El mode­lo espa­ñol por Baserrigorri

Des­de prin­ci­pios de los 80, andan los espa­ño­les, pre­su­mien­do y alar­dea­do de su mode­los de tran­si­ción, de una dic­ta­du­ra fas­cis­ta a una supues­ta democracia.

Tran­si­ción que 30 años des­pués, cual­quier ana­lis­ta serio, no duda en cali­fi­car como una trai­ción a todas las gen­tes y pue­blos que deja­ron la piel y en muchos casos la vida luchan­do con­tra el fas­cis­mo espa­ñol y el car­ni­ce­ro Franco.

No se le pidie­ron cuan­tas a nadie de los que duran­te dece­nios, sem­bra­ron de angus­tia los pue­blos y las casa del esta­do. Fas­cis­tas reco­no­ci­dos, con las manos cho­rrean­do de san­gre, fue­ron per­do­na­dos y bene­fi­cia­dos por una espe­cia de pun­to final,una espe­cie de «aquí no ha pasa­do nada» , todo argu­men­ta­do en la supues­ta “recon­ci­lia­ción nacio­nal” que pre­gono el PCE y otras fuer­zas de la izquier­da espa­ño­lis­ta, y que a los jeri­fal­tes fas­cis­tas les vino de perlas.

Son cien­tos los muer­tos que se han que­da­do sin jus­ti­cia, per­so­nas de bien, pro­fe­so­res, inte­lec­tua­les, artis­tas, sin­di­ca­lis­tas, pasa­dos a cuchi­llo por las hor­das falan­gis­tas espa­ño­las. Se miro para otro lado y aquí paz y des­pués gloria.

De aque­llos barros, vie­nen cier­tos barri­za­les, y ahí radi­ca, como en la cul­tu­ra polí­ti­ca espa­ño­la y espa­ño­lis­ta, la pala­bra demo­cra­cia es bien des­co­no­ci­da, o en el mejor de los casos, tie­ne un con­cep­to muy pecu­liar de lo que es una democracia.

Des­de esa men­ta­li­dad, pue­de ir el rey de los espa­ño­les y voci­fe­rar gro­se­ra­men­te a un pre­si­den­te demo­crá­ti­ca­men­te ele­gi­do, pese que el fue el ele­gi­do a dedo, por un tirano fas­cis­ta. Solo median­te esa men­ta­li­dad, los terro­ris­tas de “Falan­ge y Tra­di­ción” pue­den salir casi de rosi­tas de la cár­cel, cár­ce­les espa­ño­las, en las que inclu­so cachean a bebes de 20 meses.

Y en una men­ta­li­dad fas­cis­ta evi­den­te­men­te, no cabe el dere­cho de auto­de­ter­mi­na­ción de los pue­blos. Para esta gen­te, galle­gos, cata­la­nes y vas­cos, somos sus pro­vin­cias y las nacio­nes y pue­blos de Amé­ri­ca Lati­na, sus ex colo­nias, a las que se pue­de y debe ir con un men­sa­je pater­na­lis­ta y si no se hace caso al buen padre, se le voci­fe­ra y punto.

En los 80 varios paí­ses de Amé­ri­ca lati­na, ter­mi­na­ron tam­bién con sus dic­ta­du­ras fas­cis­tas, y en todos y cada uno de ellos, se fini­qui­to con una espe­cie de “Ley de pun­to final”, con la cual, toda suer­te de geno­ci­das y ase­si­nos, tra­ta­ron de salir impu­nes de sus crímenes.

Le fal­to tiem­po al espa­ño­lis­mo, para pro­cla­mar que el “mode­lo espa­ñol” era la vía ade­cua­da para ter­mi­nar con este tipo de situa­cio­nes. Vía en la que insis­to, se escu­pía en la memo­ria de miles de [email protected], [email protected][email protected]

No les fal­ta­ba razón, de men­tes fas­cis­tas, como Vide­la o Pino­chet, solo cabia fijar­se en el mode­lo español.

Cuan­do cayo el telón de ace­ro y el capi­ta­lis­mo se abrió paso, en los paí­ses del lla­ma­do socia­lis­mo real, vol­vien­do a los tiem­pos de la explo­ta­ción, de nue­vo los espa­ño­les recla­ma­ron la ori­gi­na­li­dad de la idea.

Tam­po­co les fal­ta­ba razón. De buró­cra­tas anti­co­mu­nis­tas, que en nom­bre el comu­nis­mo hicie­ron de su capa un sayo y se pasa­ron al capi­ta­lis­mo, como quien cam­bia de cal­ce­ti­nes, no era tamp­co de extra­ñar su admi­ra­ción por el mode­lo español.

Tur­quía, es un país fas­cis­ta, en el cual, las míni­mas garan­tías demo­crá­ti­cas, están muy en el aire. [email protected] sabe­mos como se las gas­ta el gobierno tur­co a la hora de apas­tar a su pro­pia pobla­ción, y como aca­ba­ron con el pro­ble­ma arme­nio, la mis­ma idea que tie­nen para la cues­tión kurda.

Fas­cis­tas tur­cos, en el gobierno y en la opo­si­ción, han ile­ga­li­za­do estos días al DTP, un par­ti­do polí­ti­co, per­fec­ta­men­te legal y demo­crá­ti­co que defien­de los dere­chos de Kur­dis­tan. Y como no podía ser de otra mane­ra, han pro­cla­ma­do a los cua­tro vien­tos, que se han inspirado…en el mode­lo espa­ñol y la ley de partidos.

Nue­va­men­te Espa­ña es fuen­te de ins­pi­ra­ción para todo tipo de fas­cis­tas y tira­nos. Nue­va­men­te el mode­lo espa­ñol, es refe­ren­cia para estos personajes.

Los pue­blos y las per­so­nas, que nos toca vivir, bajo el “paraí­so espa­ñol” ten­dre­mos que ir, bus­can­do nues­tras refe­ren­cias pro­pias y que mejor refe­ren­cia que nues­tros pro­pios pue­blos, sus expe­rien­cias y sus vías a la inde­pen­den­cia y el socia­lis­mo, por­que bajo el “para­guas espa­ñol” ya nada bueno pode­mos esperar

El mode­lo espa­ñol, no es otra cosa, que la leyes fun­da­men­ta­les del Movi­mien­to nacio­nal fas­cis­ta de 1936 y su ade­cua­ción a los tiempos

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.