Aná­li­sis Polí­ti­co-Mili­tar, Noviem­bre 2009: El Impe­ria­lis­mo reade­cua sus tácticas

Aná­li­sis Polí­ti­co-Mili­tar, Noviem­bre 2009:

El Impe­ria­lis­mo Reade­cua sus Tácticas

La “liber­tad de pren­sa” en la socie­dad bur­gue­sa es la liber­tad de los ricos de enga­ñar, corrom­per y embau­car cada día, de mane­ra sis­te­má­ti­ca y con­ti­nua, con millo­nes de ejem­pla­res, a las masas explo­ta­das y opri­mi­das del pue­blo, a los pobres. Esa es la ver­dad sen­ci­lla y evi­den­te, cono­ci­da de todos, obser­va­da por todos y com­pren­di­da por todos, pero que “casi todos” silen­cian “pudo­ro­sa­men­te” y esqui­van con temor. (LENIN)

EL TERRENO

Des­de esta TRINCHERA, hemos sos­te­ni­do que la deno­mi­na­da Gue­rra de Cuar­ta Gene­ra­ción, jun­to a la Doc­tri­na Demo­crá­ti­ca (1), dise­ña­das y apli­ca­das por el Impe­ria­lis­mo inter­na­cio­nal, vie­nen a ser los ele­men­tos que sos­tie­nen la ins­ti­tu­cio­na­li­dad bur­gue­sa, que apo­ya­da por la acción mili­tar abier­ta, cie­rran el circu­lo del fas­cis­mo, ideo­lo­gía que mue­ve a los Esta­dos poli­cía­cos-mili­ta­res, de los monopolios.

Es así, como dos con­no­ta­dos ase­so­res de la inte­li­gen­cia Esta­dou­ni­den­se, plan­tea­ban que a la hora de afron­tar los con­flic­tos inter­nos y exter­nos, la gue­rra psi­co­ló­gi­ca, la gue­rra de las pala­bras y la bata­lla por la men­te de los hom­bres cons­ti­tu­yen los méto­dos del pre­sen­te y del futu­ro, enfa­ti­zan­do de paso que lapro­pa­gan­da polí­ti­ca, es la uti­li­za­ción de las comu­ni­ca­cio­nes masi­vas en inte­rés del poder, dejan­do ine­quí­vo­ca­men­te plan­tea­do de quien con­tro­la los medios de infor­ma­ción, desa­rro­lla la neu­tra­li­za­ción y el domi­nio sobre la socie­dad, por lo que los medios de pro­pa­gan­da y esen­cial­men­te los que tie­nen la pro­pie­dad de estos, jue­gan un rol fun­da­men­tal en el fas­cis­mo actual,trans­for­mán­do­se en los órga­nos ideo­ló­gi­cos y de con­trol de la cla­se domi­nan­te, con­tra la volun­tad de las masas.

Marx y Engels, con­si­de­ran­do la lucha ideo­ló­gi­ca, como uno de los ejes fun­da­men­ta­les que rigen la lucha de cla­ses, esta­ble­cie­ron con cla­ri­dad meri­dia­na que las ideas de la cla­se domi­nan­te son las ideas domi­nan­tes en cada épo­ca; o dicho de otro modo, la cla­se que ejer­ce el poder mate­rial domi­nan­te en la socie­dad es, al mis­mo tiem­po, su poder espi­ri­tual domi­nan­te. La cla­se que tie­ne a su dis­po­si­ción los medios para la pro­duc­ción mate­rial, dis­po­ne con ello, al mis­mo tiem­po, de los medios para la pro­duc­ción espi­ri­tual, lo que hace que se le some­tan, al pro­pio tiem­po, por tér­mino medio, las ideas de quie­nes care­cen de los medios nece­sa­rios para pro­du­cir espi­ri­tual­men­te. Las ideas domi­nan­tes no son otra cosa que la expre­sión ideal de las rela­cio­nes mate­ria­les domi­nan­tes, las mis­mas rela­cio­nes mate­ria­les domi­nan­tes con­ce­bi­das como ideas; por tan­to, las rela­cio­nes que hacen de una deter­mi­na­da cla­se, la cla­se domi­nan­te son tam­bién las que con­fie­ren el papel domi­nan­te a sus ideas.Con ello, se cla­ri­fi­ca que la con­cien­cia de cla­se de los indi­vi­duos, pro­pi­cia­da por la prác­ti­ca y la lucha de cla­ses en la que par­ti­ci­pan, no alcan­za a desa­rro­llar un inte­rés de cla­se, suma­do a ello, las con­tra­dic­cio­nes eco­nó­mi­cas, socia­les y polí­ti­cas que se dan en la socie­dad, y allí, los medios de mani­pu­la­ción de masas, cum­plen un papel fundamental.

En el impe­ria­lis­mo, con su ideo­lo­gía fas­cis­ta, la agre­sión ideo­ló­gi­ca cons­tan­te hacia el movi­mien­to popu­lar, a tra­vés de la gue­rra sico­ló­gi­ca, ha alcan­za­do un alto gra­do de inten­si­dad y pla­ni­fi­ca­ción, mas aho­ra, debi­do a la agu­di­za­ción de las con­tra­dic­cio­nes eco­nó­mi­cas y socia­les, la lucha ideo­ló­gi­ca irá ocu­pan­do un des­ta­ca­do lugar en la con­tien­da de cla­ses, tan­to en la esfe­ra inter­na­cio­nal como den­tro de cada país.

Por ello, los revo­lu­cio­na­rios debe­mos estar aten­tos, ya que nues­tro enemi­go de cla­se, a par­tir de la lucha ideo­ló­gi­ca, tra­ta­rá de apla­car cual­quier movi­mien­to popu­lar, para man­te­ner la des­mo­vi­li­za­ción polí­ti­ca del pueblo.

La ofen­si­va cons­tan­te, idea­da por el fas­cis­mo, por el con­trol de las men­tes, imple­men­ta diver­sas tác­ti­cas, cuya úni­ca fina­li­dad es lograr neu­tra­li­zar al movi­mien­to popu­lar y ais­lar polí­ti­co y social­men­te a las van­guar­dias revo­lu­cio­na­rias. En ese plano, da espa­cio y fomen­ta posi­cio­nes refor­mis­tas y clau­di­can­tes, levan­tán­do­las pri­me­ro, posi­cio­nar­las lue­go, como los úni­cos refe­ren­tes de izquier­da y final­men­te bajar­las vio­len­ta­men­te, con lo que el pue­blo que con­fió en esas posi­cio­nes, retro­ce­de nota­ble­men­te en fuer­zas y en gra­dos de con­cien­cia.

La bur­gue­sía y los Esta­dos mono­po­lis­tas, a tra­vés de sus apa­ra­tos de pro­pa­gan­da ideo­ló­gi­cos, imple­men­tan el terror psi­co­ló­gi­co a las masas, des­in­for­man­do y crean­do fal­sos esce­na­rios de par­ti­ci­pa­ción, como las elec­cio­nes bur­gue­sas, enmas­ca­ran su ver­da­de­ra ideo­lo­gía fas­cis­ta y mono­po­lis­ta, defi­nién­do­la como neo­li­be­ral, levan­tan el dis­cur­so demo­crá­ti­co, para en su nom­bre repri­mir y ase­si­nar a lucha­do­res socia­les, que vie­nen a con­tra­ve­nir su paz roma­na, su Esta­do de Dere­cho y su Democracia.

Para ello, los Esta­dos de los mono­po­lios, se dotan de todas las argu­cias lega­les que su ins­ti­tu­cio­na­li­dad fas­cis­ta les pro­veen; se crean nue­vas uni­da­des espe­cia­li­za­das en repri­mir al movi­mien­to popu­lar, se inten­ta revi­ta­li­zar a los Par­ti­dos polí­ti­cos bur­gue­ses y refor­mis­tas, se legi­ti­ma a la Aris­to­cra­cia Sin­di­cal mafio­sa, que transan des­ca­ra­da­men­te el des­tino de los tra­ba­ja­do­res, con los gre­mios empre­sa­ria­les, com­ple­men­tán­do­se así, una maca­bra prác­ti­ca de domi­na­ción que mez­cla el terror ideo­ló­gi­co con la reali­dad eco­nó­mi­ca, ya que de paso, encu­bren las cri­sis, las agu­di­za­cio­nes y las con­tra­dic­cio­nes capitalistas.

EL ENEMIGO

Reins­ta­la­ción Mili­tar del Impe­ria­lis­mo, en Indo Amé­ri­ca: Uti­li­zan­do el tre­men­do poder de pene­tra­ción de los medios de comu­ni­ca­ción, que actúan como nar­có­ti­co en la men­te de las masas, el impe­ria­lis­mo y su ideo­lo­gía fas­cis­ta, no han des­cui­da­do ni por un ins­tan­te el for­ta­le­ci­mien­to de su apa­ra­to poli­cia­co-mili­tar y sus fuer­zas de cho­que. Es así, como hace algún tiem­po, en nues­tra región, han veni­do agi­tan­do, lo que la diri­gen­cia impe­ria­lis­ta, deno­mi­na como hipó­te­sis de con­flic­tos, que corres­pon­de a las con­fi­gu­ra­cio­nes fic­ti­cias o reales, que per­mi­ten argu­men­tar la esca­la­da gue­rre­ris­ta del impe­ria­lis­mo, dan­do luz a accio­nes mili­ta­res abier­tas y direc­tas, como las que están en cur­so en Medio Orien­te y nues­tra Patria Grande.

Des­de esta TRINCHERA hemos veni­do deve­lan­do el accio­nar polí­ti­co-mili­tar, muchas veces sola­pa­do de nues­tro enemi­go fun­da­men­tal, como tam­bién hemos sos­te­nien­do, la irre­me­dia­ble acción mili­tar abier­ta y direc­ta del impe­ria­lis­mo, pro­duc­to de sus con­tra­dic­cio­nes inter­nas y de la nece­si­dad de con­te­ner al movi­mien­to popu­lar en alza. El impe­ria­lis­mo reade­cua sus tác­ti­cas y con­di­cio­nes para su reins­ta­la­ción mili­tar en la región; pode­mos ver como a pesar de lo expre­sa­do en un prin­ci­pio por el galar­do­na­do Oba­ma, no pien­san aban­do­nar la base de Guan­tá­na­mo; al con­tra­rio, apro­ve­chan­do el ejer­ci­cio demo­crá­ti­co dise­ña­do por el Pen­tá­gono y el Depar­ta­men­to de Esta­do yan­qui en Hon­du­ras, for­ta­le­ce­rán sus ins­ta­la­cio­nes, don­de Guan­tá­na­mo y Soto­cano, son bases fun­da­men­ta­les en Cen­troa­mé­ri­ca, suma­do a la per­ma­nen­cia en Hai­tí.

Si a lo ante­rior se aña­de la ins­ta­la­ción de las bases mili­ta­res en Colom­bia, para enfren­tar al movi­mien­to revo­lu­cio­na­rio enca­be­za­dos por las FARC-EP y el ELN, don­de el refor­mis­mo ha juga­do un tris­te papel; lejos de denun­ciar el ver­da­de­ro obje­ti­vo de los yan­quis en la región, sus diri­gen­tes han rea­li­za­do débi­les esca­ra­mu­zas, que no pasan de ser dis­cur­sos alti­so­nan­tes, que lejos de cla­ri­fi­car posi­cio­nes, lle­va a la con­fu­sión: Pare­ce ser que los enemi­gos de la diri­gen­cia vene­zo­la­na, por ejem­plo, sigue sien­do el impe­rio, los piti­yan­quis y el des­gra­cia­do de Uri­be y sus minis­tros, no cues­tio­nan al impe­ria­lis­mo, ni mucho menos el capi­ta­lis­mo, no esta­ble­cen posi­cio­nes de cla­se, que cla­ri­fi­que que de lo que se tra­ta es un con­flic­to de cla­ses. El refor­mis­mo se vuel­ve a equi­vo­car, al no escla­re­cer el dis­cur­so: el impe­ria­lis­mo y su ideo­lo­gía fas­cis­ta es enemi­go de la cla­se obre­ra y de los pobres del cam­po y la ciu­dad, por que repre­sen­ta una posi­ción de cla­se que pro­pi­cia la explo­ta­ción y mar­gi­na­ción de la mayo­ría de los habi­tan­tes huma­nos y no-huma­nos, que habi­tan este pla­ne­ta.

Siguien­do con la gue­rra comu­ni­ca­cio­nal, des­de hace algún tiem­po, se vie­ne plan­tean­do la pla­ni­fi­ca­ción de un gol­pe mili­tar, con­tra el Pre­si­den­te Lugo en Para­guay. La ver­dad sea dicha, es que la admi­nis­tra­ción del Esta­do para­gua­yo, no pre­sen­ta con­tra­dic­cio­nes de fon­do con el impe­ria­lis­mo, por lo que esta hipó­te­sis de con­flic­to, tie­ne que ver con lo que se jue­gan las poten­cias impe­ria­lis­tas, en la zona de la Tri­ple Fron­te­ra; los yan­quis han per­di­do terreno ante el avan­ce de otras poten­cias como Chi­na, Rusia e Irán, que tie­nen un gran alia­do como lo es Bra­sil, miem­bro del BRIC y poten­cia en la región, por lo que los esta­dou­ni­den­ses, nece­si­tan man­te­ner­lo a raya.

Las hipó­te­sis de con­flic­to, como lo hemos dicho, son las excu­sas nece­sa­rias, que el impe­ria­lis­mo nece­si­ta, para ope­rar polí­ti­co-mili­tar­men­te en for­ma abier­ta. En esa lógi­ca se encuen­tra el show de deman­da marí­ti­ma y la pelí­cu­la de espías, mon­ta­da por las admi­nis­tra­cio­nes pro impe­ria­lis­tas perua­nas y chi­le­nas, dos alum­nos muy aven­ta­ja­dos, que jun­to al para­mi­li­tar Uri­be, con­for­man la van­guar­dia del Esta­do y los mono­po­lios esta­dou­ni­den­ses, en nues­tra región. Lo que en reali­dad bus­can estas accio­nes dis­trac­to­rias, es la ins­ta­la­ción mediá­ti­ca y publi­ci­ta­da de la acción mili­tar abier­ta, que vie­ne a poner orden a dos con­flic­tos des­ata­dos; la reor­ga­ni­za­ción de la gue­rri­lla de Sen­de­ro Lumi­no­so, en el Perú y la ofen­si­va mili­tar con­tra el pue­blo mapu­che en Chi­le. Por ello, vuel­ven a la car­ga con la supues­ta coor­di­na­ción, que exis­ti­ría entre los revo­lu­cio­na­rios colom­bia­nos y el movi­mien­to de resis­ten­cia mapu­che.

Los revo­lu­cio­na­rios, no nos pode­mos nublar con la pro­pa­gan­da fas­cis­ta, debe­mos ate­ner­nos a las situa­cio­nes con­cre­tas y lo obje­ti­vo hoy, es la acción del impe­ria­lis­mo en la región, con su ideo­lo­gía fas­cis­ta y su doc­tri­na demo­crá­ti­ca.

Show Elec­to­ral Bur­gués: Chi­le, se ha con­ver­ti­do a tra­vés de los años, en un exi­to­so labo­ra­to­rio del impe­ria­lis­mo y sus mono­po­lios. En este país, se comen­zó a dise­ñar la arre­me­ti­da del fas­cis­mo abier­to, con la dic­ta­du­ra mili­tar, inser­ta en la Doc­tri­na de Segu­ri­dad Nacio­nal, expe­rien­cia reedi­ta­da en la mayo­ría de los paí­ses de la región. En Chi­le, tam­bién se comen­zó a imple­men­tar la Doc­tri­na Demo­crá­ti­ca, con la sali­da pac­ta­da de la dic­ta­du­ra mili­tar, enmas­ca­ran­do el fas­cis­mo abier­to, por uno sola­pa­do y demo­crá­ti­co.

En este fas­cis­mo actual, la gue­rra psi­co­ló­gi­ca y la pro­pa­gan­da cum­plen un papel deter­mi­nan­te. Como ejem­plo, los ideó­lo­gos de la lla­ma­da “tran­si­ción chi­le­na”, atri­bu­yen a la pro­pa­gan­da desa­rro­lla­da por tele­vi­sión –ple­bis­ci­to SI o NO‑, uno de los fac­to­res rele­van­tes del triun­fo de la opción NO, apli­can­do al fac­tor sub­je­ti­vo una supre­ma­cía sin con­tra­pe­so sobre ele­men­tos obje­ti­vos, como los miles de muer­tos y tor­tu­ra­dos de la dic­ta­du­ra mili­tar y las luchas calle­je­ras del pue­blo chi­leno. Al ana­li­zar el fac­tor pro­pa­gan­dís­ti­co, como ele­men­to neu­rál­gi­co del fas­cis­mo actual, encon­tra­re­mos la res­pues­ta, al accio­nar de nues­tro enemi­go de cla­se, en la actual fase del capitalismo.

La Doc­tri­na Demo­crá­ti­ca, tie­ne en su show elec­to­ral, a un agen­te de con­ten­ción mediá­ti­co for­mi­da­ble; los can­di­da­tos se ven­den, en un des­fi­le publi­ci­ta­rio, cual si fue­sen una sal­chi­cha o un rollo de papel higié­ni­co. Quien más invier­ta en pro­pa­gan­da y publi­ci­dad, tie­ne prác­ti­ca­men­te ase­gu­ra­do un cupo en el Par­la­men­to bur­gués. No es casual, que los mis­mos publi­cis­tas que tra­ba­jan en las cam­pa­ñas esta­dou­ni­den­ses, se pasean a lo lar­go del con­ti­nen­te, para apli­car la mis­ma rece­ta en todos los show elec­to­ra­les que orga­ni­zan las bur­gue­sías, para legi­ti­mar su dic­ta­du­ra de cla­se.

Bache­let y Oba­ma, son dos bue­nos ejem­plos de cómo la pro­pa­gan­da fas­cis­ta hace mila­gros elec­to­ra­les. En la actua­li­dad, uti­li­zan­do los mis­mos méto­dos, los mono­po­lios se dispu­tan la admi­nis­tra­ción del Esta­do fas­cis­ta en Chi­le. El agra­van­te en esta opor­tu­ni­dad, es que pro­duc­to de las cri­sis y con­tra­dic­cio­nes que vive el capi­ta­lis­mo a nivel mun­dial, sus ins­ti­tu­cio­nes bur­gue­sas viven su mis­ma podre­dum­bre. En ese mar­co, las tác­ti­cas del impe­ria­lis­mo, van des­ti­na­das a recom­po­ner su ins­ti­tu­cio­na­li­dad, bus­can­do los mejo­res administradores.

No es un mis­te­rio, que la coa­li­ción social­de­mó­cra­ta que ha esta­do fren­te al gobierno, duran­te estos últi­mos vein­te años, ha sido exi­to­sa para los mono­po­lios y su Esta­do; les ha per­mi­ti­do man­te­ner una ins­ti­tu­cio­na­li­dad acor­de a sus nece­si­da­des y tener con­tro­la­do al movi­mien­to popu­lar, que ve como el Esta­do se ha trans­for­ma­do en un gran col­chón social. Aten­dien­do a lo ante­rior y suman­do las con­tra­dic­cio­nes que se ven venir, lo más pro­ba­ble que los mono­po­lios, no corran ries­gos y vuel­van a apos­tar por la mis­ma coa­li­ción, pero con mati­ces de forma.

Ya lo hemos plan­tea­do con ante­rio­ri­dad, que lo rea­li­za­do en un prin­ci­pio por la Con­cer­ta­ción, en tér­mi­nos polí­ti­co-mili­ta­res, se deno­mi­na explo­ra­ción por fue­go (2). Mien­tras que la acción lle­va­da a cavo en la actua­li­dad sería de copa­mien­to, ya que des­pués de explo­rar, dise­mi­na­ron sus fuer­zas para cap­tu­rar una mayor can­ti­dad de terreno en su avan­ce. Las fuer­zas dise­mi­na­das lle­va­ban la orden y tarea espe­ci­fi­ca, de hacer con­tac­to con sus alia­dos tác­ti­cos o estra­té­gi­cos, detec­ta­dos en su explo­ra­ción ante­rior, con el obje­ti­vo de ampliar el fren­te de acción, para así tener una mayor posi­bi­li­dad de manio­brar con las fuer­zas y con la fuer­za.

Así, los revi­sio­nis­tas, opor­tu­nis­tas y refor­mis­tas, inten­cio­na­da­men­te o no, pasan a for­mar par­te tác­ti­ca de las fuer­zas des­ple­ga­das, en con­tra de los intere­ses del pue­blo. Los revo­lu­cio­na­rios, debe­mos estar aler­tas a esta juga­da, ya que pasa a ser par­te del dise­ño enemi­go, deno­mi­na­do como blin­da­je; con­sis­ten­te en dejar encap­su­la­dos a sec­to­res con­si­de­ra­dos mar­gi­na­les y rebel­des, que no están dis­pues­tos a entrar en el camino dise­ña­do por la ins­ti­tu­cio­na­li­dad bur­gue­sa fas­cis­ta. Si estos sec­to­res “mar­gi­na­les y rebel­des”, no se plie­gan a la lega­li­dad y no dan garan­tías “de bue­na con­duc­ta”, el enemi­go tie­ne dos res­pues­tas posi­bles; esqui­var­las o “sim­ple­men­te” ani­qui­lar­las.

En ese tran­ce, se encuen­tra el con­glo­me­ra­do ofi­cia­lis­ta; dise­mi­nan­do sus fuer­zas, a tal pun­to de copar todos los espa­cios, para lue­go rear­ti­cu­lar­se en un “nue­vo” refe­ren­te, que de “nue­vo”, sólo ten­drá nom­bre y algu­nas caras, ya que en el fon­do segui­rá cum­plien­do al pie de la letra, las defi­ni­cio­nes del gran capi­tal.

El demo­cra­ta­cris­tiano Frei, el socia­lis­ta Arra­te y el dís­co­lo socia­lis­ta Enrí­quez-Omi­na­mi, cum­plen la mis­ma fun­ción, sólo que su dis­cur­so y pro­pa­gan­da va des­ti­na­da a dife­ren­tes seg­men­tos de la socie­dad. A tan­to a lle­ga­do el copa­mien­to de los espa­cios polí­ti­cos, que en comi­sión de ser­vi­cio apa­re­cen al lado de la dere­cha mas recal­ci­tran­te, dos cons­pi­cuos agen­tes del impe­ria­lis­mo: Shaul­son y Flo­res, encar­ga­dos de son­dear, la via­bi­li­dad de que la dere­cha logre ser par­te de la admi­nis­tra­ción del gobierno. De sus infor­mes, depen­de­rá el éxi­to o el fra­ca­so de la expe­di­ción del empre­sa­rio Sebas­tián Piñe­ra.

Lo cla­ro es que la dere­cha chi­le­na, repre­sen­ta mayo­ri­ta­ria­men­te a sec­to­res de la bur­gue­sía pro­duc­ti­va, a las oli­gar­quías terra­te­nien­tes y en menor medi­da a sec­to­res de la bur­gue­sía finan­cie­ra, repre­sen­ta­da polí­ti­ca­men­te por la vie­ja guar­dia de la UDI. En cam­bio, la Con­cer­ta­ción es más trans­ver­sal, repre­sen­ta polí­ti­ca­men­te a los mono­po­lios trans­na­cio­na­les, tam­bién logro aglu­ti­nar al sec­tor finan­cie­ro nacio­nal que se recon­vir­tió a tiem­po y logró nego­ciar con los mons­truos trans­na­cio­na­les. Por ello cuen­ta con una base polí­ti­ca mas exten­sa, aun­que no tan mono­lí­ti­ca, debi­do a las diver­sas dispu­tas inter­nas, vién­do­se obli­ga­da a reclu­tar e incluir al refor­mis­mo de izquier­da, (entién­da­se al PC y otros gru­pos meno­res) quie­nes nego­cia­rán para ayu­dar a man­te­ner la esta­bi­li­dad social.

A decir ver­dad, no cuen­ta mucho quien resul­te gana­dor en la pri­me­ra vuel­ta, lo intere­san­te ocu­rri­rá, des­de el día 14 de diciem­bre en ade­lan­te. Ahí vere­mos en acción a los ver­da­de­ros agen­tes polí­ti­cos, tra­ba­jan­do en pos de la arti­cu­la­ción del “nue­vo” refe­ren­te polí­ti­co, que han deno­mi­na­do como “pro­gre­sis­ta e inclu­si­vo”. No esta­mos hacien­do polí­ti­ca fic­ción, esta­mos reco­gien­do los plan­tea­mien­tos del gua­ri­po­la mayor, Ricar­do Lagos,quien ya des­li­zó hace un buen tiem­po, los des­ti­nos de la coa­li­ción admi­nis­tra­do­ra de los monopolios.

En esa lógi­ca, se encuen­tra la ince­san­te pro­pa­gan­da rea­li­za­da por todos los sec­to­res, de la figu­ra de Bache­let y su “arro­lla­do­ra popu­la­ri­dad en las encues­tas”, ya que es pre­ci­sa­men­te la figu­ra ele­gi­da, la cara visi­ble que aglu­ti­na­rá al sec­tor con­cer­ta­cio­nis­ta duro que repre­sen­ta Frei, a los des­ilu­sio­na­dos, rebel­des y dís­co­los que repre­sen­ta Enrí­quez-Omi­na­mi y a los refor­mis­tas recal­ci­tran­tes que entra­rán de la mano de Arra­te y de algún cupo alcan­za­do en el Par­la­men­to bur­gués. Por cier­to, no fal­ta­rán los mea cul­pas, el “asu­mir erro­res”, con sus res­pec­ti­vos cadá­ve­res polí­ti­cos, como ya lo son los Sal­di­var, Alvear y los cos­tos que ten­drán que pagar Esca­lo­na y Ahut; pero nada de que preo­cu­par­se, el fas­cis­mo y su pro­pa­gan­da, no se demo­ran mucho en revi­vir cadá­ve­res polí­ti­cos, cono­ce­mos a muchos que hoy gozan de muy bue­na salud, como Tom­bo­li­ni y Rebo­lle­do, que roba­ron a manos lle­nas y hoy son hono­ra­bles can­di­da­tos a Diputado.

Lo que debe­mos tener cla­ro, es que cuan­do el enemi­go avi­zo­ra, la agu­di­za­ción de la lucha de cla­ses y la radi­ca­li­za­ción de la socie­dad, des­plie­ga a sus agen­tes, cana­li­za sus fuer­zas bus­can­do el cen­tro; el ter­mino medio, lo poten­cia, dejan­do a las posi­cio­nes revo­lu­cio­na­rias como ana­cró­ni­cas, des­tem­pla­das y fue­ra de la reali­dad, jue­ga con los mie­dos del pue­blo, lo ame­na­za y le mues­tra par­te de lo que le espe­ra si inten­ta avan­zar en su libe­ra­ción. En esa lógi­ca se encuen­tran los tras­no­cha­dos aná­li­sis, que nos dicen que “si no se vota por la Con­cer­ta­ción, se le esta­rá dan­do en ban­de­ja el gobierno a la dere­cha”. Lo cier­to, es que los Esta­dos bur­gue­ses, viven una admi­nis­tra­ción per­ma­nen­te de un sólo blo­que, que repre­sen­ta a diver­sos mono­po­lios, y en el caso chi­leno ese bipar­ti­dis­mo, exis­ten­te en los cen­tros impe­ria­lis­tas, se com­po­ne de coa­li­cio­nes, que admi­nis­tran todas las esfe­ras del Esta­do y por cier­to, entre ellas no hay dife­ren­cias de cla­se, sino intere­ses eco­nó­mi­cos dis­tin­tos. Los explo­ta­dos y opri­mi­dos, somos sus enemi­gos, el pro­ble­ma es que debi­do a la pro­pa­gan­da fas­cis­ta, pare­cie­se que somos con­si­de­ra­dos como fac­to­res de inci­den­cia, pero la cru­da reali­dad, es que la Doc­tri­na Demo­crá­ti­ca, tie­ne como fina­li­dad la uti­li­za­ción del pue­blo para hacer­la par­tí­ci­pe de sus show elec­to­ra­les, legi­ti­man­do sus pro­ce­sos, si les cabe algu­na duda, ver lo que pasa en Hon­du­ras. Por eso, les due­le la no par­ti­ci­pa­ción de bas­tos sec­to­res de la socie­dad, en sus comi­cios, ya que la pro­pa­gan­da debe ser mucho mayor, para man­te­ner la noción de nor­ma­li­dad.

NUESTRAS FUERZAS

Ape­lan­do a la pro­pa­gan­da fas­cis­ta y a sus alia­dos opor­tu­nis­tas, revi­sio­nis­tas y refor­mis­tas, el impe­ria­lis­mo sigue mani­pu­lan­do al movi­mien­to popu­lar, inclu­si­ve hacién­do­le imple­men­tar vie­jas tác­ti­cas y for­mas de lucha, mane­ja­das y archi­co­no­ci­das por nues­tro enemi­go de clase.

En esta opor­tu­ni­dad, para ejem­pli­fi­car el accio­nar del movi­mien­to sin­di­cal en nues­tro país, es atin­gen­te ana­li­zar la últi­ma movi­li­za­ción de pro­fe­so­res, enca­be­za­da por una de las Aris­to­cra­cias Sin­di­ca­les más ran­cias y opor­tu­nis­tas, como lo es el Cole­gio de Pro­fe­so­res, que en con­cor­dan­cia con el gobierno impul­sa­ron una sen­ti­da rei­vin­di­ca­ción, para obte­ner bene­fi­cios que los dam­ni­fi­ca­dos, no se die­ron ni por enterados.

Cabe seña­lar, que la labor enco­men­da­da por el impe­ria­lis­mo, a la actual Minis­tra de Edu­ca­ción, era modi­fi­car las estruc­tu­ras lega­les, para que los mono­po­lios admi­nis­tren sin res­tric­cio­nes, el nego­cio de la edu­ca­ción (3), pero fal­ta­ba una par­te esen­cial que defi­nir, “la mate­ria pri­ma”, con la cual los mono­po­lios regis­tra­rán sus ganan­cias, en este caso la mer­can­cía-alumno, que al pre­sen­tar­se y publi­ci­tar­se una “admi­nis­tra­ción del Esta­do tan defi­cien­te”, “no hay otra posi­bi­li­dad” que empu­jar­los, cual gana­do, a los cole­gios par­ti­cu­la­res y sub­ven­cio­na­dos. Por ello, esos esta­ble­ci­mien­tos, siguie­ron fun­cio­nan­do con nor­ma­li­dad y demos­tran­do mucha dili­gen­cia; si se obser­va el “tras­va­si­je de estu­dian­tes” de los esta­ble­ci­mien­tos admi­nis­tra­dos por el Esta­do, hacia cole­gios par­ti­cu­la­res y sub­ven­cio­na­dos, encon­tra­re­mos una pri­me­ra expli­ca­ción al dila­ta­do paro de pro­fe­so­res.

No está en dis­cu­sión la deu­da his­tó­ri­ca, que se tie­ne no sólo con los pro­fe­so­res, sino con todos los tra­ba­ja­do­res de este país, por lo que sec­to­ri­zar y par­ti­cu­la­ri­zar las luchas, es el pri­mer y más dañino error que una orga­ni­za­ción sin­di­cal, pue­de come­ter. Una de las con­se­cuen­cias inme­dia­tas, al par­ti­cu­la­ri­zar las luchas, al trans­for­mar­las sólo en rei­vin­di­ca­ti­vas y sacar­les el carác­ter polí­ti­co, es que se va rom­pien­do el teji­do social; se pro­du­ce la rup­tu­ra de la uni­dad dia­léc­ti­ca pro­fe­sor-estu­dian­te-apo­de­ra­do, con el res­to de los tra­ba­ja­do­res y su entorno.

Con esta acción, pode­mos ejem­pli­fi­car el gra­do de dis­lo­ca­ción que pre­sen­tan NUESTRAS FUERZAS, pro­duc­to del tra­ba­jo enemi­go y el des­afor­tu­na­do apor­te del refor­mis­mo; las fuer­zas dis­lo­ca­das, frac­cio­na­das y ais­la­das, caren­tes de vías de comu­ni­ca­ción, irre­me­dia­ble­men­te comien­zan a bus­car sus pro­pios y par­ti­cu­la­res intere­ses, lo que es fácil­men­te mane­ja­do por el enemi­go, que hace enfren­tar­se a NUESTRAS FUERZAS, entre sí.

En esa mis­ma lógi­ca, des­co­no­cer la uni­dad dia­léc­ti­ca exis­ten­te entre pro­fe­sor-alumno-apo­de­ra­do, es no enten­der que lugar se ocu­pa en el entra­ma­do social, por lo tan­to se des­co­no­ce quien es el enemi­go. Si el pro­fe­sor o los estu­dian­tes, des­co­no­cen esa uni­dad dia­léc­ti­ca, lo úni­co que logran es hacer­le el jue­go al enemi­go, que apues­ta a la dis­gre­ga­ción, por que des­de ahí ato­mi­za y controla.

Cuan­do esta­ble­ci­mos la nece­si­dad de enten­der que lugar se ocu­pa en el entra­ma­do social, esta­mos hablan­do de tener una visión estra­té­gi­ca, defi­ni­ción sus­tan­cial para el movi­mien­to popu­lar. En esa lógi­ca, los pro­fe­so­res, para seguir con el ejem­plo, se han trans­for­ma­do en un agen­te polí­ti­co estra­té­gi­co en el cam­po popu­lar, aten­dien­do lo ato­mi­za­do que se encuen­tran los tra­ba­ja­do­res por la divi­sión del tra­ba­jo, impues­ta por el capi­ta­lis­mo. A tra­vés de los pro­fe­so­res se pue­den recom­po­ner los teji­dos o las redes socia­les, base prio­ri­ta­ria para la cons­truc­ción del Poder Popu­lar, esta­ble­cien­do de paso, a la Escue­la como una TRINCHERA Social, don­de con­ver­gen tra­ba­ja­do­res, due­ñas de casa, des­em­plea­dos, pobres del cam­po y la ciudad.

Ante ello, pare­ce sos­pe­cho­so, por decir lo menos, que la Aris­to­cra­cia Sin­di­cal, en este caso la direc­ti­va del Cole­gio de Pro­fe­so­res, deter­mi­ne no dejar a los alum­nos entrar a las Escue­las, lla­mar a los apo­de­ra­dos a que no man­den a sus hijos a cla­ses, e inclu­so en no per­mi­tir que los mis­mos pro­fe­so­res asis­tan a las Escue­las; en tér­mi­nos polí­ti­co-mili­ta­res, aten­dien­do que la lucha de cla­ses, es una gue­rra de clases,la diri­gen­cia sin­di­cal, lla­ma a dejar el pues­to de com­ba­te y para­le­la­men­te ilu­sio­na a los docen­tes, pro­me­tién­do­les cuan­tio­sas sumas por bonos de ter­mino de con­flic­to. El corre­la­to de des­acier­tos de la direc­ti­va de los pro­fe­so­res demues­tra una cegue­ra polí­ti­ca y un des­cla­sa­mien­to que posi­cio­na a la diri­gen­cia, en la vere­da de enfren­te del pue­blo, corro­bo­ran­do lo expues­to por Lenin, quien plan­teó que la Aris­to­cra­cia Sin­di­cal, está for­ma­da por ele­men­tos com­ple­ta­men­te peque­ño­bur­gue­ses en cuan­to a su mane­ra de vivir, por la cuan­tía de sus emo­lu­men­tos y por toda su men­ta­li­dad…, hoy día, es el prin­ci­pal apo­yo social (no mili­tar) de la bur­gue­sía. Pues estos son los ver­da­de­ros agen­tes de la bur­gue­sía en el seno del movi­mien­to obre­ro, los lugar­te­nien­tes obre­ros de la cla­se capi­ta­lis­ta, los ver­da­de­ros por­ta­do­res del refor­mis­mo y del cho­vi­nis­mo.

Los pro­fe­so­res no han cuan­ti­fi­ca­do, el sen­ti­do estra­té­gi­co que tie­ne la Escue­la como TRINCHERA Social, ya que es un espa­cio pri­vi­le­gia­do para el encuen­tro, la dis­cu­sión polí­ti­ca y por con­si­guien­te, para desa­rro­llar la lucha. En esa lógi­ca, la Escue­la no se pue­de aban­do­nar, sal­vo que se ten­ga la reta­guar­dia ase­gu­ra­da, sino es así, si las Escue­las se cie­rran, los pro­fe­so­res pier­den la rela­ción nece­sa­ria con su entorno –su retaguardia‑, se que­da­rán solos e inde­fen­sos ante las fuer­zas polí­ti­cas de los mono­po­lios, que­dan en las manos ven­di­das de la buro­cra­cia sin­di­cal y lo peor de todo, se pro­du­ce la frag­men­ta­ción y el ais­la­mien­to del movi­mien­to popu­lar.

Des­de una pers­pec­ti­va estra­té­gi­ca, los pro­fe­so­res como agen­tes polí­ti­cos, deben ATRINCHERARSE con sus uni­da­des ‑los estu­dian­tes y apoderados‑, pro­pi­ciar dis­cu­sio­nes fran­cas, con res­pec­to a la fun­ción que cum­ple la Edu­ca­ción bur­gue­sa, la tarea entre­ga­da por los mono­po­lios, de for­mar el ejer­ci­to indus­trial, de crear el carác­ter noci­vo dis­ci­pli­na­rio, que con­du­ce a ser sumi­sos, a res­pe­tar la auto­ri­dad, sím­bo­los y per­so­na­jes crea­dos por la bur­gue­sía y que son refor­za­dos por los medios de propagandafascista.

Des­de la TRINCHERA, se pue­de cons­pi­rar, cons­truir Poder Popu­lar, inte­grar polí­ti­ca­men­te a los diver­sos acto­res socia­les, con lo cual se des­equi­li­bra la balan­za que­siem­pre se man­tie­ne a favor de los mono­po­lios. Cuan­do se aban­do­na la TRINCHERA y se sale a la calle, sin la más míni­ma medi­da de segu­ri­dad, se rom­pe la lógi­ca polí­ti­co-mili­tar, que se ins­pi­ra en la sor­pre­sa y la auda­cia; se mues­tran las fuer­zas al enemi­go y se expo­nen, sin nece­si­dad alguna.

De lo ante­rior, se des­pren­den algu­nos ele­men­tos polí­ti­cos, éti­cos y mora­les que el movi­mien­to revo­lu­cio­na­rio, no pue­de dejar de con­si­de­rar: A la bur­gue­sía se le expro­pia, se le retie­ne, al pue­blo, jamás. Debe­mos medi­tar en lo nefas­to que resul­ta, el negar la posi­bi­li­dad de entre­gar, por míni­mo que sea, el cono­ci­mien­to a los hijos de los tra­ba­ja­do­res. Si ello ocu­rre, dia­léc­ti­ca­men­te se pro­du­ce el ais­la­mien­to con el entorno, que debe ser la reta­guar­dia nece­sa­ria en el enfren­ta­mien­to con el poder bur­gués. La acción deter­mi­na­da por la Aris­to­cra­cia Sin­di­cal de los pro­fe­so­res, es sen­ci­lla­men­te “secues­trar” el poco cono­ci­mien­to que les entre­gan a los estu­dian­tes, como mone­da de cam­bio; mien­tras los hijos de tra­ba­ja­do­res vagan por las calles, los hijos de la bur­gue­sía reci­ben formación.

