El MIR, ante las elec­cio­nes en Chi­le

A los tra­ba­ja­do­res y al pue­blo de Chi­le
A los Peñi y Lamn­gen Mapu­che
A nues­tros sim­pa­ti­zan­tes y cola­bo­ra­do­res, al pue­blo miris­ta
A nues­tros mili­tan­tes

Este domin­go 13 de diciem­bre y has­ta la segun­da vuel­ta elec­to­ral, en for­ma con­sis­ten­te con nues­tro aná­li­sis de la situa­ción polí­ti­ca nacio­nal y de lo que con­si­de­ra­mos deben ser las tareas de los revo­lu­cio­na­rios hoy, no con­vo­ca­re­mos a la rea­li­za­ción de nin­gún tipo de acti­vi­dad elec­to­ral o anti-elec­to­ral.

Nues­tro eje estra­té­gi­co de cons­truc­ción de fuer­zas pri­vi­le­gia otras for­mas de lucha y de acu­mu­la­ción, bási­ca­men­te el desa­rro­llo y exten­sión del Poder Popu­lar en para­le­lo al desa­rro­llo de la lucha arma­da, bajo una con­cep­ción polí­ti­co-mili­tar. Y aun­que tác­ti­ca­men­te hoy no con­si­de­ra­mos per­ti­nen­te par­ti­ci­par en modo alguno en esta coyun­tu­ra del blo­que en el poder, no cree­mos que sea un pro­ce­so elec­to­ral irre­le­van­te o que poda­mos afir­mar con total fal­ta de rigu­ro­si­dad que es sim­ple­men­te “más de lo mis­mo”.

Por pri­me­ra vez en 20 años, se ha pre­sen­ta­do una fisu­ra mayor al inte­rior del agen­te polí­ti­co hege­mó­ni­co del blo­que domi­nan­te, la Con­cer­ta­ción, que con­si­de­ra­mos es expre­sión de una cri­sis polí­ti­ca más glo­bal que afec­ta la inte­gri­dad y cohe­sión del blo­que en su con­jun­to, corre­la­ti­va de la pér­di­da de dina­mis­mo y de gober­na­bi­li­dad de la moda­li­dad neo­li­be­ral del patrón de acu­mu­la­ción capi­ta­lis­ta en Chi­le, así como de sus devas­ta­do­res efec­tos cola­te­ra­les en las con­di­cio­nes de vida y de tra­ba­jo de nues­tro pue­blo.

Expre­sión de esta cri­sis, es el mis­mo pro­ce­so elec­to­ral, con un padrón enve­je­ci­do, don­de 9 de cada 10 jóve­nes no está ins­cri­to para votar ‑apro­xi­ma­da­men­te 4 millo­nes de per­so­nas- y son exclui­dos todos los chi­le­nos que viven en el extran­je­ro, lo que cier­ta­men­te le res­ta repre­sen­ta­ti­vi­dad y legi­ti­mi­dad al pro­ce­so y afec­ta de mane­ra dife­ren­cial a los posi­bles gobier­nos que se for­men a par­tir de mar­zo.

La Con­cer­ta­ción, con Eduar­do Frei como can­di­da­to, des­pués de 20 años de admi­nis­trar y per­fec­cio­nar el sis­te­ma polí­ti­co y eco­nó­mi­co neo­li­be­ral del país, arries­ga seria­men­te per­der el gobierno. Hoy es un des­tar­ta­la­do, pesa­do y vie­jo bar­co sin timón, que lle­ga al pro­ce­so elec­to­ral de este domin­go a duras penas, con su tri­pu­la­ción peleán­do­se todos los días, hacien­do agua bajo el nivel de flo­ta­ción, con pro­fun­das tri­za­du­ras y habien­do per­di­do ya cin­co peda­zos en el camino, por lo que depen­de­rá de los resul­ta­dos de esta elec­ción el tiem­po polí­ti­co en que se resol­ve­rá su diso­lu­ción tal como la cono­ce­mos.

Como agen­te polí­ti­co hege­mó­ni­co, la Con­cer­ta­ción es el prin­ci­pal enemi­go del pue­blo y los tra­ba­ja­do­res, ya que repre­sen­ta fiel­men­te los intere­ses de los due­ños del poder y la rique­za y es su pro­gra­ma el que impul­sa, pro­tec­ción social más o menos. Bas­ta ana­li­zar cómo le ha ido a los gran­des gru­pos eco­nó­mi­cos bajo los gobier­nos de la Con­cer­ta­ción. Jun­tos, la Con­cer­ta­ción y la dere­cha, des­de un pun­to de vis­ta de cla­se, y aun­que uti­li­cen herra­mien­tas dis­tin­tas para ejer­cer la domi­na­ción, son las dos caras de una mis­ma mone­da, las dos coa­li­cio­nes polí­ti­cas que gobier­nan el país en bene­fi­cio del blo­que en el poder.

El Par­ti­do Comu­nis­ta, a con­tra­pe­lo de cual­quier pers­pec­ti­va de cla­se ‑sal­vo la de las cla­ses dominantes‑, en el máxi­mo momen­to de debi­li­dad polí­ti­ca de la Con­cer­ta­ción, ha renun­cia­do a la opor­tu­ni­dad his­tó­ri­ca de levan­tar una alian­za polí­ti­ca, una can­di­da­tu­ra y un pro­gra­ma inde­pen­dien­te de izquier­da ‑a pesar del dis­cur­so públi­co de su can­di­da­to ofi­cial, Jor­ge Arrate‑, pre­fi­rien­do dar la espal­da al movi­mien­to social y a sus pro­pios mili­tan­tes inmer­sos en él, para sumar­se en los hechos al pro­gra­ma neo­li­be­ral y repre­si­vo de una Con­cer­ta­ción en deca­den­cia. Mien­tras el PC apo­ya a Frei a cam­bio de dos par­la­men­ta­rios, sus alia­dos pasan una apla­na­do­ra sobre las rei­vin­di­ca­cio­nes de los pro­fe­so­res, pri­va­ti­zan el mar y con­ti­núan la per­se­cu­ción al pue­blo Mapu­che.

Res­pec­to a Mar­co Enrí­quez Omi­na­mi, más allá de las dis­cu­sio­nes en torno a los con­te­ni­dos de su pro­gra­ma o el carác­ter de su can­di­da­tu­ra, esta se vuel­ve rele­van­te para nues­tro aná­li­sis, por­que está sien­do a la vez una expre­sión de la cri­sis del agen­te polí­ti­co hege­mó­ni­co y de la cri­sis del blo­que en el poder, y un fac­tor que la pro­fun­di­za.

Fue­ra de la ten­sión que ha intro­du­ci­do has­ta este momen­to en los par­ti­dos de la Con­cer­ta­ción, una mino­ría de los votos que irían a él en pri­me­ra vuel­ta, no se tras­pa­sa­rán a Frei en segun­da, según la lógi­ca funes­ta del mal menor. Estos votos podrían lle­gar a ser rele­van­tes, ya que la con­cer­ta­ción nece­si­ta­rá todos los votos posi­bles para impo­ner­se a la dere­cha en segun­da vuel­ta. Por otro lado, de insis­tir en su can­di­da­tu­ra pre­si­den­cial, que­da mejor posi­cio­na­do y con auto­no­mía para el pro­ce­so elec­cio­na­rio del 2014, des­de fue­ra de la Con­cer­ta­ción, pero ape­lan­do a sus bases, por lo que tam­bién con­tri­bui­ría a un reor­de­na­mien­to de las fuer­zas polí­ti­cas pre­sen­tes en ella, que no deja­rá de ser con­flic­ti­vo.

En el hipo­té­ti­co caso que pasa­ra a segun­da vuel­ta, la cri­sis de la Con­cer­ta­ción debie­ra ser mucho más rápi­da, ya que en un mes ésta se debe­ría rear­ti­cu­lar en torno al can­di­da­to y gene­rar las con­di­cio­nes para un triun­fo fren­te a la dere­cha el 17 de enero.

Final­men­te, con la can­di­da­tu­ra del empre­sa­rio dere­chis­ta Sebas­tián Piñe­ra, la reac­ción está a un paso de vol­ver al gobierno por meca­nis­mos ins­ti­tu­cio­na­les, des­pués de 50 años de gober­nar tras bam­ba­li­nas o a tra­vés de la mano san­gui­na­ria de las FF.AA.

A pesar de esto, el méri­to no es de su can­di­da­to ni de los par­ti­dos que lo res­pal­dan, que siguen sien­do recha­za­dos por una amplia mayo­ría en el país, sino de una con­cer­ta­ción divi­di­da, debi­li­ta­da y en cri­sis.

50 años, en que la dere­cha de este país no ha evo­lu­cio­na­do y sigue sien­do pro­fun­da­men­te reac­cio­na­ria en la defen­sa de sus intere­ses de cla­se, con un pro­gra­ma bási­co de mayor explo­ta­ción, mayor des­po­jo y mayor repre­sión y cri­mi­na­li­za­ción para los tra­ba­ja­do­res y el pue­blo.

Dada la actual ten­den­cia de mayor movi­li­za­ción popu­lar fren­te a los gra­ves pro­ble­mas que gene­ra el neo­li­be­ra­lis­mo, un gobierno de dere­cha sólo la pro­fun­di­za­ría y radi­ca­li­za­ría, dada la pre­fe­ren­cia por la res­pues­ta repre­si­va que siem­pre ha exhi­bi­do la reac­ción. A los nue­vos opo­si­to­res sólo les que­da­rá legi­ti­mar la movi­li­za­ción y sumar­se a ella –velan­do por sus pro­pios intere­ses de retorno al poder‑, pero esto amplia­rá las posi­bi­li­da­des de inter­ven­ción de la izquier­da revo­lu­cio­na­ria.

Final­men­te, fren­te a los dos esce­na­rios que se con­fi­gu­ra­rían con mayor pro­ba­bi­li­dad este domin­go, con­si­de­ra­mos las siguien­tes líneas de acción:

a) Ante un triun­fo de Piñe­ra, debe­mos vol­car nues­tros inci­pien­tes pero deter­mi­na­dos esfuer­zos de orga­ni­za­ción, como tarea prio­ri­ta­ria, a gene­rar las con­di­cio­nes y alian­zas nece­sa­rias para no dar­le un solo día de gober­na­bi­li­dad a la dere­cha en el poder, impul­san­do la movi­li­za­ción popu­lar por sus rei­vin­di­ca­cio­nes y defen­sa de sus dere­chos, la lucha calle­je­ra, la auto­de­fen­sa de masas y for­mas supe­rio­res de lucha, si las cir­cuns­tan­cias así lo exi­gen.

b) Ante un triun­fo de Frei y con­si­de­ran­do que un nue­vo perio­do pre­si­den­cial sólo alar­ga­rá la cri­sis de hege­mo­nía de la Con­cer­ta­ción sobre el movi­mien­to y los sec­to­res popu­la­res, en un con­tex­to de movi­li­za­cio­nes socia­les en pau­la­ti­na alza, debe­mos impul­sar una orga­ni­za­ción polí­ti­ca abier­ta, de carác­ter trans­ver­sal, des­de la cual desa­rro­llar nues­tra polí­ti­ca en el seno del movi­mien­to popu­lar, levan­tan­do un pro­gra­ma de rup­tu­ra y pla­ta­for­mas de lucha que reco­jan las par­ti­cu­la­ri­da­des de cada sec­tor y fren­te espe­cí­fi­co con los cua­les nos vin­cu­le­mos, en for­ma com­ba­ti­va, ponien­do el énfa­sis en la lucha, la movi­li­za­ción popu­lar y la uni­dad de los revo­lu­cio­na­rios y la izquier­da.

A con­tar del mis­mo domin­go 13 de diciem­bre, enton­ces, hace­mos un lla­ma­do a nues­tros mil
itan­tes, a nues­tros sim­pa­ti­zan­tes y cola­bo­ra­do­res, a impul­sar con deci­sión la línea que se des­pren­da de situa­ción polí­ti­ca que se abri­rá a par­tir de los resul­ta­dos del pro­ce­so elec­to­ral.

A las orga­ni­za­cio­nes revo­lu­cio­na­rias del país, a las orga­ni­za­cio­nes polí­ti­co socia­les, a las orga­ni­za­cio­nes socia­les y rei­vin­di­ca­ti­vas que desa­rro­llan su acti­vi­dad de acuer­do a una pers­pec­ti­va de cla­se, las lla­ma­mos a gene­rar las con­di­cio­nes de uni­dad que nos per­mi­tan con­ver­ger a una pla­ta­for­ma de lucha común en cada fren­te en que nos encon­tre­mos, que nos per­mi­ta mul­ti­pli­car nues­tras fuer­zas, y trans­for­mar esas fuer­zas en poder para el pue­blo y los tra­ba­ja­do­res.

Ni la Con­cer­ta­ción, ni la dere­cha, ni can­di­da­tu­ras alter­na­ti­vas sur­gi­das des­de el mis­mo blo­que en el poder, podrán resol­ver los gra­ves pro­ble­mas que enfren­ta nues­tro pue­blo, pro­duc­to de 30 años de neo­li­be­ra­lis­mo y colu­sión polí­ti­ca de los due­ños del poder y la rique­za. Será su pro­pia orga­ni­za­ción y la lucha con­se­cuen­te por sus pro­pios obje­ti­vos e intere­ses, la que per­mi­ti­rá pro­vo­car la cri­sis de los pode­ro­sos y abrir un nue­vo perio­do de la lucha de cla­ses en nues­tro país.

¡CONSTRUYENDO LA FUERZA DEL PUEBLO, A PREPARAR LA CRISIS DE LOS PODEROSOS!

¡ES LUCHANDO COMO AVANZA EL PUEBLO!

Movi­mien­to de Izquier­da Revo­lu­cio­na­ria
MIR de Chi­le

Chi­le, 12 de diciem­bre de 2009

NOTA:

El accio­nar de los due­ños del poder y la rique­za cubre cual­quier inten­to que pre­ten­da ame­na­zar su hege­mo­nía. Los tra­ba­ja­do­res fores­ta­les, los pro­fe­so­res, los estu­dian­tes, las comu­ni­da­des mapu­che, por nom­brar algu­nos, han sido tes­ti­gos y vic­ti­mas del actuar repre­si­vo del Esta­do Chi­leno. Ahí están, sigi­lo­sos, aten­tos, dedi­ca­dos a tiem­po com­ple­to, con bue­nos suel­dos y sesu­dos ana­lis­tas, inten­tan­do detec­tar y neu­tra­li­zar cual­quier aso­mo de insur­gen­cia o bro­te revo­lu­cio­na­rio que pue­da sur­gir.

Hoy nos tocó a noso­tros. Con fecha 19 de noviem­bre de 2009, nues­tra pagi­na web www​.chi​le​-mir​.org sufrió un ata­que y dejó de fun­cio­nar, per­dien­do de for­ma momen­tá­nea nues­tro prin­ci­pal medio de comu­ni­ca­ción con uste­des. De pasó, afec­ta­ron a com­pa­ñe­ros anar­quis­tas con quie­nes com­par­tía­mos ser­vi­dor.

Curio­sa­men­te, y de for­ma simul­tá­nea, se levan­tó una pági­na con una direc­ción simi­lar a la nues­tra, que ha clo­na­do todos los artícu­los que con ante­rio­ri­dad había­mos subi­do, que repre­sen­tan nues­tra línea polí­ti­ca, y tam­bién mate­rial del MIR de Deme­trio Her­nán­dez.

Lla­ma­mos a nues­tros ami­gos y com­pa­ñe­ros, a estar aten­tos fren­te a este tipo de manio­bras que bus­can aca­llar­nos, y qui­zás, gene­rar ante­ce­den­tes y con­di­cio­nes para futu­ros mon­ta­jes o gol­pes repre­si­vos. No nos pode­mos hacer res­pon­sa­bles de lo que se publi­que o infor­me en esa pági­na fan­tas­ma, por lo que nues­tra opi­nión polí­ti­ca la hare­mos lle­gar direc­ta­men­te, como aho­ra, o a tra­vés de nues­tra pági­na web, una vez haya­mos resuel­to este impas­se, gene­ra­do por los “des­co­no­ci­dos” de siem­pre.

Debi­do a esto, es que hemos opta­do por enviar esta decla­ra­ción a tra­vés de este medio y for­ma­to.

Salu­dos a uste­des.

Atte.

DANILO NEIRA

MOVIMIENTO DE IZQUIERDA REVOLUCIONARIA (MIR) DE CHILE

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *