Con PP y PNV ata­dos, López aprue­ba de calle unas cuen­tas que no gus­tan por Iña­ki iriondo

El PP dice que estos pre­su­pues­tos no son los suyos y, en con­cre­to, cri­ti­ca el acuer­do de esta­bi­li­dad entre PSE y PNV que garan­ti­za los ingre­sos. Los jel­tza­les van más allá y hablan de que el pro­yec­to pre­sen­ta­do por Lakua «no abor­da la nece­si­dad que tie­ne en este momen­to la socie­dad». Pero con el sí de unos y la abs­ten­ción de los otros, Patxi López ha apro­ba­do las cuen­tas con menos opo­si­ción de la his­to­ria.«Todo se resu­me en que seis par­la­men­ta­rios [de 75], el gru­po Ara­lar por un lado y Ezker Batua y Eus­ko Alkar­ta­su­na del Gru­po Mix­to por otro, pre­sen­ta­ron enmien­das a la tota­li­dad y han anun­cia­do su voto con­tra­rio a este pre­su­pues­to. El menor recha­zo cono­ci­do por unas cuen­tas públi­cas en los últi­mos diez años». De esta for­ma defi­nió el por­ta­voz del PSE, José Anto­nio Pas­tor, la para­dó­ji­ca situa­ción que ayer se dio en el Par­la­men­to de Gas­teiz. Tan­to el PP como el PNV cri­ti­ca­ron el pre­su­pues­to por dis­tin­tos moti­vos, pero el pri­me­ro votó a favor y el segun­do se abs­tu­vo, otor­gan­do así una vic­to­ria al Eje­cu­ti­vo de Patxi López.

Los impe­ra­ti­vos polí­ti­cos y los equi­li­brios ins­ti­tu­cio­na­les han esta­do en esta oca­sión por enci­ma de los núme­ros. Aun­que tam­bién es cier­to que, como reco­no­cie­ron los por­ta­vo­ces de varios gru­pos, sus pro­pues­tas eco­nó­mi­cas son tan simi­la­res que las dife­ren­cias que unos pudie­ran mar­car fren­te a otros no lle­gan al 5% del mon­tan­te total de unas cuen­tas que para 2010 ascien­den a 10.315 millo­nes de euros, un 8,6% menos res­pec­to del pre­su­pues­to actua­li­za­do del ejer­ci­cio que ya fina­li­za, y que inclu­yen 1.914 millo­nes de deu­da para el pró­xi­mo año para poder cua­drar el déficit.

El deseo de sacar al PNV de Aju­ria Enea hizo que el PP no duda­ra en fir­mar un acuer­do pre­ma­tri­mo­nial con el PSE que garan­ti­za­ba el voto a Patxi López en la inves­ti­du­ra y se ase­gu­ra­ba el papel de «socio prio­ri­ta­rio» para la apro­ba­ción de los pre­su­pues­tos. Esto se ha tra­du­ci­do en que el Gobierno ha per­mi­ti­do que el PP intro­du­je­ra en las cuen­tas algu­nas par­ti­das con las que poder alar­dear ante sus bol­sas de influen­cia electoral.

Y así el PP lle­ga al deba­te en el Par­la­men­to dicien­do que «es evi­den­te que éste no era nues­tro pre­su­pues­to. Noso­tros somos los pri­me­ros, y no por­que lo diga una ley o no, que deci­mos que el aho­rro nega­ti­vo es malo. Es malo que una fami­lia ten­ga que pedir un cré­di­to para pagar la luz, el agua o la comi­da. Que eso es malo. Y lo apo­ya­mos este año excep­cio­nal­men­te, pero es que han deja­do uste­des [el PNV] un país muy excep­cio­nal. Muy excep­cio­nal des­pués del pre­su­pues­to y el gas­to». Ade­más, al PP tam­po­co le gus­ta el acuer­do alcan­za­do entre PNV y PSE sobre la polí­ti­ca fis­cal de las dipu­tacio­nes, que son las que mar­can los ingre­sos de este presupuesto.

Pese a todas estas caren­cias, y otras duras crí­ti­cas que hizo a la polí­ti­ca eco­nó­mi­ca de José Luis Rodrí­guez Zapa­te­ro, el PP votó a favor de los pre­su­pues­tos del Gobierno de López.

PNV: «No abor­da la realidad»

El diag­nós­ti­co del PNV sobre los pre­su­pues­tos de Lakua es toda­vía peor. Según afir­mó su por­ta­voz Ricar­do Gatza­gaetxe­be­rria, «el pro­ble­ma de estos pre­su­pues­tos es que no abor­dan la nece­si­dad que tie­ne en este momen­to la socie­dad, pues­to que no impul­san la deman­da inter­na con el incre­men­to a la inver­sión. En una situa­ción de rece­sión, se redu­ce la inver­sión. Ése es el error cen­tral de estos pre­su­pues­tos. Ahí está la cla­ve, el núcleo cen­tral ‑enfatizó‑, por­que en el res­to de las gran­des polí­ti­cas del país ‑la edu­ca­ción, la sani­dad, la jus­ti­cia, la segu­ri­dad públi­ca- evi­den­te­men­te no pue­de haber gran­des dife­ren­cias, por­que son los ser­vi­cios nuclea­res del Esta­do de bien­es­tar». Aún así, el PNV tam­bién encon­tró defi­cien­cias en estos aspec­tos con­cre­tos. De hecho, pre­sen­tó has­ta 249 enmien­das par­cia­les y no le acep­ta­ron nin­gu­na de ellas.

Y a pesar del error de base y del des­pre­cio con el que fue­ron tra­ta­das sus apor­ta­cio­nes, el PNV no votó en con­tra de los pri­me­ros pre­su­pues­tos de Patxi López. Se abs­tu­vo. PSE y PP suma­ban la mayo­ría sufi­cien­te para apro­bar­los. El voto jel­tza­le sólo era tes­ti­mo­nial, pero Gatza­gaetxe­be­rria habló ayer de «res­pon­sa­bi­li­dad» y «del acuer­do al que lle­ga­mos, de Esta­bi­li­dad Pre­su­pues­ta­ria y Fis­cal, con el PSE».

El año pasa­do, el PNV pac­tó con el PSOE en un mis­mo paque­te la apro­ba­ción de los pre­su­pues­tos del Gobierno de Zapa­te­ro, del de Lakua y de las tres dipu­tacio­nes. En esta oca­sión inten­ta hacer ver que por un lado va lo de Madrid y por otro lo de la CAV y las cuen­tas fora­les. El PNV podía haber limi­ta­do la la nego­cia­ción a su apo­yo a los Pre­su­pues­tos del Esta­do a cam­bio de la apro­ba­ción de los fora­les, pero inclu­yó a Lakua, don­de su voto era intrascendente.

Al final, los pre­su­pues­tos se apro­ba­ron con 38 votos a favor (PSE y PP), 6 en con­tra (Ara­lar, EA y EB) y 31 abs­ten­cio­nes (PNV y UPyD, que se equi­vo­có de botón, por­que que­ría dar­le al sí).

El pro­yec­to de la Dipu­tación de Biz­kaia tam­bién supera el trámite

Los pre­su­pues­tos de la Dipu­tación de Biz­kaia para 2010 fue­ron apro­ba­dos ayer por las Jun­tas Gene­ra­les con los votos a favor del par­ti­do que gobier­na el Eje­cu­ti­vo foral, el PNV, la opo­si­ción de PP, EB y gru­po mix­to, y la abs­ten­ción del PSE, que dijo que las cuen­tas no le gus­ta­ban pero per­mi­tió su apro­ba­ción en vir­tud del acuer­do de esta­bi­li­dad fir­ma­do con los jeltzales.

El pre­su­pues­to foral para 2010 ascien­de a 6.827 millo­nes de euros, un 12% más bajo que el ges­tio­na­do en el actual ejercicio.

La acti­tud del PSE le valió las crí­ti­cas del PP ‑por no hacer nada ante unos pre­su­pues­tos «malos»-, mien­tras que Ara­lar, EB, EA, Alter­na­ti­ba y la izquier­da aber­tza­le, denun­cia­ron no sólo el con­te­ni­do de las cuen­tas, sino tam­bién la ges­tión lle­va­da a cabo por el PNV al fren­te del Eje­cu­ti­vo foral.

www​.gara​.net

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.