Si de fre­nar la pro­duc­ción capi­ta­lis­ta se tra­ta, el enemi­go no es el pue­blo; está cla­ra­men­te iden­ti­fi­ca­do y es el gran capi­tal, que tie­ne sus pro­pios cen­tros y diri­gen­tes; las buro­cra­cias sin­di­ca­les tie­nen que enten­der, que lla­man­do a mar­char en las calles ‑con pan­car­tas tipo mani­fes­tan­te yanqui‑, el capi­tal jamás se sen­ti­rá inti­mi­da­do, al con­tra­rio, con esas accio­nes ayu­da­rán a refor­zar, alen­ta­dos por la pro­pa­gan­da bur­gue­sa, este tipo de mani­fes­ta­cio­nes, que no dañan en nada sus intere­ses. Obje­ti­va­men­te, al capi­tal le due­le más, un “jarra­zo ado­les­cen­te”, que un docen­te mar­chan­do.

Defi­ni­da por el mar­xis­mo-leni­nis­mo, la huel­ga de masas, sigue sien­do una valio­sa herra­mien­ta de lucha polí­ti­ca de la cla­se obre­ra. Su esen­cia estra­té­gi­ca, tie­ne que ver con el gol­pe direc­to que da en las ganan­cias capi­ta­lis­tas. Por ello, los revo­lu­cio­na­rios nun­ca se deben olvi­dar, que nues­tro enemi­go es el capi­tal y la cien­cia y el arte de la gue­rra de cla­ses, con­sis­te pri­me­ra­men­te en defi­nir don­de se ubi­ca ese enemi­go, para poder gol­pear­lo cer­te­ra­men­te.Si al con­tra­rio, por tra­tar de oca­sio­nar daño a nues­tro enemi­go, cau­sa­mos per­jui­cios a nues­tra cla­se, sig­ni­fi­ca que algo no está bien dise­ña­do y direc­cio­na­do.

Debe­mos estar mas aler­tas que nun­ca; la acción de los mono­po­lios, de sus Esta­dos, de su ins­ti­tu­cio­na­li­dad fas­cis­ta, están en la tarea de con­te­ner a las masas, ador­me­cién­do­las, embau­cán­do­las, des­ar­ti­cu­lan­do, crean­do espe­jis­mos, como las elec­cio­nes bur­gue­sas, don­de las­ti­mo­sa­men­te el revi­sio­nis­mo, el opor­tu­nis­mo y el refor­mis­mo, cum­plen un tris­te papel y se han trans­for­ma­do, en una pie­za fun­da­men­tal del engra­na­je capi­ta­lis­ta, que man­tie­ne la maqui­na­ria de explo­ta­ción y opre­sión del pueblo.

Como revo­lu­cio­na­rios, el lla­ma­do es a no dejar que nos cie­rren la her­mo­sa puer­ta, que siem­pre ha esta­do abier­ta a la vida y no per­mi­tir que el oscu­ran­tis­mo del refor­mis­mo, que por un poco de luz que le ofre­ce el capi­ta­lis­mo ‑está encan­di­la­do por dos o tres diputaciones‑, lle­ve a los pobres del cam­po y la ciu­dad a un derro­te­ro, cuya úni­ca con­se­cuen­cia y fina­li­dad, es seguir ponien­do muer­tos y apa­lea­dos, ya que el opor­tu­nis­mo refor­mis­ta, al nego­ciar el apo­yo al capi­ta­lis­mo, nego­cia la explo­ta­ción y el con­trol de los explo­ta­dos y opri­mi­dos, poten­cian­do su afie­bra­do pano­ra­ma, que plan­tea que al “huma­ni­zar al capi­ta­lis­mo”, reco­gien­do de paso, las miga­jas que sobran, cual perro ham­brien­to, que mira como su amo come, se aca­ba­rá la exclu­sión; los tra­ba­ja­do­res y los pobres del cam­po y la ciu­dad, esta­mos exclui­dos en el capi­ta­lis­mo, no viva­mos de espe­jis­mos, el impe­ria­lis­mo, fase supre­ma del capi­ta­lis­mo, su ideo­lo­gía fas­cis­ta y su alian­za con el refor­mis­mo, exis­ten para com­ba­tir la revo­lu­ción proletaria…la bur­gue­sía sabe que si el capi­ta­lis­mo no ha sido aún derro­ca­do y sigue sub­sis­tien­do, se lo debe, no a sus bue­nas cua­li­da­des, sino al hecho de que el pro­le­ta­ria­do care­ce aún de sufi­cien­te fe en la posi­bi­li­dad de su triunfo.

Ins­trú­yan­se, por­que nece­si­ta­mos toda nues­tra inte­li­gen­cia. Con­mué­van­se, por­que nece­si­ta­mos todo nues­tro entu­sias­mo. Orga­ní­cen­se, por­que nece­si­ta­mos de toda nues­tra fuerza.

Con el PUEBLO, como Fuer­za Prin­ci­pal Político-Militar,

Con la van­guar­dia, crean­do CONCIENCIA Revo­lu­cio­na­ria y

Con el FUSIL, como guía de la lucha his­tó­ri­ca y constante.

POR LA RAZON Y LA FUERZA, LOS TRABAJADORES AL PODER

SÓLO PODEMOS LA VÍA REVOLUCIONARIA

COMBATE O MUERTE

Des­de algún lugar de Chi­le, Noviem­bre de 2009

Movi­mien­to de Izquier­da Revo­lu­cio­na­ria – Ejér­ci­to Popu­lar Revo­lu­cio­na­rio (Bata­llón Chile)

NOTAS:

(1)Ver aná­li­sis rela­cio­na­do, en http://​www​.cede​ma​.org/​u​p​l​o​a​d​s​/​T​r​i​n​c​h​e​r​a​M​o​v​i​l​3​.​pdf

(2)Ver aná­li­sis Polí­ti­co-Mili­tar de Mar­zo de 2009, en http://www.cedema.org/uploads/Analisis%20Marzo09.pdf

(3)Ver aná­li­sis rela­cio­na­do, sobre la Edu­ca­ción Chi­le­na en http://​www​.cede​ma​.org/​u​p​l​o​a​d​s​/​E​D​U​C​A​C​I​O​N​.​pdf

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *