Etxe­rat impul­sa­rá en Bil­bo que 2010 sea año de «com­pro­mi­sos efec­ti­vos» por Ramón Sola

«Que­re­mos que en 2010 haya com­pro­mi­sos reales y con­cre­tos y que­re­mos que ade­más sean efec­ti­vos, por­que esto ya no da más de sí». Pitxu Coto, repre­sen­tan­te de Etxe­rat, cerró así la com­pa­re­cen­cia ayer de nume­ro­sos agen­tes vas­cos que res­pal­da­ron a los fami­lia­res de los pre­sos y con­fir­ma­ron su pre­sen­cia en la mar­cha del sába­do. La rue­da de pren­sa se cele­bró en las esca­li­na­tas del Ayun­ta­mien­to, que es don­de desem­bo­ca­rá esa «gran ola de solidaridad».

Las esca­li­na­tas del Ayun­ta­mien­to de Bil­bo se con­vir­tie­ron ayer en un peque­ño ade­lan­to de la ima­gen que se verá el pró­xi­mo sába­do a eso de las 18.00. Allí desem­bo­ca­rá la mani­fes­ta­ción nacio­nal por los pre­sos con­vo­ca­da por Etxe­rat y que se espe­ra que reúna a dece­nas de miles de per­so­nas dada la durí­si­ma situa­ción en las cárceles.

A medio­día de ayer, allí posa­ron repre­sen­tan­tes de dife­ren­tes colec­ti­vos que se suman a la movi­li­za­ción, aun­que otros muchos que esta­rán el sába­do no pudie­ron acu­dir a esta pre­sen­ta­ción, ade­más de otras per­so­nas cono­ci­das a títu­lo individual.

Con todos ellos, el colec­ti­vo de fami­lia­res de los pre­sos polí­ti­cos vas­cos aspi­ra a levan­tar lo que Oiha­ne Oza­miz defi­nió como «una ola de soli­da­ri­dad» que sir­va para dar un gigan­tes­co «no» a situa­cio­nes como la dis­per­sión, las agre­sio­nes a pre­sos, la nega­ti­va a excar­ce­lar a quie­nes sufren enfer­me­da­des gra­ves e incu­ra­bles o los cacheos con pal­pa­ción impues­tos aho­ra a fami­lia­res y amigos.

«Esta­mos con­ven­ci­dos de que vamos a con­se­guir levan­tar esa ola», mani­fes­tó Pitxu Coto des­pués de que Oiha­ne Oza­miz recor­da­ron que ya han suma­do miles de adhe­sio­nes en los últi­mos meses.

Coto aña­dió que el obje­ti­vo es con­se­guir que este año que empie­za el vier­nes no sólo sea el de los «com­pro­mi­sos reales y efec­ti­vos», sino que, ade­más, éstos «sean efec­ti­vos». «Por­que esto ya no da más de sí», apun­tó en tono elo­cuen­te, alu­dien­do a la situa­ción crí­ti­ca que se atra­vie­sa en las cár­ce­les espa­ño­las y fran­ce­sas, con más pre­sos que nun­ca, con­de­nas cada vez más lar­gas y vul­ne­ra­cio­nes cada vez más graves.

Coto se refi­rió a la actual polí­ti­ca car­ce­la­ria como «una de las mayo­res vio­len­cias que vive este país», en el que hay 746 pre­sos polí­ti­cos que no han podi­do pasar la últi­ma Noche­bue­na en sus domi­ci­lios. Des­de la pro­pia pers­pec­ti­va de Etxe­rat, des­ta­có ade­más que con las últi­mas impo­si­cio­nes «están tra­tan­do de uti­li­zar a los pre­sos con­tra los fami­lia­res y a las fami­lias con­tra los pre­sos, y todo para tra­tar de con­se­guir obje­ti­vos polí­ti­cos». Por eso, remar­có la impor­tan­cia de acu­dir a Bil­bo. La mani­fes­ta­ción par­ti­rá de Aita Donos­tia a las 17.00.

«Toca­re­mos todas las puertas»

La mani­fes­ta­ción lle­va como lema «Eus­kal Pre­soak Eus­kal Herria» y abo­ga por que los repre­sa­lia­dos sean repa­tria­dos «due- ños de todos sus dere­chos». Y este mis­mo men­sa­je era el que lle­va­ba la pan­car­ta tras la que posa­ron nume­ro­sos repre­sen­tan­tes de colec­ti­vos y per­so­nas individuales.

Pese a mos­trar­se muy satis­fe­chos por los apo­yos reca­ba­dos y con­ven­ci­dos de que la mani­fes­ta­ción del sába­do será muy gran­de, los miem­bros de Etxe­rat ya avan­zan que el camino no ter­mi­na­rá ahí. «Segui­re­mos tocan­do todas las puer­tas», mani­fes­tó Oiha­ne Oza­miz, tras denun­ciar que una de ellas sigue cerra­da a cal y canto.

Se tra­ta de la del Defen­sor del Pue­blo de Nafa­rroa, Fran­cis­co Javier Enériz. Los fami­lia­res resal­ta­ron en este acto de Bil­bo que se está negan­do a reci­bir­les, y deja­ron cla­ro que «vamos a seguir inter­pe­lan­do abso­lu­ta­men­te a todos los agentes».

Adhe­sio­nes crecientes

En el lado con­tra­rio, el par­la­men­ta­rio Jesús Mari Larra­za­bal recal­có que EA esta­rá pre­sen­te en la mani­fes­ta­ción por­que así lo ha deci­di­do su Eje­cu­ti­va Nacio­nal. Tam­bién lo hará la mayo­ría sin­di­cal vas­ca, con ELA y LAB al frente.

En la com­pa­re­cen­cia de ayer estu­vie­ron repre­sen­ta­dos otros colec­ti­vos que tam­bién se echa­rán a las calles de la capi­tal viz­cai­na en con­tra de la polí­ti­ca car­ce­la­ria. Ante el Ayun­ta­mien­to de Bil­bo se reu­nie­ron miem­bros de la izquier­da aber­tza­le y de Ara­lar, de los sin­di­ca­tos LAB, EHNE, Hiru y ESK, y de colec­ti­vos muy diver­sos ideo­ló­gi­ca­men­te y de dife­ren­tes ámbi­tos, como Bil­gu­ne Femi­nis­ta, Pre­soen Alde­ko Tal­dea (PAT), Bai Eus­kal Herria­ri, Zaz­pi­ga­rren Ala­ba, Elkar­tzen, ESAIT, Aska­pe­na, Salha­ke­ta-Ara­ba o Gasteizkoak.

La mani­fes­ta­ción se nutre, ade­más, de adhe­sio­nes de carác­ter indi­vi­dual. En el acto de ayer estu­vie­ron, por ejem­plo, el pro­fe­sor Fito Rodrí­guez, el músi­co Txe­rra Boli­na­ga y el abo­ga­do Iñi­go Santxo. Un día antes fue­ron des­ta­ca­dos ber­tso­la­ris y nume­ro­sos repre­sen­tan­tes del ámbi­to sani­ta­rio los que anun­cia- ron que no fal­ta­rán a la cita.

Des­de las diver­sas loca­li­da­des vas­cas se están ulti­man­do estos días dece­nas de auto­bu­ses con des­tino a Bil­bo. Los fami­lia­res tam­bién están pre­pa­ra­dos para acu­dir en masa a la capi­tal viz­cai­na. Como es habi­tual, el colec­ti­vo ultra Dig­ni­dad y Jus­ti­cia ya ha pedi­do la prohi­bi­ción de la movi­li­za­ción. Antes, el con­se­je­ro de Inte­rior, Rodol­fo Ares, ya fue inter­pe­la­do en el Par­la­men­to por Car­los Urqui­jo (PP) ‑nada menos que el 11 de diciem­bre- y dijo que no ve moti­vo alguno para vetarla.

Rubal­ca­ba dice que el tra­to a los pre­sos es «increí­ble­men­te bueno»

En un momen­to en que en las cár­ce­les hay 746 pre­sos polí­ti­cos vas­cos a una media de más de 600 kiló­me­tros de sus casas y que se suce­den las denun­cias de todo tipo de vul­ne­ra­cio­nes, el minis­tro de Inte­rior espa­ñol, Alfre­do Pérez Rubal­ca­ba, no dudó ayer en ase­gu­rar ayer que el tra­to car­ce­la­rio en el Esta­do espa­ñol «es increí­ble­men­te bueno», tan­to en el caso de los vas­cos como del res­to. Argu­men­tó para ello que com­pa­ra­ba la situa­ción en las pri­sio­nes esta­ta­les con los están­da­res de otros paí­ses europeos.

En vís­pe­ras de la mani­fes­ta­ción de Bil­bo que ha reca­ba­do múl­ti­ples adhe­sio­nes, Rubal­ca­ba se esfor­zó en ase­gu­rar que la dis­per­sión es una prác­ti­ca «legal» y que «res­pe­ta los dere­chos». En la entre­vis­ta ofre­ci­da a Radio Eus­ka­di, ase­gu­ro que asu­me que todos los pre­sos «tie­nen los mis­mos dere­chos», pero apun­tó a con­ti­nua­ción que «no todos los pre­sos tie­nen la mis­ma posi­ción», y, en con­se­cuen­cia, abo­gó por que Ins­ti­tu­cio­nes Peni­ten­cia­rias «sea sen­si­ble» a esta dife­ren­cia a la hora de ubi­car­los. En reali­dad, según los datos más recien­tes de Etxe­rat y el movi­mien­to pro-amnis­tía, en la actua­li­dad sólo sie­te de los 746 pre­sos polí­ti­cos vas­cos están en Eus­kal Herria: tres en Mar­tu­te­ne, dos en Basau­ri y otros dos en Langraiz.

Rubal­ca­ba fue pre­gun­ta­do ade­más por las reunio­nes man­te­ni­das con PNV o Ara­lar, en las que estos par­ti­dos vas­cos han con­fir­ma­do que se habló de la polí­ti­ca peni­ten­cia­ria. El minis­tro evi­tó hacer pre­ci­sio­nes al res­pec­to, y jus­ti­fi­có los con­tac­tos por la nece­si­dad de «expli­car» cuál es su estra­te­gia. «Yo hablo con todos», dijo Rubal­ca­ba. Aña­dió ade­más que su expe­rien­cia en estas lides es un valor que cree que debe ser com­par­ti­do, sobre todo con los par­ti­dos polí­ti­cos vascos.

En el tran­cur­so de estas reunio­nes secre­tas, admi­tió haber reci­bi­do una ofer­ta del PNV para «bus­car una for­mu­la­ción más ade­cua­da (de un pac­to anti­te­rro­ris­ta) con el momen­to», pero afir­mó que para cerrar algo así harían fal­ta «lar­gos meses de trabajo».

www​.gara​.net

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.