio­nal es un hecho que se con­tra­po­ne con la cre­cien­te pér­di­da del domi­nio de la infor­ma­ción por par­te de las empre­sas infor­ma­ti­vas imperialistas.

Todos sabe­mos que el Comi­té de los pre­mios Nóbel entre­ga sus pre­mios con un ses­go cla­ra­men­te polí­ti­co, por lo menos y más visi­ble­men­te en el caso de los de la paz. Ha entre­ga­do el Nóbel de la Paz a ase­si­nos como Henry Kisin­ger, a quien más que otor­gar­le pre­mios habría que con­de­nar­lo a la hor­ca, lo mis­mo que a Oba­ma, por no cum­plir con sus pro­me­sas de cerrar Guan­tá­na­mo, por con­ti­nuar los ase­si­na­tos en Irak y en Afga­nis­tán, por la mani­fies­ta com­pli­ci­dad con los gol­pis­tas de Hon­du­ras que están come­tien­do crí­me­nes con­tra el pue­blo hon­du­re­ño y por todos los crí­me­nes que come­ten sus ser­vi­cios de inte­li­gen­cia en todo el mun­do. Debe­rían cam­biar­le el nom­bre de “Nóbel de la Paz” por el de “Nóbel de la Gue­rra”. “Paz” no es, no debe ser, un eufe­mis­mo de “ase­si­na­tos”. El comi­té, con su acti­tud, está legi­ti­man­do los crí­me­nes de la bur­gue­sía finan­cie­ra, legi­ti­man­do el fas­cis­mo. Está cla­ro que no hay que pedir­le peras al olmo. Los Pre­mios Nóbel son una ins­ti­tu­ción bur­gue­sa. Sería raro, extre­ma­da­men­te raro, que no se des­li­za­ran por la pen­dien­te de la deca­den­cia, por­que el cinis­mo es una expre­sión de la deca­den­cia gene­ra­li­za­da del poder burgués.

Por fin y lue­go de muchas reunio­nes secre­tas, el títe­re de la Casa Blan­ca ha dado a luz una nue­va estra­te­gia para “ganar” la gue­rra en Afga­nis­tán. En un dis­cur­so que dejó a la izquier­da al borra­chín y dro­gón Geor­ge Bush, sos­tu­vo que van a com­ba­tir a Al Qae­da. ¡Paté­ti­co! Ocho años, miles de sol­da­dos, miles de millo­nes de dóla­res para com­ba­tir a no más de cien inte­gran­tes de la red de Osa­ma bin Laden. ¡Son inú­ti­les! O son todas men­ti­ras. O son una com­bi­na­ción de ambas cosas. Esta­mos segu­ros de que, como suce­dió en casi todas las gue­rras, ésta la gana­rán en los deca­den­tes estu­dios de Holly­wood con acto­res filo-fas­cis­tas como Mel Gib­son, Chuk Norris y qui­zás el gober­na­dor de Cali­for­nia ‑si se recom­po­ne de su artri­tis y de su pre­ma­tu­ra locu­ra senil- por­que hay que estar loco para apro­bar los ajus­tes que decre­tó, más aún, sien­do un nor­te­ame­ri­cano tru­cho, pues su país de ori­gen es Austria.

El Combatiente Nº 38 - Hamid Karzai y Barack Obama
Hamid Kar­zai y Barack Obama

La “nue­va estra­te­gia”, que no tie­ne nada de nue­va, se pare­ce más a un com­pro­mi­so deses­pe­ra­do para evi­tar el inmi­nen­te nau­fra­gio de la OTAN, expre­sión mili­tar de la San­ta Alian­za de la bur­gue­sía impe­ria­lis­ta que tie­ne como obje­ti­vo per­pe­tuar­se en la zona para domi­nar­la. Tam­bién aquí, el “títe­re de la paz” mien­te. Reco­no­ce que tie­ne en Afga­nis­tán 68.000 hom­bres, pero no habla del ejér­ci­to pri­va­do que está com­pues­to por casi el doble de esa cifra. Black­wa­ter ha cam­bia­do de nom­bre ‑aho­ra se hace lla­mar “Xe”- pero no ha per­di­do las mañas. La gue­rra o mejor y más pre­ci­sa­men­te los ase­si­na­tos, son un gran nego­cio para esta “agen­cia” de reclu­ta­mien­to de mer­ce­na­rios. Reco­ge toda la basu­ra huma­na, todos locos, soció­pa­tas, y los man­dan a matar ira­quíes y afga­nos. Si no fue­ra tan trá­gi­co, si no se tra­ta­ra de vidas huma­nas, los dichos y hechos de la bur­gue­sía impe­ria­lis­ta des­ata­rían en cual­quier ser humano nor­mal olím­pi­cas carcajadas.

Le exi­gen a Kar­zai y a los afga­nos que no sean corrup­tos. Pero los dóla­res para la gue­rra no los pone Kar­zai, sino la bur­gue­sía impe­ria­lis­ta y su gobierno. Para “aho­rrar cos­tos” han sub­con­tra­ta­do todo, has­ta los con­tro­les. Tan­to es así, que han per­di­do el con­trol… Es paté­ti­co. Lo úni­co pre­vi­si­ble es que la gue­rra en Afga­nis­tán la estén per­dien­do, pero la bur­gue­sía impe­ria­lis­ta hace nego­cios con los dine­ros de los con­tri­bu­yen­tes del mun­do, no sólo con los de su país.

¿MENTES COLONIZADAS O ESTUPIDEZ CONGÉNITA?

“¿Para que van a inva­dir (a Vene­zue­la) por petró­leo si Usted se lo ven­de todo a Esta­dos Uni­dos?”, pre­gun­ta hecha por Alan Gar­cía (Pre­si­den­te de Perú) a Hugo Chá­vez duran­te la cum­bre del UNASUR. Una pre­gun­ta basa­da en el más puro sen­ti­do común. La bur­gue­sía vene­zo­la­na y su esta­do son el prin­ci­pal abas­te­ce­dor de petró­leo y el prin­ci­pal socio comer­cial de Esta­dos Uni­dos en la región. Según cifras de la Cáma­ra Vene­zo­la­na Ame­ri­ca­na de Comer­cio e Indus­tria, Vena­cham ‑que reúne a empre­sas vene­zo­la­nas y mul­ti­na­cio­na­les nor­te­ame­ri­ca­nas que hacen nego­cios en Vene­zue­la- el inter­cam­bio comer­cial entre Esta­dos Uni­dos y Vene­zue­la lle­gó, en el 2008, a 70.000 millo­nes de dóla­res. Esta cifra, récord his­tó­ri­co, mues­tra que las “tur­bu­len­cias diplo­má­ti­cas entre ambos paí­ses no afec­ta­ron al comer­cio bila­te­ral”, según dichos de la mis­ma Cáma­ra. Para el pre­si­den­te de Vena­cham, Edward Jar­di­ne, “esta cifra de inter­cam­bio eco­nó­mi­co en 2008 demues­tra la soli­dez de las rela­cio­nes comer­cia­les que exis­ten entre ambos paí­ses”. Las más de 1.000 empre­sas yan­quis y vene­zo­la­nas reu­ni­das en Vena­cham dan empleo direc­to apro­xi­ma­da­men­te a 700.000 per­so­nas. Si se pro­du­je­se una rup­tu­ra entre Vene­zue­la y Esta­dos Uni­dos posi­ble­men­te la eco­no­mía vene­zo­la­na colap­sa­ría. El esta­do vene­zo­lano ven­de, dia­ria­men­te, un millón cien mil barri­les. Nin­gu­na de las ins­ti­tu­cio­nes vene­zo­la­nas ha deja­do de tener el sello de cla­se: son ins­ti­tu­cio­nes bur­gue­sas. Los medios de pro­duc­ción no han pasa­do a manos del pro­le­ta­ria­do. No hubo refor­ma agra­ria que afec­ta­ra los gran­des lati­fun­dios pro­duc­ti­vos ni éstos pasa­ron a manos del Esta­do supues­ta­men­te revo­lu­cio­na­rio. ¡Cui­da­do! La refor­ma agra­ria no es una medi­da revo­lu­cio­na­ria, lo remar­ca­mos sólo para hacer notar que no se toma­ron, ni siquie­ra, medi­das que corres­pon­den a la revo­lu­ción demo­crá­ti­co bur­gue­sa, que son nece­sa­rias para demo­cra­ti­zar par­te de la pro­duc­ción, capi­ta­li­zar para el desa­rro­llo de la indus­tria. El ejér­ci­to vene­zo­lano es el mis­mo. Han remo­vi­do, segu­ra­men­te, a los man­dos más caver­ní­co­las, pero en esen­cia el ejér­ci­to es el mis­mo. Es el ejér­ci­to bur­gués. ¿Cuál es el velo que tapa o cubre la visión de hom­bres que se auto­de­no­mi­nan revo­lu­cio­na­rios o mar­xis­tas, como Alan Woods…?

El Combatiente Nº 38Dejar que los dis­cur­sos pseu­dos revo­lu­cio­na­rios de Chá­vez, Correa, Mora­les y demás nublen el razo­na­mien­to lógi­co está expre­san­do algo más que estu­pi­dez. Por lo menos es una expre­sión de la derro­ta que ha sufri­do el pro­le­ta­ria­do a nivel mun­dial. El gusano de la derro­ta no sólo les ha cau­sa­do mio­pía y has­ta cegue­ra, ha hecho que vuel­van a reedi­tar las teo­rías de la “revo­lu­ción pací­fi­ca”… Se olvi­dan que la revo­lu­ción es pací­fi­ca. Lo que no es pací­fi­co, y no por la deter­mi­na­ción del pro­le­ta­ria­do, es la toma del poder polí­ti­co y todas las tareas inme­dia­tas que se deben ase­gu­rar para que no se pue­da vol­ver hacia atrás. La pri­me­ra y prin­ci­pal es la abo­li­ción de la pro­pie­dad pri­va­da de los medios de pro­duc­ción. Al pare­cer, la defen­sa, mejor dicho, la apo­lo­gía de los pro­ce­sos ecua­to­riano, vene­zo­lano y boli­viano tien­den a que­rer demos­trar lo inde­mos­tra­ble: que son pro­ce­sos revo­lu­cio­na­rios; que la par­ti­ci­pa­ción en las elec­cio­nes bur­gue­sas es el camino “incruen­to” para arri­bar a la revo­lu­ción. No es nada más que pura estu­pi­dez. Es una mise­ra­ble jus­ti­fi­ca­ción de la impo­ten­cia y de su accio­nar que legi­ti­ma las polí­ti­cas de la bur­gue­sía finan­cie­ra. El pro­le­ta­ria­do sabe per­fec­ta­men­te que la alter­na­ti­va más pro­ba­ble siem­pre es la derro­ta. Por eso per­sis­te una y otra vez, por­que tam­bién sabe que, cuan­do arri­be al poder, no habrá mar­cha atrás. No se desespera.

Algu­nos arti­cu­lis­tas, que ape­lan al aná­li­sis cons­pi­ra­ti­vo, creen o pien­san que Chá­vez, Mora­les y Correa son “crea­cio­nes” de la bur­gue­sía finan­cie­ra impe­ria­lis­ta. Es una for­ma de sub­es­ti­mar las luchas del pro­le­ta­ria­do y el pue­blo, de los explo­ta­dos y opri­mi­dos. Chá­vez, Mora­les y Correa son, como otros, repre­sen­tan­tes de la bur­gue­sía aso­cia­da al impe­ria­lis­mo y tie­nen con­tra­dic­cio­nes con sus socios cen­tra­les en las “for­mas”, no en la esen­cia. Son capi­ta­lis­tas y van a defen­der al capi­ta­lis­mo como los mejo­res. Pero… hoy por hoy, son emer­gen­tes de la rela­ción de fuer­zas entre el accio­nar de las masas y el accio­nar de la reac­ción. Por un lado, a las masas no les alcan­zan las fuer­zas para impo­ner lo que quie­ren y, por otro, a la reac­ción no le dan las fuer­zas para man­te­ner el vie­jo régi­men con las mis­mas for­mas. El Impe­rio hace todo lo que pue­de, usa el inge­nio más maca­bro para hacer que estos gobier­nos parez­can revo­lu­cio­na­rios. Ahí la tene­mos a la pos­tu­lan­te a hal­cón, Hillary Clin­ton, “pro­vo­can­do” a los gobier­nos lati­no­ame­ri­ca­nos que tie­nen rela­cio­nes y fir­man acuer­dos de coope­ra­ción con el gobierno de Irán. La ver­dad, son paté­ti­cos tan­to la que pro­vo­ca, como el que con­tes­ta. Y segui­rá sien­do paté­ti­co has­ta que su polí­ti­ca no se enca­mi­ne a rom­per con todos los tra­ta­dos eco­nó­mi­cos, polí­ti­cos y mili­ta­res con el imperialismo.

El enga­ño, no el con­sen­so, fun­cio­na toda­vía por la ausen­cia de orga­ni­za­cio­nes revo­lu­cio­na­rias que tomen la tarea de escla­re­cer los enga­ños, de crear con­cien­cia revo­lu­cio­na­ria. Es una secue­la obje­ti­va que ha deja­do la derro­ta. La izquier­da elec­to­ra­lis­ta ha cre­ci­do en la ausen­cia de las orga­ni­za­cio­nes revo­lu­cio­na­rias. Poco a poco y al calor de las movi­li­za­cio­nes y el accio­nar de las masas, esa ten­den­cia se irá revir­tien­do, con la con­di­ción de que exis­tan núcleos, gru­pos de muje­res y hom­bres que siem­bren las ideas del mar­xis­mo y orga­ni­cen y se orga­ni­cen con los prin­ci­pios leninistas.

Por Mario Rober­to Salvatierra.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *