Agen­tes socia­les de Paris harán lo que este en su mano por escla­re­cer el caso de Anza

Son ya muchos meses sin noti­cias del para­de­ro del refu­gia­do vas­co, ante el silen­cio com­pli­ce de los medios y par­ti­dos espa­ño­les

El Colec­ti­vo Jon Anza reali­zó ayer en Baio­na un balan­ce «espe­ran­za­dor y posi­ti­vo» de los con­tac­tos desa­rro­lla­dos entre el 15 y 18 de diciem­bre con dife­ren­tes agen­tes polí­ti­cos, ins­ti­tu­cio­na­les, socia­les y medios de comu­ni­ca­ción pari­si­nos para dar a cono­cer el caso de la des­apa­ri­ción del mili­tan­te donos­tia­rra.

La dele­ga­ción com­pues­ta por un miem­bro de AB, un com­pa­ñe­ro de tra­ba­jo de Anza, Gabi Moues­ca, Anaiz Funo­sas (Aska­ta­su­na) y por la com­pa­ñe­ra de Anza ha vuel­to «recon­for­ta­da» por­que han sido «escu­cha­dos» y, ade­más, todos los inter­lo­cu­to­res han pro­me­ti­do hacer­se eco del caso y uti­li­zar los medios a su alcan­ce para ayu­dar a escla­re­cer la des­apa­ri­cion. Sin embar­go, en el esta­do espa­ñol, has­ta aho­ra un silen­cio com­pli­ce, cubre el cao, silen­cio que secun­dan par­ti­dos poli­ti­cos y medios de comu­ni­ca­cion

La dele­ga­ción del colec­ti­vo se ha reu­ni­do con la sena­do­ra ver­de Ali­ma Bou­me­dien­ne que, según decla­ró Funo­sas, «se ha com­pro­me­ti­do a poner en mar­cha los dis­po­si­ti­vos par­la­men­ta­rios per­ti­nen­tes para tra­tar de acla­rar lo suce­di­do». Entre las per­so­na­li­da­des polí­ti­cas tam­bién se han entre­vis­ta­do con un miem­bro de la eje­cu­ti­va nacio­nal de la NPA y dos del comi­té de Ipar Eus­kal Herria, así como con el res­pon­sa­ble de Jus­ti­cia del PC, Hen­ri Mal­berg en la sede de la for­ma­ción poli­ti­ca. Los repre­sen­tan­tes de ambos par­ti­dos han afir­ma­do que harán segui­mien­to de la cues­tión y los pri­me­ros publi­ca­rán en los pró­xi­mos días un comu­ni­ca­do ofi­cial de denun­cia.

En cuan­to a los medios de comu­ni­ca­ción, han con­tac­ta­do con el sema­na­rio «Metro» ‑que al día siguien­te del encuen­tro publi­ca­ba ya un artículo‑, con «Le Pari­sien» ‑que fue el pri­mer dia­rio pari­sino que reco­gió la noti­cia de la des­pa­ri­ción de Anza- y tam­bién con «Le Jour­nal du Diman­che». Todos ellos ase­gu­ra­ron a los miem­bros del Colec­ti­vo Anza que segui­rán dan­do noti­cias sobre el caso.

Ade­más, han man­te­ni­do encuen­tros con el cono­ci­do abo­ga­do Antoi­ne Com­te, «exper­to en cues­tio­nes liga­das a los pode­res esta­ta­les y a mili­tan­tes polí­ti­cos». Tam­bién con el soció­lo­go y pro­fe­sor de la uni­ver­si­dad de Nan­te­rre, Lau­rent Bone­lli, «espe­cia­lis­ta en temas de segu­ri­dad y lucha anti­te­rro­ris­ta de Ingla­te­rra, Espa­ña y Fran­cia» que, como refi­rió Funo­sas, «esta­ba muy al corrien­te de las cir­cuns­tan­cias de la des­apa­ri­ción de Anza».

Otra per­so­na­li­dad que cono­cía bien el caso es Jean-Pie­rre Dubois, pre­si­den­te de la Liga de Dere­chos Huma­nos (LDH), que no ocul­tó su preo­cu­pa­ción «por la gra­ve­dad de los hechos». «Dubois se ha toma­do muy en serio el asun­to y nos pro­me­tió que acti­va­rá todos los resor­tes a su alcan­ce, incluí­dos a los sena­do­res y dipu­tados de dife­ren­tes ten­den­cias que son miem­bros de la LDH», aña­dió Funo­sas.

La por­ta­voz dio cuen­ta, asi­mis­mo, del encuen­tro con repre­sen­tan­tes de la Emba­ja­da de Espa­ña, a quie­nes hicie­ron entre­ga de un com­ple­to dos­sier sobre la des­apa­ri­ción del mili­tan­te y de una car­ta con­mi­nan­do a las auto­ri­da­des espa­ño­las a que les infor­men sobre las ges­tio­nes efec­tua­das para escla­re­cer la des­apa­ri­ción. La emba­ja­da ha pro­me­ti­do una res­pues­ta escri­ta a su deman­da.

La gira infor­ma­ti­va aca­bó con una con­fe­ren­cia orga­ni­za­da por el Comi­té de Soli­da­ri­dad con el Pue­blo Vas­co de París, en el que estu­vie­ron pre­sen­tes nume­ro­sos mili­tan­tes de redes socia­les de izquier­da y tam­bién Mon­se­ñor Jac­ques Gai­llot, obis­po céle­bre por su acti­tud crí­ti­ca hacia la Igle­sia ofi­cial.

Gabi Moues­ca cali­fi­có la gira de «extre­ma­da­men­te fruc­tí­fe­ra» en el sen­ti­do en que «los inter­lo­cu­to­res no se han deja­do influen­ciar por la mili­tan­cia de Anza y se han intere­sa­do por el hecho de la des­apa­ri­ción de un hom­bre en terri­to­rio fran­cés a car­go de agen­tes extran­je­ros».

Moues­ca seña­ló asi­mis­mo la «per­ple­ji­dad» mos­tra­da por muchos de ellos res­pec­to al «mutis­mo de los “gran­des elec­tos”, en par­ti­cu­lar sena­do­res y dipu­tados de Ipar Eus­kal Herria sobre un caso tan gra­ve» y des­ta­có la influen­cia que ha teni­do el artícu­lo publi­ca­do por «Le Mon­de». «Esto demues­tra el peso y la impor­tan­cia de los medios de comu­ni­ca­ción a la hora de abrir bre­chas para dar vía a que se escla­rez­can los hechos», apos­ti­lló el por­ta­voz.

El colec­ti­vo tie­ne la inten­ción de seguir tra­ba­jan­do para «rom­per el muro de silen­cio» que rodea la des­apa­ri­ción. Afir­man con deter­mi­na­ción que «no deja­re­mos caer en el olvi­do lo ocu­rri­do con Anza» y diri­gién­do­se en par­ti­cu­lar a Michè­le Alliot-Marie, actual minis­tra de Jus­ti­cia y de Inte­rior cuan­do se pro­du­jo la des­apa­ri­ción del mili­tan­te, le exi­gen «en nom­bre de la fami­lia de Anza, y del pue­blo vas­co en gene­ral, que apor­te toda la ver­dad sobre su para­de­ro».

Por otro lado, el colec­ti­vo pide a la fis­cal de Baio­na que pon­ga el caso en manos de un juez de ins­truc­ción «para que se efec­túe una inves­ti­ga­ción como es debi­do». Según Moues­ca, «este paso per­mi­ti­ría, entre otros aspec­tos, levan­tar el secre­to sobre las ges­tio­nes rea­li­za­das y la fami­lia podría cono­cer si las inda­ga­cio­nes han arro­ja­do algún dato con­clu­yen­te o si, por el con­tra­rio, las pes­qui­sas rea­li­za­das has­ta aho­ra no han teni­do nin­gún resul­ta­do, como adu­ce la fis­cal».

Curio­sa­men­te tan­to el minis­tro de inte­rior espa­ñol, como el con­se­je­ro vas­con­ga­do de inte­rior, afir­ma­ron, con cier­ta sor­na, que des­co­no­cian del todo cual­quier noti­cia acer­ca del para­de­ro de Jom, sin embar­go segun «fuen­tes poli­claes» se lle­go a afir­mar que en el momen­to de la des­pa­ri­cion, lle­va­ba una fuer­te suma de dine­ro. Si por par­te del esta­do, no se sabe nada acer­ca de Jon..sin embar­go ¿Como se cono­ce ese dato y de divul­ga con tan­ta ale­gria?.

Jon pare­ce ser que entro en un tren y ahi se pier­de su pis­ta. Esta­ba enfer­mo y pre­ci­sa­ba aten­cion medi­ca. Las alar­mas se encen­die­ron cuan­do no acu­dio a una cita medi­ca, de cier­ta impor­tan­cia.

Es de des­ta­car, tam­bien el con­tex­to en que se pro­du­ce su des­apa­ri­cion, con un rebro­te de gue­rra sucia, en el que ade­mas de su caso, se dan otros, como pali­zas e inte­rro­ga­to­rios a ex-pre­sos y la apa­ri­cion en esce­na de la ban­da cri­mi­nal «Falan­ge y Tra­di­cion» que inclu­so envio una bala a la txu­pi­ne­ra de las fies­tas de Bil­bo, Sonia Polo, tras una inten­sa cam­pa­ña de aco­so y cri­mi­na­li­za­cion por par­te del tan­dem PP-PSOE ade­mas de otros actos terro­ris­tas y estra­gos.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *