El aten­ta­do frus­tra­do con­tra un avión esta­dou­ni­den­se, hue­le a gato ence­rra­do por JM Alva­rez

La jus­ti­cia de Esta­dos Uni­dos (EEUU) ha acu­sa­do al nige­riano Umar Farouk Abdul­mu­ta­llab, de inten­tar des­truir un avión Air­bus de la com­pa­ñía Del­ta Air­li­nes, pero a pesar de que el terro­ris­ta frus­tra­do haya decla­ra­do haber sido entre­na­do en Yemen por Al Qae­da, exis­ten pun­tos extra­ños que bene­fi­cia­rían al pre­si­den­te Oba­ma en un momen­to en que su ima­gen bea­tí­fi­ca está cayen­do en pica­do, debi­do a sus últi­mas manio­bras que recuer­dan, en todo, a Geor­ge Bush.

Lla­ma la aten­ción que una per­so­na inclui­da en una lis­ta de sos­pe­cho­sos, obtu­vie­ra, sin pro­ble­ma alguno, auto­ri­za­ción para via­jar a un país que exi­ge, con varios días de ante­la­ción, a las com­pa­ñías aéreas las lis­tas de los pasa­je­ros, en las que figu­ran los datos per­so­na­les de los via­je­ros. Para “acla­rar” este pun­to, las auto­ri­da­des esta­dou­ni­den­ses han mani­fes­ta­do que si bien, Umar Farouk figu­ra­ba como sos­pe­cho­so, no tenía prohi­bi­do volar a EEUU, una afir­ma­ción que sue­na a chis­te.

Por otro lado, la espon­tá­nea incul­pa­ción del dete­ni­do, y su supues­ta for­ma­ción en cam­pos de adies­tra­mien­to de Al Qae­da en Yemen, jus­ti­fi­ca­ría la polí­ti­ca beli­cis­ta que el pre­mio Nobel de la Gue­rra, ha ini­cia­do en la fron­te­ra entre Yemen y Ara­bia Sau­di­ta, don­de los bom­bar­deos indis­cri­mi­na­dos esta­dou­ni­den­ses son cada día más fre­cuen­tes, debi­do a la con­fu­sa situa­ción que se vive allí entre “mili­cia­nos irre­gu­la­res chií­tas”, sol­da­dos de Yemen y de Ara­bia Sau­di­ta.

Este aten­ta­do falli­do bene­fi­cia al actual Gobierno en el deba­te abier­to sobre la vigen­te Ley Patrió­ti­ca, deba­te que la Cáma­ra de Repre­sen­tan­tes deci­dió apla­zar (no hace mucho), para den­tro de 60 días, antes de que expi­re la ley, al con­si­de­rar que no era momen­to apro­pia­do para tomar una deci­sión sobre un tema que en abso­lu­to es banal, pues afec­ta a las liber­ta­des fun­da­men­ta­les en EEUU, limi­ta­das des­de hace más de ocho años.

La Ley Patrió­ti­ca se apro­bó des­pués de los aten­ta­dos de sep­tiem­bre de 2001. Des­de enton­ces, dife­ren­tes gru­pos socia­les exi­gen su dero­ga­ción por­que vul­ne­ra, entre otros, los dere­chos de pri­va­ci­dad y con­fi­den­cia­li­dad, y facul­ta al Secre­ta­rio de Esta­do para con­si­de­rar “terro­ris­ta” a cual­quier gru­po cuan­do sus acti­vi­da­des «ame­na­zan la segu­ri­dad nacio­nal, la polí­ti­ca exte­rior o la eco­no­mía de EEUU», algo tan ambi­guo que per­mi­te incluir en esa cate­go­ría, a las orga­ni­za­cio­nes que no sean del agra­do del Gobierno.

Por si fue­ra poco, se tra­ta de una ley extra­te­rri­to­rial, abar­ca juris­dic­ción inter­na­cio­nal, y al estar basa­da en creen­cias polí­ti­cas, posi­bi­li­ta la crea­ción de lis­tas negras de las que salen y entran los paí­ses, en fun­ción de los intere­ses geo­es­tra­té­gi­cos de Washing­ton. Los últi­mos movi­mien­tos de EEUU en Amé­ri­ca Lati­na pro­pi­cia­rían la apa­ri­ción de nue­vos Esta­dos “terro­ris­tas” que bien podrían ser Boli­via, Vene­zue­la o Ecua­dor. Lo suce­di­do, le ha veni­do tan bien a Oba­ma que resul­ta impo­si­ble evi­tar la sus­pi­ca­cia.

http://​jmal​va​rez​blog​.blogs​pot​.com/

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *