Inter­na­cio­na­lis­mo en esta­do puro por Comunero

Un salu­do des­de Madrid a los com­pa­ñe­ros y com­pa­ñe­ras de Boltxe.
En pri­mer lugar, daros mi más sin­ce­ra enho­ra­bue­na por la página.
En segun­do lugar, decir que me pare­ce todo un acier­to el dar cober­tu­ra en vuestra
pági­na a las accio­nes desa­rro­lla­das en otros pue­blos. El inter­na­cio­na­lis­mo nos hace
fuer­tes, y la soli­da­ri­dad entre pue­blos es un arma car­ga­da de futuro.

El pue­blo tra­ba­ja­dor vas­co, con su lucha incan­sa­ble e indo­ble­ga­ble, ha sido y es un
ejem­plo para el res­to de pue­blos tra­ba­ja­do­res que vivi­mos bajo la opre­sión del
esta­do espa­ñol. Vues­tra capa­ci­dad de resis­ten­cia y de crea­ción he ser­vi­do de guía y
de luz para muchas per­so­nas y colec­ti­vos duran­te estos años de «demo­cra­cia». Por
eso, en estos momen­tos en que la repre­sión de manos del PSOE de los GAL arre­cia, en
Madrid no os vamos a dejar sólos/​as.

Somos cons­cien­tes de que tene­mos por delan­te un gran reto, cons­truir un movimiento
popu­lar cas­te­llano con capa­ci­dad polí­ti­ca y social. Y esta­mos avan­zan­do en ello, con
paso fir­me y sereno.
Pero mien­tras tan­to, para noso­tros y noso­tras ejer­cer el inter­na­cio­na­lis­mo de una
mane­ra cer­ca­na, con­cre­ta y cohe­ren­te sigue sien­do una prio­ri­dad a la que no vamos a
renunciar.
Hoy en día, la capa­ci­dad polí­ti­ca de los movi­mien­tos de los dife­ren­tes pue­blos que
vivi­mos bajo la opre­sión del esta­do espa­ñol es muy dife­ren­te en lo que a su gra­do de
desa­rro­llo se refie­re. Exis­ten pue­blos tra­ba­ja­do­res, como el vas­co o el cata­lán, que
se encuen­tran en una fase rela­ti­va­men­te avan­za­da de su desa­rro­llo social y nacional
(aun­que el camino que les que­da por reco­rrer es toda­vía lar­go y com­pli­ca­do). Otros
pue­blos, como el mío, el cas­te­llano, se encuen­tra en una fase dife­ren­te, más
atra­sa­da, en la que lo pri­mor­dial es crear con­cien­cia nacio­nal e ir nor­ma­li­zan­do el
hecho nacional.
Pero a pesar de estas dife­ren­tes capa­ci­da­des, a pesar de los dife­ren­te gra­dos de
desa­rro­llo, des­de cada pue­blo pode­mos y debe­mos apo­yar las luchas del res­to de
pue­blos. El inter­na­cio­na­lis­mo es pre­ci­sa­men­te eso, el ser capa­ces de dar al otro lo
que este nece­si­ta en cada momen­to con­cre­to de su his­to­ria. En Madrid hemos sido
cons­cien­tes de que ante la repre­sión, la soli­da­ri­dad inter­na­cio­na­lis­ta con el pueblo
tra­ba­ja­dor vas­co sigue sien­do esen­cial. Y nos ale­gra mucho com­pro­bar que desde
Eus­kal Herria tam­bién se com­pren­de el momen­to por el que pasa­mos en Cas­ti­lla, y con
peque­ños ges­tos como el de dar cober­tu­ra des­de Boltxe a nues­tras acti­vi­da­des, estáis
con­tri­bu­yen­do a nues­tro pro­pio pro­ce­so. Y por eso os lo agradecemos.

¡Un fuer­te abra­zo comu­ne­ro e inter­na­cio­na­lis­ta des­de Madrid!

¡No pasa­rán!

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.