Para un Mejor Amor…

Poe­ma de: Roque Dalton

El sexo es una cate­go­ría política.
Kate Millet

Nadie dis­cu­te que el sexo
Es una cate­go­ría en el mun­do de la pareja:
De ahí la ter­nu­ra y sus ramas salvajes.

Nadie dis­cu­te que el sexo
es una cate­go­ría familiar:
de ahí los hijos,
las noches en común
y los días divididos
(él, bus­can­do el pan en la calle,
en las ofi­ci­nas o en las fábricas;
ella, en la reta­guar­dia de los ofi­cios domésticos,
en la estra­te­gia y la tác­ti­ca de la cocina
que per­mi­tan sobre­vi­vir en la bata­lla común
siquie­ra has­ta el fin de mes).

Nadie dis­cu­te que el sexo
es una cate­go­ría económica:
bas­ta men­cio­nar la prostitución,
las modas,
las sec­cio­nes de los dia­rios que sólo son para ella
o sólo son para él.
Don­de empie­zan los líos
es a par­tir de que una mujer dice
que el sexo es una cate­go­ría política.

Por­que cuan­do una mujer dice
que el sexo es un cate­go­ría política
pue­de comen­zar a dejar de ser mujer en sí
para con­ver­tir­se en mujer para sí,
cons­ti­tuir a la mujer en mujer
a par­tir de su humanidad
y no de su sexo,
saber que el des­odo­ran­te mági­co con sabor a limón
son fabri­ca­dos por la mis­ma empre­sa que fabri­ca el napalm
saber que las labo­res pro­pias del hogar
son las labo­res pro­pias de la cla­se social a que per­te­ne­ce ese hogar,
que la dife­ren­cia de sexos
bri­lla mucho mejor en la pro­fun­da noche amorosa
cuan­do se cono­cen todos esos secretos
que nos man­te­nían enmas­ca­ra­dos y ajenos.

Géne­ro con Clase

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.