El ase­si­na­to de Gar­cía Lor­ca en TV3 por Sal­va­dor Lopez

El infor­ma­ti­vo de las 21h de TV3 daba cuen­ta el vier­nes, 18 de diciem­bre de 2009, de los resul­ta­dos de la exca­va­ción en Alfa­car (Gra­na­da). El cadá­ver del autor de Poe­ta en Nue­va York tam­po­co había apa­re­ci­do en la sex­ta y últi­ma fosa loca­li­za­da en el Para­je de Fuen­te Gran­de, la zona en que estu­dios his­tó­ri­cos y tes­ti­mo­nios direc­tos han seña­la­do como el pro­ba­ble lugar don­de pudie­ran estar los res­tos de Gar­cía Lor­ca, de Diós­co­ro Galin­do, un maes­tro repu­bli­cano, y de Fran­cis­co Gala­dí y Joa­quín Arco­llas, dos ban­de­ri­lle­ros anda­lu­ces.

La noti­cia fue acom­pa­ña­da en el infor­ma­ti­vo de imá­ge­nes de las exca­va­cio­nes, de algún foto­gra­ma de la rue­da de pren­sa de la con­se­je­ra de Jus­ti­cia de la Jun­ta anda­lu­za, de Ian Gib­son en su estu­dio y de par­te de una fil­ma­ción de Lor­ca y de algu­nos de sus ami­gos en los años 30. La voz narra­ti­va de la noti­cia habló en un deter­mi­na­do momen­to del ase­si­na­to del autor de Yer­ma hacien­do refe­ren­cia, no pue­do ser más pre­ci­so, a los auto­ri­ta­ris­mos del momen­to o expre­sión simi­lar.

¿He escri­to bien? He escri­to bien. En TV1 duran­te años, igno­ro si se sigue pro­ce­dien­do de la mis­ma for­ma, se usa­ba la expre­sión “régi­men ante­rior” para hacer refe­ren­cia a la dic­ta­du­ra mili­tar fran­quis­ta, al fas­cis­mo nacio­nal-cató­li­co espa­ñol. Aho­ra, en 2009, en TV3, para hacer refe­ren­cia al ase­si­na­to en manos de un gru­po de des­al­ma­dos falan­gis­tas, que no obra­ron al azar ni en un impul­so incon­tro­la­do des­en­ca­de­na­do por exce­so de alcohol, y que con­ta­ron con el vis­to bueno y la agi­ta­ción cas­tren­se de man­da­ta­rios del ejér­ci­to que se había levan­ta­do con­tra la lega­li­dad repu­bli­ca­na, se le lla­ma “épo­ca de auto­ri­ta­ris­mos”, ambien­te auto­ri­ta­rio o expre­sión afín.

¿Mie­do a las pala­bras? ¿Pru­den­cia para no herir sen­si­bi­li­da­des? ¿Mero des­cui­do? ¿Razo­na­ble mode­ra­ción? ¿Cul­ti­vo de una tra­di­ción lin­güís­ti­ca poco dada a pala­bras “mal­so­nan­tes”? Será eso… O no será eso y la posi­bi­li­dad de abo­nar un len­gua­je cui­da­do y bus­ca­do que evi­te expre­sio­nes ‘fuer­tes’ no es sino otra for­ma de tran­si­tar, al esti­lo y for­ma cul­tu­ral de sec­to­res influ­yen­tes de las cla­ses medias cata­la­nas, por el mis­mo sen­de­ro que fue abo­na­do algu­nos años atrás por ilus­tres inte­lec­tua­les orgá­ni­cos del poder. Pon­dré dos ejem­plos.

Juan José Linz Storch fue pro­fe­sor de cien­cia polí­ti­ca en la Uni­ver­si­dad de Yale. Amplió estu­dios de joven con la licen­cia­tu­ra en socio­lo­gía en la Uni­ver­si­dad de Colum­bia de Esta­dos Uni­dos, don­de obtu­vo en 1961 una pla­za como pro­fe­sor. Sus tra­ba­jos más cita­dos y reco­no­ci­dos se cen­tran en la teo­ría de los regí­me­nes tota­li­ta­rios y auto­ri­ta­rios. Recuér­de­se que en 1987 fue galar­do­na­do con el Pre­mio Prín­ci­pe de Astu­rias de Cien­cias Socia­les. No era para menos: su dis­tin­ción entre esta­dos tota­li­ta­rios y auto­ri­ta­rios fue usa­da para dul­ci­fi­car has­ta el vómi­to el régi­men fran­quis­ta que, con él y des­de él, fue vis­to por sec­to­res mode­ra­dos de la opo­si­ción anti­fran­quis­ta como un régi­men auto­ri­ta­rio, que poco o nada tenía ver con el fas­cis­mo ni con el ver­da­de­ro tota­li­ta­ris­mo, cate­go­ría que apun­ta­ba siem­pre a Euro­pa del Este.

La dis­tin­ción fue reto­ma­da años des­pués por Jea­ne Kirk­pa­trick, figu­ra cla­ve en la polí­ti­ca exte­rior del pre­si­den­te Reagan, la emba­ja­do­ra de Esta­dos Uni­dos ante Nacio­nes Uni­das en la déca­da de los ochen­ta. La seño­ra Kirk­pa­trick, que tan­to ayu­dó a la for­ma­ción de la Con­tra y tan­to con­tri­bu­yó a la des­truc­ción de la Nica­ra­gua san­di­nis­ta sin ten­sión en venas ni arte­rias ni arru­gas en su ros­tro de ace­ro, defen­dió la dis­tin­ción de Linz Storch apli­can­do el tér­mino “auto­ri­ta­rio” a regí­me­nes como los de Pino­chet o la dic­ta­du­ra mili­tar argen­ti­na, y reser­van­do la pala­bra “tota­li­ta­rio” para refe­rir­se a todos los paí­ses de la órbi­ta del socia­lis­mo real, inclu­yen­do des­de lue­go Cuba y Nica­ra­gua. No es nece­sa­rio recor­dar qué tipo de régi­men mere­cía la con­de­na más abso­lu­ta del Impe­rio y que dic­ta­du­ras fas­cis­tas, ase­si­nas de ciu­da­da­nos rebel­des y de tra­ba­ja­do­res orga­ni­za­dos, mere­cían un tra­to afa­ble y muy cui­da­do­so, cuan­do no un apo­yo explí­ci­to o bajo cuer­da.

¿Es nece­sa­rio enton­ces que la narra­ción de TV3 sobre el ase­si­na­to y los res­tos de Gar­cía Lor­ca usa­ra una expre­sión con esos ante­ce­den­tes? No, no es nece­sa­rio. Pero, sin atis­bo de duda, lle­ga mejor a oídos com­pla­cien­tes y disi­mu­la, cons­cien­te o incons­cien­te­men­te, la dimen­sión de un cri­men, de unos crí­me­nes, que siguen sien­do tan abyec­tos, y tan imbo­rra­bles en la memo­ria de la ciu­da­da­nía demo­crá­ti­ca de todos los pue­blos del mun­do (Vio­le­ta Parra hizo refe­ren­cia en can­ción céle­bre al ase­si­na­to del poe­ta gra­na­dino) como cuan­do fue­ron come­ti­dos por una pan­di­lla de falan­gis­tas fas­cis­tas diri­gi­dos por man­da­ri­nes mili­ta­res afri­ca­nis­tas y ante­rre­pu­bli­ca­nos que ocu­pan mere­ci­da­men­te, muy mere­ci­da­men­te, un lugar des­ta­ca­do en la his­to­ria uni­ver­sal de la infa­mia.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *