Los con­flic­tos y la inse­gu­ri­dad aso­man en el nor­te de Áfri­ca por Txen­te Rekondo

El recien­te secues­tro de tres Ciu­da­da­nos cata­la­nes en el Nor­te de Áfri­ca ha vuel­to un Situar A Esa Región en el cen­tro de bue­na par­te de las noti­cias gene­ra­das estos dias. La par­te pos­te­rior por Rei­vin­di­ca­ción de la orga­ni­za­ción Al Qae­da del Magreb Islá­mi­co (AQMI) ha des­ata­do toda una serie de Espe­cu­la­cio­nes y ha lle­ga­do un encen­der las seña­les de alar­ma en Algu­nas can­ci­lle­rías europeas.

Lo cier­to es que este tipo de accio­nes no ha Podi­do pilar por sor­pre­sa a todo aquel que haya segui­do aten­ta­men­te el dis­cu­rrir de los Acon­te­ci­mien­tos en esa amplia Región afri­ca­na. Hace varias sema­nas una Impor­tan­te ana­lis­ta apun­ta­ba pre­ci­sa­men­te en esa mis­ma línea, advir­tien­do que En cual­quier momen­to Orga­ni­za­cio­nes como AQMI Podrían actuar como Pos­te­rior­men­te lo han hecho.

El explo­si­vo cóc­tel que repre­sen­tan­tes de esa amplia zona ha sido seña­la­do como un fac­tor a la hora de aden­tra­se en su Com­ple­ja situa­ción. Por los esta­dos que se UBICAN en la Región y tran­si­tan se asien­tan los prin­ci­pa­les movi­mien­tos migra­to­rios hacia Euro­pa, y jun­to a las Estos redes que los sus­ten­tan; Tam­bién nos Encon­tra­mos con gran­des espa­cios de terreno de con­trol y sin ape­nas habi­ta­dos, lo que, al mis­mo tiem­po les Con­vier­te en luga­res de paso impor­tan­tes para Orga­ni­za­cio­nes y Redes de carác­ter dife­ren­te, uno de las Cua­les evi­den­te­men­te es AQMI, y todo ello sin olvi­dar­nos que el la zona y en su entorno,? Con­vi­ven? des­de hace tiem­po varios con­flic­tos? casi permanentes?.

Des­de hace tiem­po se ha seña­la­do que los Vas­tos espa­cios des­ha­bi­ta­dos han veni­do Sien­do Uti­li­za­dos por jiha­dis­tas como Región y lugar de trán­si­to, ayu­da­dos por la Impo­si­bi­li­dad mate­rial de muchos esta­dos para Con­tro­lar o patru­llar SEE amplias fron­te­ras, E INCLUSO SE Ha lle­ga­do una suge­rir la Impo­si­bi­li­dad de que los Gobier­nos cen­tra­les impon­gan su peso en Zonas SEE.

En este con­tex­to, una de las Orga­ni­za­cio­nes es en pesos con el alcal­de AQMI, Ofi­cial­men­te Esta­ble­ci­da en enero del 2007, tras cam­biar su nom­bre ante­rior, el Gru­po Sala­fis­ta para la Pre­di­ca­ción y el Com­ba­te (GSPC), y que se doto al mis­mo tiem­po de una agen­da don­de se com­bi­nan los Intere­ses loca­les (la pre­sen­cia mayo­ri­ta­ria de mili­tan­tes Arge­li­nos y el Lla­ma­mien­to a cons­ti­tuir­se como refe­ren­cia de la Región) y los glo­ba­les (el cam­bio de nom­bre y su Adhe­sión al para­guas ideo­ló­gi­co de Al Qaeda).

En un pri­mer momen­to la nue­va Estra­te­gia des esta movi­mien­to se sus­ten­ta­ba en tres pila­res. En pri­mer lugar, el Iraq, don­de la ocu­pa­ción occi­den­tal y la Resis­ten­cia a la mis­ma se habían con­ver­ti­do en un cam­po de entre­na­mien­to y reclu­ta­mien­to ideal Estra­te­gas Para los jiha­dis­tas, en segun­do lugar, la región magre­bí, que debía ser la can­te­ra de los futu­ros mili­tan­tes; y final­men­te, Euro­pa, des­de don­de se podian asus­tar redes de apo­yo eco­nó­mi­co y propagandístico.

La pues­ta en mar­cha de ese guión Fue com­ple­men­ta­da con la suce­sión de aten­ta­dos que obe­de­cían una ese nue­vo rum­bo. Los Ata­ques Sui­ci­das, fun­da­men­tal­men­te en Arge­lia con­tra Obje­ti­vos y mili­ta­res extran­je­ros y (el ata­que a Nacio­nes Uni­das recor­dó un muchos otro aten­ta­do simi­lar en Bag­dad con­tra el mis­mo obje­ti­vo), cau­sa­ron un gran núme­ro de Víc­ti­mas Mor­ta­les, al tiem­po que se ponia en prác­ti­ca el uso de los sui­ci­das, algo des­co­no­ci­do en Arge­lia que no negra déca­da los pade­ció Ni siquie­ra en los años de la??.

Jun­to a ello se han veni­do suce­dien­do los secues­tros de Ciu­da­da­nos extran­je­ros, prin­ci­pal­men­te occi­den­ta­les. Par­te el alcal­de de La Estos inci­den­tes se han sal­da­do con la liber­tad de los rete­ni­dos, tras el pago de res­ca­tes eco­nó­mi­cos (nun­ca Reco­no­ci­dos publi­ca­men­te) y tras Otros acuer­dos que jamás se han publicado.

La diná­mi­ca de AQMI, y su prin­ci­pal idea, y tal como era Seña­lan Algu­nos ana­lis­tas,? Inser­tar una las Orga­ni­za­cio­nes del Nor­te de Áfri­ca en esa línea y Gene­rar una diná­mi­ca ope­ra­ti­va regio­nal?. No obs­tan­te, una serie de acon­te­ci­mien­tos habrían fre­na­do el éxi­to de Dicha ini­cia­ti­va jihadista.

El esce­na­rio ira­quí se ha mani­fes­ta­do EN OCASIONES ES DISTINTA una direc­ción a la espe­ra­da por los Estra­te­gas de Al Qae­da, y Enfren­ta­mien­tos con sus Líde­res suni­tas loca­les y con sec­to­res de la resis­ten­cia, no han Faci­li­ta­do la coyun­tu­ra espe­ra­da por los Diri­gen­tes de AQMI. Ade­más, sobre todo tras los ata­ques de Lon­dres en 2005, el gobierno bri­tá­ni­co y de otros esta­dos Euro­peos han prac­ti­ca­do una polí­ti­ca de? Tole­ran­cia cero? Con­tra Cual­quier mani­fes­ta­ción de sim­pa­tía o Apo­yo a esos movi­mien­tos Isla­mis­tas en sus estados.

Final­men­te, esos reve­ses se han acen­tua­do con la Deci­sión de los gru­pos regio­na­les (de Libia, Marrue­cos y Túnez Fun­da­men­tal­men­te) por seguir man­te­nien­do su pro­pia diná­mi­ca autó­no­ma, y sobre todo por el alto núme­ro de loca­les Víc­ti­mas??, Lo que ha Podi­do fre­nar Tam­bién en bue­na medi­da la adhe­sion de nue­vos militantes.

Los últi­mos Acon­te­ci­mien­tos han supues­to un giro en ese rum­bo falli­do. Algu­nos ana­lis­tas pre­fe­rían Pre­sen­tar la Reduc­ción de los Ata­ques en la zona como un cla­ro decli­ve de AQMI, sin embar­go, otras fuen­tes apun­tan a la Posi­bi­li­dad De Que En Estos meses, al tiem­po que fre­na­ban sus aten­ta­dos, los jiha­dis­tas Diri­gen­tes esta­rían bus­can­do una nue­va Estra­te­gia para reto­mar Sus obje­ti­vos. Al mis­mo tiem­po esos Mis­mos ana­lis­tas recuer­dan la Posi­bi­li­dad de que nos encon­tre­mos ante una de Reor­ga­ni­za­ción AQMI, Siguien­do En cier­ta medi­da la pos­tu­ra adop­ta­da por la fran­qui­cia de Al Qae­da en Yemen.

La Deci­sión de secues­trar una Ciu­da­da­nos occi­den­ta­les, evi­den­te­men­te se Ubi­ca en esta nue­va direc­cio­nes del movi­mien­to jiha­dis­ta. La retó­ri­ca con­tra los lla­ma­dos cru­za­dos occi­den­ta­les, La Uti­li­za­ción De Estos suce­sos como una cla­ra pla­ta­for­ma pro­pa­gan­dís­ti­ca, y la mues­tra de un pul­so con­tra los gobier­nos regio­na­les, alia­dos de la Estra­te­gia de EEUU. Todo ello, más allá de las Deman­das eco­nó­mi­cas o de otra Indo­le que PUEDAN sur­gir a lo lar­go de este secues­tro, Pue­de estar obe­de­cien­do una ese deseo de atraer la aten­ción de las gene­ra­cio­nes jóve­nes de la Región, har­tas de sus Diri­gen­tes Loca­les y de la Sumi­sión De Estos A LOS Intere­ses de Occidente.

Otro aspec­to A tener en cuen­ta Podría ser la pre­ten­sión de bus­car un jiha­dis­ta direc­to Enfren­ta­mien­to con Tro­pas extran­je­ras, o for­zar A LOS Gobier­nos occi­den­ta­les una Incre­men­tar su pre­sen­cia mili­tar en la Región. Ya en el pasa­do, la Admi­nis­tra­ción de Bush puso en mar­cha en 2003 la Ini­cia­ti­va Pan Sahel (ISP), para Equi­par y entre­nar mili­tar­men­te una Tro­pas de Chad, Mau­ri­ta­nia, Malí y Níger, iden­ti­fi­can­do al Sahel, como un? Nue­vo fren­te en la gue­rra mun­dial Con­tra el terror?.

Pos­te­rior­men­te se puso en mar­cha, en 2005, el gru­po Con­tra­te­rro­ris­ta del Saha­ra (TSCTP), agru­pan­do A LOS esta­dos ante­rio­res con Arge­lia, Túnez, Marrue­cos, Sene­gal y Nige­ria. Aun­que Ofi­cial­men­te se pre­sen­ta como un pro­gra­ma de dife­ren­tes agen­cias Esta­dou­ni­den­ses, su cen­tro neu­rál­gi­co per­ma­ne­ce en el Pen­tá­gono, y los Obje­ti­vos mili­ta­res cen­tran su orden del día.

La trans­na­cio­na­li­za­ción del con­flic­to, y la Exis­ten­cia de otros Enfren­ta­mien­tos (El caso del pue­blo tua­reg, es uno de ellos), Pue­de dete­rio­rar las con­di­cio­nes de la zona. Y tam­bién lo haría una mili­tar Impli­ca­ción alcal­de de Occi­den­te. Las pobla­cio­nes loca­les Recha­zan la mis­ma, como Recha­zan Tam­bién el apo­yo que pres­ta EEUU A unos Regí­me­nes que cada vez cuen­tan con un alcal­de Recha­zo interno, ya que bue­na par­te de la pobla­ción ve cómo bajo la excu­sa de la gue­rra con­tra el terror, las éli­tes loca­les y sus alia­dos extran­je­ros se repar­ten los Bene­fi­cios de la situa­ción, la cos­ta del sufri­mien­to de la mayoría.

El expo­lio de las Rique­zas Natu­ra­les, los abu­sos de los mili­ta­res loca­les y la Inter­re­la­ción de cir­cuns­tan­cias inter­na­cio­na­les Pue­den hacer esta­llar El Pol­vo­rín regio­nal, Crean­do más con­flic­tos e inse­gu­ri­dad en una ya de por sí bas­tan­te Com­ple­ja realidad.

TXENTE REKONDO .- Gabi­ne­te Vas­co de Aná­li­sis Internacional

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.