Dere­cho al abor­to, una rei­vin­di­ca­ción colec­ti­va por Herri­ko­lo­re

El dere­cho al abor­to ha for­ma­do par­te de las rei­vin­di­ca­cio­nes del movi­mien­to femi­nis­ta des­de que a prin­ci­pios de los años 70 se ini­cia­ran las pri­me­ras cam­pa­ñas por el dere­cho de las muje­res a con­tro­lar su pro­pio cuer­po, a deci­dir sobre su vida. En defi­ni­ti­va a ser libres. Este dere­cho se fun­da­men­ta en el res­pe­to a la auto­no­mía y capa­ci­dad de las muje­res para for­mu­lar y emi­tir sus pro­pios jui­cios y tomar sus deci­sio­nes.

Es pre­ci­sa­men­te el res­pe­to a la deci­sión de las muje­res lo que con­vier­te al abor­to en un dere­cho y nun­ca en una impo­si­ción, no obli­ga a nadie, pero quien legis­la debe garan­ti­zar que quien deci­da abor­tar pue­da rea­li­zar­lo, sin inje­ren­cias ni impo­si­cio­nes de visio­nes con­fe­sio­na­les que tan­to daño hacen a las muje­res, al aso­ciar el abor­to con cul­pa y peca­do.

Hauek dira eta izan dira, urte askoan, ema­ku­meen sexu- eta ugal­ke­ta-esku­bi­deen ingu­ruan mugi­men­du femi­nis­tak egin­da­ko alda­rri­ka­pe­nak.

• Aske eta doan abor­tatze­ko esku­bi­dea.
• Haur­du­nal­dien Boron­da­tez­ko Ete­nal­diak (HBE) osa­sun sare publi­koan.
• Abor­tatzen duten ema­ku­meen­tzat era­ba­te­ko ber­meak osa­su­na­ri eta arlo juri­di­koa­ri dago­kio­nez. Bai­ta inter­ben­tzioa egi­ten duten osa­sun lan­gi­leen­tzat ere.
• Abor­tua esku­bi­de gisa fin­katzea.
• Anti­sor­gai­luen doa­ko esku­ra­ga­rri­ta­sun uni­ber­tsa­la ema­ku­me oro­ren­tzat, osa­sun bal­din­tza ego­kie­tan.
• Hez­kun­tza sexua­la ere­mu guz­tie­tan. Ema­ku­meek beren ama­ta­su­na libre­ki eta boron­da­tez era­ba­ki deza­ten, bai­ta sexua­li­ta­tea bizitze­ko beren modua ere, goza­ga­rria izan dadin eta ez inpo­sa­ke­ten bidez eza­rria.

cura abortoEl pro­yec­to de Ley de Salud Sexual y Repro­duc­ti­va e Inte­rrup­ción Volun­ta­ria del Emba­ra­zo superó el 17 de diciem­bre el trá­mi­te del Con­gre­so del esta­do espa­ñol y ha sido apro­ba­do por el Pleno del Con­gre­so con el apo­yo de sie­te par­ti­dos: PSOE, PNV, ERC, BNG, IU, ICV y Nabai. Han vota­do en con­tra de la Ley Orgá­ni­ca de Salud sexual y repro­duc­ti­va y de la Inte­rrup­ción Volun­ta­ria del Emba­ra­zo una par­te de CiU, el PP, UPN y UPyD. Han sido 184 votos a favor, fren­te a 158 en con­tra y 2 abs­ten­cio­nes.
El tex­to resul­tan­te irá aho­ra al Sena­do e incor­po­ra modi­fi­ca­cio­nes como el reco­no­ci­mien­to de la obje­ción de con­cien­cia indi­vi­dua­li­za­da, la garan­tía de la edu­ca­ción sexual, la sub­ven­ción de los anti­con­cep­ti­vos de últi­ma gene­ra­ción y, sobre todo, el matiz para los abor­tos de las muje­res de entre 16 y 18 años don­de se per­mi­ti­rá inte­rrum­pir su emba­ra­zo siem­pre que infor­men antes a uno o una de sus pro­ge­ni­to­res o tuto­res lega­les a no ser que haya sos­pe­chas fun­da­das de que la deci­sión pue­de con­lle­var pro­ble­mas de vio­len­cia en el seno fami­liar.
El pro­yec­to de la nue­va Ley de Salud Sexual y Repro­duc­ti­va e Inte­rrup­ción Volun­ta­ria del Emba­ra­zo pre­vé tam­bién que todos los cole­gios impar­tan edu­ca­ción sexual y que el alum­na­do de Medi­ci­na y Enfer­me­ría estu­dien en sus carre­ras cómo se prac­ti­ca un abor­to.

Ade­más el tex­to tam­bién reco­no­ce el dere­cho a la obje­ción de con­cien­cia a los y las pro­fe­sio­na­les sani­ta­rias impli­ca­das direc­ta­men­te en la inte­rrup­ción de un emba­ra­zo y pre­vé finan­ciar en par­te o en su tota­li­dad los anti­con­cep­ti­vos de últi­ma gene­ra­ción.

El acce­so al abor­to segu­ro y legal es un dere­cho humano de las muje­res y su pena­li­za­ción y regu­la­ción es una for­ma de con­trol de las muje­res aquí y a nivel inter­na­cio­nal. Es impor­tan­te recor­dar y hacer visi­ble cómo la prohi­bi­ción del abor­to vul­ne­ra los siguien­tes dere­chos de las muje­res: dere­cho a la salud y a la aten­ción medi­ca; a la vida; a la no dis­cri­mi­na­ción – dere­cho a la igual­dad; a la segu­ri­dad per­so­nal; a la liber­tad; a la pri­va­ci­dad; a la infor­ma­ción; a no ser some­ti­da a tra­to cruel, inhu­mano y degra­dan­te; a deci­dir el núme­ro y espa­cia­mien­to entre las y los hijos; a gozar de los bene­fi­cios del pro­gre­so cien­tí­fi­co y el dere­cho a la liber­tad reli­gio­sa y de con­cien­cia.

Los movi­mien­tos femi­nis­tas luchan por rei­vin­di­car el reco­no­ci­mien­to de las muje­res como suje­tas polí­ti­cas y el dere­cho a deci­dir sobre nues­tro cuer­po sin la influen­cia de razo­nes mora­les ni reli­gio­sas que apa­re­cen en el deba­te.

En la actua­li­dad los movi­mien­tos femi­nis­tas y de muje­res esta­mos luchan­do por el dere­cho al abor­to, así como con­tra aque­llos con­tex­tos que obs­ta­cu­li­zan el empo­de­ra­mien­to de las muje­res y la cons­truc­ción de nue­vos mode­los de desa­rro­llo y de rela­cio­nes entre per­so­nas y colec­ti­vos.

Des­pués de déca­das de lucha por el dere­cho al abor­to ya lle­gó el momen­to de garan­ti­zar el dere­cho de las muje­res a deci­dir y ser libres.

GORA EMAKUMEON BORROKA!!

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *