Igor Gon­zá­lez apa­re­ce en Puer­to-III tras el quin­to tras­la­do en año y medio por Ramón Sola

p010_f03

Ins­ti­tu­cio­nes Peni­ten­cia­rias y res­pon­sa­bles polí­ti­cos elu­den cual­quier valo­ra­ción tras el inten­to de sui­ci­dio del pre­so Igor Gon­zá­lez Sola. Tras ser saca­do de Gra­na­da, ante­ayer esta­ba en Puer­to-III, a más de 1.000 kiló­me­tros de Bilbo.

El pre­so bil­baino Igor Gon­zá­lez Sola fue lle­va­do a la cár­cel gadi­ta­na de Puer­to-III, a más de mil kiló­me­tros de su loca­li­dad, des­pués de ser saca­do de la pri­sión de Gra­na­da tras el inten­to de sui­ci­dio ocu­rri­do el mar­tes. El dato ha sido difun­di­do por Etxe­rat y el movi­mien­to pro-amnis­tía, pero nada más se sabe sobre su situa­ción. El miér­co­les, cuan­do se difun­dió este gra­ve hecho, ni siquie­ra se cono­cía adón­de había sido llevado.

Como infor­mó GARA en su edi­ción del jue­ves, Igor Gon­zá­lez inten­tó qui­tar­se la vida cor­tán­do­se las venas, des­pués de que su sicó­lo­ga de con­fian­za le hubie­ra visi­ta­do la vís­pe­ra y advir­tie­ra a los res­pon­sa­bles de la cár­cel de Gra­na­da de que su esta­do era muy deli­ca­do y debían tomar­se medi­das preventivas.

Ni Ins­ti­tu­cio­nes Peni­ten­cia­rias ni repre­sen­tan­tes polí­ti­cos e ins­ti­tu­cio­na­les han hecho valo­ra­cio­nes al res­pec­to. Y la noti­cia ha sido obvia­da tam­bién por la prác­ti­ca tota­li­dad de los medios de difu­sión, pese a exis­tir cons­tan­cia de que varios de ellos tele­fo­nea­ron a ins­tan­cias del Gobierno el miér­co­les, tras hacer­se públi­co lo sucedido.

Des­pués de rea­li­zar­le las curas opor­tu­nas, el mis­mo mar­tes por la tar­de el pre­so natu­ral de Alde Zaha­rra de Bil­bo fue saca­do de la cár­cel de Gra­na­da con rum­bo des­co­no­ci­do. El movi­mien­to pro-amnis­tía infor­mó ayer de que se ha detec­ta­do su pre­sen­cia en Puer­to de San­ta María, don­de se encon­tra­ría de paso, a la espe­ra de ser lle­va­do a otro des­tino sin pre­ci­sar. El día de Noche­bue­na, Igor Gon­zá­lez Sola per­ma­ne­cía en el módu­lo de ingresos.

Soto, Puer­to, Alca­lá, Granada…

Se da la cir­cuns­tan­cia de que este pre­so ha sido tras­la­da­do ya cin­co veces des­de que pro­ta­go­ni­zó un pri­mer inten­to de sui­ci­dio, hace aho­ra año y medio. La situa­ción, lógi­ca­men­te, difi­cul­ta poder ofre­cer­le una aten­ción médi­ca estable.

Gon­zá­lez fue dete­ni­do el 25 de mar­zo de 2005 por la Poli­cía espa­ño­la, acu­sa­do de per­te­nen­cia a ETA. Dos años des­pués, se le impu­so una con­de­na de 21 años de cár­cel. En total, en este tiem­po ha pasa­do ya por sie­te cár­ce­les distintas.

Pri­me­ro ingre­só en Soto del Real, de don­de fue lle­va­do a Bur­gos en octu­bre de 2005. Tras vol­ver a Soto duran­te un tiem­po, en julio de 2007 se le ale­jó has­ta una de las cár­ce­les más remo­tas: la de Puerto‑I. Ahí per­ma­ne­ció más de un año, perio­do en el que se pro­du­jo el pri- mer inten­to de qui­tar­se la vida. En octu­bre de 2008, Igor Gon­zá­lez fue lle­va­do a Alca­lá-Meco, dos meses des­pués pasó a Naval­car­ne­ro y otros dos meses más tar­de se le vol­vió a man­dar has­ta Puerto‑I.

Ahí per­ma­ne­ció entre febre­ro y junio de este año, mes en el que se le tras­la­dó a la cár­cel de Albo­lo­te, en Gra­na­da, don­de se ha pro­du­ci­do este nue­vo y gra­ve suceso.

Se inter­pon­drá denuncia

El movi­mien­to pro-amnis­tía ha con­fir­ma­do que la médi­co del joven bil­baino inter­pon­drá una denun­cia con­tra los res­pon­sa­bles facul­ta­ti­vos de la cár­cel de Gra­na­da, por «negli­gen­cia» en la aten­ción a este preso.

La sico­ló­gi­ca de con­fian­za de Igor Gon­zá­lez Sola con­fir­mó el miér­co­les a GARA que había aler­ta­do de su situa­ción. El lunes, un día antes de que se cor­ta­ra las venas, «deci­dí bajar a pesar de que no con­ta­ba con per­mi­so para estar con él. Le vi mal, al igual que el médi­co de la cár­cel, que entró con­mi­go. Le dije que saca­ran de su cel­da todo obje­to que pudie­ra ser cor­tan­te, que estu­vie­ran enci­ma de él, que lo vigi­la­ran». No fue así.

El movi­mien­to pro-amnis­tía con­clu­ye que se ha evi­den­cia­do de nue­vo que la actual polí­ti­ca car­ce­la­ria «pone en ries­go la vida de los pre­sos de modo con­ti­nuo», entre otras cosas a tra­vés de la des­asis­ten­cia sani­ta­ria. Así las cosas, ani­ma a que la mani­fes­ta­ción nacio­nal con­vo­ca­da el 2 de enero en Bil­bo pue­da supo­ner «un jalón» hacia el res­pe­to a los dere­chos de los repre­sa­lia­dos polí­ti­cos vascos.

Para Etxe­rat, el colec­ti­vo de los fami­lia­res, el caso de Igor Gon­zá­lez Sola reve­la que los pre­sos están some­ti­dos a una situa­ción «extre­ma».

Un colec­ti­vo como Ges­to por la Paz se sumó ayer a la deman­da social con­tra la dis­per­sión. Su repre­sen­tan­te Edor­ta Mar­tí­nez afir­mó en una car­ta públi­ca con el títu­lo «Mejor cer­ca» que «en Ges­to por la Paz no enten­de­mos que los fami­lia­res de los pre­sos por deli­tos de terro­ris­mo ten­gan el cas­ti­go aña­di­do de la no poca dis­tan­cia». Cen­su­ró que «en la leja­nía se agra­va el des­arrai­go, se difi­cul­ta el con­tac­to familiar».

Nume­ro­sos actos en ple­na Navidad

Las movi­li­za­cio­nes en defen­sa de los dere­chos de los pre­sos se repro­du­cen en estos días de Navi­dad, en algu­nos pun­tos con carac­te­ri­za­cio­nes espe­cia­les. Ayer, ade­más últi­mo vier­nes del año, se con­cen­tra­ron 56 per­so­nas en Beran­go, 150 en Her­na­ni, 25 en Berrio­zar con pre­sen­cia de la Guar­dia Civil, 30 en Amu­rrio, 40 en Arbi­zu, 60 en Algor­ta, 38 en Basau­ri, 80 en Duran­go, 187 en Aules­ti, 120 en Irun, 135 en Iru­ñea, 99 en Etxa­rri-Ara­natz, 500 en el barrio bil­baino de San­tutxu, 80 en Urdu­ña, 175 en Erren­te­ria, 37 en Lizar­tza, 25 en Zal­di­bia, 25 en Zalla, 15 en Irur­tzun y 60 en Bea­sain. Tam­bién se movi­li­za­ron 36 per­so­nas en Uzta­ritze, 11 en Mus­kiz, 45 en Lekei­tio, 50 en Zumaia, 60 en Arra­tia, 21 en Mun­da­ka, 32 en Ara­maio, 60 en Laz­kao, 93 en Gal­da­kao, 45 en Geta­ria, 100 en Zarautz, 25 en Lesa­ka y 120 en Donostia.

En Gas­teiz se reu­nie­ron 510 per­so­nas y el jue­ves 900 detrás de Olen­tze­ro. Ese mis­mo día tam­bién se con­cen­tra­ron 69 veci­nos en Zal­di­bar, 150 en Liza­rra o 115 en Arri­go­rria­ga. 200 per­so­nas más par­ti­ci­pa­ron en una mani­fes­ta­ción en Zor­notza con moti­vo de Noche­bue­na. Duran­te el reco­rri­do pasa­ron por las sedes de PNV y PSE, don­de Olen­tze­ro dejó car­bón, y denun­cia­ron la des­apa­ri­ción de Jon Anza. Ayer se con­cen­tra­ron 70 per­so­nas por los pre­sos en la mis­ma loca­li­dad. En Azpei­tia asis­tie­ron 400 veci­nos a la mani­fes­ta­ción del jue­ves y 200 en Bara­ñain, don­de ayer se reu­nie­ron otras 30 personas.

Asi­mis­mo, el miér­co­les 25 per­so­nas se con­cen­tra­ron en Ata­rra­bia y 200 en Itu­rra­ma. Para hoy a la tar­de ha sido con­vo­ca­da una mani­fes­ta­ción con­tra la dis­per­sión en Bur­la­ta. GARA

746

pre­sos polí­ti­cos vas­cos fal­ta­ron a la cita con sus fami­lias en la pasa­da Noche­bue­na. Es el núme­ro de los que inte­gran actual­men­te el Colec­ti­vo de Pre­sos Polí­ti­cos Vas­cos (EPPK).

573

se encuen­tran en cár­ce­les del Esta­do espa­ñol, pero sólo sie­te de ellos se hallan en Eus­kal Herria (tres en Mar­tu­te­ne, dos en Basau­ri y dos en Lan­graiz). Fren­te a ello, hay 19 en Gra­na­da, 19 en Pon­te­ve­dra o 42 entre las tres cár­ce­les de Puer­to de San­ta María (Cádiz).

166

más se encuen­tran en pri­sio­nes fran­ce­sas, tam­bién muy lejos de Eus­kal Herria. En el área de París, hay 44 en la cár­cel de Fleury-Mero­gis y 25 en la de Fresnes.

7

están en pri­sión domi­ci­lia­ria por enfer­me­da­des gra­ves o incu­ra­bles: Bau­tis­ta Baran­da­lla, Ángel Figue­roa, Belén Gon­zá­lez Peñal­va, Mikel Gil Cer­ve­ra, Mari­lo Goros­tia­ga y Mikel Ibáñez.

Más de 30 pre­sos sin «vis a vis»

Según los datos reca­ba­dos por Etxe­rat, más de una trein­te­na de pre­sos polí­ti­cos vas­cos se han que­da­do sin visi­tas duran­te el últi­mo fin de sema­na. En las cár­ce­les de Cáce­res, Alme­ría, Alge­ci­ras, Teruel, Cur­tis, Mur­cia, Bur­gos, Oca­ña, Herre­ra, Ali­can­te y Alca­lá, los «vis a vis» con­cer­ta­dos con 29 pre­sos vas­cos fue­ron sus­pen­di­dos des­pués de que los fami­lia­res y ami­gos se nega­ran a ser cachea­dos por los fun­cio­na­rios para poder rea­li­zar la visita.

La nie­ve tam­bién impi­dió que fami­lia­res de varios pre­sos no lle­ga­ran a tiem­po al «vis a vis» que tenían en la pri­sión de Topas al tener que dete­ner sus vehícu­los a 20 kiló­me­tros del pea­je de Bur­gos. Ade­más, des­de Etxe­rat seña­la­ron que en los alre­de­do­res de varias cár­ce­les, como las de Teruel y Cur­tis, la Guar­dia Civil ha lle­va­do a cabo con­tro­les en los que los fami­lia­res y ami­gos de los pre­sos vas­cos han sido some­ti­dos a registros.

Por otro lado, el miér­co­les un gru­po de veci­nos de Por­tu­ga­le­te denun­ció en rue­da de pren­sa que el Pleno muni­ci­pal ha «igno­ra­do» una moción ava­la­da por 500 per­so­nas en la que se recla­ma­ba que se deba­tie­ra sobre la situa­ción del pre­so polí­ti­co Juan Manuel Piriz, «Mun­gi».

Según recor­da­ron, «Mun­gi» lle­va 25 años en pri­sión, y pese a tener la con­de­na cum­pli­da sigue encar­ce­la­do des­pués de que el Tri­bu­nal Supre­mo espa­ñol le haya apli­ca­do la cade­na perpetua.

GARA

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.