El ase­si­na­to de Gar­cía Lor­ca en TV3 por Sal­va­dor Lopez

El infor­ma­ti­vo de las 21h de TV3 daba cuen­ta el vier­nes, 18 de diciem­bre de 2009, de los resul­ta­dos de la exca­va­ción en Alfa­car (Gra­na­da). El cadá­ver del autor de Poe­ta en Nue­va York tam­po­co había apa­re­ci­do en la sex­ta y últi­ma fosa loca­li­za­da en el Para­je de Fuen­te Gran­de, la zona en que estu­dios his­tó­ri­cos y tes­ti­mo­nios direc­tos han seña­la­do como el pro­ba­ble lugar don­de pudie­ran estar los res­tos de Gar­cía Lor­ca, de Diós­co­ro Galin­do, un maes­tro repu­bli­cano, y de Fran­cis­co Gala­dí y Joa­quín Arco­llas, dos ban­de­ri­lle­ros andaluces.

La noti­cia fue acom­pa­ña­da en el infor­ma­ti­vo de imá­ge­nes de las exca­va­cio­nes, de algún foto­gra­ma de la rue­da de pren­sa de la con­se­je­ra de Jus­ti­cia de la Jun­ta anda­lu­za, de Ian Gib­son en su estu­dio y de par­te de una fil­ma­ción de Lor­ca y de algu­nos de sus ami­gos en los años 30. La voz narra­ti­va de la noti­cia habló en un deter­mi­na­do momen­to del ase­si­na­to del autor de Yer­ma hacien­do refe­ren­cia, no pue­do ser más pre­ci­so, a los auto­ri­ta­ris­mos del momen­to o expre­sión similar.

¿He escri­to bien? He escri­to bien. En TV1 duran­te años, igno­ro si se sigue pro­ce­dien­do de la mis­ma for­ma, se usa­ba la expre­sión “régi­men ante­rior” para hacer refe­ren­cia a la dic­ta­du­ra mili­tar fran­quis­ta, al fas­cis­mo nacio­nal-cató­li­co espa­ñol. Aho­ra, en 2009, en TV3, para hacer refe­ren­cia al ase­si­na­to en manos de un gru­po de des­al­ma­dos falan­gis­tas, que no obra­ron al azar ni en un impul­so incon­tro­la­do des­en­ca­de­na­do por exce­so de alcohol, y que con­ta­ron con el vis­to bueno y la agi­ta­ción cas­tren­se de man­da­ta­rios del ejér­ci­to que se había levan­ta­do con­tra la lega­li­dad repu­bli­ca­na, se le lla­ma “épo­ca de auto­ri­ta­ris­mos”, ambien­te auto­ri­ta­rio o expre­sión afín.

¿Mie­do a las pala­bras? ¿Pru­den­cia para no herir sen­si­bi­li­da­des? ¿Mero des­cui­do? ¿Razo­na­ble mode­ra­ción? ¿Cul­ti­vo de una tra­di­ción lin­güís­ti­ca poco dada a pala­bras “mal­so­nan­tes”? Será eso… O no será eso y la posi­bi­li­dad de abo­nar un len­gua­je cui­da­do y bus­ca­do que evi­te expre­sio­nes ‘fuer­tes’ no es sino otra for­ma de tran­si­tar, al esti­lo y for­ma cul­tu­ral de sec­to­res influ­yen­tes de las cla­ses medias cata­la­nas, por el mis­mo sen­de­ro que fue abo­na­do algu­nos años atrás por ilus­tres inte­lec­tua­les orgá­ni­cos del poder. Pon­dré dos ejemplos.

Juan José Linz Storch fue pro­fe­sor de cien­cia polí­ti­ca en la Uni­ver­si­dad de Yale. Amplió estu­dios de joven con la licen­cia­tu­ra en socio­lo­gía en la Uni­ver­si­dad de Colum­bia de Esta­dos Uni­dos, don­de obtu­vo en 1961 una pla­za como pro­fe­sor. Sus tra­ba­jos más cita­dos y reco­no­ci­dos se cen­tran en la teo­ría de los regí­me­nes tota­li­ta­rios y auto­ri­ta­rios. Recuér­de­se que en 1987 fue galar­do­na­do con el Pre­mio Prín­ci­pe de Astu­rias de Cien­cias Socia­les. No era para menos: su dis­tin­ción entre esta­dos tota­li­ta­rios y auto­ri­ta­rios fue usa­da para dul­ci­fi­car has­ta el vómi­to el régi­men fran­quis­ta que, con él y des­de él, fue vis­to por sec­to­res mode­ra­dos de la opo­si­ción anti­fran­quis­ta como un régi­men auto­ri­ta­rio, que poco o nada tenía ver con el fas­cis­mo ni con el ver­da­de­ro tota­li­ta­ris­mo, cate­go­ría que apun­ta­ba siem­pre a Euro­pa del Este.

La dis­tin­ción fue reto­ma­da años des­pués por Jea­ne Kirk­pa­trick, figu­ra cla­ve en la polí­ti­ca exte­rior del pre­si­den­te Reagan, la emba­ja­do­ra de Esta­dos Uni­dos ante Nacio­nes Uni­das en la déca­da de los ochen­ta. La seño­ra Kirk­pa­trick, que tan­to ayu­dó a la for­ma­ción de la Con­tra y tan­to con­tri­bu­yó a la des­truc­ción de la Nica­ra­gua san­di­nis­ta sin ten­sión en venas ni arte­rias ni arru­gas en su ros­tro de ace­ro, defen­dió la dis­tin­ción de Linz Storch apli­can­do el tér­mino “auto­ri­ta­rio” a regí­me­nes como los de Pino­chet o la dic­ta­du­ra mili­tar argen­ti­na, y reser­van­do la pala­bra “tota­li­ta­rio” para refe­rir­se a todos los paí­ses de la órbi­ta del socia­lis­mo real, inclu­yen­do des­de lue­go Cuba y Nica­ra­gua. No es nece­sa­rio recor­dar qué tipo de régi­men mere­cía la con­de­na más abso­lu­ta del Impe­rio y que dic­ta­du­ras fas­cis­tas, ase­si­nas de ciu­da­da­nos rebel­des y de tra­ba­ja­do­res orga­ni­za­dos, mere­cían un tra­to afa­ble y muy cui­da­do­so, cuan­do no un apo­yo explí­ci­to o bajo cuerda.

¿Es nece­sa­rio enton­ces que la narra­ción de TV3 sobre el ase­si­na­to y los res­tos de Gar­cía Lor­ca usa­ra una expre­sión con esos ante­ce­den­tes? No, no es nece­sa­rio. Pero, sin atis­bo de duda, lle­ga mejor a oídos com­pla­cien­tes y disi­mu­la, cons­cien­te o incons­cien­te­men­te, la dimen­sión de un cri­men, de unos crí­me­nes, que siguen sien­do tan abyec­tos, y tan imbo­rra­bles en la memo­ria de la ciu­da­da­nía demo­crá­ti­ca de todos los pue­blos del mun­do (Vio­le­ta Parra hizo refe­ren­cia en can­ción céle­bre al ase­si­na­to del poe­ta gra­na­dino) como cuan­do fue­ron come­ti­dos por una pan­di­lla de falan­gis­tas fas­cis­tas diri­gi­dos por man­da­ri­nes mili­ta­res afri­ca­nis­tas y ante­rre­pu­bli­ca­nos que ocu­pan mere­ci­da­men­te, muy mere­ci­da­men­te, un lugar des­ta­ca­do en la his­to­ria uni­ver­sal de la infamia.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.