Tur­kia uti­li­za la legis­la­ción fas­cis­ta ad hoc con­tra Bata­su­na para ile­ga­li­zar al DTP kur­do ante el asom­bro de Euro­pa

La deci­sión de un tri­bu­nal podría aca­bar con la “pri­ma­ve­ra tur­ca”, el pro­ce­so de paz lan­za­do por el Gobierno de Recep Tay­yip Erdo­gan para inte­grar a la mino­ría kur­da y poner fin a la lucha arma­da del PKK. El Tri­bu­nal Cons­ti­tu­cio­nal deci­dió este vier­nes la ile­ga­li­za­ción del par­ti­do polí­ti­co kur­do DTP por «poner en peli­gro la uni­dad del Esta­do» y «cola­bo­rar con el gru­po terro­ris­ta PKK».

El DTP es el prin­ci­pal inter­lo­cu­tor en el pro­ce­so de paz lan­za­do por el Eje­cu­ti­vo y pre­sen­ta­do hace un mes en el Par­la­men­to de Anka­ra. La ile­ga­li­za­ción del DTP supo­ne un duro gol­pe para la ini­cia­ti­va de inte­gra­ción de la mino­ría kur­da y pro­vo­ca­rá pre­su­mi­ble­men­te una con­vo­ca­to­ria de elec­cio­nes, ya que este par­ti­do cuen­ta con 21 dipu­tados, ade­más de dece­nas de alcal­días.

La pren­sa tur­ca ha com­pa­ra­do duran­te toda la sema­na la situa­ción del DTP con la de Bata­su­na. De hecho, el pre­si­den­te del Cons­ti­tu­cio­nal, Hasim Kilic, afir­mó que se ha teni­do en cuen­ta la deci­sión sobre la ile­ga­li­za­ción de Bata­su­na, acu­sa­do de per­te­ne­cer al entorno de ETA, para decre­tar la clau­su­ra del DTP, según infor­ma la emi­so­ra NTV. «No se le pue­de dar liber­tad de orga­ni­za­ción a un par­ti­do que se mez­cla con el terro­ris­mo», decla­ró.

Pro­tes­tas e inci­den­tes

En los últi­mos días se han suce­di­do las mani­fes­ta­cio­nes en loca­li­da­des del sur­es­te, como Diyar­ba­kir, Urfa, Van o Mer­sin, para pro­tes­tar con­tra el empeo­ra­mien­to de las con­di­cio­nes de reclu­sión del líder del PKK Abdu­llah Öca­lan y la pre­vi­si­ble prohi­bi­ción de acti­vi­da­des del par­ti­do nacio­nal kur­do, el DTP. En las mis­mas, murió un joven de 23 años. El pro­ce­so judi­cial ha coin­ci­di­do tam­bién con nue­vos enfren­ta­mien­tos entre el PKK y el Ejér­ci­to, en los que falle­cie­ron ocho sol­da­dos..

«Si se con­fir­ma, esta evo­lu­ción ten­dría con­se­cuen­cias preo­cu­pan­tes en Tur­quía. En la zona kur­da exis­te el ries­go de que se gene­ra­li­cen los inci­den­tes y se vuel­van más vio­len­tos», ase­gu­ra Jean Mar­cou, Direc­tor del Cen­tro de Estu­dios Ana­to­lios.

Según el perió­di­co “Zaman”, en el AKP espe­ran una fuer­te reac­ción de la UE en caso de cese de acti­vi­da­des polí­ti­cas del DTP.. Sin embar­go, las posi­cio­nes kur­das podrían variar. La Cons­ti­tu­ción de 1982 –apro­ba­da tras un gol­pe mili­tar– con­ce­de a los tri­bu­na­les la capa­ci­dad de clau­su­rar par­ti­dos polí­ti­cos que pon­gan en cues­tión «la lai­ci­dad» o «la indi­vi­si­ble uni­dad del Esta­do y la nación». Des­de enton­ces se han prohi­bi­do 16 par­ti­dos. La ile­ga­li­za­ción del par­ti­do kur­do era espe­ra­da, por lo que varios miem­bros del DTP ya habían crea­do otro par­ti­do (Par­ti­do por la paz y la demo­cra­cia o BDP) para seguir ejer­cien­do su acti­vi­dad polí­ti­ca. En el Esta­do espa­ñol, dece­nas de mili­tan­tes aber­tza­les están sien­do impu­tados por una acu­sa­ción de con­ti­nui­dad de las orga­ni­za­cio­nes ile­ga­li­za­das, si Tur­kia apli­ca el mis­mo cri­te­rio el DTP y Bata­su­na reco­rre­rían un camino simi­lar de prohi­bi­cio­nes. Bru­se­las con­de­nó a Bata­su­na con lo que aho­ra solo una pirue­ta estam­bó­ti­ca podría per­mi­tir que la UE no se vea atra­pa­da por la legis­la­ción fas­cis­ta espa­ño­la, que Tur­kia ha apro­ve­cha­do para tra­tar de fre­nar el avan­ce del pue­blo kur­do hacia su liber­tad.

Los barros que Bru­se­las han per­mi­ti­do a Madrid y Paris en la impo­si­ción a Eus­kal Herria han supues­to en este pro­ce­so los lodos a que la UE se enfren­ta. Un nue­vo capí­tu­lo se abre en la cri­sis entre Tur­kia y la UE, ambos igual­men­te anti­de­mo­crá­ti­cos, es el pre­cio a pagar por seguir la sen­da de la impo­si­ción his­pano – fran­ce­sa a Eus­kal Herria y a los pue­blos euro­peos, aho­ra apli­ca­da tam­bién a los asiáticos..¿Y aho­ra, qué?.

Boltxe​.Info

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *