Movi­mien­to Con­ti­nen­tal Boli­va­riano: una nece­si­dad polí­ti­ca de alcan­ces estra­té­gi­cos por Alfon­so Cano

Com­pa­trio­tas lati­no­ame­ri­ca­nos y cari­be­ños asis­ten­tes a este his­tó­ri­co even­to, com­pa­ñe­ras y com­pa­ñe­ros: reci­ban el salu­do entu­sias­ma­do del Secre­ta­ria­do, del Esta­do Mayor Cen­tral, del cuer­po de man­do y de la gue­rri­lle­ra­da de las FARC – EP, así como de todos los inte­gran­tes de las mili­cias boli­va­ria­nas.

Cons­ti­tuir un movi­mien­to polí­ti­co con­ti­nen­tal, de esen­cia boli­va­ria­na, jus­to cuan­do el impe­rio esta­dou­ni­den­se des­plie­ga su fuer­za mili­tar en Colom­bia y dis­po­ne, ame­na­zan­te, sus apa­ra­tos de gue­rra y terror con­tra los pue­blos lati­no­ame­ri­ca­nos y cari­be­ños, es no solo una nece­si­dad his­tó­ri­ca sino un deber inapla­za­ble, que seña­li­za el hori­zon­te de la uni­dad com­ba­ti­va de nues­tros pue­blos en defen­sa de su dig­ni­dad, inde­pen­den­cia, his­to­ria, valo­res, cul­tu­ra, terri­to­rio, recur­sos huma­nos, rique­zas natu­ra­les y del inalie­na­ble dere­cho a for­jar sobe­ra­na­men­te su futu­ro.

El pro­pó­si­to de El Liber­ta­dor de con­for­mar una gran patria latino ame­ri­ca­na estruc­tu­ra­da como un solo cuer­po de nacio­nes libres, inte­gra­do­ra de nues­tros pue­blos, garan­te de la derro­ta del colo­nia­lis­mo de aque­llas épo­cas y de la inde­pen­den­cia defi­ni­ti­va de nues­tros pue­blos del yugo de cual­quier poten­cia, con­ti­núa vigen­te; con­ser­va ple­na­men­te su vigor como estra­te­gia naci­da del genio y del ejem­plar e inago­ta­ble com­pro­mi­so revo­lu­cio­na­rio de Simón Bolí­var, que con­ci­bió, una gran nación como patri­mo­nio colec­ti­vo de todo el pue­blo y no como suma­to­ria de enor­mes lati­fun­dios reser­va­dos a mino­rías pri­vi­le­gia­das, arro­di­lla­das y sumi­sas ante las órde­nes del impe­rio de turno.

La jus­te­za de tan por­ten­to­so plan­tea­mien­to boli­va­riano tras­cien­de 200 años des­pués, de la mis­ma for­ma que la tota­li­dad de su idea­rio de igual­dad, liber­tad, jus­ti­cia social, sobe­ra­nía e inde­pen­den­cia, resu­men y esen­cia de las luchas actua­les de bue­na par­te de los pue­blos lati­no­ame­ri­ca­nos y cari­be­ños que com­ba­ti­mos con­tra regí­me­nes oli­gár­qui­cos entre­ga­dos incon­di­cio­nal­men­te a los amos extran­je­ros y como víc­ti­mas que somos de la expan­sión capi­ta­lis­ta cali­fi­ca­da de «glo­ba­li­za­ción», levan­ta­mos hoy, con más urgen­cia y legi­ti­mi­dad que nun­ca, la ban­de­ra de la Patria Gran­de, ante la inocul­ta­ble inten­sión grin­ga de copar los terri­to­rios des­de el sur del río Gran­de has­ta la Pata­go­nia, para hacer reali­dad su estra­te­gia del «des­tino mani­fies­to» bajo su impe­rial y repu­dia­ble con­sig­na de «Amé­ri­ca para los ame­ri­ca­nos».

Está cla­ro que un tra­ta­do mili­tar como el fir­ma­do recien­te­men­te entre Washing­ton y Bogo­tá, que per­mi­te la cons­ti­tu­ción de 7 bases esta­dou­ni­den­ses en Colom­bia, con la pre­rro­ga­ti­va de uti­li­zar la tota­li­dad del sis­te­ma aero­por­tua­rio, el espa­cio aéreo, los mares terri­to­ria­les sin lími­tes en la can­ti­dad de efec­ti­vos que trans­por­ten sus bar­cos de gue­rra y la pre­sen­cia masi­va de para­mi­li­ta­res nor­te­ame­ri­ca­nos deno­mi­na­dos con­tra­tis­tas, no se cir­cuns­cri­be al com­ba­te con­tra el nar­co­trá­fi­co y el lla­ma­do terro­ris­mo, sino que bus­ca des­es­ta­bi­li­zar los pro­ce­sos demo­cra­ti­za­do­res e inde­pen­den­tis­tas que se desa­rro­llan en Amé­ri­ca Lati­na.

La gue­rra con­tra el nar­co­trá­fi­co es una estra­te­gia fra­ca­sa­da que los Esta­dos Uni­dos uti­li­zan hoy como pre­tex­to para inter­ve­nir y agre­dir en dife­ren­tes luga­res del mun­do.

La gue­rra con­tra el terro­ris­mo ‑laxo cali­fi­ca­ti­vo polí­ti­co don­de caben todos sus contradictores‑, decre­ta­da por la Casa Blan­ca, la mis­ma que orde­nó el bom­bar­deo ató­mi­co a Hiroshi­ma y Naga­sa­ki, que arra­só a Viet­nam con armas quí­mi­cas y napalm, que agre­de a los pue­blos de Irak y Afga­nis­tán y res­pal­da el terror del esta­do israe­lí, es otra más­ca­ra del impe­rio y las trans­na­cio­na­les, para jus­ti­fi­car sus infa­mias.

A Lati­noa­mé­ri­ca, en la estra­té­gi­ca esqui­na de Sura­mé­ri­ca que ocu­pa Colom­bia y como con­se­cuen­cia de un plan de lar­go alien­to que ya está en mar­cha, la empe­za­ron a inva­dir de nue­vo, esta vez con la aquies­cen­cia de un pre­si­den­te como Álva­ro Uri­be, de la entra­ña del para­mi­li­ta­ris­mo cri­mi­nal, que arras­tra un tur­bio pasa­do como nar­co­tra­fi­can­te ‑hecho bien cono­ci­do por Washington‑, apá­tri­da y cabe­za del gobierno más corrup­to de la his­to­ria colom­bia­na y a quien pre­ci­sa­men­te por ello, uti­li­zan los Esta­dos Uni­dos para ade­lan­tar esta aven­tu­ra que pre­ten­de recu­pe­rar la influen­cia per­di­da en su otro­ra «patio tra­se­ro».

El falli­do gol­pe al pre­si­den­te Chá­vez el 11 de abril del 2002, el gol­pe al pre­si­den­te Zela­ya que pre­ten­den encu­brir reco­no­cien­do las espu­rias elec­cio­nes gana­das por Lobo, el azu­za­mien­to sis­te­má­ti­co para des­es­ta­bi­li­zar la fron­te­ra colom­bo – vene­zo­la­na, los evi­den­tes e inin­te­rrum­pi­dos esfuer­zos des­es­ta­bi­li­za­do­res en varios de nues­tros paí­ses hacen par­te de esta nue­va ofen­si­va del Esta­do grin­go y la reac­ción con­ti­nen­tal con­tra los inata­ja­bles avan­ces inte­gra­cio­nis­tas y el cre­cien­te sen­ti­mien­to anti­im­pe­ria­lis­ta de nues­tro con­ti­nen­te, enmar­ca­do en la con­cep­ción boli­va­ria­na de la inde­pen­den­cia, es decir, en el com­ba­te fron­tal de las mayo­rías opri­mi­das con­tra el poder colo­nial y las oli­gar­quías crio­llas, o en otras pala­bras, en la lucha de cla­ses por la libe­ra­ción de los opri­mi­dos, de la con­fron­ta­ción social y polí­ti­ca por la demo­cra­cia para desa­rro­llar­la a fon­do ince­san­te e inin­te­rrum­pi­da­men­te, enrai­za­da en lo mejor y más avan­za­do de nues­tras tra­di­cio­nes, sig­na­da por nues­tras par­ti­cu­la­ri­da­des e idio­sin­cra­sia como par­te de un pro­ce­so autén­ti­ca­men­te lati­no­ame­ri­cano en mar­cha al socia­lis­mo.

Nues­tro com­pro­mi­so con este pro­ce­so por la sobe­ra­nía nacio­nal y popu­lar, por la patria gran­de y el socia­lis­mo es total e incon­di­cio­nal. Son nues­tros ina­mo­vi­bles y la razón de exis­ten­cia de las FARC – EP como nos lo incul­ca­ron nues­tros jefes y fun­da­do­res Manuel y Jaco­bo, y como lo reafir­ma­mos coti­dia­na­men­te, con ple­na y abso­lu­ta con­fian­za en la vic­to­ria final.

Ante este excep­cio­nal even­to, rati­fi­ca­mos nues­tra con­fian­za en el jalo­na­mien­to que sig­ni­fi­ca­rá para las luchas del pue­blo lati­no­ame­ri­cano la cons­ti­tu­ción del Movi­mien­to Con­ti­nen­tal nutri­do del idea­rio boli­va­riano e ins­pi­ra­do como todos noso­tros, en la exis­ten­cia ejem­plar del Liber­ta­dor, incon­men­su­ra­ble refe­ren­te éti­co que nos alien­ta per­ma­nen­te­men­te en la dure­za de la lucha por alcan­zar los obje­ti­vos que nos hemos tra­za­do.

Reite­ra­mos nues­tros votos por el más enri­que­ce­dor inter­cam­bio, con­clu­sio­nes y pro­pues­tas sabias y con­vo­can­tes que gene­ren movi­mien­to de masas, orga­ni­za­ción, lucha con­tra el inva­sor y por la cons­truc­ción de la Patria Gran­de!

Por la uni­dad lati­no­ame­ri­ca­na y cari­be­ña con­tra la inva­sión impe­rial de los Esta­dos Uni­dos: Ade­lan­te!

Muchas gra­cias,

Alfon­so Cano
Jefe del EMC de las FARC – EP
Mon­ta­ñas de Colom­bia, diciem­bre del 2009

Una deci­sión polí­ti­ca his­tó­ri­ca ante el impe­ria­lis­mo del Movi­mien­to Con­ti­nen­tal Boli­va­riano

Image

Dele­ga­cio­nes al Con­gre­so Cons­ti­tu­ti­vo del MCB res­pal­da­rán mili­tan­te­men­te revo­lu­ción vene­zo­la­na y con­tri­bui­rán a la lucha con­tra las bases mili­ta­res yan­qui en Colombia/​Este con­gre­so con­vo­ca­do por la CCB supe­ra­rá los anteriores/​Las dele­ga­cio­nes inter­na­cio­na­les que ya esta­mos en Cara­cas y las que pron­to arri­ba­rán para par­ti­ci­par en el Con­gre­so Cons­ti­tu­ti­vo del Movi­mien­to Con­ti­nen­tal Boli­va­riano (MCB) tene­mos la fir­me deter­mi­na­ción de defen­der la revo­lu­ción vene­zo­la­na de las ame­na­zas impe­ria­lis­tas y los pla­nes des­es­ta­bi­li­za­do­res de la cana­lla dere­chis­ta y oli­gár­qui­ca; así como la deci­sión de refor­zar la lucha con­tra la bases mili­ta­res yan­quis esta­ble­ci­das en Colom­bia, des­ti­na­das a com­ba­tir con medios mas pode­ro­sos la heroi­ca resis­ten­cia del pue­blo colom­biano, a refor­zar los pla­nes impe­ria­lis­tas de con­quis­ta mili­tar de la rique­za ama­zó­ni­ca y a inten­tar rever­tir los pro­ce­sos y gobier­nos revo­lu­cio­na­rios y pro­gre­sis­tas de la región.

En esa acti­tud soli­da­ria y com­ba­ti­va exis­te ple­na sin­to­nía con el espí­ri­tu de los repre­sen­tan­tes de las orga­ni­za­cio­nes vene­zo­la­nas que esta­rán pre­sen­te en el even­to y con los plan­tea­mien­tos a favor de la uni­dad inter­na­cio­na­lis­ta plan­tea­dos reite­ra­da­men­te por el coman­dan­te Chá­vez para enfren­tar efi­caz­men­te al impe­ria­lis­mo esta­dou­ni­den­se, al capi­ta­lis­mo sal­va­je y su reco­lo­ni­za­ción neo­li­be­ral. El MCB ha sido con­ce­bi­do para apor­tar a todos los pro­ce­sos uni­ta­rios a favor de la libe­ra­ción de la Patria Gran­de y del socia­lis­mo, y de la eman­ci­pa­ción de la huma­ni­dad.

CCB HACIA EL MCB A TRAVES DE UN GRAN CONGRESO

Esta con­fir­ma­da la par­ti­ci­pa­ción de más de mil dele­ga­dos y dele­ga­das pro­ce­den­tes de trein­ta paí­ses, la mayo­ría de nues­tra Amé­ri­ca, pero tam­bién de Euro­pa, Nor­te­amé­ri­ca y Aus­tra­lia.

Orga­ni­za­cio­nes repre­sen­ta­ti­vas de pue­blos ori­gi­na­rios, movi­mien­tos feme­ni­nos, juve­ni­les, ambien­ta­lis­tas, inte­lec­tua­les, tra­ba­ja­do­res cam­pe­si­nos, reli­gio­sos, fuer­zas polí­ti­cas de izquierdas…se darán cita aquí bajo el lema del Liber­ta­dor: “la uni­dad nos abri­rá los cami­nos de la espe­ran­zas”.

Des­ta­ca­das figu­ras de la lucha y del pen­sa­mien­to revo­lu­cio­na­rio con­ti­nen­tal y mun­dial nos acom­pa­ña­rán, entre ellas, Jor­ge Beins­tein (inves­ti­ga­dor argen­tino), Luís Barrios (sacer­do­te puer­to­rri­que­ño resi­den­te en EEUU), Luís Suá­rez Sala­zar (inte­lec­tual cubano), Iña­ki Gil de San Vicen­te (inte­lec­tual vas­co), Miguel Ángel San­do­val (ex-can­di­da­to a la pre­si­den­cia de Gua­te­ma­la), Car­los H. Reyes (líder del Fren­te de la Resis­ten­cia con­tra el Gol­pe de Hon­du­ras), Eli­za­beth Flo­res (diri­gen­te sin­di­cal indí­ge­na de Boli­via), Feli­pe Quis­pe (líder ayma­ra de Boli­via, Nés­tor Kohan (inte­lec­tual argen­tino), Lilia Veras (can­tau­to­ra vene­zo­la­na), Dax Tos­cano (inte­lec­tual ecua­to­riano), Jeró­ni­mo Carre­ra (inte­lec­tual y des­ta­ca­do diri­gen­te comu­nis­ta vene­zo­lano), María Gurutxia­ga (femi­nis­ta vas­ca) , Paúl del Río (com­ba­tien­te y artis­ta plás­ti­co vene­zo­lano) y Sal­va­dor Tió ( inte­lec­tual inde­pen­den­tis­ta puer­to­rri­que­ño)

En el cie­rre cul­tu­ral del even­to par­ti­ci­pa­rán con­jun­to musi­ca­les como “ Dame pa matar­la”, Agua Sala­da, Lidia Veras y otros.

Car­los Casa­nue­va
Secre­ta­rio Gene­ral

Nar­ci­so Isa Con­de
Coor­di­na­dor de la Pre­si­den­cia Colec­ti­va  

www​.abpno​ti​cias​.com

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *