Sal­va­je car­ga poli­cial ayer en Iru­ñea, con­tra los sindicatos

Una sal­va­je car­ga poli­cial a las 11.15 horas dis­per­só a los 500 mani­fes­tan­tes con­vo­ca­dos por ELA, LAB, UGT y CCOO ayer des­de las 9.30 de la maña­na fren­te a El Cor­te Inglés.

Las pro­tes­tas, enmar­ca­das den­tro de la jor­na­da de huel­ga ante la aper­tu­ra en fes­ti­vos, se esta­ban desa­rro­llan­do sin nin­gún inci­den­te y la car­ga cogió de sor­pre­sa a los mani­fes­tan­tes allí pre­sen­tes, que fue­ron apa­lea­dos por las FOp y oca­siono varios heridos.

Los cua­tro sin­di­ca­tos ya han anun­cia­do que van a a exi­gir res­pon­sa­bi­li­da­des por la «actua­ción des­pro­por­cio­na­da e injus­ti­fi­ca­da por par­te de la Poli­cía Nacio­nal». Pese a todo, cali­fi­ca­ron la jor­na­da como «alta­men­te posi­ti­va» debi­do al gran segui­mien­to que tuvo.

La con­cen­tra­ción esta­ba pro­gra­ma­da para las 9.30 de la maña­na, pero ya antes varios cien­tos de per­so­nas acu­die­ron a la puer­ta de per­so­nal de El Cor­te Inglés con pan­fle­tos infor­ma­ti­vos para con­ven­cer a los tra­ba­ja­do­res de que se suma­ran a la huel­ga. Fue enton­ces cuan­do se vivie­ron los pri­me­ros momen­tos de ten­sión entre la Poli­cía Nacio­nal y los mani­fes­tan­tes. La Poli­cía des­alo­jó hacia la ace­ra de enfren­te a los sin­di­ca­lis­tas, que tra­ta­ban de impe­dir que los tra­ba­ja­do­res acce­die­ran al edi­fi­cio. Aquí se pro­pi­cia­ron los pri­me­ros empu­jo­nes pero los hechos no fue­ron a más.

Des­de enton­ces, los mani­fes­tan­tes comen­za­ron a reco­rrer la man­za­na de El Cor­te Inglés blo­quean­do las cua­tro puer­tas de acce­so para los clien­tes, bajo las pro­cla­mas «mis fes­ti­vos, no se tocan», «si esto no se apa­ña, caña, caña, caña», «si esto no se arre­gla, leña, leña, leña» y «esto es, la dic­ta­du­ra del Cor­te Inglés».

Así trans­cu­rrió gran par­te de la maña­na, sin inci­den­tes y con pro­tes­tas pací­fi­cas. Sí que recri­mi­na­ban, a quie­nes acu­dían al cen­tro a com­prar, con dife­ren­tes gri­tos, pero en nin­gún caso se lle­gó a las manos ni se requi­rió inter­ven­ción poli­cial, que se man­te­nía expec­tan­te en las puer­tas del cen­tro comercial.

A las 11.15 de la maña­na, la Poli­cía Nacio­nal, sin pre­vio avi­so, car­gó con­tra los mani­fes­tan­tes. No recu­rrie­ron a las esco­pe­tas con bolas de goma, pero si repar­tie­ron porra­zos a los mani­fes­tan­tes que no esca­pa­ron a tiem­po. Fuen­tes sin­di­ca­les afir­man que hay un total de 30 heri­dos por los porra­zos reci­bi­dos y por las caí­das que se pro­du­je­ron. real­men­te fue una actua­cion sal­va­je, mas pro­pia de dic­ta­du­ras, que de una «pre­seun­ta democracia»

Los cua­tro sin­di­ca­tos con­vo­can­tes, en un comu­ni­ca­do con­jun­to leí­do por Ama­ya Villa­nue­va, anun­cia­ron que «se van a exi­gir res­pon­sa­bi­li­da­des por la actua­ción des­pro­por­cio­na­da e injus­ti­fi­ca­da por par­te de la Poli­cía Nacional».

Afir­mó tam­bién que los sin­di­ca­tos se man­tie­nen «fir­mes con el com­pro­mi­so con los tra­ba­ja­do­res del comer­cio en Nafa­rroa» y que «van a seguir defen­dien­do la con­ci­lia­ción de la vida labo­ral y fami­liar». Por otra par­te, los sin­di­ca­tos cali­fi­ca­ron la huel­ga de «posi­ti­va» pues­to que «la mayor par­te de los tra­ba­ja­do­res secun­da­ron la convocatoria».

Es de resal­tar, que la pro­tes­ta era abso­lu­ta­men­te paci­fi­ca, y que [email protected] [email protected] y sin­di­ca­lis­tas, en nin­gun momen­to hicie­ron uso de nin­gun tipo de vio­len­cia, tan solo fue la Poli­cia Nacio­nal, la que hizo un uso des­me­di­do de la vio­len­cia, en un momen­to ade­mas en que habia inclu­so niñ@s.

RELATO DE SAUL ARNAGIBEL, DE LAB

«Nos hemos dedi­ca­do a infor­mar a los tra­ba­ja­do­res para que ejer­cie­ran su dere­cho a la huel­ga y a la gen­te para que no acu­die­ra a com­prar. Muchos han teni­do que ir a tra­ba­jar con ame­na­zas de des­pi­dos», indi­có Saúl Aran­gi­bel, res­pon­sa­ble de LAB-Merkataritza.

Poco antes de las 12.00 lle­ga­ron cua­tro dota­cio­nes poli­cia­les más que comen­za­ron la car­ga «sin mediar nin­gu­na pro­vo­ca­ción. No se ha entra­do en nin­gún momen­to den­tro», expli­có Arangibel.

El sin­di­ca­lis­ta rela­tó que inclu­so los poli­cías que se encon­tra­ban en las puer­tas no sabían lo que pasa­ba. «Un man­do ha esta­do duran­te toda la maña­na lle­van­do el dis­po­si­ti­vo ves­ti­do de pai­sano. Ha des­apa­re­ci­do vein­te minu­tos y ha apa­re­ci­do ves­ti­do de poli­cía con otras fur­go­ne­tas», indi­có. «Han lle­ga­do a toda velo­ci­dad, han abier­to las puer­tas y sin mirar a nadie han empe­za­do a gol­pear a todo el mun­do. Cuan­do sus com­pa­ñe­ros han vis­to que venían así, han empe­za­do tam­bién a car­gar», continuó.

Final­men­te , casi 30 per­so­nas tuvie­ron que ser aten­di­dos por las con­se­cuen­cias de la sal­va­je actua­cion policial.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.