Aná­li­sis Inter­na­cio­nal, de El Com­ba­tien­te, órgano de difu­sión del PRT argentino

“LA ESTUPIDEZ ES LO MÁS DIFÍCIL DE COMBATIR”
Vla­di­mir Ilich Ulia­nov (Lenin).

Dar con­ti­nui­dad al aná­li­sis de la situa­ción eco­nó­mi­ca, polí­ti­ca y social de los paí­ses don­de impe­ra la bur­gue­sía impe­ria­lis­ta cen­tral se tor­na un poco repe­ti­ti­vo. La lucha de las ideas ha gana­do su lugar pre­emi­nen­te. No por­que haya cam­bia­do la reali­dad mate­rial, sino por­que la bur­gue­sía impe­ria­lis­ta bus­ca por todos los medios ocul­tar las ver­da­de­ras cau­sas y efec­tos de las con­tra­dic­cio­nes que la han arras­tra­do has­ta la situa­ción actual

Ocul­ta datos esta­dís­ti­cos, los fal­sea, los toma uni­la­te­ral­men­te, los pro­yec­ta, para demos­trar que su cri­sis no tie­ne la gra­ve­dad que real­men­te tie­ne. Tras­la­da esos datos, que toma­dos en par­ti­cu­lar nada demues­tran y nada cam­bian, para hacer creer que “lo peor ha pasa­do”. La cesa­ción de pagos de Dubai, que ha Des­apa­re­ci­do de los aná­li­sis y de las noti­cias, con­mo­vió todo el anda­mia­je finan­cie­ro de la bur­gue­sía finan­cie­ra. No se lo tra­tó ni se lo ana­li­zó como la cesa­ción de pagos de un Esta­do. Es más: NADIE, nin­guno de los mer­ce­na­rios ana­lis­tas, hizo memo­ria sobre la inter­ven­ción del Fon­do Sobe­rano de Dubai en los sal­va­ta­jes de varios ban­cos y en la com­pra de cade­nas de nego­cios en Ingla­te­rra. ¿Será para no sem­brar el pánico…?

La bur­gue­sía finan­cie­ra impe­ria­lis­ta y sus socios de los paí­ses peri­fé­ri­cos ape­lan a una cata­ra­ta de eufe­mis­mos: a la rece­sión, la lla­man “cre­ci­mien­to nega­ti­vo”; los “cre­ci­mien­tos de los PBI” están toma­dos con esta­dís­ti­cas y datos par­cia­les; las debi­li­da­des son pre­sen­ta­das como “deci­sio­nes de fortaleza”.

Ya hemos habla­do de la situa­ción de Cali­for­nia, el pri­mer y más impor­tan­te esta­do nor­te­ame­ri­cano, que enfren­ta una situa­ción de vir­tual quie­bra. Aho­ra está sien­do usa­do por el gobierno fede­ral y por el actor de quin­ta, “su” gober­na­dor, como ban­co de prue­bas para expe­ri­men­tar los “ajus­tes”, que tan­to cono­ce­mos por estos pagos, sobre su pro­pia pobla­ción. Como hemos vis­to en otro núme­ro, Cali­for­nia, por sí sola, era la sép­ti­ma eco­no­mía del mundo.

El Combatiente Nº 38

Cali­for­nia, terri­to­rio roba­do a Méxi­co en 1848, en la inci­pien­te expan­sión impe­ria­lis­ta nor­te­ame­ri­ca­na, ocu­pa un terri­to­rio de 410.000 km², sólo supe­ra­da por Alas­ka (com­pra­da a los zares) y Texas (tam­bién roba­da a Méxi­co). Es el esta­do más pobla­do: 38 millo­nes de habi­tan­tes. Del total de la pobla­ción, el 42,8% son blan­cos no his­pa­nos; el 35,9% son his­pa­nos o lati­nos de cual­quier color; el 12,3% son asiá­ti­cos y sólo el 6,2% son negros o afro-ame­ri­ca­nos. No es difí­cil ima­gi­nar­se cuá­les serán las pri­me­ras víc­ti­mas… La “demo­cra­cia más gran­de del mun­do” dis­cri­mi­na y sus pri­me­ras víc­ti­mas son los his­pa­nos, los negros, todas las mino­rías racia­les. El des­em­pleo real y el ocul­to cre­cen a un rit­mo sin pre­ce­den­tes. El fenó­meno de la des­ocu­pa­ción debe ser preo­cu­pan­te para que uno de los dia­rios más impor­tan­te, el New York Times, des­mien­ta las cifras ofi­cia­les tras des­me­nu­zar­las: toman­do en cuen­ta las cifras ofi­cia­les, más los que tra­ba­jan medio tiem­po, los que ya no bus­can tra­ba­jo y los que tra­ba­jan infor­mal­men­te, el dia­rio lle­ga a la con­clu­sión de que la des­ocu­pa­ción real casi dupli­ca la que se da como ofi­cial. Los índi­ces ofi­cia­les de des­ocu­pa­ción en Esta­dos Uni­dos son, como en la Argen­ti­na, pues­tos en duda. Por ejem­plo: para el New York Times, la tasa de des­em­pleo en Cali­for­nia para junio-julio del 2009 era de 20,3%. Ofi­cial­men­te, se reco­no­cía el 11,6%. Cuan­do el esta­do nor­te­ame­ri­cano reco­no­cía que la tasa de des­ocu­pa­ción era del 9,5% en todo el país ‑hoy esa tasa ha sido amplia­men­te superada‑, el Cen­tro para los Estu­dios del Mer­ca­do de Mano de Obra (Labor Mar­ket Stu­dies) en la Uni­ver­si­dad de Northeas­tern de Bos­ton cal­cu­la­ba la cifra del des­em­pleo en 18,2%, casi el doble. John Williams, de la orga­ni­za­ción Sha­dow Govern­ment Sta­tis­tics, situa­ba la tasa del “des­em­pleo alter­na­ti­vo” en 20,6%, en junio­ju­lio. Otros ana­lis­tas nor­te­ame­ri­ca­nos cal­cu­la­ban que la cifra de la des­ocu­pa­ción real se situa­ba en el 18,7%.

El Combatiente Nº 38En junio julio del 2009, de acuer­do con los dichos de David Rosem­berg, ex jefe de eco­no­mía sobre Esta­dos Uni­dos de Merrill Lynch, “las cifras ofi­cia­les rela­cio­na­das con los des­em­plea­dos se han dupli­ca­do duran­te la rece­sión has­ta alcan­zar los 14 millo­nes, y si se toma en cuen­ta toda la flo­je­ra que exis­te en el mer­ca­do de mano de obra, las cifras no ofi­cia­les lle­gan a casi 30 millo­nes, lo cual sig­ni­fi­ca otro récord”.

Usan­do un poco de lógi­ca, si ata­mos la caí­da en los índi­ces de con­su­mo y la pér­di­da de con­fian­za del con­su­mi­dor que no ha deja­do de caer, pode­mos infe­rir qué ocul­tan las cifras ofi­cia­les tan celo­sa­men­te. Tam­bién pode­mos dedu­cir que la pobre­za ha ido en aumen­to, como la can­ti­dad de niños en la calle, las per­so­nas sin vivien­das, etcé­te­ra, etcé­te­ra. El esta­do bur­gués ape­la, como siem­pre, a los bru­ta­les ajus­tes: recor­tes en la salud, edu­ca­ción, segu­ri­dad, los pla­nes socia­les, la ayu­da a los desamparados…

Cali­for­nia ade­más es un “ban­co de prue­bas” para las medi­das de ajus­tes, que no son ni más ni menos “sal­va­jes” que los que se apli­ca­ron en todos los paí­ses peri­fé­ri­cos. Son las úni­cas medi­das que pue­de y debe apli­car una cla­se que defen­de­rá con uñas y dien­tes sus intere­ses de cla­se pri­vi­le­gia­da, de cla­se domi­nan­te, más aún cuan­do está con­de­na­da a muer­te por la his­to­ria. Es una estu­pi­dez, como cla­se, creer­le una sola pala­bra a la bur­gue­sía. Pero más estú­pi­do aún es creer­le a sus gober­nan­tes: los admi­nis­tra­do­res más fie­les de sus intere­ses. Es estú­pi­do creer que los cali­for­nia­nos se que­da­rán con los bra­zos cru­za­dos. No es abun­dar dema­sia­do en el tema si reite­ra­mos algo tan ele­men­tal: la fac­ción que domi­na el capi­ta­lis­mo es el del capi­tal finan­cie­ro. Dicho en otras pala­bras, el domi­nio del régi­men capi­ta­lis­ta de pro­duc­ción lo ejer­ce EL CAPITAL FINANCIERO. Nun­ca en la his­to­ria ha esta­do tan cen­tra­li­za­da la pro­duc­ción ni tan con­cen­tra­do el capi­tal como en esta eta­pa del capi­ta­lis­mo. A esta con­cen­tra­ción del poder eco­nó­mi­co le corres­pon­de una simi­lar con­cen­tra­ción del poder polí­ti­co. La mayor con­cen­tra­ción polí­ti­ca se corres­pon­de con el FASCISMO. Esta­mos Asis­tien­do a los pri­me­ros des­plie­gues de polí­ti­cas fas­cis­tas, a la fas­ci­ti­za­ción del poder polí­ti­co de la bur­gue­sía impe­ria­lis­ta. Hacer memo­ria sobre dichos y hechos de Mus­so­li­ni, de Hitler y del empe­ra­dor japo­nés pue­de ayu­dar­nos para hacer las com­pa­ra­cio­nes. El cinis­mo de Oba­ma sólo es una peque­ña mues­tra; la cata­ra­ta de men­ti­ras, medias men­ti­ras y medias ver­da­des, es otra.

Las adver­si­da­des no son pri­va­ti­vas de la bur­gue­sía impe­ria­lis­ta nor­te­ame­ri­ca­na. Hace tiem­po adver­ti­mos que la madre de todas las bur­bu­jas esta­ba a pun­to de esta­llar. No sabía­mos, por­que no cono­ce­mos dema­sia­do de eco­no­mía, en qué lugar comen­za­ría el esta­lli­do, pero sí intuía­mos que se daría a par­tir de las enor­mes deu­das fis­ca­les y deu­das exter­nas que se retro­ali­men­tan una con otra. Más arri­ba pre­gun­ta­mos por qué se ocul­ta la cesa­ción de pagos de Dubai, por qué qui­sie­ron ocul­tar lo de Gre­cia. Esta­mos pre­sen­cian­do la explo­sión de la bur­bu­ja de las deu­das grie­gas aun­que la qui­sie­ron hacer pasar como un “acto de locu­ra” de su pue­blo. Debe­mos con­ve­nir en que la explo­sión con enor­mes “dis­tur­bios” por­que se cum­plía un año de una muer­te por gati­llo fácil era un poco incom­pren­si­ble. Pero, aho­ra, se entiende…

El “peli­gro” recién empie­za y la bur­gue­sía impe­ria­lis­ta de la Unión Euro­pea se encuen­tra en la dis­yun­ti­va más gra­ve de su cor­ta vida: o acu­de al soco­rro de Gre­cia o le suel­ta la mano y la deja caer. Cual­quie­ra de las dos encie­rra los mis­mos ries­gos: si acu­de al “res­ca­te”, pro­lon­ga­rá la ago­nía y cun­di­rá el páni­co; si el res­ca­te no se hace y aban­do­na a Gre­cia a “su suer­te”, pue­de pro­vo­car un impac­to devas­ta­dor en el res­to de la Unión Euro­pea. El plan de ayu­da a la bur­gue­sía grie­ga pue­de seguir el ejem­plo de lo que ocu­rrió con otros miem­bros de la Unión Euro­pea que no for­man par­te del euro, como Hun­gría, Ruma­nia o Litua­nia. “En estos casos el Fon­do Mone­ta­rio Inter­na­cio­nal inter­vino y otor­gó cré­di­tos millo­na­rios a estos paí­ses, a cam­bio de que éstos lle­va­ran a cabo estric­tas polí­ti­cas de sanea­mien­to”, dice el Finan­cial Times Deu­ts­chland. La bur­gue­sía grie­ga está dis­pues­ta a hipo­te­car la sobe­ra­nía del pue­blo grie­go, por más de que el auto­de­no­mi­na­do “socia­lis­ta” Papan­dreu diga lo con­tra­rio. Esto es lo que el pue­blo grie­go y su pro­le­ta­ria­do salie­ron a dispu­tar en las calles, no sólo el recor­da­to­rio del ase­si­na­to a manos de la poli­cía del ado­les­cen­te Ale­xis Gri­go­ro­pu­los, de 15 años. Dejar “a su suer­te” a la bur­gue­sía grie­ga gol­pea­ría su ende­ble base y se des­mo­ro­na­ría cual cas­ti­llo de nai­pes, arras­tran­do a “Por­tu­gal, Irlan­da e Ita­lia que tam­bién han acu­mu­la­do enor­mes can­ti­da­des de deu­da públi­ca”, así lo seña­la el Finan­cial Times Deu­ts­chland y se pre­gun­ta: “¿Quién segui­ría a Ita­lia?”. Por lo pron­to, el terre­mo­to finan­cie­ro que empe­zó en Dubai sigue en Gre­cia y ame­na­za con exten­der­se. Ya está ame­na­zan­do con con­ta­giar a Espa­ña y Rusia. Está por ver­se cuá­les son los paí­ses que segui­rán amplian­do el oscu­ro pano­ra­ma de las finan­zas capitalistas.

El Combatiente Nº 38Has­ta antes de la explo­sión en Gre­cia, las pers­pec­ti­vas de Espa­ña se con­si­de­ra­ban “esta­bles”, pero la Bol­sa de Madrid cayó un 2.27% cuan­do fue empu­ja­da por la deci­sión de Stan­dard and Poor“s de lle­var a Espa­ña de la con­di­ción “esta­ble” a nega­ti­va. La deci­sión, según acla­ró S&P en un comu­ni­ca­do, se debe a “la expec­ta­ti­va de cre­ci­mien­to del PBI (Pro­duc­to Bru­to Interno) sig­ni­fi­ca­ti­va­men­te más baja y défi­cits fis­ca­les persistentes”…

El Combatiente Nº 38Rusia está bajo pre­sión: el rublo cayó con fuer­za fren­te al dólar y el euro. Algu­nos ana­lis­tas atri­bu­yen estos fenó­me­nos a la rapi­dez con que se están reti­ran­do los fon­dos esta­ta­les de apo­yo y pro­po­nen espe­rar por­que la eco­no­mía está aún muy debi­li­ta­da. Un círcu­lo vicio­so: si se reti­ran los fon­dos, se resien­ten las finan­zas pri­va­das; si no se reti­ran, se resien­ten las finan­zas del Esta­do (finan­zas públi­cas). De cual­quier mane­ra, nece­si­tan a los bom­be­ros. El pro­ble­ma estri­ba en si los bom­be­ros ten­drán sufi­cien­te agua para tan­tos incen­dios. No cree­mos que dis­pon­gan de medios para cubrir tama­ña catás­tro­fe. Lo que sí está cla­ro es que la bur­gue­sía impe­ria­lis­ta nor­te­ame­ri­ca­na toda­vía tie­ne meca­nis­mos para tras­la­dar SU CRISIS hacia otros paí­ses. No es casua­li­dad: dis­po­nen, aun­que debi­li­ta­do, del dólar como mone­da de inter­cam­bio inter­na­cio­nal. En otra de sus juga­rre­tas, el capi­tal finan­cie­ro pre­sio­na sobre la deman­da de dóla­res y lo reva­lo­ri­za fic­ti­cia­men­te en detri­men­to de otras mone­das. La rapa­ci­dad, lo hemos dicho, es una de sus carac­te­rís­ti­cas sobre­sa­lien­tes. Ayer pre­sio­na­ba sobre los cerea­les y las olea­gi­no­sas, sobre el petró­leo y las mate­rias pri­mas, aun­que se le está estre­chan­do su cam­po de maniobras.

El Combatiente Nº 38

Aun supo­nien­do que exis­tan los recur­sos para el “res­ca­te” de Gre­cia y que el pro­le­ta­ria­do y el pue­blo grie­go acep­ten las leo­ni­nas y dra­má­ti­cas con­di­cio­nes que inevi­ta­ble­men­te les serán impues­tas, tene­mos que pen­sar que Dubai y Gre­cia son sólo el comien­zo. Todas las bur­gue­sías, euro­peas o no, han con­cu­rri­do asi­dua­men­te al casino de la tim­ba inter­na­cio­nal, pero se olvi­da­ron de que el inter­cam­bio de pape­li­tos, ten­gan el valor que le quie­ran impri­mir, NO PRODUCE NI REPRODUCE EL CAPITAL Y, MUCHO MENOS, CREA RIQUEZAS. Han gas­ta­do y siguen gas­tan­do muchí­si­mo más de lo que pro­du­cen. Sin nin­gu­na duda, los recur­sos no alcan­za­rán para tapar el agu­je­ro que abri­rán las explo­sio­nes pre­vi­si­bles de todos los esta­dos bur­gue­ses que han con­traí­do deu­das impa­ga­bles. Están matan­do a la galli­na de los hue­vos de oro. Ni mucho más ni mucho menos sig­ni­fi­can los más de mil millo­nes de ham­brien­tos que hay en el mun­do. Lo mis­mo sig­ni­fi­can los casi 50 millo­nes de futu­ros des­ocu­pa­dos que anun­cian des­de la Orga­ni­za­ción Inter­na­cio­nal del Tra­ba­jo (OIT) más los que hace tres o cua­tro gene­ra­cio­nes que no saben ya lo que es tra­ba­jar. Para ellos no hay futu­ro. Mejor dicho, sí lo hay. Y no es el que les están indi­can­do los “diri­gen­tes”: la “inclu­sión” es un enga­ño. No hay nin­gu­na posi­bi­li­dad de “inclu­sión”. La lucha es por la des­truc­ción del régi­men de pro­pie­dad capi­ta­lis­ta, la des­truc­ción del Esta­do bur­gués, por la Dic­ta­du­ra del Pro­le­ta­ria­do. Esta lucha es la úni­ca que pue­de garan­ti­zar la inclu­sión de todos.

Los medios de inco­mu­ni­ca­ción de la bur­gue­sía pien­san y creen que todo el mun­do es estú­pi­do. Así como mani­pu­la­ron y mani­pu­lan la explo­sión de los grie­gos, mani­pu­lan o inten­tan mani­pu­lar las mul­ti­tu­di­na­rias mani­fes­ta­cio­nes en Ita­lia. Es cier­to que Ber­lus­co­ni es un mafio­so y un “putañe­ro”, como muchos que tene­mos y hay en el mun­do. Pero, por sobre todas las cosas, es el repre­sen­tan­te y admi­nis­tra­dor de la bur­gue­sía finan­cie­ra ita­lia­na y euro­pea. Es un bur­gués. Repre­sen­ta a la cla­se que está rifan­do el futu­ro del pro­le­ta­ria­do y el pue­blo ita­liano. Las mani­fes­ta­cio­nes, en el fon­do, son con­tra todo lo que repre­sen­ta, aun­que hoy apa­rez­can como el har­taz­go fren­te a situa­cio­nes que col­man la pacien­cia. Las pús­tu­las que hoy bro­tan en la super­fi­cie siem­pre estu­vie­ron allí. La cruel­dad de la cri­sis hoy las des­nu­da y son una mues­tra de que eso es en reali­dad la cla­se domi­nan­te, pero tam­bién mues­tran que ése es el futu­ro que no que­re­mos. El cinis­mo que impe­ra en el mun­do de la polí­ti­ca inter­na­cio­nal es un hecho que se con­tra­po­ne con la cre­cien­te pér­di­da del domi­nio de la infor­ma­ción por par­te de las empre­sas infor­ma­ti­vas imperialistas.

Todos sabe­mos que el Comi­té de los pre­mios Nóbel entre­ga sus pre­mios con un ses­go cla­ra­men­te polí­ti­co, por lo menos y más visi­ble­men­te en el caso de los de la paz. Ha entre­ga­do el Nóbel de la Paz a ase­si­nos como Henry Kisin­ger, a quien más que otor­gar­le pre­mios habría que con­de­nar­lo a la hor­ca, lo mis­mo que a Oba­ma, por no cum­plir con sus pro­me­sas de cerrar Guan­tá­na­mo, por con­ti­nuar los ase­si­na­tos en Irak y en Afga­nis­tán, por la mani­fies­ta com­pli­ci­dad con los gol­pis­tas de Hon­du­ras que están come­tien­do crí­me­nes con­tra el pue­blo hon­du­re­ño y por todos los crí­me­nes que come­ten sus ser­vi­cios de inte­li­gen­cia en todo el mun­do. Debe­rían cam­biar­le el nom­bre de “Nóbel de la Paz” por el de “Nóbel de la Gue­rra”. “Paz” no es, no debe ser, un eufe­mis­mo de “ase­si­na­tos”. El comi­té, con su acti­tud, está legi­ti­man­do los crí­me­nes de la bur­gue­sía finan­cie­ra, legi­ti­man­do el fas­cis­mo. Está cla­ro que no hay que pedir­le peras al olmo. Los Pre­mios Nóbel son una ins­ti­tu­ción bur­gue­sa. Sería raro, extre­ma­da­men­te raro, que no se des­li­za­ran por la pen­dien­te de la deca­den­cia, por­que el cinis­mo es una expre­sión de la deca­den­cia gene­ra­li­za­da del poder burgués.

Por fin y lue­go de muchas reunio­nes secre­tas, el títe­re de la Casa Blan­ca ha dado a luz una nue­va estra­te­gia para “ganar” la gue­rra en Afga­nis­tán. En un dis­cur­so que dejó a la izquier­da al borra­chín y dro­gón Geor­ge Bush, sos­tu­vo que van a com­ba­tir a Al Qae­da. ¡Paté­ti­co! Ocho años, miles de sol­da­dos, miles de millo­nes de dóla­res para com­ba­tir a no más de cien inte­gran­tes de la red de Osa­ma bin Laden. ¡Son inú­ti­les! O son todas men­ti­ras. O son una com­bi­na­ción de ambas cosas. Esta­mos segu­ros de que, como suce­dió en casi todas las gue­rras, ésta la gana­rán en los deca­den­tes estu­dios de Holly­wood con acto­res filo-fas­cis­tas como Mel Gib­son, Chuk Norris y qui­zás el gober­na­dor de Cali­for­nia ‑si se recom­po­ne de su artri­tis y de su pre­ma­tu­ra locu­ra senil- por­que hay que estar loco para apro­bar los ajus­tes que decre­tó, más aún, sien­do un nor­te­ame­ri­cano tru­cho, pues su país de ori­gen es Austria.

El Combatiente Nº 38 - Hamid Karzai y Barack Obama
Hamid Kar­zai y Barack Obama

La “nue­va estra­te­gia”, que no tie­ne nada de nue­va, se pare­ce más a un com­pro­mi­so deses­pe­ra­do para evi­tar el inmi­nen­te nau­fra­gio de la OTAN, expre­sión mili­tar de la San­ta Alian­za de la bur­gue­sía impe­ria­lis­ta que tie­ne como obje­ti­vo per­pe­tuar­se en la zona para domi­nar­la. Tam­bién aquí, el “títe­re de la paz” mien­te. Reco­no­ce que tie­ne en Afga­nis­tán 68.000 hom­bres, pero no habla del ejér­ci­to pri­va­do que está com­pues­to por casi el doble de esa cifra. Black­wa­ter ha cam­bia­do de nom­bre ‑aho­ra se hace lla­mar “Xe”- pero no ha per­di­do las mañas. La gue­rra o mejor y más pre­ci­sa­men­te los ase­si­na­tos, son un gran nego­cio para esta “agen­cia” de reclu­ta­mien­to de mer­ce­na­rios. Reco­ge toda la basu­ra huma­na, todos locos, soció­pa­tas, y los man­dan a matar ira­quíes y afga­nos. Si no fue­ra tan trá­gi­co, si no se tra­ta­ra de vidas huma­nas, los dichos y hechos de la bur­gue­sía impe­ria­lis­ta des­ata­rían en cual­quier ser humano nor­mal olím­pi­cas carcajadas.

Le exi­gen a Kar­zai y a los afga­nos que no sean corrup­tos. Pero los dóla­res para la gue­rra no los pone Kar­zai, sino la bur­gue­sía impe­ria­lis­ta y su gobierno. Para “aho­rrar cos­tos” han sub­con­tra­ta­do todo, has­ta los con­tro­les. Tan­to es así, que han per­di­do el con­trol… Es paté­ti­co. Lo úni­co pre­vi­si­ble es que la gue­rra en Afga­nis­tán la estén per­dien­do, pero la bur­gue­sía impe­ria­lis­ta hace nego­cios con los dine­ros de los con­tri­bu­yen­tes del mun­do, no sólo con los de su país.

¿MENTES COLONIZADAS O ESTUPIDEZ CONGÉNITA?

“¿Para que van a inva­dir (a Vene­zue­la) por petró­leo si Usted se lo ven­de todo a Esta­dos Uni­dos?”, pre­gun­ta hecha por Alan Gar­cía (Pre­si­den­te de Perú) a Hugo Chá­vez duran­te la cum­bre del UNASUR. Una pre­gun­ta basa­da en el más puro sen­ti­do común. La bur­gue­sía vene­zo­la­na y su esta­do son el prin­ci­pal abas­te­ce­dor de petró­leo y el prin­ci­pal socio comer­cial de Esta­dos Uni­dos en la región. Según cifras de la Cáma­ra Vene­zo­la­na Ame­ri­ca­na de Comer­cio e Indus­tria, Vena­cham ‑que reúne a empre­sas vene­zo­la­nas y mul­ti­na­cio­na­les nor­te­ame­ri­ca­nas que hacen nego­cios en Vene­zue­la- el inter­cam­bio comer­cial entre Esta­dos Uni­dos y Vene­zue­la lle­gó, en el 2008, a 70.000 millo­nes de dóla­res. Esta cifra, récord his­tó­ri­co, mues­tra que las “tur­bu­len­cias diplo­má­ti­cas entre ambos paí­ses no afec­ta­ron al comer­cio bila­te­ral”, según dichos de la mis­ma Cáma­ra. Para el pre­si­den­te de Vena­cham, Edward Jar­di­ne, “esta cifra de inter­cam­bio eco­nó­mi­co en 2008 demues­tra la soli­dez de las rela­cio­nes comer­cia­les que exis­ten entre ambos paí­ses”. Las más de 1.000 empre­sas yan­quis y vene­zo­la­nas reu­ni­das en Vena­cham dan empleo direc­to apro­xi­ma­da­men­te a 700.000 per­so­nas. Si se pro­du­je­se una rup­tu­ra entre Vene­zue­la y Esta­dos Uni­dos posi­ble­men­te la eco­no­mía vene­zo­la­na colap­sa­ría. El esta­do vene­zo­lano ven­de, dia­ria­men­te, un millón cien mil barri­les. Nin­gu­na de las ins­ti­tu­cio­nes vene­zo­la­nas ha deja­do de tener el sello de cla­se: son ins­ti­tu­cio­nes bur­gue­sas. Los medios de pro­duc­ción no han pasa­do a manos del pro­le­ta­ria­do. No hubo refor­ma agra­ria que afec­ta­ra los gran­des lati­fun­dios pro­duc­ti­vos ni éstos pasa­ron a manos del Esta­do supues­ta­men­te revo­lu­cio­na­rio. ¡Cui­da­do! La refor­ma agra­ria no es una medi­da revo­lu­cio­na­ria, lo remar­ca­mos sólo para hacer notar que no se toma­ron, ni siquie­ra, medi­das que corres­pon­den a la revo­lu­ción demo­crá­ti­co bur­gue­sa, que son nece­sa­rias para demo­cra­ti­zar par­te de la pro­duc­ción, capi­ta­li­zar para el desa­rro­llo de la indus­tria. El ejér­ci­to vene­zo­lano es el mis­mo. Han remo­vi­do, segu­ra­men­te, a los man­dos más caver­ní­co­las, pero en esen­cia el ejér­ci­to es el mis­mo. Es el ejér­ci­to bur­gués. ¿Cuál es el velo que tapa o cubre la visión de hom­bres que se auto­de­no­mi­nan revo­lu­cio­na­rios o mar­xis­tas, como Alan Woods…?

El Combatiente Nº 38Dejar que los dis­cur­sos pseu­dos revo­lu­cio­na­rios de Chá­vez, Correa, Mora­les y demás nublen el razo­na­mien­to lógi­co está expre­san­do algo más que estu­pi­dez. Por lo menos es una expre­sión de la derro­ta que ha sufri­do el pro­le­ta­ria­do a nivel mun­dial. El gusano de la derro­ta no sólo les ha cau­sa­do mio­pía y has­ta cegue­ra, ha hecho que vuel­van a reedi­tar las teo­rías de la “revo­lu­ción pací­fi­ca”… Se olvi­dan que la revo­lu­ción es pací­fi­ca. Lo que no es pací­fi­co, y no por la deter­mi­na­ción del pro­le­ta­ria­do, es la toma del poder polí­ti­co y todas las tareas inme­dia­tas que se deben ase­gu­rar para que no se pue­da vol­ver hacia atrás. La pri­me­ra y prin­ci­pal es la abo­li­ción de la pro­pie­dad pri­va­da de los medios de pro­duc­ción. Al pare­cer, la defen­sa, mejor dicho, la apo­lo­gía de los pro­ce­sos ecua­to­riano, vene­zo­lano y boli­viano tien­den a que­rer demos­trar lo inde­mos­tra­ble: que son pro­ce­sos revo­lu­cio­na­rios; que la par­ti­ci­pa­ción en las elec­cio­nes bur­gue­sas es el camino “incruen­to” para arri­bar a la revo­lu­ción. No es nada más que pura estu­pi­dez. Es una mise­ra­ble jus­ti­fi­ca­ción de la impo­ten­cia y de su accio­nar que legi­ti­ma las polí­ti­cas de la bur­gue­sía finan­cie­ra. El pro­le­ta­ria­do sabe per­fec­ta­men­te que la alter­na­ti­va más pro­ba­ble siem­pre es la derro­ta. Por eso per­sis­te una y otra vez, por­que tam­bién sabe que, cuan­do arri­be al poder, no habrá mar­cha atrás. No se desespera.

Algu­nos arti­cu­lis­tas, que ape­lan al aná­li­sis cons­pi­ra­ti­vo, creen o pien­san que Chá­vez, Mora­les y Correa son “crea­cio­nes” de la bur­gue­sía finan­cie­ra impe­ria­lis­ta. Es una for­ma de sub­es­ti­mar las luchas del pro­le­ta­ria­do y el pue­blo, de los explo­ta­dos y opri­mi­dos. Chá­vez, Mora­les y Correa son, como otros, repre­sen­tan­tes de la bur­gue­sía aso­cia­da al impe­ria­lis­mo y tie­nen con­tra­dic­cio­nes con sus socios cen­tra­les en las “for­mas”, no en la esen­cia. Son capi­ta­lis­tas y van a defen­der al capi­ta­lis­mo como los mejo­res. Pero… hoy por hoy, son emer­gen­tes de la rela­ción de fuer­zas entre el accio­nar de las masas y el accio­nar de la reac­ción. Por un lado, a las masas no les alcan­zan las fuer­zas para impo­ner lo que quie­ren y, por otro, a la reac­ción no le dan las fuer­zas para man­te­ner el vie­jo régi­men con las mis­mas for­mas. El Impe­rio hace todo lo que pue­de, usa el inge­nio más maca­bro para hacer que estos gobier­nos parez­can revo­lu­cio­na­rios. Ahí la tene­mos a la pos­tu­lan­te a hal­cón, Hillary Clin­ton, “pro­vo­can­do” a los gobier­nos lati­no­ame­ri­ca­nos que tie­nen rela­cio­nes y fir­man acuer­dos de coope­ra­ción con el gobierno de Irán. La ver­dad, son paté­ti­cos tan­to la que pro­vo­ca, como el que con­tes­ta. Y segui­rá sien­do paté­ti­co has­ta que su polí­ti­ca no se enca­mi­ne a rom­per con todos los tra­ta­dos eco­nó­mi­cos, polí­ti­cos y mili­ta­res con el imperialismo.

El enga­ño, no el con­sen­so, fun­cio­na toda­vía por la ausen­cia de orga­ni­za­cio­nes revo­lu­cio­na­rias que tomen la tarea de escla­re­cer los enga­ños, de crear con­cien­cia revo­lu­cio­na­ria. Es una secue­la obje­ti­va que ha deja­do la derro­ta. La izquier­da elec­to­ra­lis­ta ha cre­ci­do en la ausen­cia de las orga­ni­za­cio­nes revo­lu­cio­na­rias. Poco a poco y al calor de las movi­li­za­cio­nes y el accio­nar de las masas, esa ten­den­cia se irá revir­tien­do, con la con­di­ción de que exis­tan núcleos, gru­pos de muje­res y hom­bres que siem­bren las ideas del mar­xis­mo y orga­ni­cen y se orga­ni­cen con los prin­ci­pios leninistas.

Por Mario Rober­to Salvatierra.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.