Igor Gon­zá­lez apa­re­ce en Puer­to-III tras el quin­to tras­la­do en año y medio por Ramón Sola

p010_f03

Ins­ti­tu­cio­nes Peni­ten­cia­rias y res­pon­sa­bles polí­ti­cos elu­den cual­quier valo­ra­ción tras el inten­to de sui­ci­dio del pre­so Igor Gon­zá­lez Sola. Tras ser saca­do de Gra­na­da, ante­ayer esta­ba en Puer­to-III, a más de 1.000 kiló­me­tros de Bilbo.

El pre­so bil­baino Igor Gon­zá­lez Sola fue lle­va­do a la cár­cel gadi­ta­na de Puer­to-III, a más de mil kiló­me­tros de su loca­li­dad, des­pués de ser saca­do de la pri­sión de Gra­na­da tras el inten­to de sui­ci­dio ocu­rri­do el mar­tes. El dato ha sido difun­di­do por Etxe­rat y el movi­mien­to pro-amnis­tía, pero nada más se sabe sobre su situa­ción. El miér­co­les, cuan­do se difun­dió este gra­ve hecho, ni siquie­ra se cono­cía adón­de había sido llevado.

Como infor­mó GARA en su edi­ción del jue­ves, Igor Gon­zá­lez inten­tó qui­tar­se la vida cor­tán­do­se las venas, des­pués de que su sicó­lo­ga de con­fian­za le hubie­ra visi­ta­do la vís­pe­ra y advir­tie­ra a los res­pon­sa­bles de la cár­cel de Gra­na­da de que su esta­do era muy deli­ca­do y debían tomar­se medi­das preventivas.

Ni Ins­ti­tu­cio­nes Peni­ten­cia­rias ni repre­sen­tan­tes polí­ti­cos e ins­ti­tu­cio­na­les han hecho valo­ra­cio­nes al res­pec­to. Y la noti­cia ha sido obvia­da tam­bién por la prác­ti­ca tota­li­dad de los medios de difu­sión, pese a exis­tir cons­tan­cia de que varios de ellos tele­fo­nea­ron a ins­tan­cias del Gobierno el miér­co­les, tras hacer­se públi­co lo sucedido.

Des­pués de rea­li­zar­le las curas opor­tu­nas, el mis­mo mar­tes por la tar­de el pre­so natu­ral de Alde Zaha­rra de Bil­bo fue saca­do de la cár­cel de Gra­na­da con rum­bo des­co­no­ci­do. El movi­mien­to pro-amnis­tía infor­mó ayer de que se ha detec­ta­do su pre­sen­cia en Puer­to de San­ta María, don­de se encon­tra­ría de paso, a la espe­ra de ser lle­va­do a otro des­tino sin pre­ci­sar. El día de Noche­bue­na, Igor Gon­zá­lez Sola per­ma­ne­cía en el módu­lo de ingresos.

Soto, Puer­to, Alca­lá, Granada…

Se da la cir­cuns­tan­cia de que este pre­so ha sido tras­la­da­do ya cin­co veces des­de que pro­ta­go­ni­zó un pri­mer inten­to de sui­ci­dio, hace aho­ra año y medio. La situa­ción, lógi­ca­men­te, difi­cul­ta poder ofre­cer­le una aten­ción médi­ca estable.

Gon­zá­lez fue dete­ni­do el 25 de mar­zo de 2005 por la Poli­cía espa­ño­la, acu­sa­do de per­te­nen­cia a ETA. Dos años des­pués, se le impu­so una con­de­na de 21 años de cár­cel. En total, en este tiem­po ha pasa­do ya por sie­te cár­ce­les distintas.

Pri­me­ro ingre­só en Soto del Real, de don­de fue lle­va­do a Bur­gos en octu­bre de 2005. Tras vol­ver a Soto duran­te un tiem­po, en julio de 2007 se le ale­jó has­ta una de las cár­ce­les más remo­tas: la de Puerto‑I. Ahí per­ma­ne­ció más de un año, perio­do en el que se pro­du­jo el pri- mer inten­to de qui­tar­se la vida. En octu­bre de 2008, Igor Gon­zá­lez fue lle­va­do a Alca­lá-Meco, dos meses des­pués pasó a Naval­car­ne­ro y otros dos meses más tar­de se le vol­vió a man­dar has­ta Puerto‑I.

Ahí per­ma­ne­ció entre febre­ro y junio de este año, mes en el que se le tras­la­dó a la cár­cel de Albo­lo­te, en Gra­na­da, don­de se ha pro­du­ci­do este nue­vo y gra­ve suceso.

Se inter­pon­drá denuncia

El movi­mien­to pro-amnis­tía ha con­fir­ma­do que la médi­co del joven bil­baino inter­pon­drá una denun­cia con­tra los res­pon­sa­bles facul­ta­ti­vos de la cár­cel de Gra­na­da, por «negli­gen­cia» en la aten­ción a este preso.

La sico­ló­gi­ca de con­fian­za de Igor Gon­zá­lez Sola con­fir­mó el miér­co­les a GARA que había aler­ta­do de su situa­ción. El lunes, un día antes de que se cor­ta­ra las venas, «deci­dí bajar a pesar de que no con­ta­ba con per­mi­so para estar con él. Le vi mal, al igual que el médi­co de la cár­cel, que entró con­mi­go. Le dije que saca­ran de su cel­da todo obje­to que pudie­ra ser cor­tan­te, que estu­vie­ran enci­ma de él, que lo vigi­la­ran». No fue así.

El movi­mien­to pro-amnis­tía con­clu­ye que se ha evi­den­cia­do de nue­vo que la actual polí­ti­ca car­ce­la­ria «pone en ries­go la vida de los pre­sos de modo con­ti­nuo», entre otras cosas a tra­vés de la des­asis­ten­cia sani­ta­ria. Así las cosas, ani­ma a que la mani­fes­ta­ción nacio­nal con­vo­ca­da el 2 de enero en Bil­bo pue­da supo­ner «un jalón» hacia el res­pe­to a los dere­chos de los repre­sa­lia­dos polí­ti­cos vascos.

Para Etxe­rat, el colec­ti­vo de los fami­lia­res, el caso de Igor Gon­zá­lez Sola reve­la que los pre­sos están some­ti­dos a una situa­ción «extre­ma».

Un colec­ti­vo como Ges­to por la Paz se sumó ayer a la deman­da social con­tra la dis­per­sión. Su repre­sen­tan­te Edor­ta Mar­tí­nez afir­mó en una car­ta públi­ca con el títu­lo «Mejor cer­ca» que «en Ges­to por la Paz no enten­de­mos que los fami­lia­res de los pre­sos por deli­tos de terro­ris­mo ten­gan el cas­ti­go aña­di­do de la no poca dis­tan­cia». Cen­su­ró que «en la leja­nía se agra­va el des­arrai­go, se difi­cul­ta el con­tac­to familiar».

Nume­ro­sos actos en ple­na Navidad

Las movi­li­za­cio­nes en defen­sa de los dere­chos de los pre­sos se repro­du­cen en estos días de Navi­dad, en algu­nos pun­tos con carac­te­ri­za­cio­nes espe­cia­les. Ayer, ade­más últi­mo vier­nes del año, se con­cen­tra­ron 56 per­so­nas en Beran­go, 150 en Her­na­ni, 25 en Berrio­zar con pre­sen­cia de la Guar­dia Civil, 30 en Amu­rrio, 40 en Arbi­zu, 60 en Algor­ta, 38 en Basau­ri, 80 en Duran­go, 187 en Aules­ti, 120 en Irun, 135 en Iru­ñea, 99 en Etxa­rri-Ara­natz, 500 en el barrio bil­baino de San­tutxu, 80 en Urdu­ña, 175 en Erren­te­ria, 37 en Lizar­tza, 25 en Zal­di­bia, 25 en Zalla, 15 en Irur­tzun y 60 en Bea­sain. Tam­bién se movi­li­za­ron 36 per­so­nas en Uzta­ritze, 11 en Mus­kiz, 45 en Lekei­tio, 50 en Zumaia, 60 en Arra­tia, 21 en Mun­da­ka, 32 en Ara­maio, 60 en Laz­kao, 93 en Gal­da­kao, 45 en Geta­ria, 100 en Zarautz, 25 en Lesa­ka y 120 en Donostia.

En Gas­teiz se reu­nie­ron 510 per­so­nas y el jue­ves 900 detrás de Olen­tze­ro. Ese mis­mo día tam­bién se con­cen­tra­ron 69 veci­nos en Zal­di­bar, 150 en Liza­rra o 115 en Arri­go­rria­ga. 200 per­so­nas más par­ti­ci­pa­ron en una mani­fes­ta­ción en Zor­notza con moti­vo de Noche­bue­na. Duran­te el reco­rri­do pasa­ron por las sedes de PNV y PSE, don­de Olen­tze­ro dejó car­bón, y denun­cia­ron la des­apa­ri­ción de Jon Anza. Ayer se con­cen­tra­ron 70 per­so­nas por los pre­sos en la mis­ma loca­li­dad. En Azpei­tia asis­tie­ron 400 veci­nos a la mani­fes­ta­ción del jue­ves y 200 en Bara­ñain, don­de ayer se reu­nie­ron otras 30 personas.

Asi­mis­mo, el miér­co­les 25 per­so­nas se con­cen­tra­ron en Ata­rra­bia y 200 en Itu­rra­ma. Para hoy a la tar­de ha sido con­vo­ca­da una mani­fes­ta­ción con­tra la dis­per­sión en Bur­la­ta. GARA

746

pre­sos polí­ti­cos vas­cos fal­ta­ron a la cita con sus fami­lias en la pasa­da Noche­bue­na. Es el núme­ro de los que inte­gran actual­men­te el Colec­ti­vo de Pre­sos Polí­ti­cos Vas­cos (EPPK).

573

se encuen­tran en cár­ce­les del Esta­do espa­ñol, pero sólo sie­te de ellos se hallan en Eus­kal Herria (tres en Mar­tu­te­ne, dos en Basau­ri y dos en Lan­graiz). Fren­te a ello, hay 19 en Gra­na­da, 19 en Pon­te­ve­dra o 42 entre las tres cár­ce­les de Puer­to de San­ta María (Cádiz).

166

más se encuen­tran en pri­sio­nes fran­ce­sas, tam­bién muy lejos de Eus­kal Herria. En el área de París, hay 44 en la cár­cel de Fleury-Mero­gis y 25 en la de Fresnes.

7

están en pri­sión domi­ci­lia­ria por enfer­me­da­des gra­ves o incu­ra­bles: Bau­tis­ta Baran­da­lla, Ángel Figue­roa, Belén Gon­zá­lez Peñal­va, Mikel Gil Cer­ve­ra, Mari­lo Goros­tia­ga y Mikel Ibáñez.

Más de 30 pre­sos sin «vis a vis»

Según los datos reca­ba­dos por Etxe­rat, más de una trein­te­na de pre­sos polí­ti­cos vas­cos se han que­da­do sin visi­tas duran­te el últi­mo fin de sema­na. En las cár­ce­les de Cáce­res, Alme­ría, Alge­ci­ras, Teruel, Cur­tis, Mur­cia, Bur­gos, Oca­ña, Herre­ra, Ali­can­te y Alca­lá, los «vis a vis» con­cer­ta­dos con 29 pre­sos vas­cos fue­ron sus­pen­di­dos des­pués de que los fami­lia­res y ami­gos se nega­ran a ser cachea­dos por los fun­cio­na­rios para poder rea­li­zar la visita.

La nie­ve tam­bién impi­dió que fami­lia­res de varios pre­sos no lle­ga­ran a tiem­po al «vis a vis» que tenían en la pri­sión de Topas al tener que dete­ner sus vehícu­los a 20 kiló­me­tros del pea­je de Bur­gos. Ade­más, des­de Etxe­rat seña­la­ron que en los alre­de­do­res de varias cár­ce­les, como las de Teruel y Cur­tis, la Guar­dia Civil ha lle­va­do a cabo con­tro­les en los que los fami­lia­res y ami­gos de los pre­sos vas­cos han sido some­ti­dos a registros.

Por otro lado, el miér­co­les un gru­po de veci­nos de Por­tu­ga­le­te denun­ció en rue­da de pren­sa que el Pleno muni­ci­pal ha «igno­ra­do» una moción ava­la­da por 500 per­so­nas en la que se recla­ma­ba que se deba­tie­ra sobre la situa­ción del pre­so polí­ti­co Juan Manuel Piriz, «Mun­gi».

Según recor­da­ron, «Mun­gi» lle­va 25 años en pri­sión, y pese a tener la con­de­na cum­pli­da sigue encar­ce­la­do des­pués de que el Tri­bu­nal Supre­mo espa­ñol le haya apli­ca­do la cade­na perpetua.

GARA

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *