(VIDEO) Sol­da­do de EEUU: «Nues­tro enemi­go es un sis­te­ma que hace la gue­rra cuan­do es ren­ta­ble» por Cuba­de­ba­te /​ABN y docu­men­to eco­nó­mi­co tra­du­ci­do por Boltxe​.Info

Está cir­cu­lan­do por Inter­net, como un virus, la tra­duc­ción del dis­cur­so que pro­nun­ció el sol­da­do nor­te­ame­ri­cano Mike Prys­ner, don­de rela­ta quié­nes son los ver­da­de­ros enemi­gos de su país, a par­tir de sus viven­cias en la gue­rra en Iraq.

“Nues­tro ver­da­de­ro enemi­go no es el que vive en una tie­rra leja­na, cuyos nom­bres o polí­ti­cas no enten­de­mos, el ver­da­de­ro enemi­go es un sis­te­ma que hace la gue­rra cuan­do es ren­ta­ble, los geren­tes que nos echan de nues­tros pues­tos de tra­ba­jo cuan­do es ren­ta­ble, las Com­pa­ñías de Segu­ros que nos nie­gan la aten­ción de la salud cuan­do es ren­ta­ble, los ban­cos que nos qui­tan nues­tros hoga­res cuan­do es ren­ta­ble. Nues­tros enemi­gos no están a cien­tos de millas de dis­tan­cia. Ellos están aquí, en fren­te de noso­tros.

“El racis­mo den­tro de lo mili­tar ha sido duran­te lar­go tiem­po una herra­mien­ta para jus­ti­fi­car la des­truc­ción y ocu­pa­cion de otro país. Duran­te mucho tiem­po se ha usa­do para jus­ti­fi­car las matan­zas, la sub­yu­ga­ción y tor­tu­ras de otras gen­tes. El recis­mo es un arma fun­da­men­tal uti­li­za­da por este gobierno.”

Mike par­ti­ci­pó en un panel que deba­tió la mala ges­tión de los mili­ta­res nor­te­ame­ri­ca­nos en Iraq y la prác­ti­ca del ase­si­na­to, las tor­tu­ras, los abu­sos y tra­to des­pec­ti­vo a los civi­les. En esa mis­ma mesa, Andrew Duffy ofre­ció tes­ti­mo­nio de los inci­den­tes en los que se les negó aten­ción médi­ca a dete­ni­dos ira­quíes deses­pe­ra­da­men­te nece­si­ta­dos de tra­ta­mien­to. Y Mike Prys­ner des­cri­be una misión en la que par­ti­ci­pó con su uni­dad, don­de fue­ron for­za­dos los ira­quíes a aban­do­nar una media doce­na de casas, sin com­pen­sa­ción, para ser usa­das por el Ejér­ci­to nor­te­ame­ri­cano.

En una car­ta a Michael Moo­re, en el 2003, des­de Iraq, escri­bió:

“He derri­ba­do esta­tuas y des­tro­za­do retra­tos mien­tras usa­ba una ban­de­ra nor­te­ame­ri­ca­na en mi man­ga, y lucha­ba por apren­der a enten­der­lo. Me uní al ejér­ci­to en cuan­to tuve el míni­mo de edad ‑recha­cé una beca de escri­tu­ra en una uni­ver­si­dad esta­tal para ser­vir a mi país, lis­to a morir por los idea­les que apren­dí a amar. Dos años des­pués me encon­tré a pun­to de des­em­bar­car en una pis­ta aérea negra como la noche, lis­to a ata­car a un país en el cual yo no creía que debía estar… Duran­te todo el tiem­po que he esta­do en Irak he esta­do bus­can­do ideas para con­ven­cer­me de que pue­do sen­tir­me orgu­llo­so de mis actos, que yo era par­te de algo jus­to. Pero no impor­ta qué argu­men­to encon­tra­ba a favor de la gue­rra me venía a la cabe­za la ima­gen de mi coman­dan­te en jefe que son­ríe con pre­sun­ción mien­tras pien­sa que ha enga­ña­do a un país”.

En la foto, deten­ción del sol­da­do Mike Prys­ner

soldado norteamericano

pentagono

Los EE.UU. gas­tan más para la gue­rra anual­men­te que lo que dedi­can todos sus Esta­dos jun­tos a la salud, la edu­ca­ción, el bien­es­tar y la segu­ri­dad de 308 millo­nes de esta­dou­ni­den­ses por Alhe­to­news (tra­duc­ción de Boltxe​.Info)

Joseph Hench­man, direc­tor de pro­yec­tos esta­ta­les de la Tax Foun­da­tion de Washing­ton, DC, indi­ca que los Esta­dos recau­da­ron un total de 781 mil millo­nes dóla­res en impues­tos en 2008.

Para una com­pa­ra­ción apro­xi­ma­da, según datos de Wiki­pe­dia, el pre­su­pues­to total para lo que el Pen­tá­gono lla­ma “defen­sa” en el año fis­cal 2010 será de al menos 880 mil millo­nes dóla­res y podría se un máxi­mo de $ 1 billón. Eso es más que todos los gobier­nos esta­ta­les podrían recau­dar.

Indi­ca que todos los gobier­nos loca­les de Amé­ri­ca com­bi­na­dos (ciu­da­des, con­da­dos, etc) podrían recau­dar cer­ca de $ 500 millo­nes en impues­tos. Aña­de que con la con­tri­bu­ción esta­tal total se obten­drían más de $ 1,3 billo­nes. Esto sig­ni­fi­ca que el Pen­tá­gono del Tío Sam suc­cio­na casi tan­to dine­ro como la suma de los esta­dos, con­da­dos, ciu­da­des, y otras depen­den­cias guber­na­men­ta­les para diri­gir el país.

Si la cifra del Pen­tá­gono de $ 1 tri­llón es un poco infe­rior a la recau­da­ción de todos los impues­tos por las auto­ri­da­des, tén­ga­se en cuen­ta que el FBI, las agen­cias de inte­li­gen­cia, la VA, los Ins­ti­tu­tos Nacio­na­les de Salud (gue­rra bio­ló­gi­ca) son tam­bién gas­tos en acti­vi­da­des rela­cio­na­das con la gue­rra.

Una pre­gun­ta que des­cri­be lo ante­rior­men­te dicho y que res­pon­de a sí mis­ma es: ¿En qué área pue­de el gobierno fede­ral ope­rar en las dis­tin­tas admi­nis­tra­cio­nes sin que las mis­mas ten­gan com­pe­ten­cias?. La res­pues­ta es: asun­tos exte­rio­res, ejér­ci­tos de sen­si­bi­li­za­ción, lucha con­tra las gue­rras, la rea­li­za­ción de la diplo­ma­cia, etc, y así el tío Sam man­tie­ne la amplia­ción de esta área. Su prin­ci­pal énfa­sis no está en la diplo­ma­cia.

Por cada dólar inver­ti­do por el Depar­ta­men­to de Esta­do, que reci­be unos 50 millo­nes de dóla­res al año, el Pen­tá­gono gas­ta $ 20. En cuan­to a los Cuer­pos de Paz, su pre­su­pues­to es de $ 375 millo­nes, una insig­ni­fi­can­cia ape­nas sufi­cien­te para man­te­ner el ele­fan­te del Pen­tá­gono.

El Pre­mio Nobel de Eco­no­mía Joseph Sti­glitz y Lin­da Bil­mes, Auto­ri­dad de Finan­cia­mien­to des­cri­ben en su “The Three Tri­llion Dollar War” (WW Nor­ton), “el gas­to en defen­sa ha esta­do cre­cien­do como por­cen­ta­je de los fon­dos dis­cre­cio­na­les (dine­ro que no se gas­ta en dere­chos socia­les, como de Segu­ri­dad…), del 48 por cien­to en 2000 a 51 por cien­to en la actua­li­dad. Eso sig­ni­fi­ca que nues­tras nece­si­da­des de defen­sa engu­llen una por­ción mayor del dine­ro de los con­tri­bu­yen­tes mayor que nun­ca “.

Y agre­gan: “El pre­su­pues­to del Pen­tá­gono se ha incre­men­ta­do en más de $ 600 millo­nes de dóla­res, acu­mu­la­dos des­de que inva­dió Irak.” Con sus 1.000 bases en los EE.UU. y otros 800 bases a nivel mun­dial, los EE.UU. se han con­ver­ti­do en un ver­da­de­ro “Esta­do de Gue­rra”. Hoy en día, mili­ta­res rela­cio­na­das con pro­duc­tos arma­men­tís­ti­cos repre­sen­tan alre­de­dor de una cuar­ta par­te del total del PIB. de EE.UU. Esto inclu­ye 10.000 armas nuclea­res. De hecho, los EE.UU. han des­ti­na­do 5,5 billón dóla­res sólo en armas nuclea­res duran­te los últi­mos 70 años.

Nin­gu­na otra nación tie­ne algo remo­ta­men­te pare­ci­do a esta pre­sen­cia glo­bal ame­na­zan­te. El Pen­tá­gono refuer­za su con­trol median­te la eje­cu­ción con­jun­ta de “for­ma­ción” con los ejer­ci­cios mili­ta­res de 110 paí­ses, entre ellos las dic­ta­du­ras que uti­li­zan abier­ta­men­te estos cono­ci­mien­tos y arma­men­to­pa­ra repri­mir los dis­tur­bios inter­nos, como suce­de en Hon­du­ras..

Los EE.UU. gas­ta más en arma­men­to que las siguien­tes doce nacio­nes que se ali­nean detras de USA en con­jun­to y es con mucho el núme­ro 1 del mun­do del trá­fi­co de armas. “El gobierno emplea a unas 6.500 per­so­nas sólo para coor­di­nar y admi­nis­trar sus ven­tas de armas en rela­ción con el pro­gra­ma de altos fun­cio­na­rios en las emba­ja­das esta­dou­ni­den­ses en todo el mun­do, que pasan la mayor par­te de su” diplo­má­ti­ca “carre­ra pro­fe­sio­nal como ven­de­do­res de armas”, escri­be Chal­mers John­son en “Blow­back: Los cos­tes y con­se­cuen­cias del impe­rio ame­ri­cano (Henry Holt). ”

Chal­mers, dice que el esta­ble­ci­mien­to mili­tar de EE.UU. está hoy “está más allá del con­trol civil” y que a pesar de su capa­ci­dad de “ofre­cer muer­te y des­truc­ción en cual­quier lugar de la tie­rra y temer poco a las repre­sa­lias de sus enemi­gos, está diná­mi­ca exi­ge un equi­po cada vez más reno­va­do ”, mien­tras que el Pen­tá­gono aho­ra más o menos fija su pro­pia agen­da” y “aca­pa­ra la for­mu­la­ción y con­duc­ción de la polí­ti­ca exte­rior esta­dou­ni­den­se”.

¿Cuán­to tiem­po pasa­rá antes de que su pro­pio pue­blo se vuel­va con­tra este tirá­ni­co , anti-demo­crá­ti­ca colo­so, que está dila­pi­dan­do el dine­ro para la gue­rra en lugar de poten­ciar las inver­sio­nes en gas­tos socia­les inter­nos y en la paz que deman­da la Huma­ni­dad, con­tra ese esta­do impe­ria­lis­ta que aumen­ta los apo­yos a los dic­ta­do­res y bate tam­bo­res de gue­rra?

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *