Soli­da­ri­dad con Ami­ne­tu Hai­dar por Uni­dad del Pue­blo Cana­rio

img20071123091228logo
La vida de la acti­vis­ta saha­raui, Ami­ne­tu Hai­dar, corre serio peli­gro, tras vein­ti­tres días de huel­ga de ham­bre. El pasa­do 14 de Noviem­bre, Hai­dar fue expul­sa­da a Cana­rias des­de El Aaiún, su ciu­dad, por las auto­ri­da­des marro­quíes de ocu­pa­ción que le reti­ra­ron ade­más el pasa­por­te, tras regre­sar de EEUU, don­de había acu­di­do para reco­ger un pre­mio a su acti­vi­dad de defen­sa de los dere­chos del pue­blo saha­raui. El régi­men marro­quí se nie­ga a devol­ver­le el pasa­por­te sal­vo que “pida per­dón o acep­te la marro­qui­ni­dad del Sáhara.Desde enton­ces, Hai­dar per­ma­ne­ce en huel­ga de ham­bre, defen­dien­do dig­na­men­te su dere­cho y el de su pue­blo, fren­te al atro­pe­llo y la humi­lla­ción cons­tan­tes de los ocu­pan­tes. Hai­dar con gran deter­mi­na­ción y dig­ni­dad, está hacien­do fren­te al régi­men de Moha­med VI, al negar­se a acep­tar sus into­le­ra­bles exi­gen­cias.
No esta­mos solo ante un gra­ve y urgen­te pro­ble­ma huma­ni­ta­rio. Lo que la lucha ejem­plar de Hai­dar ha pues­to sobre la mesa, es ante todo un serio pro­ble­ma polí­ti­co que prue­ba a las cla­ras el cinis­mo del impe­ria­lis­mo, prin­ci­pal­men­teEEUU y la UE; la inope­ran­cia de la ONU; la impo­ten­cia cobar­de del Gobierno de Zapa­te­ro y el cinis­mo cóm­pli­ce del régi­men con­ti­nuis­ta espa­ñol, con el dolor del pue­blo saha­raui. Un pue­blo con­de­na­do a vivir, des­de hace trein­ta y cua­tro años fue­ra de su tie­rra, en con­di­cio­nes deplo­ra­bles o a resis­tir la ocu­pa­ción extran­je­ra que repri­me sus dere­chos más ele­men­ta­les.
Des­de su lle­ga­da al trono, a la muer­te de su padre, el tirano Has­san II, las poten­cias impe­ria­lis­tas se han esfor­za­do en pre­sen­tar el régi­men de Moha­med VI como una demo­cra­cia par­la­men­ta­ria, cuan­do no es sino una satra­pía, con­tro­la­da por una cas­ta mafio­sa enca­be­za­da por la fami­lia real, impli­ca­da, como han seña­la­do infi­ni­dad de denun­cias, en todo tipo de nego­cios ilí­ci­tos: des­de el trá­fi­co de dro­gas, al de per­so­nas.
Esta cas­ta, opri­me y explo­ta de for­ma impla­ca­ble a su pro­pio pue­blo. Por ello, miles de marro­quíes siguen arries­gan­do sus vidas en las pate­ras, para huir de la mise­ria a la que les con­de­na la monar­quía alaui­ta y encon­trar­se final­men­te con la bru­ta­li­dad de las leyes de extran­je­ría de la “civi­li­za­da” Euro­pa del capi­tal, cuyos gobier­nos, apo­yan sin reser­vas las atro­ci­da­des del tirano, al que con­si­de­ran su alia­do.
En esta cri­sis, ni EEUU, ni la UE, han hecho nada, más allá de unas fal­sas pro­tes­tas ver­ba­les, para pre­sio­nar a Moha­med VI y obli­gar­le a cum­plir con el dere­cho inter­na­cio­nal, devol­vien­do su ciu­da­da­nía a Hai­dar. Tam­po­co la ONU ha ido más allá de “mos­trar su preo­cu­pa­ción”, lo que en el len­gua­je diplo­má­ti­co del impe­ria­lis­mo sólo tie­ne el sig­ni­fi­ca­do de dar car­ta blan­ca a Marrue­cos para que con­ti­núe con su atro­pe­llo.
De hecho, como recien­te­men­te ha denun­cia­do el escri­tor, José Sara­ma­go, el régi­men marro­quí y el nazi sio­nis­ta de Israel, han igno­ra­do impu­ne­men­te todas las reso­lu­cio­nes de la ONU y con­ti­núan ocu­pan­do Pales­ti­na y el Saha­ra, res­pec­ti­va­men­te, sin que la lla­ma­da “comu­ni­dad inter­na­cio­nal” haya movi­do un dedo para impe­dir sus cons­tan­tes atro­pe­llos.
Pasa­dos 34 años des­de la “Mar­cha Ver­de”, la pan­to­mi­ma orques­ta­da por Has­san II para lle­var a cabo la ocu­pa­ción del Saha­ra; Marrue­cos sigue ocu­pán­do­lo e impi­dien­do la cele­bra­ción del refe­rén­dum de auto­de­ter­mi­na­ción.
Enton­ces, el régi­men fran­quis­ta, igno­ran­do cobar­de­men­te las obli­ga­cio­nes de Espa­ña como poten­cia colo­nial, aban­do­nó a su suer­te al pue­blo saha­raui. Hoy, el Gobierno espa­ñol, como los que le pre­ce­die­ron, sigue olvi­dan­do su res­pon­sa­bi­li­dad en la terri­ble situa­ción que viven miles de per­so­nas en los cam­pos de refu­gia­dos de Tin­duf y en el Saha­ra ocu­pa­do.
Es into­le­ra­ble que Mora­ti­nos, el Minis­tro de Exte­rio­res de Zapa­te­ro, haya mos­tra­do ante la dig­ni­dad de Hai­dar, una acti­tud ame­na­za­do­ra que se tor­na supli­can­te y medro­sa fren­te al tirano de Rabat. No, el Gobierno espa­ñol no pue­de lavar­se las manos ante la suer­te de Hai­dar. Su obli­ga­ción es la de tra­ba­jar acti­va­men­te para impo­ner a Moha­med VI el res­pe­to del dere­cho inter­na­cio­nal y la devo­lu­ción de sus dere­chos a Ami­ne­tu Hai­dar. No hay otra res­pues­ta acep­ta­ble a la acti­tud cri­mi­nal y repug­nan­te de las auto­ri­da­des marro­quíes.
Es obli­ga­do tam­bién denun­ciar el papel ver­gon­zo­so del rey Bor­bón, impues­to por el ase­sino Fran­co, en nom­bre de quien acu­dió en 1.975, sema­nas antes de per­pe­trar­se la trai­ción con­tra los saha­raui, a visi­tar a las tro­pas de ocu­pa­ción espa­ño­las. Él, que siem­pre ha tra­ta­do con fami­lia­ri­dad a la casa real de Marrue­cos, lle­gan­do a lla­mar al tirano Has­san II, su her­mano mayor; él, que tuvo la tor­pe osa­día de man­dar callar al pre­si­den­te elec­to de un Esta­do sobe­rano: Chá­vez; guar­da aho­ra silen­cio ante esta nue­va y repug­nan­te fecho­ría de su “sobrino” Moha­med VI.
Ha que­da­do cla­ro una vez más que nada cabe espe­rar de los impe­ria­lis­tas. Úni­ca­men­te la soli­da­ri­dad de los pue­blos podrá evi­tar la impu­ni­dad de los regí­me­nes títe­re como el marro­quí que, a cam­bio de defen­der los intere­ses del impe­ria­lis­mo, tie­nen vía libre para ava­sa­llar a su pro­pio pue­blo e impo­ner a san­gre y fue­go sus intere­ses a otros pue­blos.
UNIDAD DEL PUEBLO, reite­ra su apo­yo a la cau­sa saha­raui en su jus­ta lucha, exi­ge la cele­bra­ción inme­dia­ta del refe­rén­dum de auto­de­ter­mi­na­ción, expre­sa su soli­da­ri­dad con Ami­ne­tu Hai­dar, y lla­ma a apo­yar todas las accio­nes enca­mi­na­das a lograr su vuel­ta a El Aaiún y el res­pe­to de sus dere­chos civi­les.
UPC

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *