Eus­kal Herria, un caso atí­pi­co de semi – colo­nia por Gru­po de Pro­pa­gan­da Mar­xis­ta

portada_socialismo_siglo_xxiCier­to es que Eus­kal Herría está entre las no pocas exep­cio­nes a la nor­ma de com­por­ta­mien­to dic­ta­da a la bur­gue­sía inter­na­cio­nal por la ley del valor en la eta­pa tar­día del modo de pro­duc­ción bur­gués, en el sen­ti­do de com­pa­ti­bi­li­zar la auto­de­ter­mi­na­ción nacio­nal con la trans­na­cio­na­li­dad y uni­dad inter­na­cio­nal de los capi­ta­les. De hecho y por dere­cho impues­to a los resi­den­tes de ori­gen vas­co que siguen recla­man­do sus legí­ti­mos dere­chos his­tó­ri­cos a la auto­de­ter­mi­na­ción, esta par­te de terri­to­rio a ambos lados de la fron­te­ra entre Fran­cia y Espa­ña, sigue sien­do un caso atí­pi­co de semi­co­lo­nia. ¿Por qué atí­pi­co?

  1. Por­que en esta región de Euro­pa no que­da ni el más insig­ni­fi­can­te ras­tro de rela­cio­nes de pro­duc­ción pre­ca­pi­ta­lis­tas;
  2. Por­que si algo dis­tin­gue a Eus­kal Herría no es pre­ci­sa­men­te su atra­so eco­nó­mi­co rela­ti­vo sino el más alto gra­do alcan­za­do por el desa­rro­llo de las fuer­zas socia­les pro­duc­ti­vas bajo el capi­ta­lis­mo al inte­rior del Esta­do espa­ñol;
  3. Por­que tan­to o más que en cual­quier otra par­te de la geo­gra­fía euro­pea, el pro­le­ta­ria­do ha pasa­do a cons­ti­tuir­se des­de hace ya años en mayo­ría abso­lu­ta de la pobla­ción acti­va vas­ca.
  4. Por­que los asa­la­ria­dos vas­cos no están some­ti­dos en Eus­ka­di a nin­gún régi­men de super­ex­plo­ta­ción por par­te del Esta­do espa­ñol, situa­ción típi­ca de los paí­ses colo­nia­les y semi­co­lo­nia­les, como es el caso hoy día del Uls­ter. Según datos pro­por­cio­na­dos por el INE para 1999, la media del cos­te sala­rial anual por trabajador/​año en Eus­ka­di está en los 4.444.900 pese­tas, casi seis pun­tos por enci­ma de la media nacio­nal (3.817.000), y sólo uno por deba­jo de la CAM con 4.561.000 de pese­tas por tra­ba­ja­dor y año. En Nava­rra es de 3.863.100.

Des­de el pun­to de vis­ta de los intere­ses his­tó­ri­cos de la cla­se obre­ra o ‑lo que para noso­tros es lo mis­mo- del mar­xis­mo-leni­nis­mo, estas con­di­cio­nes obje­ti­vas, con más razón que en la paí­ses como Irlan­da, en modo alguno deter­mi­nan que el pro­le­ta­ria­do vas­co ten­ga que pasar por la auto­de­ter­mi­na­ción nacio­nal de Eus­kal Herría antes de ir a por su pro­pia auto­de­ter­mi­na­ción como cla­se, sino al revés, por­que el pro­ce­so his­tó­ri­co por el que las rela­cio­nes de pro­duc­ción capi­ta­lis­tas se han exten­di­do has­ta abar­car al con­jun­to de Eus­ka­di, ya está cum­pli­do.

Que este pro­ce­so haya lle­ga­do a su tér­mino median­te la len­gua cas­te­lla­na y con Eus­ka­di como par­te del Esta­do espa­ñol, para la bur­gue­sía vas­ca –inclui­da la peque­ña y media­na- esto es lo de menos siem­pre que no le supon­ga un lucro cesan­te sino al con­tra­rio. Bajo las con­di­cio­nes eco­nó­mi­cas más favo­ra­bles, a la bur­gue­sía la da igual en qué idio­ma tie­ne que pen­sar y rea­li­zar la repro­duc­ción amplia­da de su capi­tal. Por lo tan­to, el dere­cho a la auto­de­ter­mi­na­ción de Eus­kal Herría ha deja­do de ser un dere­cho demo­crá­ti­co bur­gués para pasar a ser un dere­cho demo­crá­ti­co «en gene­ral», con­di­ción que sólo pue­de ser cum­pli­da median­te la dic­ta­du­ra del pro­le­ta­ria­do.

Aho­ra bien, noso­tros acor­da­mos tam­bién con Marx y Lenin en que:

  1. para los obre­ros cons­cien­tes, para los comu­nis­tas, cual­quier rei­vin­di­ca­ción demo­crá­ti­ca (com­pren­di­da la auto­de­ter­mi­na­ción) debe estar subor­di­na­da a los intere­ses supre­mos del socia­lis­mo y,
  2. el socia­lis­mo será rea­li­za­do en acción orgá­ni­ca­men­te man­co­mu­na­da, por el pro­le­ta­ria­do de los paí­ses don­de el capi­ta­lis­mo haya alcan­za­do el más alto gra­do de su desa­rro­llo.

Según estos prin­ci­pios, dadas las con­di­cio­nes eco­nó­mi­co-socia­les del con­tex­to en el que se desa­rro­lla el con­flic­to entre Eus­kal Herria y los Esta­dos espa­ñol y fran­cés, la lucha por hacer reali­dad el dere­cho a la auto­de­ter­mi­na­ción nacio­nal de Eus­kal Herría debe incri­bir­se en la lucha por la eman­ci­pa­ción social del pro­le­ta­ria­do; pero no sólo en Eus­ka­di sino, como míni­mo, en el terri­to­rio deli­mi­ta­do por los Esta­dos espa­ñol y fran­cés. Tal es el espí­ri­tu inter­na­cio­na­lis­ta de la polí­ti­ca que- según la pers­pec­ti­va teó­ri­ca lega­da por Marx y Engels des­de los tiem­pos de «Liga de los Comu­nis­tas» y por Lenin den­tro del par­ti­do bol­che­vi­que- los comu­nis­tas vas­cos, espa­ño­les y fran­ce­ses, debe­rían pro­yec­tar simul­tá­nea­men­te al inte­rior del movi­mien­to obre­ro en sus paí­ses res­pec­ti­vos.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *