Movi­mien­to Con­ti­nen­tal Boli­va­riano: una nece­si­dad polí­ti­ca de alcan­ces estra­té­gi­cos por Alfon­so Cano

Com­pa­trio­tas lati­no­ame­ri­ca­nos y cari­be­ños asis­ten­tes a este his­tó­ri­co even­to, com­pa­ñe­ras y com­pa­ñe­ros: reci­ban el salu­do entu­sias­ma­do del Secre­ta­ria­do, del Esta­do Mayor Cen­tral, del cuer­po de man­do y de la gue­rri­lle­ra­da de las FARC – EP, así como de todos los inte­gran­tes de las mili­cias bolivarianas.

Cons­ti­tuir un movi­mien­to polí­ti­co con­ti­nen­tal, de esen­cia boli­va­ria­na, jus­to cuan­do el impe­rio esta­dou­ni­den­se des­plie­ga su fuer­za mili­tar en Colom­bia y dis­po­ne, ame­na­zan­te, sus apa­ra­tos de gue­rra y terror con­tra los pue­blos lati­no­ame­ri­ca­nos y cari­be­ños, es no solo una nece­si­dad his­tó­ri­ca sino un deber inapla­za­ble, que seña­li­za el hori­zon­te de la uni­dad com­ba­ti­va de nues­tros pue­blos en defen­sa de su dig­ni­dad, inde­pen­den­cia, his­to­ria, valo­res, cul­tu­ra, terri­to­rio, recur­sos huma­nos, rique­zas natu­ra­les y del inalie­na­ble dere­cho a for­jar sobe­ra­na­men­te su futuro.

El pro­pó­si­to de El Liber­ta­dor de con­for­mar una gran patria latino ame­ri­ca­na estruc­tu­ra­da como un solo cuer­po de nacio­nes libres, inte­gra­do­ra de nues­tros pue­blos, garan­te de la derro­ta del colo­nia­lis­mo de aque­llas épo­cas y de la inde­pen­den­cia defi­ni­ti­va de nues­tros pue­blos del yugo de cual­quier poten­cia, con­ti­núa vigen­te; con­ser­va ple­na­men­te su vigor como estra­te­gia naci­da del genio y del ejem­plar e inago­ta­ble com­pro­mi­so revo­lu­cio­na­rio de Simón Bolí­var, que con­ci­bió, una gran nación como patri­mo­nio colec­ti­vo de todo el pue­blo y no como suma­to­ria de enor­mes lati­fun­dios reser­va­dos a mino­rías pri­vi­le­gia­das, arro­di­lla­das y sumi­sas ante las órde­nes del impe­rio de turno.

La jus­te­za de tan por­ten­to­so plan­tea­mien­to boli­va­riano tras­cien­de 200 años des­pués, de la mis­ma for­ma que la tota­li­dad de su idea­rio de igual­dad, liber­tad, jus­ti­cia social, sobe­ra­nía e inde­pen­den­cia, resu­men y esen­cia de las luchas actua­les de bue­na par­te de los pue­blos lati­no­ame­ri­ca­nos y cari­be­ños que com­ba­ti­mos con­tra regí­me­nes oli­gár­qui­cos entre­ga­dos incon­di­cio­nal­men­te a los amos extran­je­ros y como víc­ti­mas que somos de la expan­sión capi­ta­lis­ta cali­fi­ca­da de «glo­ba­li­za­ción», levan­ta­mos hoy, con más urgen­cia y legi­ti­mi­dad que nun­ca, la ban­de­ra de la Patria Gran­de, ante la inocul­ta­ble inten­sión grin­ga de copar los terri­to­rios des­de el sur del río Gran­de has­ta la Pata­go­nia, para hacer reali­dad su estra­te­gia del «des­tino mani­fies­to» bajo su impe­rial y repu­dia­ble con­sig­na de «Amé­ri­ca para los americanos».

Está cla­ro que un tra­ta­do mili­tar como el fir­ma­do recien­te­men­te entre Washing­ton y Bogo­tá, que per­mi­te la cons­ti­tu­ción de 7 bases esta­dou­ni­den­ses en Colom­bia, con la pre­rro­ga­ti­va de uti­li­zar la tota­li­dad del sis­te­ma aero­por­tua­rio, el espa­cio aéreo, los mares terri­to­ria­les sin lími­tes en la can­ti­dad de efec­ti­vos que trans­por­ten sus bar­cos de gue­rra y la pre­sen­cia masi­va de para­mi­li­ta­res nor­te­ame­ri­ca­nos deno­mi­na­dos con­tra­tis­tas, no se cir­cuns­cri­be al com­ba­te con­tra el nar­co­trá­fi­co y el lla­ma­do terro­ris­mo, sino que bus­ca des­es­ta­bi­li­zar los pro­ce­sos demo­cra­ti­za­do­res e inde­pen­den­tis­tas que se desa­rro­llan en Amé­ri­ca Latina.

La gue­rra con­tra el nar­co­trá­fi­co es una estra­te­gia fra­ca­sa­da que los Esta­dos Uni­dos uti­li­zan hoy como pre­tex­to para inter­ve­nir y agre­dir en dife­ren­tes luga­res del mundo.

La gue­rra con­tra el terro­ris­mo ‑laxo cali­fi­ca­ti­vo polí­ti­co don­de caben todos sus contradictores‑, decre­ta­da por la Casa Blan­ca, la mis­ma que orde­nó el bom­bar­deo ató­mi­co a Hiroshi­ma y Naga­sa­ki, que arra­só a Viet­nam con armas quí­mi­cas y napalm, que agre­de a los pue­blos de Irak y Afga­nis­tán y res­pal­da el terror del esta­do israe­lí, es otra más­ca­ra del impe­rio y las trans­na­cio­na­les, para jus­ti­fi­car sus infamias.

A Lati­noa­mé­ri­ca, en la estra­té­gi­ca esqui­na de Sura­mé­ri­ca que ocu­pa Colom­bia y como con­se­cuen­cia de un plan de lar­go alien­to que ya está en mar­cha, la empe­za­ron a inva­dir de nue­vo, esta vez con la aquies­cen­cia de un pre­si­den­te como Álva­ro Uri­be, de la entra­ña del para­mi­li­ta­ris­mo cri­mi­nal, que arras­tra un tur­bio pasa­do como nar­co­tra­fi­can­te ‑hecho bien cono­ci­do por Washington‑, apá­tri­da y cabe­za del gobierno más corrup­to de la his­to­ria colom­bia­na y a quien pre­ci­sa­men­te por ello, uti­li­zan los Esta­dos Uni­dos para ade­lan­tar esta aven­tu­ra que pre­ten­de recu­pe­rar la influen­cia per­di­da en su otro­ra «patio trasero».

El falli­do gol­pe al pre­si­den­te Chá­vez el 11 de abril del 2002, el gol­pe al pre­si­den­te Zela­ya que pre­ten­den encu­brir reco­no­cien­do las espu­rias elec­cio­nes gana­das por Lobo, el azu­za­mien­to sis­te­má­ti­co para des­es­ta­bi­li­zar la fron­te­ra colom­bo – vene­zo­la­na, los evi­den­tes e inin­te­rrum­pi­dos esfuer­zos des­es­ta­bi­li­za­do­res en varios de nues­tros paí­ses hacen par­te de esta nue­va ofen­si­va del Esta­do grin­go y la reac­ción con­ti­nen­tal con­tra los inata­ja­bles avan­ces inte­gra­cio­nis­tas y el cre­cien­te sen­ti­mien­to anti­im­pe­ria­lis­ta de nues­tro con­ti­nen­te, enmar­ca­do en la con­cep­ción boli­va­ria­na de la inde­pen­den­cia, es decir, en el com­ba­te fron­tal de las mayo­rías opri­mi­das con­tra el poder colo­nial y las oli­gar­quías crio­llas, o en otras pala­bras, en la lucha de cla­ses por la libe­ra­ción de los opri­mi­dos, de la con­fron­ta­ción social y polí­ti­ca por la demo­cra­cia para desa­rro­llar­la a fon­do ince­san­te e inin­te­rrum­pi­da­men­te, enrai­za­da en lo mejor y más avan­za­do de nues­tras tra­di­cio­nes, sig­na­da por nues­tras par­ti­cu­la­ri­da­des e idio­sin­cra­sia como par­te de un pro­ce­so autén­ti­ca­men­te lati­no­ame­ri­cano en mar­cha al socialismo.

Nues­tro com­pro­mi­so con este pro­ce­so por la sobe­ra­nía nacio­nal y popu­lar, por la patria gran­de y el socia­lis­mo es total e incon­di­cio­nal. Son nues­tros ina­mo­vi­bles y la razón de exis­ten­cia de las FARC – EP como nos lo incul­ca­ron nues­tros jefes y fun­da­do­res Manuel y Jaco­bo, y como lo reafir­ma­mos coti­dia­na­men­te, con ple­na y abso­lu­ta con­fian­za en la vic­to­ria final.

Ante este excep­cio­nal even­to, rati­fi­ca­mos nues­tra con­fian­za en el jalo­na­mien­to que sig­ni­fi­ca­rá para las luchas del pue­blo lati­no­ame­ri­cano la cons­ti­tu­ción del Movi­mien­to Con­ti­nen­tal nutri­do del idea­rio boli­va­riano e ins­pi­ra­do como todos noso­tros, en la exis­ten­cia ejem­plar del Liber­ta­dor, incon­men­su­ra­ble refe­ren­te éti­co que nos alien­ta per­ma­nen­te­men­te en la dure­za de la lucha por alcan­zar los obje­ti­vos que nos hemos trazado.

Reite­ra­mos nues­tros votos por el más enri­que­ce­dor inter­cam­bio, con­clu­sio­nes y pro­pues­tas sabias y con­vo­can­tes que gene­ren movi­mien­to de masas, orga­ni­za­ción, lucha con­tra el inva­sor y por la cons­truc­ción de la Patria Grande!

Por la uni­dad lati­no­ame­ri­ca­na y cari­be­ña con­tra la inva­sión impe­rial de los Esta­dos Uni­dos: Adelante!

Muchas gra­cias,

Alfon­so Cano
Jefe del EMC de las FARC – EP
Mon­ta­ñas de Colom­bia, diciem­bre del 2009

Una deci­sión polí­ti­ca his­tó­ri­ca ante el impe­ria­lis­mo del Movi­mien­to Con­ti­nen­tal Bolivariano

Image

Dele­ga­cio­nes al Con­gre­so Cons­ti­tu­ti­vo del MCB res­pal­da­rán mili­tan­te­men­te revo­lu­ción vene­zo­la­na y con­tri­bui­rán a la lucha con­tra las bases mili­ta­res yan­qui en Colombia/​Este con­gre­so con­vo­ca­do por la CCB supe­ra­rá los anteriores/​Las dele­ga­cio­nes inter­na­cio­na­les que ya esta­mos en Cara­cas y las que pron­to arri­ba­rán para par­ti­ci­par en el Con­gre­so Cons­ti­tu­ti­vo del Movi­mien­to Con­ti­nen­tal Boli­va­riano (MCB) tene­mos la fir­me deter­mi­na­ción de defen­der la revo­lu­ción vene­zo­la­na de las ame­na­zas impe­ria­lis­tas y los pla­nes des­es­ta­bi­li­za­do­res de la cana­lla dere­chis­ta y oli­gár­qui­ca; así como la deci­sión de refor­zar la lucha con­tra la bases mili­ta­res yan­quis esta­ble­ci­das en Colom­bia, des­ti­na­das a com­ba­tir con medios mas pode­ro­sos la heroi­ca resis­ten­cia del pue­blo colom­biano, a refor­zar los pla­nes impe­ria­lis­tas de con­quis­ta mili­tar de la rique­za ama­zó­ni­ca y a inten­tar rever­tir los pro­ce­sos y gobier­nos revo­lu­cio­na­rios y pro­gre­sis­tas de la región.

En esa acti­tud soli­da­ria y com­ba­ti­va exis­te ple­na sin­to­nía con el espí­ri­tu de los repre­sen­tan­tes de las orga­ni­za­cio­nes vene­zo­la­nas que esta­rán pre­sen­te en el even­to y con los plan­tea­mien­tos a favor de la uni­dad inter­na­cio­na­lis­ta plan­tea­dos reite­ra­da­men­te por el coman­dan­te Chá­vez para enfren­tar efi­caz­men­te al impe­ria­lis­mo esta­dou­ni­den­se, al capi­ta­lis­mo sal­va­je y su reco­lo­ni­za­ción neo­li­be­ral. El MCB ha sido con­ce­bi­do para apor­tar a todos los pro­ce­sos uni­ta­rios a favor de la libe­ra­ción de la Patria Gran­de y del socia­lis­mo, y de la eman­ci­pa­ción de la humanidad.

CCB HACIA EL MCB A TRAVES DE UN GRAN CONGRESO

Esta con­fir­ma­da la par­ti­ci­pa­ción de más de mil dele­ga­dos y dele­ga­das pro­ce­den­tes de trein­ta paí­ses, la mayo­ría de nues­tra Amé­ri­ca, pero tam­bién de Euro­pa, Nor­te­amé­ri­ca y Australia.

Orga­ni­za­cio­nes repre­sen­ta­ti­vas de pue­blos ori­gi­na­rios, movi­mien­tos feme­ni­nos, juve­ni­les, ambien­ta­lis­tas, inte­lec­tua­les, tra­ba­ja­do­res cam­pe­si­nos, reli­gio­sos, fuer­zas polí­ti­cas de izquierdas…se darán cita aquí bajo el lema del Liber­ta­dor: “la uni­dad nos abri­rá los cami­nos de la esperanzas”.

Des­ta­ca­das figu­ras de la lucha y del pen­sa­mien­to revo­lu­cio­na­rio con­ti­nen­tal y mun­dial nos acom­pa­ña­rán, entre ellas, Jor­ge Beins­tein (inves­ti­ga­dor argen­tino), Luís Barrios (sacer­do­te puer­to­rri­que­ño resi­den­te en EEUU), Luís Suá­rez Sala­zar (inte­lec­tual cubano), Iña­ki Gil de San Vicen­te (inte­lec­tual vas­co), Miguel Ángel San­do­val (ex-can­di­da­to a la pre­si­den­cia de Gua­te­ma­la), Car­los H. Reyes (líder del Fren­te de la Resis­ten­cia con­tra el Gol­pe de Hon­du­ras), Eli­za­beth Flo­res (diri­gen­te sin­di­cal indí­ge­na de Boli­via), Feli­pe Quis­pe (líder ayma­ra de Boli­via, Nés­tor Kohan (inte­lec­tual argen­tino), Lilia Veras (can­tau­to­ra vene­zo­la­na), Dax Tos­cano (inte­lec­tual ecua­to­riano), Jeró­ni­mo Carre­ra (inte­lec­tual y des­ta­ca­do diri­gen­te comu­nis­ta vene­zo­lano), María Gurutxia­ga (femi­nis­ta vas­ca) , Paúl del Río (com­ba­tien­te y artis­ta plás­ti­co vene­zo­lano) y Sal­va­dor Tió ( inte­lec­tual inde­pen­den­tis­ta puertorriqueño)

En el cie­rre cul­tu­ral del even­to par­ti­ci­pa­rán con­jun­to musi­ca­les como “ Dame pa matar­la”, Agua Sala­da, Lidia Veras y otros.

Car­los Casanueva
Secre­ta­rio General

Nar­ci­so Isa Conde
Coor­di­na­dor de la Pre­si­den­cia Colec­ti­va  

www​.abpno​ti​cias​.com

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.