Los con­flic­tos y la inse­gu­ri­dad aso­man en el nor­te de Áfri­ca por Txen­te Rekondo

El recien­te secues­tro de tres Ciu­da­da­nos cata­la­nes en el Nor­te de Áfri­ca ha vuel­to un Situar A Esa Región en el cen­tro de bue­na par­te de las noti­cias gene­ra­das estos dias. La par­te pos­te­rior por Rei­vin­di­ca­ción de la orga­ni­za­ción Al Qae­da del Magreb Islá­mi­co (AQMI) ha des­ata­do toda una serie de Espe­cu­la­cio­nes y ha lle­ga­do un encen­der las seña­les de alar­ma en Algu­nas can­ci­lle­rías europeas.

Lo cier­to es que este tipo de accio­nes no ha Podi­do pilar por sor­pre­sa a todo aquel que haya segui­do aten­ta­men­te el dis­cu­rrir de los Acon­te­ci­mien­tos en esa amplia Región afri­ca­na. Hace varias sema­nas una Impor­tan­te ana­lis­ta apun­ta­ba pre­ci­sa­men­te en esa mis­ma línea, advir­tien­do que En cual­quier momen­to Orga­ni­za­cio­nes como AQMI Podrían actuar como Pos­te­rior­men­te lo han hecho.

El explo­si­vo cóc­tel que repre­sen­tan­tes de esa amplia zona ha sido seña­la­do como un fac­tor a la hora de aden­tra­se en su Com­ple­ja situa­ción. Por los esta­dos que se UBICAN en la Región y tran­si­tan se asien­tan los prin­ci­pa­les movi­mien­tos migra­to­rios hacia Euro­pa, y jun­to a las Estos redes que los sus­ten­tan; Tam­bién nos Encon­tra­mos con gran­des espa­cios de terreno de con­trol y sin ape­nas habi­ta­dos, lo que, al mis­mo tiem­po les Con­vier­te en luga­res de paso impor­tan­tes para Orga­ni­za­cio­nes y Redes de carác­ter dife­ren­te, uno de las Cua­les evi­den­te­men­te es AQMI, y todo ello sin olvi­dar­nos que el la zona y en su entorno,? Con­vi­ven? des­de hace tiem­po varios con­flic­tos? casi permanentes?.

Des­de hace tiem­po se ha seña­la­do que los Vas­tos espa­cios des­ha­bi­ta­dos han veni­do Sien­do Uti­li­za­dos por jiha­dis­tas como Región y lugar de trán­si­to, ayu­da­dos por la Impo­si­bi­li­dad mate­rial de muchos esta­dos para Con­tro­lar o patru­llar SEE amplias fron­te­ras, E INCLUSO SE Ha lle­ga­do una suge­rir la Impo­si­bi­li­dad de que los Gobier­nos cen­tra­les impon­gan su peso en Zonas SEE.

En este con­tex­to, una de las Orga­ni­za­cio­nes es en pesos con el alcal­de AQMI, Ofi­cial­men­te Esta­ble­ci­da en enero del 2007, tras cam­biar su nom­bre ante­rior, el Gru­po Sala­fis­ta para la Pre­di­ca­ción y el Com­ba­te (GSPC), y que se doto al mis­mo tiem­po de una agen­da don­de se com­bi­nan los Intere­ses loca­les (la pre­sen­cia mayo­ri­ta­ria de mili­tan­tes Arge­li­nos y el Lla­ma­mien­to a cons­ti­tuir­se como refe­ren­cia de la Región) y los glo­ba­les (el cam­bio de nom­bre y su Adhe­sión al para­guas ideo­ló­gi­co de Al Qaeda).

En un pri­mer momen­to la nue­va Estra­te­gia des esta movi­mien­to se sus­ten­ta­ba en tres pila­res. En pri­mer lugar, el Iraq, don­de la ocu­pa­ción occi­den­tal y la Resis­ten­cia a la mis­ma se habían con­ver­ti­do en un cam­po de entre­na­mien­to y reclu­ta­mien­to ideal Estra­te­gas Para los jiha­dis­tas, en segun­do lugar, la región magre­bí, que debía ser la can­te­ra de los futu­ros mili­tan­tes; y final­men­te, Euro­pa, des­de don­de se podian asus­tar redes de apo­yo eco­nó­mi­co y propagandístico.

La pues­ta en mar­cha de ese guión Fue com­ple­men­ta­da con la suce­sión de aten­ta­dos que obe­de­cían una ese nue­vo rum­bo. Los Ata­ques Sui­ci­das, fun­da­men­tal­men­te en Arge­lia con­tra Obje­ti­vos y mili­ta­res extran­je­ros y (el ata­que a Nacio­nes Uni­das recor­dó un muchos otro aten­ta­do simi­lar en Bag­dad con­tra el mis­mo obje­ti­vo), cau­sa­ron un gran núme­ro de Víc­ti­mas Mor­ta­les, al tiem­po que se ponia en prác­ti­ca el uso de los sui­ci­das, algo des­co­no­ci­do en Arge­lia que no negra déca­da los pade­ció Ni siquie­ra en los años de la??.

Jun­to a ello se han veni­do suce­dien­do los secues­tros de Ciu­da­da­nos extran­je­ros, prin­ci­pal­men­te occi­den­ta­les. Par­te el alcal­de de La Estos inci­den­tes se han sal­da­do con la liber­tad de los rete­ni­dos, tras el pago de res­ca­tes eco­nó­mi­cos (nun­ca Reco­no­ci­dos publi­ca­men­te) y tras Otros acuer­dos que jamás se han publicado.

La diná­mi­ca de AQMI, y su prin­ci­pal idea, y tal como era Seña­lan Algu­nos ana­lis­tas,? Inser­tar una las Orga­ni­za­cio­nes del Nor­te de Áfri­ca en esa línea y Gene­rar una diná­mi­ca ope­ra­ti­va regio­nal?. No obs­tan­te, una serie de acon­te­ci­mien­tos habrían fre­na­do el éxi­to de Dicha ini­cia­ti­va jihadista.

El esce­na­rio ira­quí se ha mani­fes­ta­do EN OCASIONES ES DISTINTA una direc­ción a la espe­ra­da por los Estra­te­gas de Al Qae­da, y Enfren­ta­mien­tos con sus Líde­res suni­tas loca­les y con sec­to­res de la resis­ten­cia, no han Faci­li­ta­do la coyun­tu­ra espe­ra­da por los Diri­gen­tes de AQMI. Ade­más, sobre todo tras los ata­ques de Lon­dres en 2005, el gobierno bri­tá­ni­co y de otros esta­dos Euro­peos han prac­ti­ca­do una polí­ti­ca de? Tole­ran­cia cero? Con­tra Cual­quier mani­fes­ta­ción de sim­pa­tía o Apo­yo a esos movi­mien­tos Isla­mis­tas en sus estados.

Final­men­te, esos reve­ses se han acen­tua­do con la Deci­sión de los gru­pos regio­na­les (de Libia, Marrue­cos y Túnez Fun­da­men­tal­men­te) por seguir man­te­nien­do su pro­pia diná­mi­ca autó­no­ma, y sobre todo por el alto núme­ro de loca­les Víc­ti­mas??, Lo que ha Podi­do fre­nar Tam­bién en bue­na medi­da la adhe­sion de nue­vos militantes.

Los últi­mos Acon­te­ci­mien­tos han supues­to un giro en ese rum­bo falli­do. Algu­nos ana­lis­tas pre­fe­rían Pre­sen­tar la Reduc­ción de los Ata­ques en la zona como un cla­ro decli­ve de AQMI, sin embar­go, otras fuen­tes apun­tan a la Posi­bi­li­dad De Que En Estos meses, al tiem­po que fre­na­ban sus aten­ta­dos, los jiha­dis­tas Diri­gen­tes esta­rían bus­can­do una nue­va Estra­te­gia para reto­mar Sus obje­ti­vos. Al mis­mo tiem­po esos Mis­mos ana­lis­tas recuer­dan la Posi­bi­li­dad de que nos encon­tre­mos ante una de Reor­ga­ni­za­ción AQMI, Siguien­do En cier­ta medi­da la pos­tu­ra adop­ta­da por la fran­qui­cia de Al Qae­da en Yemen.

La Deci­sión de secues­trar una Ciu­da­da­nos occi­den­ta­les, evi­den­te­men­te se Ubi­ca en esta nue­va direc­cio­nes del movi­mien­to jiha­dis­ta. La retó­ri­ca con­tra los lla­ma­dos cru­za­dos occi­den­ta­les, La Uti­li­za­ción De Estos suce­sos como una cla­ra pla­ta­for­ma pro­pa­gan­dís­ti­ca, y la mues­tra de un pul­so con­tra los gobier­nos regio­na­les, alia­dos de la Estra­te­gia de EEUU. Todo ello, más allá de las Deman­das eco­nó­mi­cas o de otra Indo­le que PUEDAN sur­gir a lo lar­go de este secues­tro, Pue­de estar obe­de­cien­do una ese deseo de atraer la aten­ción de las gene­ra­cio­nes jóve­nes de la Región, har­tas de sus Diri­gen­tes Loca­les y de la Sumi­sión De Estos A LOS Intere­ses de Occidente.

Otro aspec­to A tener en cuen­ta Podría ser la pre­ten­sión de bus­car un jiha­dis­ta direc­to Enfren­ta­mien­to con Tro­pas extran­je­ras, o for­zar A LOS Gobier­nos occi­den­ta­les una Incre­men­tar su pre­sen­cia mili­tar en la Región. Ya en el pasa­do, la Admi­nis­tra­ción de Bush puso en mar­cha en 2003 la Ini­cia­ti­va Pan Sahel (ISP), para Equi­par y entre­nar mili­tar­men­te una Tro­pas de Chad, Mau­ri­ta­nia, Malí y Níger, iden­ti­fi­can­do al Sahel, como un? Nue­vo fren­te en la gue­rra mun­dial Con­tra el terror?.

Pos­te­rior­men­te se puso en mar­cha, en 2005, el gru­po Con­tra­te­rro­ris­ta del Saha­ra (TSCTP), agru­pan­do A LOS esta­dos ante­rio­res con Arge­lia, Túnez, Marrue­cos, Sene­gal y Nige­ria. Aun­que Ofi­cial­men­te se pre­sen­ta como un pro­gra­ma de dife­ren­tes agen­cias Esta­dou­ni­den­ses, su cen­tro neu­rál­gi­co per­ma­ne­ce en el Pen­tá­gono, y los Obje­ti­vos mili­ta­res cen­tran su orden del día.

La trans­na­cio­na­li­za­ción del con­flic­to, y la Exis­ten­cia de otros Enfren­ta­mien­tos (El caso del pue­blo tua­reg, es uno de ellos), Pue­de dete­rio­rar las con­di­cio­nes de la zona. Y tam­bién lo haría una mili­tar Impli­ca­ción alcal­de de Occi­den­te. Las pobla­cio­nes loca­les Recha­zan la mis­ma, como Recha­zan Tam­bién el apo­yo que pres­ta EEUU A unos Regí­me­nes que cada vez cuen­tan con un alcal­de Recha­zo interno, ya que bue­na par­te de la pobla­ción ve cómo bajo la excu­sa de la gue­rra con­tra el terror, las éli­tes loca­les y sus alia­dos extran­je­ros se repar­ten los Bene­fi­cios de la situa­ción, la cos­ta del sufri­mien­to de la mayoría.

El expo­lio de las Rique­zas Natu­ra­les, los abu­sos de los mili­ta­res loca­les y la Inter­re­la­ción de cir­cuns­tan­cias inter­na­cio­na­les Pue­den hacer esta­llar El Pol­vo­rín regio­nal, Crean­do más con­flic­tos e inse­gu­ri­dad en una ya de por sí bas­tan­te Com­ple­ja realidad.

TXENTE REKONDO .- Gabi­ne­te Vas­co de Aná­li­sis Internacional

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *