Las pen­sio­nes: Un deba­te fal­so. por Ezker Abertzalea

Por enési­ma vez el deba­te de las pen­sio­nes vuel­ve a estar sobre la mesa. Por enési­ma vez el deba­te será un fraude.

La per­ma­nen­te ofen­si­va del Ban­co de Espa­ña y de la ban­ca pri­va­da res­pec­to al ago­ta­mien­to del sis­te­ma públi­co de repar­to tra­ta de sacar pro­ve­cho de una situa­ción como la actual en la que los pre­su­pues­tos públi­cos se redu­cen como con­se­cuen­cia de la fis­ca­li­dad des­igual e injus­ta y el vacia­mien­to de las arcas públi­cas como con­se­cuen­cia del dine­ro entre­ga­do para el reca­te de la cuen­ta de resul­ta­dos de los bancos.

Estas cues­tio­nes sin embar­go tra­tan de ser elu­di­das cuan­do se habla del sis­te­ma públi­co de pen­sio­nes; los pro­ble­mas de la finan­cia­ción se tras­la­dan auto­má­ti­ca­men­te a la par­te del gas­to y como con­se­cuen­cia a la reduc­ción de las par­ti­das pre­su­pues­ta­rias y las prestaciones.

Hoy con un sis­te­ma finan­cie­ro en cri­sis, con una exi­gen­cia de liqui­dez por par­te de los ban­cos para evi­tar el apa­lan­ca­mien­to finan­cie­ro, no es extra­ño que un día si y otro tam­bién nos hablen del negro futu­ro de las pen­sio­nes públi­cas y se anun­cie revi­sión del Pac­to de Toledo.

Cuan­do se habla en el esta­do espa­ñol de refor­mas del sis­te­ma de pen­sio­nes, de una mane­ra o de otra se con­clu­ye que hay que aumen­tar los requi­si­tos para el acce­so a una pen­sión, aumen­to del perío­do de coti­za­cio­nes o redu­cir la cuantía.

Pero el pro­ble­ma, no es bási­ca­men­te un pro­ble­ma de via­bi­li­dad del sis­te­ma públi­co, es y aquí está la tram­pa un pro­ble­ma pro­vo­ca­do por la vora­ci­dad del sis­te­ma finan­cie­ro que recla­ma el con­trol del aho­rro públi­co y el sala­rio dife­ri­do en for­ma de pen­sio­nes, para poder seguir dis­po­nien­do de un cau­dal finan­cie­ro que poder inver­tir otra vez en los mer­ca­dos espe­cu­la­ti­vos. Es en defi­ni­ti­va arrui­nar el mode­lo públi­co, meter el mie­do en el cuer­po para pri­va­ti­zar el sistema.

Ya el Pac­to de Tole­do dejó abier­ta la puer­ta de par en par a los sis­te­mas mix­tos y a par­tir de ahí se han ido dan­do dife­ren­tes refor­mas para empeo­rar el sis­te­ma de repar­to y favo­re­cer el de capi­ta­li­za­ción. Las suce­si­vas refor­mas han inci­di­do en ello:

  • 2001.- Sepa­ra­ción de las fuen­tes de finan­cia­ción. Sis­te­ma con­tri­bu­ti­vo y no contributivo.
  • 2003.- Incor­po­ra­ción del argu­men­to fun­da­men­tal de los pri­va­ti­za­do­res. Poner el acen­to en el cre­ci­mien­to demográfico.
  • 2006.- Retra­sar la edad jubi­la­ción (refor­ma con­tra­to de rele­vo). Ampliar la ofer­ta de la reduc­ción de las coti­za­cio­nes empre­sa­ria­les. Ampliar el perío­do para el cálcu­lo de la pensión.
  • 2007. Ofen­si­va en toda esca­la con­tra el sis­te­ma de repar­to de la mano del BE, del BBVA y la Fede­ra­ción de Cajas, entre otros.
  • El sis­te­ma es insos­te­ni­ble por cues­tio­nes demográficas.
  • Hay que redu­cir la cuan­tía de las pen­sio­nes y for­ta­le­cer el sis­te­ma com­ple­men­ta­rio privado.
  • Apli­car cri­te­rios finan­cie­ros en la ges­tión del fon­do de reserva
  • Ampliar la edad jubi­la­ción a los 70 años.

Pero toda esta bate­ría de argu­men­tos se basan en una enor­me men­ti­ra que no tie­ne en cuenta:

  • Que las pre­vi­sio­nes a 50 años en el neo­li­be­ra­lis­mo es una fala­cia. BBVA y BE se atre­ven a pro­nos­ti­car el colap­so del sis­te­ma, cuan­do no tie­nen ni idea de cua­les serán sus resul­ta­dos eco­nó­mi­cos en el 2010.
  • ¿Por qué el con­cep­to de défi­cit se apli­ca a las pen­sio­nes y no se apli­ca por ejem­plo al ejér­ci­to, a la casa del rey, a las infra­es­truc­tu­ras…?. Aquí cuan­do hay défi­cit se com­pen­sa con dine­ro públi­co. ¿Por­qué las pen­sio­nes no?.
  • En los cálcu­los de los exper­tos no inclu­yen los incre­men­tos de pro­duc­ti­vi­dad que harán que aun­que haya un mayor por­cen­ta­je de pre­cep­to­res los avan­ces tec­no­ló­gi­cos y de mejo­ra de la pro­duc­ti­vi­dad harán per­fec­ta­men­te fac­ti­ble el sis­te­ma de repar­to público.
  • Cuan­do el sis­te­ma finan­cie­ro está en cri­sis se saca dine­ro de deba­jo de las pie­dras en los últi­mos dos años nada menos que 150.000 millo­nes de euros. Si el sis­te­ma de pen­sio­nes estu­vie­ra en cri­sis por­qué no se pue­de sacar.
  • El esta­do espa­ñol es uno de los pocos cuyo sis­te­ma de pen­sio­nes no se finan­cia tam­bién con pro­su­pues­tos públicos.
  • Y lo más esper­pén­ti­co de todo es que los Fon­dos de Pen­sio­nes pro­pues­tos como alter­na­ti­va por los exper­tos finan­cie­ros han demos­tra­do antes y aho­ra espe­cial­men­te con la cri­sis su impo­si­bi­li­dad para garan­ti­zar las pensiones.

Nues­tra posi­ción ante este nue­vo fal­so deba­te y ante la refor­ma del Pac­to de Tole­do es cla­ra y rotunda:

  • No vamos a acep­tar mas recortes.
  • Pero ade­más de eso hay que supe­rar una estra­te­gia de resis­ten­cia y mar­car obje­ti­vos pro­pios en esta mate­ria. El deba­te social es un deba­te que sobre todo incum­be a las tra­ba­ja­do­ras y tra­ba­ja­do­res vas­cos y a la capa­ci­dad de deci­sión de nues­tras mayorías.
  • Exi­gi­mos a los gobier­nos de la CAV y de Nava­rra el blin­da­je de las pen­sio­nes públi­cas de las tra­ba­ja­do­ras y tra­ba­ja­do­res vas­cos y que la orde­na­ción y ges­tión de las mis­mas se reali­cen bajo con­trol de nues­tras instituciones.
  • Exi­gi­mos que las deci­sio­nes que haya que tomar­se en esta mate­ria se hagan des­de la volun­tad de las mayo­rías reales en nues­tro territorio.
  • Exi­gi­mos la nego­cia­ción de un mode­lo pro­pio de sis­te­ma de segu­ri­dad social des­de las nece­si­da­des de nues­tro teji­do eco­nó­mi­co y social.
  • Exi­gi­mos un plan de cho­que para que se deje de jugar con el mie­do y la alar­ma social para bene­fi­cio de unos pocos.
  • El sis­te­ma de repar­to es via­ble, fac­ti­ble y nece­sa­rio y se tie­ne que cons­truir par­tien­do de nues­tra reali­dad eco­nó­mi­ca y socio-labo­ral. Las pen­sio­nes, nues­tro sala­rio dife­ri­do, lo tene­mos que ges­tio­nar las tra­ba­ja­do­ras y tra­ba­ja­do­res vas­cos aquí y ahora.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.