La actual con­tra­ofen­si­va ideo­ló­gi­ca con­tra Cuba por Fran­cis­co Alva­ra­do Godoy

Cuba ha sido, des­de hace déca­das, el país más agre­di­do por el terro­ris­mo en todo el mun­do. Con­tra su heroi­co pue­blo se han lan­za­do, año tras año, las más cri­mi­na­les agre­sio­nes, enmar­ca­das en una gue­rra sucia capi­ta­nea­da por los Esta­dos Uni­dos y eje­cu­ta­da por sus ins­tru­men­tos de la mafia con­tra­rre­vo­lu­cio­na­ria de Mia­mi. Más de cin­co mil actos terro­ris­tas de todo tipo han pro­vo­ca­do innu­me­ra­bles muer­tes ino­cen­tes, miles de heri­dos y lisia­dos, así como un inme­di­ble cos­to en pér­di­das mate­ria­les.

Si el terro­ris­mo direc­to ha daña­do a los cuba­nos, no menos daño ha pro­vo­ca­do el terro­ris­mo mediá­ti­co man­te­ni­do duran­te déca­das con el pro­pó­si­to de des­vir­tuar la reali­dad cuba­na, ais­lar a Cuba y sata­ni­zar­la ante el res­to de la huma­ni­dad y opa­car asi­mis­mo los logros que la Revo­lu­ción ha traí­do para el pue­blo de la Isla. Es una agre­sión direc­ta con­tra el ejem­plo.

Si las bom­bas y agre­sio­nes direc­tas han pro­vo­ca­do luto y deso­la­ción, como esfuer­zo deses­pe­ra­do por retro­traer la mar­cha de la his­to­ria median­te la vio­len­cia con­tra­rre­vo­lu­cio­na­ria, las cam­pa­ñas ideo­ló­gi­cas y des­in­for­ma­ti­vas han sido el recur­so mani­do del impe­ria­lis­mo para con­fun­dir, para divi­dir, para ais­lar y con­de­nar inme­re­ci­da­men­te a la heroi­ca Cuba.

Si en su demen­cial extre­mis­mo, los Esta­dos Uni­dos han recu­rri­do a su tene­bro­sa CIA y a una plé­ya­de de cri­mi­na­les como Luis Posa­da Carri­les, Orlan­do Bosch Ávi­la y otros, para lle­var a cabo su gue­rra terro­ris­ta anti­cu­ba­na, hoy acu­den al sucio mari­da­je con los gran­des mono­po­lios de la infor­ma­ción, con supues­tas fun­da­cio­nes de dudo­sa per­te­nen­cia, con una quin­ta colum­na mer­ce­na­ria y sobre­di­men­sio­na­da, así como con gobier­nos y par­ti­dos genu­fle­xos a Washing­ton, para imple­men­tar sus ata­ques ideo­ló­gi­cos con­tra Cuba.

La edul­co­ra­da ima­gen, car­ga­da de fal­sas expec­ta­ti­vas y dudo­sas pro­me­sas, adqui­ri­da por Esta­dos Uni­dos median­te la admi­nis­tra­ción de Oba­ma, no es más que un bur­do mar­ke­ting para enga­ñar al mun­do. Detrás de un pre­si­den­te negro, demó­cra­ta y dis­pues­to a asu­mir el diá­lo­go den­tro del mar­co de las actua­les rela­cio­nes inter­na­cio­na­les, se escon­de en for­ma ama­ña­da el más mons­truo­so con­ti­nuis­mo de la polí­ti­ca ultra con­ser­va­do­ra nor­te­ame­ri­ca­na.

La paz de Oba­ma, hipó­cri­ta­men­te ben­de­ci­da con un pre­mio Nobel, sigue sien­do esca­mo­tea­da por el aven­tu­re­ris­mo mili­tar en el Medio Orien­te, por el arma­men­tis­mo nor­te­ame­ri­cano en todo el mun­do, por el apo­yo táci­to al gol­pis­mo en Amé­ri­ca Lati­na, por los esfuer­zos por divi­dir a las nacio­nes median­te rece­los y añe­jas des­con­fian­zas para reafir­mar su pro­pia hege­mo­nía impe­ria­lis­ta y, sobre todo, por man­te­ner los mis­mos meca­nis­mos de domi­na­ción y explo­ta­ción.

El ros­tro de cor­de­ro com­pla­cien­te asu­mi­do hoy por Esta­dos Uni­dos, tan mani­do his­tó­ri­ca­men­te con polí­ti­cas como el New Deal, la Alian­za para el Pro­gre­so, el ALCA y muchas otras hipó­cri­tas doc­tri­nas, no logra esca­mo­tear al ver­da­de­ro mons­truo que lle­va implí­ci­to. El smart power es, en esen­cia, el rever­de­cer dis­fra­za­do de la doc­tri­na de la segu­ri­dad nacio­nal, del garro­te inje­ren­cis­ta y del hard power.

Oba­ma está allí, al fren­te de la admi­nis­tra­ción yan­qui, no por una casua­li­dad. Ha sido el fru­to de un mejo­ra­mien­to de ima­gen por par­te del impe­ria­lis­mo, es una tar­je­ta ideo­ló­gi­ca para ven­der al mun­do a una poten­cia que ha per­di­do terreno y pres­ti­gio ante él.

Con res­pec­to a Cuba, Oba­ma inten­ta ofre­cer la zanaho­ria y la rama de oli­vo, cuan­do en reali­dad no per­si­gue otra cosa que dar cum­pli­mien­to al frus­tra­do sue­ño de sus ante­ce­so­res en la Ofi­ci­na Oval: des­truir a la Revo­lu­ción Cuba­na.

En decla­ra­cio­nes hechas a la mer­ce­na­ria y apó­cri­fa­men­te sobre­di­men­sio­na­da blo­gue­ra cuba­na Yoa­ni Sán­chez, Oba­ma decla­ró: “Mi admi­nis­tra­ción está lis­ta para esta­ble­cer lazos con el gobierno cubano en áreas de mutuo inte­rés, como hemos hecho en las con­ver­sa­cio­nes migra­to­rias y sobre correo direc­to. Tam­bién me pro­pon­go faci­li­tar mayor con­tac­to con el pue­blo cubano, espe­cial­men­te entre fami­lias que están divi­di­das, algo que he hecho con la eli­mi­na­ción de res­tric­cio­nes a visi­tas fami­lia­res y a reme­sas.”

Lue­go, expre­só: «Lo que EE.UU. apo­ya en Cuba es un mayor res­pe­to a los dere­chos huma­nos y a las liber­ta­des polí­ti­cas y eco­nó­mi­cas, y se une a las espe­ran­zas de que el gobierno res­pon­da a las aspi­ra­cio­nes de su gen­te de dis­fru­tar de la demo­cra­cia y de poder deter­mi­nar el futu­ro de Cuba libre­men­te».

(…) “Lle­vo tiem­po dicien­do que es hora de apli­car una diplo­ma­cia direc­ta y sin con­di­cio­nes, sea con ami­gos o enemi­gos. Sin embar­go, hablar por hablar no me intere­sa. En el caso de Cuba, el uso de la diplo­ma­cia debe­ría resul­tar en mayo­res opor­tu­ni­da­des para pro­mo­ver nues­tros intere­ses y las liber­ta­des del pue­blo cubano.”

De sus pala­bras se dedu­ce que Oba­ma es inca­paz de man­te­ner un diá­lo­go serio con Cuba en la medi­da que pre­ten­de impo­ner con­di­cio­nes a la Isla. Su cues­tio­na­mien­to sobre la demo­cra­cia y los dere­chos huma­nos en Cuba res­pon­de, des­de lue­go, a su pro­pia per­cep­ción y no a la del pue­blo cubano, ali­neán­do­se a las posi­cio­nes inje­ren­cis­tas de la extre­ma dere­cha nor­te­ame­ri­ca­na.

La admi­nis­tra­ción de Oba­ma poco ha hecho por disol­ver el enta­ri­ma­do de las agre­sio­nes ideo­ló­gi­cas con­tra Cuba. Por el con­tra­rio, ha man­te­ni­do todo el tin­gla­do de meca­nis­mos para el desa­rro­llo de la gue­rra ideo­ló­gi­ca con­tra la isla, pre­ci­sa­men­te cuan­do en el seno de la opi­nión públi­ca nor­te­ame­ri­ca­na y el pro­pio Con­gre­so de ese país aumen­tan las voces a favor de la eli­mi­na­ción del blo­queo con­tra Cuba y la auto­ri­za­ción de los via­jes de ciu­da­da­nos de EE UU a la Isla.

Las ini­cia­ti­vas de los repre­sen­tan­tes Jeff Fla­ke y Bill Delahunt, con­te­ni­das en un pro­yec­to de ley para lograr en la Cáma­ra de Repre­sen­tan­tes el levan­ta­mien­to de las res­tric­cio­nes de via­je de los ciu­da­da­nos esta­dou­ni­den­ses, han sido blo­quea­das por gran par­te de los repu­bli­ca­nos y varios demó­cra­tas, cuyo voto ha sido com­pra­do por la mafia anti­cu­ba­na de Mia­mi y por sec­to­res de la dere­cha tra­di­cio­nal e into­le­ran­te.

El auge de los ata­ques con­tra Cuba, res­pon­de a la fina­li­dad de aco­rra­lar e inu­ti­li­zar cual­quier acer­ca­mien­to hacia la Isla y Oba­ma se ha pres­ta­do a ese jue­go, cedien­do a las pre­sio­nes y hacien­do mira­das com­pla­cien­tes a las cam­pa­ñas para deni­grar a Cuba y con­di­cio­nar la polí­ti­ca hacia la Isla sobre la base de la detrac­ción ideo­ló­gi­ca. Ese es su jue­go actual con la mer­ce­na­ria Yoa­ni Sán­chez y otros repre­sen­tan­tes de la redu­ci­da y fabri­ca­da con­tra­rre­vo­lu­ción inter­na de la Isla.

PRESIONES SOBRE LA UNION EUROPEA

Otra de las actua­les cam­pa­ñas ideo­ló­gi­cas con­tra Cuba está diri­gi­da a ejer­cer pre­sio­nes sobre la Unión Euro­pea con vis­tas a que la mis­ma man­ten­ga la obso­le­ta Posi­ción Común con res­pec­to a la Isla. Para ello, se han vali­do de la labor con­tra­rre­vo­lu­cio­na­ria y des­in­for­ma­ti­va, aus­pi­cia­da por Esta­dos Uni­dos y eje­cu­ta­da por varios gru­púscu­los de la quin­ta colum­na inter­na, con vis­tas a til­dar al gobierno cubano de vio­la­dor de los dere­chos huma­nos.

Para ello, a ins­tan­cias de sus amos y finan­cie­ros de EE UU, varios de estos redu­ci­dos gru­pos se reu­nie­ron en la Haba­na para soli­ci­tar a la UE con vis­tas a que pre­sio­ne al gobierno de Cuba para que pon­ga fin a una supues­ta e inexis­ten­te repre­sión en el país. Con las mis­mas mani­das acu­sa­cio­nes, sie­te con­tra­rre­vo­lu­cio­na­rios enca­be­za­dos por Eli­zar­do Sán­chez San­ta Cruz (El Cama­ján), Fran­cis­co Cha­viano y Héc­tor Pala­cios soli­ci­ta­ron a los euro­peos el apo­yo a su supues­ta lucha por la demo­cra­cia en Cuba.

De inme­dia­to, ape­nas con unas horas de dife­ren­cia, la Fun­da­ción Nacio­nal Cubano Ame­ri­ca­na (FNCA) salió en defen­sa de sus mer­ce­na­rios den­tro de Cuba para pedir a la UE que man­ten­ga la Posi­ción Común con­tra Cuba. En la voz del con­no­ta­do terro­ris­ta Pepe Her­nán­dez, su actual pre­si­den­te, la FNCA se sumó a la sucia cam­pa­ña diver­sio­nis­ta con­tra la Isla, al decla­rar: “Hoy más que nun­ca resul­ta impres­cin­di­ble que la UE con­si­de­re los recla­mos de las fuer­zas pro demo­cra­cia den­tro de Cuba como con­di­ción indis­pen­sa­ble para la fle­xi­bi­li­za­ción de su posi­ción común con res­pec­to a Cuba”.

Den­tro de la Unión Euro­pea, la cam­pa­ña anti­cu­ba­na es capi­ta­nea­da por varios par­ti­dos libe­ra­res de extre­ma dere­cha y por los repre­sen­tan­tes del Gru­po Popu­lar Euro­peo (PPE) den­tro del Par­la­men­to Euro­peo.

En el caso de Cuba, los par­ti­dos libe­ra­les euro­peos han desa­rro­lla­do una ten­den­cio­sa cam­pa­ña des­es­ta­bi­li­za­do­ra, finan­cian­do a gru­púscu­los con­tra­rre­vo­lu­cio­na­rios den­tro del país, sobre­di­men­sio­nan­do de legi­ti­mi­dad y tras­cen­den­cia con vis­tas a que desem­pe­ñen su papel pro­vo­ca­dor y com­pro­me­ti­do a las cam­pa­ñas inter­na­cio­na­les de difa­ma­ción hacia la Revo­lu­ción Cuba­na. Uno de estos gru­púscu­los, ascen­di­dos a la deno­mi­na­ción de Par­ti­do por obra y gra­cia de sus amos, la Unión Libe­ral Cuba­na, es diri­gi­do por el terro­ris­ta y agen­te CIA Car­los Alber­to Mon­ta­ner.

Los supues­tos prin­ci­pios que unen a los par­ti­dos libe­ra­les euro­peos, eri­gi­dos en defen­so­res de los dere­chos huma­nos, las elec­cio­nes libres y jus­tas y la demo­cra­cia mul­ti­par­ti­ta, la jus­ti­cia social, la tole­ran­cia, la eco­no­mía de libre mer­ca­do, el libre comer­cio, la sos­te­ni­bi­li­dad medioam­bien­tal y un fuer­te sen­ti­do de la soli­da­ri­dad inter­na­cio­nal, son emplea­dos de mane­ra par­cia­li­za­da y a su pro­pia inter­pre­ta­ción, como arma ideo­ló­gi­ca con­tra Cuba y otras nacio­nes pro­gre­sis­tas en Amé­ri­ca Lati­na.

Los prin­ci­pa­les detrac­to­res de Cuba y aus­pi­cia­do­res de una insig­ni­fi­can­te opo­si­ción den­tro de la Isla, pro­mo­to­res de las cam­pa­ñas ideo­ló­gi­cas anti­cu­ba­nas den­tro de la UE son el Deu­ts­che Grup­pe der LI y el Par­ti­do Demo­crá­ti­co Libre (Ale­ma­nia), el Foro Libe­ral (Aus­tria), Mou­ve­ment Réfor­ma­teur y Vlaam­se Libe­ra­len en Demo­cra­ten (Bél­gi­ca), Par­ti­do Libe­ral de Cana­dá, Det Radi­ka­le Vens­tre y el Par­ti­do Libe­ral Danés (Dina­mar­ca), Liber­tad y Demo­cra­cia, y la Unión Mallor­qui­na (Espa­ña), Par­ti­do Cen­tris­ta de Fin­lan­dia y Svens­ka Folk­par­tiet (Fin­lan­dia), Unión para la Demo­cra­cia Fran­ce­sa (Fran­cia), Neder­land­se Groep, Demo­cra­ten 66, Par­ti­do Popu­lar por la Liber­tad y la Demo­cra­cia (Holan­da), Alian­za de los Demó­cra­tas Libres (Hun­gría), Par­ti­do Libe­ral (Norue­ga), Par­ti­do Alian­za de Irlan­da del Nor­te, Libe­ral Inter­na­tio­nal Bri­tish Group y Par­ti­do Libe­ral Demó­cra­ta (Rei­no Uni­do), Par­ti­do Demo­crá­ti­co Ruso Yablo­ko (Rusia), Par­ti­do Popu­lar Libe­ral (Sue­cia), Par­ti­do Radi­cal Demo­crá­ti­co Sui­zo y Par­ti­do Libe­ral Sui­zo (Sui­za).

De las arcas de estos par­ti­dos par­te el finan­cia­mien­to de los gru­púscu­los des­es­ta­bi­li­za­do­res y con­tra­rre­vo­lu­cio­na­rios cuba­nos, encar­ga­dos de pro­pa­lar dia­tri­bas con­tra su pro­pio pue­blo. Ese detes­ta­ble rol de supues­tas víc­ti­mas lo han asu­mi­do gru­púscu­los afi­lia­dos a los libe­ra­les tales como el Par­ti­do Libe­ral de Cuba, el Par­ti­do Soli­da­ri­dad Demo­crá­ti­ca y la Unión Libe­ral Cuba­na.

Por su par­te, el Gru­po Popu­lar Euro­peo se ha opues­to al levan­ta­mien­to de la Posi­ción Común en un dis­cur­so retró­gra­do y mal inten­cio­na­do, ejer­cien­do pre­sión sobre la Alta repre­sen­tan­te de Polí­ti­ca exte­rior de la Unión Euro­pea, la recién nom­bra­da baro­ne­sa Cathe­ri­ne Ash­ton, a quien exi­ge una deta­lla­da argu­men­ta­ción sobre su polí­ti­ca hacia Cuba, lue­go de que la mis­ma se mos­tra­ra a favor de un replan­tea­mien­to de la polí­ti­ca euro­pea hacia la Isla. El GPE, en la voz de su vice­pre­si­den­te, el espa­ñol Jai­me Mayor Ore­ja, se ha eri­gi­do como into­le­ran­te fis­cal y juez con vis­tas a tor­pe­dear los víncu­los entre Euro­pa y la Haba­na.

Por su par­te, las auto­ri­da­des cuba­nas deja­ron bien cla­ra su posi­ción de prin­ci­pios ante la Unión Euro­pea, por cuan­to:”Cuba cues­tio­nó los dobles rase­ros y la mani­pu­la­ción polí­ti­ca de los dere­chos huma­nos y reite­ró que no reco­no­ce a nin­gún Esta­do ni gru­po de Esta­dos auto­ri­dad moral algu­na para dar con­se­jos ni lec­cio­nes en mate­ria de demo­cra­cia y dere­chos huma­nos”.

Para Cuba, la “exis­ten­cia de la obso­le­ta, inje­ren­cis­ta y uni­la­te­ral Posi­ción Común de la Unión Euro­pea de 1996, cons­ti­tu­ye un obs­tácu­lo inevi­ta­ble para la nor­ma­li­za­ción de estas rela­cio­nes, que debe ser eli­mi­na­do».

LAS MARCHAS REDUCIDAS COMO ELEMENTO DE PRESION IDEOLOGICA.

Den­tro de la actual cam­pa­ña ideo­ló­gi­ca con­tra Cuba, varias orga­ni­za­cio­nes con­tra­rre­vo­lu­cio­na­rias radi­ca­das en Euro­pa y Esta­dos Uni­dos orga­ni­za­ron el día de ayer varias mar­chas para denun­ciar la supues­ta vio­la­ción de dere­chos huma­nos en la Isla, con el sucio pro­pó­si­to de pre­sio­nar a la Unión Euro­pea en su pro­ce­so de acer­ca­mien­to hacia el país cari­be­ño.

Con una redu­ci­da par­ti­ci­pa­ción, estas mar­chas tuvie­ron lugar en Madrid, Bar­ce­lo­na y Mar­be­lla, con­tan­do con el apo­yo del ultra­de­re­chis­ta Par­ti­do Popu­lar espa­ñol de José María Aznar.

El mal lla­ma­do Mara­tón inter­na­cio­nal por los dere­chos huma­nos de Cuba alre­de­dor del mun­do, tuvo una esca­sa par­ti­ci­pa­ción en Espa­ña, París, Roma, Toron­to, Tam­pa, West Palm Beach, Hia­leah, San Juan de Puer­to Rico, Mia­mi, Nue­va Jer­sey, Chica­go y Los Ánge­les, entre otras ciu­da­des, y reci­bió el repu­dio de gru­pos soli­da­rios con la Revo­lu­ción, los que se opu­sie­ron a la manio­bra diver­sio­nis­ta y pro­vo­ca­do­ra de los gru­pos con­tra­rre­vo­lu­cio­na­rios al ser­vi­cio de Esta­dos Uni­dos y de la dere­cha euro­pea.

A las mar­chas anti­cu­ba­nas se suma­ron varios par­ti­dos de dere­cha en Espa­ña, así como la orga­ni­za­ción Repor­te­ros sin Fron­te­ra, ínti­ma­men­te vin­cu­la­da a la CIA nor­te­ame­ri­ca­na, así como varias orga­ni­za­cio­nes terro­ris­tas de ori­gen cubano radi­ca­das en Esta­dos Uni­dos.

LA COMISION INTERAMERICANA DE DERECHOS HUMANOS (CIDH) COMO PEON DE LA OFENSIVA ANTICUBANA.

A esta sucia cam­pa­ña con­tra Cuba se sumó San­tia­go Can­tón, secre­ta­rio eje­cu­ti­vo de la Comi­sión Inter­ame­ri­ca­na de Dere­chos Huma­nos de la OEA, quien en decla­ra­cio­nes a la mal lla­ma­da Radio Mar­tí arre­me­tió con fal­sas acu­sa­cio­nes con­tra Cuba y Vene­zue­la.

Las inju­rias de Can­tón estu­vie­ron diri­gi­das a endil­gar a ambos paí­ses supues­tos crí­me­nes con­tra los dere­chos huma­nos, tales como eje­cu­cio­nes extra­ju­di­cia­les, pro­ble­mas en la admi­nis­tra­ción de jus­ti­cia, exis­ten­cia de tor­tu­ras con­tra los ciu­da­da­nos, la pri­va­ción de la liber­tad, la fal­ta de igual­dad de la mujer, la peno­sa situa­ción de la niñez, pobre­za e impo­si­bi­li­dad de resol­ver pro­ble­mas de salud ele­men­ta­les, así como otras fal­se­da­des que res­pon­den al dis­cur­so ideo­ló­gi­co de los prin­ci­pa­les enemi­gos de Cuba y Vene­zue­la.

El recién fina­li­za­do 137 perio­do de ordi­na­rio de sesio­nes de la a Comi­sión Inter­ame­ri­ca­na de Dere­chos Huma­nos, fue el mar­co pro­pi­cio para que este órgano de la OEA con­ti­nua­ra sumán­do­se a la actual cam­pa­ña ideo­ló­gi­ca con­tra las nacio­nes del ALBA, par­ti­cu­lar­men­te con­tra Cuba y Vene­zue­la.

En el Infor­me Anual de la CIDH para el año 2008, libe­lo sin base jurí­di­ca y car­ga­do de men­ti­ras, se argu­men­tan fal­sas vio­la­cio­nes a los dere­chos huma­nos y al desem­pe­ño demo­crá­ti­co en Cuba y Vene­zue­la, des­vir­tuan­do de mane­ra cons­cien­te y ten­den­cio­sa la reali­dad exis­ten­te en esa mate­ria en ambos paí­ses.

Las fala­cias y sucias impu­tacio­nes anti­cu­ba­nas lle­ga­ron al extre­mo de des­per­tar la cóm­pli­ce com­pla­cen­cia de este órgano de la OEA, de los Esta­dos Uni­dos y sus acó­li­tos, cuan­do la repre­sen­tan­te del Direc­to­rio Demo­crá­ti­co Cubano (DDC), orga­ni­za­ción vin­cu­la­da a terro­ris­tas y finan­cia­da por la CIA, decla­ró: “El régi­men de La Haba­na apli­ca de for­ma sis­te­má­ti­ca méto­dos de tor­tu­ra y ani­qui­la­mien­to con­tra los cuba­nos des­de hace 50 años y, en muchos casos, la repre­sión, las ame­na­zas y la tor­tu­ra sico­ló­gi­ca impi­den a los sobre­vi­vien­tes o fami­lia­res de víc­ti­mas salir ante la luz públi­ca a denun­ciar estos hechos».

Si el fal­so entu­sias­mo con el que se ata­có a Cuba hubie­ra sido usa­do igual­men­te para con­de­nar los crí­me­nes de Esta­dos Uni­dos en Irak y Afga­nis­tán, la cruel repre­sión come­ti­da con­tra los hon­du­re­ños por los mili­ta­res gol­pis­tas, los ase­si­na­tos come­ti­dos con­tra líde­res pro­gre­sis­tas en el mun­do, la mise­ria y la pobre­za en las nacio­nes sub­de­sa­rro­lla­das y el geno­ci­dio sio­nis­ta con­tra el pue­blo pales­tino, la CIDH hubie­ra teni­do un poco de cre­di­bi­li­dad. Sin embar­go, su retó­ri­ca par­cia­li­za­da le colo­ca en el peno­so papel de ser voce­ro de la insi­dia y la fala­cia.

Los infor­mes anua­les de la CIDH, tal como el recien­te «Tor­tu­ra, eje­cu­cio­nes extra­ju­di­cia­les y vio­la­cio­nes del dere­cho a la liber­tad de expre­sión en Cuba», son una sar­ta de men­ti­ras escri­tas ela­bo­ra­das en las tene­bro­sas ofi­ci­nas de la CIA y de los fun­cio­na­rios del gobierno nor­te­ame­ri­cano, quie­nes enco­mien­dan a sus papa­ga­yos repe­tir al pie de la letra las fal­sas acu­sa­cio­nes, a cam­bio de un poco de pro­ta­go­nis­mo y de finan­cia­mien­to.

EL CASO DE YOANI SANCHEZ

Los esfuer­zos de Washing­ton por imple­men­tar su gue­rra ideo­ló­gi­ca han con­ta­do fre­cuen­te­men­te con el recur­so de fabri­car disi­den­tes, emplean­do todos los resor­tes mediá­ti­cos posi­bles para sacar deba­jo de la man­ga a per­so­na­ji­llos de dife­ren­te cata­du­ra, dis­pues­tos a pro­yec­tar­se ante la opi­nión públi­ca como desin­te­re­sa­dos lucha­do­res por la liber­tad, a cam­bio de pre­ben­das eco­nó­mi­cas y de un dudo­so pro­ta­go­nis­mo.

Esta labor de mar­ke­ting mediá­ti­co ha sido empe­la­da innu­me­ra­bles veces, tal como ocu­rrió no hace mucho con el char­la­tán Ricar­do Bofill y con el simu­la­dor Arman­do Valla­da­res. El estre­lla­to ruti­lan­te de ambos que­dó res­que­bra­ja­do ante las opor­tu­nas denun­cias de sus sucias moti­va­cio­nes. El pri­me­ro dejó bien cla­ro que su moti­va­ción prin­ci­pal era enri­que­cer­se a cos­ta de la labor con­tra­rre­vo­lu­cio­na­ria. El segun­do, fal­so poe­ta e invá­li­do, car­gan­do sobre sus hom­bros un pasa­do como repre­sor y terro­ris­ta, supo sacar jugo­sas ganan­cias y bene­fi­cios de su estre­lla­to.

Aho­ra los enemi­gos de la Revo­lu­ción Cuba­na han echa­do garra a Yoa­ni Sán­chez como fres­ca opción ante el gra­do de dete­rio­ro de ima­gen de los tra­di­cio­na­les con­tra­rre­vo­lu­cio­na­rios den­tro de Cuba, muchos de ellos cri­ti­ca­dos por su acé­rri­mo opor­tu­nis­mo polí­ti­co y su fal­ta de escrú­pu­los. Repre­sen­ta, igual­men­te, la fal­sa ima­gen de que un sec­tor de la juven­tud se opo­ne al pro­ce­so revo­lu­cio­na­rio.

Des­co­no­ci­da hace algún tiem­po, esta opor­tu­nis­ta regre­só a Cuba lue­go de per­ma­ne­cer un tiem­po en Euro­pa, oca­sión en que se com­pro­me­tió a jugar el sucio papel de con­tra­rre­vo­lu­cio­na­ria a cam­bio de pro­ta­go­nis­mo y dine­ro. La CIA y la ultra­de­re­cha le crea­ron todas las con­di­cio­nes para una meteó­ri­ca carre­ra al estre­lla­to den­tro de la lla­ma­da disi­den­cia cuba­na. En poco tiem­po, esta terro­ris­ta del cyber espa­cio logró ser aupa­da hacia una dudo­sa fama.

Con­tan­do con el apo­yo de Godaddy, ente nor­te­ame­ri­cano cer­cano al Pen­tá­gono y a la gue­rra des­in­for­ma­ti­va en el cam­po de la red, Sán­chez se ha dedi­ca­do a fabri­car men­ti­ras sobre la reali­dad cuba­na, creán­do­se una fal­sa este­la de lucha­do­ra por los dere­chos huma­nos. En pago a su lan­za­mien­to como diva con­tra­rre­vo­lu­cio­na­ria de turno, el anda­mia­je mediá­ti­co anti­cu­bano la pre­mió con varias dis­tin­cio­nes, entre las que se encuen­tran el Pre­mio Orte­ga y Gas­set (2008), el BOB, cate­go­ría como el mejor Weblog por par­te de la Deu­ts­che Welle de la Radio y TV ale­ma­nas (2008), Reco­no­ci­mien­to como una de las 10 ¿inte­lec­tua­les? más influ­yen­tes de Amé­ri­ca, por par­te de la Revis­ta Foreign Policy (2009), Men­ción en el Pre­mio María Moors Cabot, de la Uni­ver­si­dad de Colum­bia, Esta­dos Uni­dos, en octu­bre de 2009 y, por últi­mo, con­de­co­ra­ción del terro­ris­ta Con­se­jo por la Liber­tad de Cuba, que la blo­gue­ra no titu­beó en acep­tar, a pesar de que pro­ce­día de manos de per­so­nas que han ase­si­na­do a muchos de sus com­pa­trio­tas..

EL TEMA DEL RACISMO

En la actual cam­pa­ña ideo­ló­gi­ca con­tra Cuba se ha incor­po­ra­do un nue­vo ele­men­to: la supues­ta dis­cri­mi­na­ción de las per­so­nas de color den­tro de la socie­dad cuba­na. Estos ata­ques han teni­do su ori­gen en la Decla­ra­ción de Apo­yo de Inte­lec­tua­les Afro­ame­ri­ca­nos a la Lucha por los Dere­chos Civi­les en Cuba, que fue rea­li­za­da por un gru­po de 60 aca­dé­mi­cos, artis­tas, legis­la­do­res y reli­gio­sos nor­te­ame­ri­ca­nos, indu­da­ble­men­te des­in­for­ma­dos sobre la reali­dad cuba­na, y que fue dada a cono­cer por David Covin, pro­fe­sor emé­ri­to de cien­cias polí­ti­cas de la Uni­ver­si­dad de Cali­for­nia en Sacra­men­to.

Par­tien­do de una supues­ta preo­cu­pa­ción por el color de la piel de alguno de los con­tra­rre­vo­lu­cio­na­rios dete­ni­dos en Cuba, la decla­ra­ción pre­ten­de gene­ra­li­zar inapro­pia­da­men­te que en nues­tro país se per­si­gue a las per­so­nas sobre la base de cri­te­rios exclu­yen­tes y dis­cri­mi­na­to­rios. Pos­te­rior­men­te, en una entre­vis­ta con Radio Mar­tí, el pro­fe­sor Covin expli­có que la car­ta de los inte­lec­tua­les y acti­vis­tas es una expre­sión de apo­yo a: “los valien­tes defen­so­res de los dere­chos civi­les que han sido obje­to de vio­len­cia no pro­vo­ca­da, de inti­mi­da­cio­nes por par­te del Esta­do y de encar­ce­la­mien­to». (…) «Nues­tra car­ta fue una car­ta diri­gi­da a la pobla­ción en gene­ral» (…) «Fue un docu­men­to públi­co. Nues­tra inten­ción fue lla­mar la aten­ción, sobre todo del públi­co negro en Esta­dos Uni­dos, por­que la mayo­ría de los acti­vis­tas han apo­ya­do al régi­men cas­tris­ta».

A este docu­men­to se suma­ron las voces de varios inte­lec­tua­les de Jamai­ca, entre los que se encuen­tran los aca­dé­mi­cos Rex Nettle­ford, Barry Che­van­nes, Rupert Lewis y Mau­ren War­ner-Lewi.

No se hizo espe­rar la con­tun­den­te pero res­pe­tuo­sa res­pues­ta de varios inte­lec­tua­les y artis­tas cuba­nos, quie­nes refu­ta­ron las fala­cias con­te­ni­das en dicho docu­men­to, escla­re­cien­do el peli­gro­so rejue­go de sumar voces res­pe­ta­bles de la comu­ni­dad negra afro nor­te­ame­ri­ca­na a las vene­no­sas cam­pa­ñas anti­cu­ba­nas.

El docu­men­to de res­pues­ta habla por sí solo:

“Un pro­ver­bio yoru­ba reza: «La men­ti­ra pue­de correr un año, la ver­dad la alcan­za un día». Aun­que por lar­go tiem­po a la opi­nión públi­ca nor­te­ame­ri­ca­na le han tra­ta­do de impo­ner, des­de los círcu­los polí­ti­cos más into­le­ran­tes y los medios de comu­ni­ca­ción más pode­ro­sos, una ima­gen dis­tor­sio­na­da de la socie­dad cuba­na con­tem­po­rá­nea, siem­pre, de un modo u otro, ter­mi­na por abrir­se paso la reali­dad.”

(…)

“Si la Cuba de estos tiem­pos fue­ra ese país racis­ta que se quie­re inven­tar, sus ciu­da­da­nos no hubie­ran con­tri­bui­do masi­va­men­te a la libe­ra­ción de los pue­blos afri­ca­nos. (…) De Áfri­ca solo tra­ji­mos los res­tos de nues­tros muer­tos.”

(…)

“Si la Cuba de hoy sin­tie­ra ese des­pre­cio por el negro, más de 35 000 jóve­nes afri­ca­nos no hubie­ran sido for­ma­dos en nues­tras escue­las duran­te los últi­mos 40 años, ni 2 800 jóve­nes de una trein­te­na de paí­ses de esa región estu­dia­ran aho­ra mis­mo en nues­tras uni­ver­si­da­des.”

(…)

“Un pue­blo enfer­mo de racis­mo se nega­ría a cola­bo­rar en la for­ma­ción de médi­cos y recur­sos huma­nos en el área de la Salud en Facul­ta­des de Cien­cias Médi­cas fun­da­das en Gui­nea Bis­sau, Gui­nea Ecua­to­rial, Gam­bia y Eri­trea; daría la espal­da a los pro­gra­mas de asis­ten­cia sani­ta­ria que han sal­va­do miles de vidas en varios terri­to­rios de Amé­ri­ca Lati­na y el Cari­be don­de resul­ta sig­ni­fi­ca­ti­va la pre­sen­cia de la diás­po­ra afri­ca­na, y se hubie­ra des­en­ten­di­do de los más de 20 000 hai­tia­nos y afro cari­be­ños de habla ingle­sa que han recu­pe­ra­do la vis­ta median­te ope­ra­cio­nes qui­rúr­gi­cas prac­ti­ca­das gra­tui­ta­men­te en nues­tro país.”

(…)

“Los inte­lec­tua­les y artis­tas cuba­nos agra­de­ce­mos la soli­da­ri­dad, la com­pren­sión y el res­pe­to que muchas per­so­na­li­da­des afro nor­te­ame­ri­ca­nas han mos­tra­do hacia la reali­dad cuba­na a lo lar­go de medio siglo. Nun­ca les hemos pedi­do com­par­tir nues­tras ideas polí­ti­cas ni hemos con­di­cio­na­do el diá­lo­go a algún tipo de res­pal­do o adhe­sión. Por un ele­men­tal sen­ti­do de la éti­ca res­pe­ta­mos sus pun­tos de vis­ta.”

El docu­men­to, rubri­ca­do en la Haba­na, el 3 de diciem­bre de 2009, lle­va la fir­ma de Nancy More­jón, poe­ti­sa y ensa­yis­ta; Miguel Bar­net, poe­ta y antro­pó­lo­go; Este­ban Mora­les, poli­tó­lo­go y ensa­yis­ta; Eduar­do Roca (Cho­co), artis­ta; Heri­ber­to Feraudy, his­to­ria­dor y ensa­yis­ta; Roge­lio Mar­tí­nez Furé, afri­ca­nis­ta; Pedro de la Hoz, perio­dis­ta y ensa­yis­ta; y Fer­nan­do Mar­tí­nez Here­dia, soció­lo­go y ensa­yis­ta.

Sin lugar a dudas es una dig­na res­pues­ta de nues­tros inte­lec­tua­les y un jus­to escla­re­ci­mien­to de la ver­dad.

HUMAN RIGHTS WATCH

Otro engen­dro de las cam­pa­ñas anti­cu­ba­nas es la Human Rights Watch (HRW), la que lan­zó un opro­bio­so infor­me titu­la­do “Un nue­vo Cas­tro, la mis­ma Cuba”, en el que tra­ta de ata­car con fal­se­da­des la actual situa­ción de los dere­chos huma­nos en la Isla.

Nik Stein­berg, res­pon­sa­ble de la auto­ría del falaz infor­me, dijo: “En base a nues­tras pes­qui­sas, hemos lle­ga­do a la con­clu­sión de que los dere­chos huma­nos en Cuba no han mejo­ra­do en abso­lu­to des­de que Raúl Cas­tro asu­mió el poder”.

El dia­rio Gran­ma, órgano del gober­nan­te Par­ti­do Comu­nis­ta, res­pon­dió a la nue­va manio­bra ideo­ló­gi­ca con­tra Cuba, des­ta­can­do que este infor­me es «un vano inten­to por man­char la impe­ca­ble obra de la Isla a favor de la dig­ni­dad y los ver­da­de­ros dere­chos huma­nos de más de 11 millo­nes de cuba­nos». (…) «Es evi­den­te el inten­to de tirar­le el sal­va­vi­das oxi­ge­nan­te a una men­gua­da y des­pres­ti­gia­da con­tra­rre­vo­lu­ción inter­na, aupa­da y paga­da por el lobby anti­cu­bano en el gobierno de Esta­dos Uni­dos, y en par­ti­cu­lar de la mafia de Mia­mi».

HRW, como para esca­mo­tear la esen­cia insi­dio­sa de su infor­me, cla­mó tími­da­men­te por la ter­mi­na­ción del embar­go esta­dou­ni­den­se, sin refe­rir­se a que éste, en reali­dad, es un blo­queo geno­ci­da que ha daña­do al pue­blo cubano y le ha cau­sa­do penu­rias indes­crip­ti­bles por más de cin­co déca­das.

No cabe duda, pues, que la actual con­tra­ofen­si­va nor­te­ame­ri­ca­na con­tra Cuba es la con­ti­nui­dad de una gue­rra ideo­ló­gi­ca sos­te­ni­da des­de el momen­to mis­mo del triun­fo revo­lu­cio­na­rio de 1959. No hay nada nue­vo en ella, pues es par­te de un mis­mo plan sis­té­mi­co enca­mi­na­do vana­men­te a des­truir la obra del pue­blo cubano.

De la mis­ma mane­ra que Cuba ha resis­ti­do heroi­ca­men­te a la gue­rra sucia y al terro­ris­mo, enfren­ta­rá siem­pre con la ver­dad y la jus­te­za todo inten­to por deni­grar­la.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *