Calor y cor­du­ra fren­te a la impo­si­ble tesis de que «todo es ETA» por Iña­ki Irion­do

2302821364_51524ef1ae

Entre el frío madri­le­ño y fren­te a la Audien­cia Nacio­nal ‑que tan­tas veces ha hela­do la san­gre a los abertzales‑, una repre­sen­ta­ción de la mayo­ría polí­ti­ca y social vas­ca ofre­ció todo su calor a los encau­sa­dos por el cie­rre de «Eus­kal­du­non Egun­ka­ria». Diri­gen­tes polí­ti­cos y sin­di­ca­les, repre­sen­tan­tes del perio­dis­mo y la cul­tu­ra, pro­cla­ma­ron su ino­cen­cia con­tra la acu­sa­ción de que «todo es ETA».

Si ETA fue­ra real­men­te lo que la Audien­cia Nacio­nal ha sen­ten­cia­do tan­tas veces que es y lo que la AVT, Dig­ni­dad y Jus­ti­cia o el PP insis­ten en reite­rar sin ver­güen­za, ayer no hubie­ra comen­za­do el jui­cio con­tra los impu­tados de «Eus­kal­du­non Egun­ka­ria». Si fue­ra como dicen, los ba- tallo­nes de ETA hace tiem­po que hubie­ran toma­do Madrid, sus orga­ni­za­cio­nes polí­ti­cas con­tro­la­rían la socie­dad vas­ca gra­cias al adoc­tri­na­mien­to de las ikas­to­las, sus perió­di­cos y tele­vi­sio­nes hubie­ran pro­cla­ma­do la inde­pen­den­cia de Eus­kal Herria a los cua­tro vien­tos y los fines de sema­na y fies­tas de guar­dar las calles serían un jol­go­rio total en torno a las txos­nas en las que, por cier­to, ya no habría fotos de pre­sos polí­ti­cos vas­cos por­que las masas aber­tza­les enar­de­ci­das los habrían saca­do de las cár­ce­les espa­ño­las con sus pro­pias manos.

Pero como la ver­sión de los Gar­zón, Del Olmo, Mar­las­ka, Urqui­jo y tan­tos más no es cier­ta, aún hay cau­sas en la Audien­cia Nacio­nal y has­ta allí tie­nen que des­pla­zar­se vas­cos jui­cio­sos para expli­car que no todos los que luchan por el eus­ka­ra día a día, o por la inde­pen­den­cia, o por el dere­cho a tener un perió­di­co pro­pio son mili­tan­tes de ETA. Lamen­ta­ble­men­te, no siem­pre la ver­dad se impo­ne, y las cár­ce­les están lle­nas de ejem­plos que lo ilus­tran.

En todo caso, ayer vol­vie­ron a inten­tar­lo. Diri­gen­tes del PNV, de la izquier­da aber­tza­le, de Ara­lar, de EA y de H1!, una dele­ga­ción de dipu­tados de ERC, el secre­ta­rio gene­ral de ELA y la de LAB, car­gos ins­ti­tu­cio­na­les como el dipu­tado gene­ral de Gipuz­koa, la máxi­ma repre­sen­ta­ción de las ikas­to­las, de Kon- tsei­lua y de AEK, músi­cos como Jabier Mugu­ru­za y escri­to­res como Joan Mari Iri­goien, el direc­tor de GARA, Josu Jua­ris­ti, y otros perio­dis­tas vas­cos se plan­ta­ron ante la Audien­cia Nacio­nal para soli­da­ri­zar­se con los cin­co impu­tados y tra­tar de acla­rar algu­nas cosas.

Fue una soli­da­ri­dad que no cupo en la sala de vis­tas, don­de tuvie­ron acce­so pre­fe­ren­te miem­bros de las enti­da­des acu­sa­do­ras, de for­ma que jun­to a los fami­lia­res de los encau­sa­dos sólo pudie­ron entrar una doce­na de las per­so­nas que habían via­ja­do des­de Eus­kal Herria. Por la tar­de, deja­ron más sitio.

A Martxe­lo Ota­men­di, Joan Mari Torreal­dai, Iña­ki Uria, Xabier Olea­ga y Txe­ma Auz­men­di les acu­san de per­te­nen­cia a ETA. Y las penas que piden para ellos se ele­van a la frio­le­ra de cator­ce años de pri­sión.

«A los que vivi­mos allí…»

Ante tal des­pro­pó­si­to, el perio­dis­ta Mariano Ferrer se encar­gó de poner voz al sen­ti­do común. Antes de que comen­za­ra la vis­ta, hizo unas decla­ra­cio­nes ante los medios de comu­ni­ca­ción para afir­mar que «a noso­tros nos cons­ta por­que vivi­mos allí [en Eus­kal Herria] que su vida ha sido dedi­ca­da al eus­ka­ra y en eus­ka­ra. Entran con cabe­za bien alta, cons­cien­tes de que son ino­cen­tes, y noso­tros, los que vivi­mos con ellos, sabe­mos que son ino­cen­tes. Y sólo espe­ra­mos que el Esta­do de Dere­cho no sea un recur­so de polí­ti­cos para legi­ti­mar cual­quier cosa que ellos hagan, que sea algo ope­ra­ti­vo en la socie­dad y, en con­se­cuen­cia, les decla­re ino­cen­tes».

Jabier Mugu­ru­za lo dijo de otra for­ma: «No lo pue­do plan­tear des­de un pun­to de vis­ta racio­nal. Me pare­ce que es algo dis­pa­ra­ta­do. Espe­re­mos que se aca­be de una vez por todas con este desas­tre».

Las decla­ra­cio­nes de soli­da­ri­dad se mul­ti­pli­ca­ron en las cer­ca­nías de la Audien­cia Nacio­nal. Has­ta hubo pan­car­tas de las juven­tu­des de ERC y Ara­lar (Iratza­rri) con las que posa­ron los dipu­tados del par­ti­do cata­lán y del PNV. Y como rec­ti­fi­car es de sabios, entre ellos esta­ba quien en 1990 fue comi­sio­na­do por el Gobierno de José Anto­nio Ardan­za y Jose­ba Arre­gi para poner en mar­cha el perió­di­co ofi­cial en eus­ka­ra que impi­die­ra de hecho la sali­da a los quios­cos de «Eus­kal­du­non Egun­ka­ria».

«Sen­ten­cia corres­pon­dien­te»

Pero no todo fue soli­da­ri­dad. A la por­ta­voz del Gobierno de Lakua, Idoia Men­dia, sólo le preo­cu­pa que «ter­mi­ne cuan­to antes con la sen­ten­cia corres­pon­dien­te», ya que «una jus­ti­cia len­ta pue­de dejar de ser jus­ta». Por lo demás, la reduc­ción de incul­pa­dos y la reti­ra­da de acu­sa­ción por par­te del fis­cal mues­tra «el fun­cio­na­mien­to de las ins­ti­tu­cio­nes» y «la inde­pen­den­cia de la Fis­ca­lía y los órga­nos judi­cia­les». ¿Y qué hace­mos con el cie­rre ya irre­so­lu­ble del perió­di­co y las tor­tu­ras a los pro­ce­sa­dos?

Lo que al par­la­men­ta­rio del PP Car­los Urqui­jo no le ha gus­ta­do es el tra­ta­mien­to del caso en EITB, que hacía ver que los impu­tados eran «per­so­nas acu­sa­das injus­ta­men­te». A su pare­cer, ese enfo­que era «más pro­pio de ante­rio­res equi­pos direc- tivos», por lo que ha exi­gi­do al actual que«éste y otros casos rela­cio­na­dos con el terro­ris­mo de ETA serán tra­ta­dos por EiTB de mane­ra que no exis­ta duda algu­na sobre la impli­ca­ción del ente en la des­le­gi­ti­ma­ción acti­va del terro­ris­mo».

O sea, que se ciña al dis­cur­so de «todo es ETA» que inau­gu­ró Aznar y con el que Zapa­te­ro no ha roto. Es más, el lehen­da­ka­ri, Patxi López, y sus saté­li­tes inte­lec­tua­les están ya bus­can­do fór­mu­las reno­va­das para cul­par a todo el aber­tza­lis­mo de la vio­len­cia de la orga­ni­za­ción arma­da y tra­tar de hacér­se­lo pagar aun­que ésta des­apa­rez­ca. Anden por tan­to con cui­da­do quie­nes fue­ron a Madrid a tra­tar de poner un poco de calor y de cor­du­ra. Tam­bién aquí hay quien al ver­los gri­ta en bene­fi­cio polí­ti­co pro­pio: «A la trin­che­ra, que todos ésos son un poco de ETA».

Si ETA fue­ra real­men­te lo que la Audien­cia Nacio­nal ha sen­ten­cia­do tan­tas veces que es y lo que la AVT, Dig­ni­dad y Jus­ti­cia o el PP insis­ten en reite­rar sin ver­güen­za, ayer no hubie­ra comen­za­do el jui­cio con­tra los impu­tados de «Eus­kal­du­non Egun­ka­ria». Si fue­ra como dicen, los ba- tallo­nes de ETA hace tiem­po que hubie­ran toma­do Madrid, sus orga­ni­za­cio­nes polí­ti­cas con­tro­la­rían la socie­dad vas­ca gra­cias al adoc­tri­na­mien­to de las ikas­to­las, sus perió­di­cos y tele­vi­sio­nes hubie­ran pro­cla­ma­do la inde­pen­den­cia de Eus­kal Herria a los cua­tro vien­tos y los fines de sema­na y fies­tas de guar­dar las calles serían un jol­go­rio total en torno a las txos­nas en las que, por cier­to, ya no habría fotos de pre­sos polí­ti­cos vas­cos por­que las masas aber­tza­les enar­de­ci­das los habrían saca­do de las cár­ce­les espa­ño­las con sus pro­pias manos.

Pero como la ver­sión de los Gar­zón, Del Olmo, Mar­las­ka, Urqui­jo y tan­tos más no es cier­ta, aún hay cau­sas en la Audien­cia Nacio­nal y has­ta allí tie­nen que des­pla­zar­se vas­cos jui­cio­sos para expli­car que no todos los que luchan por el eus­ka­ra día a día, o por la inde­pen­den­cia, o por el dere­cho a tener un perió­di­co pro­pio son mili­tan­tes de ETA. Lamen­ta­ble­men­te, no siem­pre la ver­dad se impo­ne, y las cár­ce­les están lle­nas de ejem­plos que lo ilus­tran.

En todo caso, ayer vol­vie­ron a inten­tar­lo. Diri­gen­tes del PNV, de la izquier­da aber­tza­le, de Ara­lar, de EA y de H1!, una dele­ga­ción de dipu­tados de ERC, el secre­ta­rio gene­ral de ELA y la de LAB, car­gos ins­ti­tu­cio­na­les como el dipu­tado gene­ral de Gipuz­koa, la máxi­ma repre­sen­ta­ción de las ikas­to­las, de Kon- tsei­lua y de AEK, músi­cos como Jabier Mugu­ru­za y escri­to­res como Joan Mari Iri­goien, el direc­tor de GARA, Josu Jua­ris­ti, y otros perio­dis­tas vas­cos se plan­ta­ron ante la Audien­cia Nacio­nal para soli­da­ri­zar­se con los cin­co impu­tados y tra­tar de acla­rar algu­nas cosas.

Fue una soli­da­ri­dad que no cupo en la sala de vis­tas, don­de tuvie­ron acce­so pre­fe­ren­te miem­bros de las enti­da­des acu­sa­do­ras, de for­ma que jun­to a los fami­lia­res de los encau­sa­dos sólo pudie­ron entrar una doce­na de las per­so­nas que habían via­ja­do des­de Eus­kal Herria. Por la tar­de, deja­ron más sitio.

A Martxe­lo Ota­men­di, Joan Mari Torreal­dai, Iña­ki Uria, Xabier Olea­ga y Txe­ma Auz­men­di les acu­san de per­te­nen­cia a ETA. Y las penas que piden para ellos se ele­van a la frio­le­ra de cator­ce años de pri­sión.

«A los que vivi­mos allí…»

Ante tal des­pro­pó­si­to, el perio­dis­ta Mariano Ferrer se encar­gó de poner voz al sen­ti­do común. Antes de que comen­za­ra la vis­ta, hizo unas decla­ra­cio­nes ante los medios de comu­ni­ca­ción para afir­mar que «a noso­tros nos cons­ta por­que vivi­mos allí [en Eus­kal Herria] que su vida ha sido dedi­ca­da al eus­ka­ra y en eus­ka­ra. Entran con cabe­za bien alta, cons­cien­tes de que son ino­cen­tes, y noso­tros, los que vivi­mos con ellos, sabe­mos que son ino­cen­tes. Y sólo espe­ra­mos que el Esta­do de Dere­cho no sea un recur­so de polí­ti­cos para legi­ti­mar cual­quier cosa que ellos hagan, que sea algo ope­ra­ti­vo en la socie­dad y, en con­se­cuen­cia, les decla­re ino­cen­tes».

Jabier Mugu­ru­za lo dijo de otra for­ma: «No lo pue­do plan­tear des­de un pun­to de vis­ta racio­nal. Me pare­ce que es algo dis­pa­ra­ta­do. Espe­re­mos que se aca­be de una vez por todas con este desas­tre».

Las decla­ra­cio­nes de soli­da­ri­dad se mul­ti­pli­ca­ron en las cer­ca­nías de la Audien­cia Nacio­nal. Has­ta hubo pan­car­tas de las juven­tu­des de ERC y Ara­lar (Iratza­rri) con las que posa­ron los dipu­tados del par­ti­do cata­lán y del PNV. Y como rec­ti­fi­car es de sabios, entre ellos esta­ba quien en 1990 fue comi­sio­na­do por el Gobierno de José Anto­nio Ardan­za y Jose­ba Arre­gi para poner en mar­cha el perió­di­co ofi­cial en eus­ka­ra que impi­die­ra de hecho la sali­da a los quios­cos de «Eus­kal­du­non Egun­ka­ria».

«Sen­ten­cia corres­pon­dien­te»

Pero no todo fue soli­da­ri­dad. A la por­ta­voz del Gobierno de Lakua, Idoia Men­dia, sólo le preo­cu­pa que «ter­mi­ne cuan­to antes con la sen­ten­cia corres­pon­dien­te», ya que «una jus­ti­cia len­ta pue­de dejar de ser jus­ta». Por lo demás, la reduc­ción de incul­pa­dos y la reti­ra­da de acu­sa­ción por par­te del fis­cal mues­tra «el fun­cio­na­mien­to de las ins­ti­tu­cio­nes» y «la inde­pen­den­cia de la Fis­ca­lía y los órga­nos judi­cia­les». ¿Y qué hace­mos con el cie­rre ya irre­so­lu­ble del perió­di­co y las tor­tu­ras a los pro­ce­sa­dos?

Lo que al par­la­men­ta­rio del PP Car­los Urqui­jo no le ha gus­ta­do es el tra­ta­mien­to del caso en EITB, que hacía ver que los impu­tados eran «per­so­nas acu­sa­das injus­ta­men­te». A su pare­cer, ese enfo­que era «más pro­pio de ante­rio­res equi­pos direc- tivos», por lo que ha exi­gi­do al actual que«éste y otros casos rela­cio­na­dos con el terro­ris­mo de ETA serán tra­ta­dos por EiTB de mane­ra que no exis­ta duda algu­na sobre la impli­ca­ción del ente en la des­le­gi­ti­ma­ción acti­va del terro­ris­mo».

O sea, que se ciña al dis­cur­so de «todo es ETA» que inau­gu­ró Aznar y con el que Zapa­te­ro no ha roto. Es más, el lehen­da­ka­ri, Patxi López, y sus saté­li­tes inte­lec­tua­les están ya bus­can­do fór­mu­las reno­va­das para cul­par a todo el aber­tza­lis­mo de la vio­len­cia de la orga­ni­za­ción arma­da y tra­tar de hacér­se­lo pagar aun­que ésta des­apa­rez­ca. Anden por tan­to con cui­da­do quie­nes fue­ron a Madrid a tra­tar de poner un poco de calor y de cor­du­ra. Tam­bién aquí hay quien al ver­los gri­ta en bene­fi­cio polí­ti­co pro­pio: «A la trin­che­ra, que todos ésos son un poco de ETA».

www​.gara​.net

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *