Sin gobier­nos some­ti­dos no hay bases mili­ta­res de EEUU por ABP

agrandar

Todos y cada uno de los gobier­nos entre­guis­tas de nues­tra Amé­ri­ca, que han sido some­ti­do por los intere­ses de la polí­ti­ca nor­te­ame­ri­ca­na, no solo para acep­tar polí­ti­cas eco­nó­mi­cas y saqueos de rique­zas natu­ra­les, sino al extre­mo del ser­vi­lis­mo, han sido com­pla­cien­tes al con­sen­tir bases mili­ta­res, con arma­men­tos sofis­ti­ca­dos para matar y equi­pos para espiar y con­tro­lar la vida de todos quie­nes no com­par­ten con sus dic­ta­dos impe­ria­les y aho­ra, aun mas, con los famo­sos “con­tra­tis­tas”, como pun­ta de lan­za de sus tro­pe­lías para hacer el tra­ba­jo más sucio. Des­de Japón, pasan­do por Pana­má y por todos los luga­res del orbe don­de tie­nen los EE.UU. repar­ti­do a su ejer­ci­to inva­sor has­ta Colom­bia, las denun­cias por vio­la­cio­nes sexua­les, abu­sos de dife­ren­tes natu­ra­le­za siguen sien­do pan de cada día, sin que has­ta hoy día se sepa o se conoz­ca que nin­guno de los infrac­to­res haya sido juz­ga­do o sen­ten­cia­do por sus deli­tos, ya que de acuer­do a sus “nor­mas inter­na­cio­na­les”, estos inva­so­res gozan de inmu­ni­dad e impu­ni­dad por ser nor­te­ame­ri­ca­nos, tama­ña bar­ba­ri­dad de estas cla­ses domi­nan­tes acep­tar seme­jan­te humi­lla­ción para sus pue­blos.

Sobre el caso con­cre­to de las 7 bases mili­ta­res con­tro­la­das por los grin­gos en Colom­bia, se ha dicho de todo, esta cla­ro que son un peli­gro ame­na­za­dor para todas las fuer­zas pro­gre­sis­tas de este con­ti­nen­te, aun­que sus res­pon­sa­bles tra­tan de sos­te­ner que sólo son para repri­mir el nar­co­trá­fi­co y el “terro­ris­mo”, can­ta­le­ta que ya no la cree ni un menor de edad.

Lo tram­po­so del jus­ti­fi­ca­ti­vo del gobierno entre­guis­ta y para­mi­li­tar de Colom­bia es adu­cir que está “en su dere­cho sobe­rano” de fir­mar o acep­tar cual­quier tipo de con­ve­nios inter­na­cio­na­les, esta es media ver­dad, pero este tipo de con­ve­nios de sumi­sión y per­di­da de la sobe­ra­nía con el acan­to­na­mien­to de tro­pas grin­gas en Colom­bia, nos afec­ta a todos los lati­no­ame­ri­ca­nos, eso esta denun­cia­do y dis­cu­ti­do en las dife­ren­tes reunio­nes de UNASUR , OEA, Gru­po de RIO y sobre todo el ALBA, como el prin­ci­pal gru­po de paí­ses ame­na­za­dos por no ser par­te del some­ti­mien­to a las polí­ti­cas impe­ria­les.

Algu­nos ofre­ci­mien­tos hechos por gobier­nos “ami­gos” de los futu­ros agre­di­dos para “mediar entre Colom­bia y Vene­zue­la” sobre este inmi­nen­te peli­gro para el pro­gre­sis­mo lati­no­ame­ri­cano, sobre la base timo­ra­ta y con­ci­lia­do­ra de que “habría que pedir garan­tías de no agre­sión”, no deja de ser una acti­tud de incau­tos pues cual­quier garan­tía o decla­ra­ción de par­te de los EE.UU. o el gobierno de Uri­be, seria sólo paños de agua tibia ante las aspi­ra­cio­nes de inva­sión a Vene­zue­la y derro­car la revo­lu­ción boli­va­ria­na como efec­to domino hacia Ecua­dor y Boli­via prin­ci­pal­men­te.

Es cier­to que los nor­te­ame­ri­ca­nos ya esta­ban en Colom­bia, sólo que aho­ra la cosa va más en serio, es en gran­de y cada día se van asen­tan­do más y más, no se inmu­tan y se hacen los sor­dos ante los recla­mos de gobier­nos veci­nos, orga­ni­za­cio­nes y pue­blo en gene­ral, inclu­si­ve ya comien­zan las pro­vo­ca­cio­nes de par­te del gobierno colom­biano en con­tra de Vene­zue­la bus­can­do la res­pues­ta de los agre­di­dos.

No hay otra, la mejor for­ma para aca­bar con las bases mili­ta­res en Colom­bia y en cual­quier par­te del con­ti­nen­te, es derro­car a los gobier­nos entre­guis­tas de la mejor mane­ra posi­ble y de eso ya hay con­cien­cia en los pue­blos, solo fal­ta una arre­me­ti­da fran­ca y deci­di­da de gobier­nos, ins­ti­tu­cio­nes, par­ti­dos polí­ti­cos, obre­ros, cam­pe­si­nos y pue­blos en gene­ral, para apo­yar la luchas del pue­blo Colom­biano en todas sus for­mas para que sean ellos con toda nues­tra soli­da­ri­dad, quie­nes prin­ci­pal­men­te aca­ben con el gobierno entre­guis­ta colom­biano.

Una posi­ción con­tun­den­te de todos los lati­no­ame­ri­ca­nos, es que no acep­ta­mos bases mili­ta­res grin­gas y que­re­mos vivir en paz, con dig­ni­dad y sobe­ra­nía ple­na en defen­sa del dere­cho de bus­car el camino que los pue­blos deci­dan hacia la libe­ra­ción nacio­nal y la uni­dad de esta patria gran­de.

Debe­mos hacer caso omi­so a la famo­sa doc­tri­na men­ti­ro­sa de la no “inter­ven­ción en asun­tos inter­nos”, el caso de estas bases mili­ta­res no es un pro­ble­ma interno de Colom­bia, nos con­cier­ne a toda la patria gran­de y así tene­mos que tra­tar­lo.

El pue­blo colom­biano que vie­ne luchan­do por déca­das por des­ha­cer­se de esa oli­gar­quía ven­de patria, nece­si­ta de nues­tra ayu­da con­tun­den­te, no pode­mos seguir recla­man­do al desier­to por la jus­ti­cia, los dere­chos huma­nos y la dig­ni­dad de ese pue­blo her­mano, se pue­de y se debe hacer prác­ti­ca­men­te mucho más, los colom­biano aman­tes de su país y su dig­ni­dad se lo mere­cen.

En momen­tos en que el Impe­rio se apres­ta para lan­zar una ofen­si­va con­tra Yemen, las pro­vo­ca­cio­nes indu­ci­das por los nor­te­ame­ri­ca­nos al gobierno títe­re colom­biano, pue­den col­mar el vaso y des­atar­se una gue­rra en con­tra de la revo­lu­ción boli­va­ria­na, sería decla­rar la gue­rra a todo el pue­blo lati­no­ame­ri­cano, le res­pon­de­mos lo que Mar­tí dijo en otros tiem­pos a los nor­te­ame­ri­ca­nos ante una inmi­nen­te inva­sión a Cuba: “Aquí no encon­tra­ran man­gos baji­tos”. Y como dijo Fidel “comen­za­rá la gue­rra de los 100 años”.

Es ex Diri­gen­te de la Cen­tral Obre­ra Boli­via­na (COB)

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *