23 de Enero, Hen­da­ya – Irun, con­tra el TAV por AHT Gelditu!Elkarlana

AHT GELDITU! Elkar­la­na lla­ma a la ciu­da­da­nía a par­ti­ci­par en la mar­cha que se cele­bra­rá el pró­xi­mo 23 de enero, des­de Hen­daia a Irun, bajo el lema ¡No al TAV! ¡Parad los pro­yec­tos des­truc­to­res!, con­vo­ca­da con­jun­ta­men­te con las aso­cia­cio­nes opo­si­to­ras a la nue­va línea de alta velo­ci­dad de Ipar Eus­kal Herria. La mani­fes­ta­ción par­ti­rá des­de la esta­ción de tren de Hen­daia, a las 4 de la tar­de, y una vez lle­va­da la rei­vin­di­ca­ción en con­tra del TAV has­ta el cen­tro de Irun, cul­mi­na­rá en el puen­te de San­tia­go. En rela­ción a este lla­ma­mien­to, que­re­mos mani­fes­tar que los movi­mien­tos popu­la­res opo­si­to­res al TAV de Ipa­rral­de y de Hegoal­de hace tiem­po que empren­die­ron el tra­ba­jo en común.

Sin embar­go, en este momen­to, es más evi­den­te si cabe que en el tema del TAV, tan­to el gobierno espa­ñol como el fran­cés com­par­ten el mis­mo pro­yec­to impo­si­ti­vo, y que por lo tan­to, nues­tras luchas y argu­men­tos, a día de hoy, están más liga­dos y son más com­ple­men­ta­rios que nun­ca, que­dan­do paten­te que cada avan­ce obte­ni­do por la opo­si­ción al TAV de una par­te o de otra nos for­ta­le­ce en conjunto.Llamamos pues a la ciu­da­da­nía a movi­li­zar­se, y a su vez, que­re­mos mani­fes­tar lo siguien­te:

* ¡Exi­gi­mos par­ti­ci­pa­ción social, aho­ra! Esta­mos aún a tiem­po de cam­biar de rum­bo. No admi­ti­mos la cerra­zón y la acti­tud ras­tre­ra de quie­nes nos gobier­nan, a quie­nes exi­gi­mos que abran, pro­mue­van y difun­dan sin demo­ra un ver­da­de­ro deba­te social al res­pec­to. No en vano, mul­ti­tud de per­so­nas, diver­sas aso­cia­cio­nes, nume­ro­sos muni­ci­pios y la pro­pia mayo­ría sin­di­cal se han mani­fes­ta­do una y otra vez en con­tra del TAV, de mane­ra cla­ra y con­tun­den­te. Des­gra­cia­da­men­te, la res­pues­ta a esta rei­vin­di­ca­ción legí­ti­ma y fun­da­men­ta­da no ha sido otra que el más abso­lu­to des­pre­cio. Vol­ve­mos a reite­rar nues­tra deman­da: al igual que con el TAV, exi­gi­mos el poder de deci­dir en torno a todas aque­llas infra­es­truc­tu­ras y pro­yec­tos que con­di­cio­nan por com­ple­to nues­tro día a día y nues­tro futu­ro. Aun­que el dis­cur­so ofi­cial nos habla a menu­do de la nece­si­dad de que la ciu­da­da­nía par­ti­ci­pe en los asun­tos públi­cos, aquí y aho­ra, cuan­do nos refe­ri­mos a cues­tio­nes fun­da­men­ta­les, nos topa­mos con un muro infran­quea­ble ¡Es hora de derri­bar­lo!

* ¡Bas­ta de pro­pa­gan­da, deman­da­mos infor­ma­ción fia­ble! Deman­da­mos a quie­nes impul­san este pro­yec­to que nos expli­quen con datos por qué resul­ta tan nece­sa­rio el TAV, cómo dará res­pues­ta a las nece­si­da­des reales de la pobla­ción, y cuá­les serán los ver­da­de­ros impac­tos que oca­sio­na­rá (eco­nó­mi­cos, socia­les, medio ambien­ta­les, agra­rios, pai­sa­jís­ti­cos, etc.).

* ¿A dón­de nos con­du­ce este mode­lo socio-eco­nó­mi­co? El ago­ta­mien­to del mode­lo nos gol­pea con espe­cial viru­len­cia en estos tiem­pos. Con más razón si cabe, que­re­mos aler­tar a la ciu­da­da­nía sobre las gra­ves con­se­cuen­cias eco­nó­mi­cas y socia­les que con­lle­va­ría la cons­truc­ción del TAV. Mien­tras las ver­da­de­ras nece­si­da­des socia­les que­dan sin res­pues­ta, se des­pil­fa­rra una ingen­te can­ti­dad de dine­ro en un pro­yec­to gene­ra­dor de impac­tos irre­ver­si­bles. En un con­tex­to de cri­sis como el que vivi­mos, ¿Se pue­de jus­ti­fi­car la cons­truc­ción de una infra­es­truc­tu­ra que cos­ta­rá más de 6.000 millo­nes de euros? (el dato corres­pon­de a la ?Y vas­ca?) ¿Cómo hare­mos fren­te a seme­jan­te endeu­da­mien­to?

* No per­da­mos este tren: ¡Pare­mos el TAV! Con­fia­mos en la capa­ci­dad y la fuer­za de la ciu­da­da­nía: está en nues­tras manos. No nece­si­ta­mos el TAV. Es caro, no ofre­ce una res­pues­ta ade­cua­da a las nece­si­da­des de trans­por­te de la pobla­ción, y cau­sa daños irre­ver­si­bles en el medio ambien­te (las obras de cons­truc­ción ya están cau­san­do gra­ves impac­tos, pero esta­mos a tiem­po de evi­tar los veni­de­ros). El mode­lo (ener­gé­ti­co, social y eco­nó­mi­co) que impul­sa el TAV y demás gran­des infra­es­truc­tu­ras es el res­pon­sa­ble de la catás­tro­fe eco­ló­gi­ca glo­bal y tam­bién del fra­ca­so de la cum­bre en torno al cam­bio cli­má­ti­co. No pode­mos con­ti­nuar así duran­te lar­go tiem­po y de no tomar las deci­sio­nes y medi­das que se requie­ren, apos­tan­do ine­quí­vo­ca­men­te por un mode­lo social y ambien­tal­men­te equi­li­bra­do, no ten­dre­mos futu­ro como socie­dad.

* Que­re­mos fina­li­zar hacien­do una men­ción espe­cial a la tra­yec­to­ria que ha segui­do el deba­te públi­co sobre el TAV en Lapur­di. El 17 de octu­bre una mul­ti­tud se mani­fes­tó en Baio­na con­tra la nue­va línea de alta velo­ci­dad (apro­xi­ma­da­men­te 12.000 per­so­nas). Fue una de las movi­li­za­cio­nes más amplias y nume­ro­sas de un tiem­po a esta par­te. Las enti­da­des muni­ci­pa­les de Lapur­di han encar­ga­do más de un infor­me a con­sul­to­rías inde­pen­dien­tes; los resul­ta­dos de los infor­mes remi­ti­dos no dejan lugar a dudas: el TAV no es ren­ta­ble, no es via­ble, y no es nece­sa­rio. Habla­mos, a fin de cuen­tas, del mis­mo macro-pro­yec­to, lo que des­mon­ta los prin­ci­pa­les argu­men­tos de los pro­mo­to­res de la Y vas­ca (a saber, que es indis­pen­sa­ble para el trá­fi­co de mer­can­cías y que ser­vi­rá para rea­li­zar la cone­xión con Euro­pa en alta velo­ci­dad).

Por todo ello, AHT GELDITU! Elkar­la­na lla­ma a par­ti­ci­par a toda la pobla­ción en la mani­fes­ta­ción que ten­drá lugar el día 23 de enero des­de Hen­daia a Irun.

AHT GELDITU! ELKARLANA

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *