Sal­va­je car­ga poli­cial ayer en Iru­ñea, con­tra los sin­di­ca­tos

Una sal­va­je car­ga poli­cial a las 11.15 horas dis­per­só a los 500 mani­fes­tan­tes con­vo­ca­dos por ELA, LAB, UGT y CCOO ayer des­de las 9.30 de la maña­na fren­te a El Cor­te Inglés.

Las pro­tes­tas, enmar­ca­das den­tro de la jor­na­da de huel­ga ante la aper­tu­ra en fes­ti­vos, se esta­ban desa­rro­llan­do sin nin­gún inci­den­te y la car­ga cogió de sor­pre­sa a los mani­fes­tan­tes allí pre­sen­tes, que fue­ron apa­lea­dos por las FOp y oca­siono varios heri­dos.

Los cua­tro sin­di­ca­tos ya han anun­cia­do que van a a exi­gir res­pon­sa­bi­li­da­des por la «actua­ción des­pro­por­cio­na­da e injus­ti­fi­ca­da por par­te de la Poli­cía Nacio­nal». Pese a todo, cali­fi­ca­ron la jor­na­da como «alta­men­te posi­ti­va» debi­do al gran segui­mien­to que tuvo.

La con­cen­tra­ción esta­ba pro­gra­ma­da para las 9.30 de la maña­na, pero ya antes varios cien­tos de per­so­nas acu­die­ron a la puer­ta de per­so­nal de El Cor­te Inglés con pan­fle­tos infor­ma­ti­vos para con­ven­cer a los tra­ba­ja­do­res de que se suma­ran a la huel­ga. Fue enton­ces cuan­do se vivie­ron los pri­me­ros momen­tos de ten­sión entre la Poli­cía Nacio­nal y los mani­fes­tan­tes. La Poli­cía des­alo­jó hacia la ace­ra de enfren­te a los sin­di­ca­lis­tas, que tra­ta­ban de impe­dir que los tra­ba­ja­do­res acce­die­ran al edi­fi­cio. Aquí se pro­pi­cia­ron los pri­me­ros empu­jo­nes pero los hechos no fue­ron a más.

Des­de enton­ces, los mani­fes­tan­tes comen­za­ron a reco­rrer la man­za­na de El Cor­te Inglés blo­quean­do las cua­tro puer­tas de acce­so para los clien­tes, bajo las pro­cla­mas «mis fes­ti­vos, no se tocan», «si esto no se apa­ña, caña, caña, caña», «si esto no se arre­gla, leña, leña, leña» y «esto es, la dic­ta­du­ra del Cor­te Inglés».

Así trans­cu­rrió gran par­te de la maña­na, sin inci­den­tes y con pro­tes­tas pací­fi­cas. Sí que recri­mi­na­ban, a quie­nes acu­dían al cen­tro a com­prar, con dife­ren­tes gri­tos, pero en nin­gún caso se lle­gó a las manos ni se requi­rió inter­ven­ción poli­cial, que se man­te­nía expec­tan­te en las puer­tas del cen­tro comer­cial.

A las 11.15 de la maña­na, la Poli­cía Nacio­nal, sin pre­vio avi­so, car­gó con­tra los mani­fes­tan­tes. No recu­rrie­ron a las esco­pe­tas con bolas de goma, pero si repar­tie­ron porra­zos a los mani­fes­tan­tes que no esca­pa­ron a tiem­po. Fuen­tes sin­di­ca­les afir­man que hay un total de 30 heri­dos por los porra­zos reci­bi­dos y por las caí­das que se pro­du­je­ron. real­men­te fue una actua­cion sal­va­je, mas pro­pia de dic­ta­du­ras, que de una «pre­seun­ta demo­cra­cia»

Los cua­tro sin­di­ca­tos con­vo­can­tes, en un comu­ni­ca­do con­jun­to leí­do por Ama­ya Villa­nue­va, anun­cia­ron que «se van a exi­gir res­pon­sa­bi­li­da­des por la actua­ción des­pro­por­cio­na­da e injus­ti­fi­ca­da por par­te de la Poli­cía Nacio­nal».

Afir­mó tam­bién que los sin­di­ca­tos se man­tie­nen «fir­mes con el com­pro­mi­so con los tra­ba­ja­do­res del comer­cio en Nafa­rroa» y que «van a seguir defen­dien­do la con­ci­lia­ción de la vida labo­ral y fami­liar». Por otra par­te, los sin­di­ca­tos cali­fi­ca­ron la huel­ga de «posi­ti­va» pues­to que «la mayor par­te de los tra­ba­ja­do­res secun­da­ron la con­vo­ca­to­ria».

Es de resal­tar, que la pro­tes­ta era abso­lu­ta­men­te paci­fi­ca, y que [email protected] [email protected] y sin­di­ca­lis­tas, en nin­gun momen­to hicie­ron uso de nin­gun tipo de vio­len­cia, tan solo fue la Poli­cia Nacio­nal, la que hizo un uso des­me­di­do de la vio­len­cia, en un momen­to ade­mas en que habia inclu­so niñ@s.

RELATO DE SAUL ARNAGIBEL, DE LAB

«Nos hemos dedi­ca­do a infor­mar a los tra­ba­ja­do­res para que ejer­cie­ran su dere­cho a la huel­ga y a la gen­te para que no acu­die­ra a com­prar. Muchos han teni­do que ir a tra­ba­jar con ame­na­zas de des­pi­dos», indi­có Saúl Aran­gi­bel, res­pon­sa­ble de LAB-Mer­ka­ta­ritza.

Poco antes de las 12.00 lle­ga­ron cua­tro dota­cio­nes poli­cia­les más que comen­za­ron la car­ga «sin mediar nin­gu­na pro­vo­ca­ción. No se ha entra­do en nin­gún momen­to den­tro», expli­có Aran­gi­bel.

El sin­di­ca­lis­ta rela­tó que inclu­so los poli­cías que se encon­tra­ban en las puer­tas no sabían lo que pasa­ba. «Un man­do ha esta­do duran­te toda la maña­na lle­van­do el dis­po­si­ti­vo ves­ti­do de pai­sano. Ha des­apa­re­ci­do vein­te minu­tos y ha apa­re­ci­do ves­ti­do de poli­cía con otras fur­go­ne­tas», indi­có. «Han lle­ga­do a toda velo­ci­dad, han abier­to las puer­tas y sin mirar a nadie han empe­za­do a gol­pear a todo el mun­do. Cuan­do sus com­pa­ñe­ros han vis­to que venían así, han empe­za­do tam­bién a car­gar», con­ti­nuó.

Final­men­te , casi 30 per­so­nas tuvie­ron que ser aten­di­dos por las con­se­cuen­cias de la sal­va­je actua­cion poli­cial.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *