Dere­cho al abor­to, una rei­vin­di­ca­ción colec­ti­va por Herrikolore

El dere­cho al abor­to ha for­ma­do par­te de las rei­vin­di­ca­cio­nes del movi­mien­to femi­nis­ta des­de que a prin­ci­pios de los años 70 se ini­cia­ran las pri­me­ras cam­pa­ñas por el dere­cho de las muje­res a con­tro­lar su pro­pio cuer­po, a deci­dir sobre su vida. En defi­ni­ti­va a ser libres. Este dere­cho se fun­da­men­ta en el res­pe­to a la auto­no­mía y capa­ci­dad de las muje­res para for­mu­lar y emi­tir sus pro­pios jui­cios y tomar sus decisiones.

Es pre­ci­sa­men­te el res­pe­to a la deci­sión de las muje­res lo que con­vier­te al abor­to en un dere­cho y nun­ca en una impo­si­ción, no obli­ga a nadie, pero quien legis­la debe garan­ti­zar que quien deci­da abor­tar pue­da rea­li­zar­lo, sin inje­ren­cias ni impo­si­cio­nes de visio­nes con­fe­sio­na­les que tan­to daño hacen a las muje­res, al aso­ciar el abor­to con cul­pa y pecado.

Hauek dira eta izan dira, urte askoan, ema­ku­meen sexu- eta ugal­ke­ta-esku­bi­deen ingu­ruan mugi­men­du femi­nis­tak egin­da­ko aldarrikapenak.

• Aske eta doan abor­tatze­ko eskubidea.
• Haur­du­nal­dien Boron­da­tez­ko Ete­nal­diak (HBE) osa­sun sare publikoan.
• Abor­tatzen duten ema­ku­meen­tzat era­ba­te­ko ber­meak osa­su­na­ri eta arlo juri­di­koa­ri dago­kio­nez. Bai­ta inter­ben­tzioa egi­ten duten osa­sun lan­gi­leen­tzat ere.
• Abor­tua esku­bi­de gisa finkatzea.
• Anti­sor­gai­luen doa­ko esku­ra­ga­rri­ta­sun uni­ber­tsa­la ema­ku­me oro­ren­tzat, osa­sun bal­din­tza egokietan.
• Hez­kun­tza sexua­la ere­mu guz­tie­tan. Ema­ku­meek beren ama­ta­su­na libre­ki eta boron­da­tez era­ba­ki deza­ten, bai­ta sexua­li­ta­tea bizitze­ko beren modua ere, goza­ga­rria izan dadin eta ez inpo­sa­ke­ten bidez ezarria.

cura abortoEl pro­yec­to de Ley de Salud Sexual y Repro­duc­ti­va e Inte­rrup­ción Volun­ta­ria del Emba­ra­zo superó el 17 de diciem­bre el trá­mi­te del Con­gre­so del esta­do espa­ñol y ha sido apro­ba­do por el Pleno del Con­gre­so con el apo­yo de sie­te par­ti­dos: PSOE, PNV, ERC, BNG, IU, ICV y Nabai. Han vota­do en con­tra de la Ley Orgá­ni­ca de Salud sexual y repro­duc­ti­va y de la Inte­rrup­ción Volun­ta­ria del Emba­ra­zo una par­te de CiU, el PP, UPN y UPyD. Han sido 184 votos a favor, fren­te a 158 en con­tra y 2 abstenciones.
El tex­to resul­tan­te irá aho­ra al Sena­do e incor­po­ra modi­fi­ca­cio­nes como el reco­no­ci­mien­to de la obje­ción de con­cien­cia indi­vi­dua­li­za­da, la garan­tía de la edu­ca­ción sexual, la sub­ven­ción de los anti­con­cep­ti­vos de últi­ma gene­ra­ción y, sobre todo, el matiz para los abor­tos de las muje­res de entre 16 y 18 años don­de se per­mi­ti­rá inte­rrum­pir su emba­ra­zo siem­pre que infor­men antes a uno o una de sus pro­ge­ni­to­res o tuto­res lega­les a no ser que haya sos­pe­chas fun­da­das de que la deci­sión pue­de con­lle­var pro­ble­mas de vio­len­cia en el seno familiar.
El pro­yec­to de la nue­va Ley de Salud Sexual y Repro­duc­ti­va e Inte­rrup­ción Volun­ta­ria del Emba­ra­zo pre­vé tam­bién que todos los cole­gios impar­tan edu­ca­ción sexual y que el alum­na­do de Medi­ci­na y Enfer­me­ría estu­dien en sus carre­ras cómo se prac­ti­ca un aborto.

Ade­más el tex­to tam­bién reco­no­ce el dere­cho a la obje­ción de con­cien­cia a los y las pro­fe­sio­na­les sani­ta­rias impli­ca­das direc­ta­men­te en la inte­rrup­ción de un emba­ra­zo y pre­vé finan­ciar en par­te o en su tota­li­dad los anti­con­cep­ti­vos de últi­ma generación.

El acce­so al abor­to segu­ro y legal es un dere­cho humano de las muje­res y su pena­li­za­ción y regu­la­ción es una for­ma de con­trol de las muje­res aquí y a nivel inter­na­cio­nal. Es impor­tan­te recor­dar y hacer visi­ble cómo la prohi­bi­ción del abor­to vul­ne­ra los siguien­tes dere­chos de las muje­res: dere­cho a la salud y a la aten­ción medi­ca; a la vida; a la no dis­cri­mi­na­ción – dere­cho a la igual­dad; a la segu­ri­dad per­so­nal; a la liber­tad; a la pri­va­ci­dad; a la infor­ma­ción; a no ser some­ti­da a tra­to cruel, inhu­mano y degra­dan­te; a deci­dir el núme­ro y espa­cia­mien­to entre las y los hijos; a gozar de los bene­fi­cios del pro­gre­so cien­tí­fi­co y el dere­cho a la liber­tad reli­gio­sa y de conciencia.

Los movi­mien­tos femi­nis­tas luchan por rei­vin­di­car el reco­no­ci­mien­to de las muje­res como suje­tas polí­ti­cas y el dere­cho a deci­dir sobre nues­tro cuer­po sin la influen­cia de razo­nes mora­les ni reli­gio­sas que apa­re­cen en el debate.

En la actua­li­dad los movi­mien­tos femi­nis­tas y de muje­res esta­mos luchan­do por el dere­cho al abor­to, así como con­tra aque­llos con­tex­tos que obs­ta­cu­li­zan el empo­de­ra­mien­to de las muje­res y la cons­truc­ción de nue­vos mode­los de desa­rro­llo y de rela­cio­nes entre per­so­nas y colectivos.

Des­pués de déca­das de lucha por el dere­cho al abor­to ya lle­gó el momen­to de garan­ti­zar el dere­cho de las muje­res a deci­dir y ser libres.

GORA EMAKUMEON BORROKA!!

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.