El gaz­tetxe Espa­rru renue­va su com­pro­mi­so antifascista

A las cua­tro de la madru­ga­da del 24 de noviem­bre la Poli­cía espa­ño­la pene­tró por la fuer­za en el gaz­tetxe Espa­rru y comen­zó un regis­tro que se pro­lon­gó has­ta las diez y media de la maña­na. Duran­te ese tiem­po, los agen­tes se lle­va­ron dis­cos duros de orde­na­do­res, cami­se­tas y una talla de made­ra en la que ponía «Espa­rru». Una vez aca­ba­do el regis­tro, pre­cin­ta­ron el gaz­tetxe sin dar nin­gún tipo de explicación.

Los jóve­nes que ges­tio­nan el local con­si­de­ran que esta ope­ra­ción, que les ha toca­do más cer­ca que nun­ca por­que entre los dete­ni­dos se encuen­tra su com­pa­ñe­ra Aina­ra Bake­dano, es «un nue­vo ata­que con­tra la juven­tud crí­ti­ca y sub­ver­si­va». Bake­dano, que fue dete­ni­da cuan­do acu­día a la Audien­cia Nacio­nal, ha denun­cia­do tor­tu­ras a manos de la Guar­dia Civil.

«Es un nue­vo epi­so­dio de mon­ta­je poli­cial para cri­mi­na­li­zar a una juven­tud que lucha por cam­biar su pue­blo, y que quie­ren repri­mir a base de mano dura y pasan­do por enci­ma de todo». Así lo entien­den los jóve­nes del gaz­tetxe, que ayer com­pa­re­cie­ron delan­te del local para anun­ciar que las auto­ri­da­des han levan­ta­do el pre­cin­to, que el local vuel­ve a estar de nue­vo abier­to y que ellos van a con­ti­nuar «tra­ba­jan­do con fuer­za e ilu­sión para que ata­ques como éste no vuel­van a repetirse».

«Este nue­vo obs­tácu­lo no va a con­se­guir parar­nos, pues­to que esta juven­tud inquie­ta tie­ne ganas de cam­biar las cosas y luchar por otro mode­lo social», anun­cia­ron. Y a pesar de las adver­si­da­des y de las tra­bas que la irrup­ción poli­cial ha supues­to para su fun­cio­na­mien­to, han deci­di­do unir­se y sacar fuer­zas para hacer fren­te a esta situa­ción y «dar­le la vuel­ta a las cosas», según su pro­pia expre­sión. Por eso, advier­ten de que van a «seguir metien­do el dedo en el ojo a esa gen­te a la que tan­to le inco­mo­da que haya espa­cios y per­so­nas con otra for­ma de pen­sar y de actuar».

«Han que­ri­do ensu­ciar el nom­bre del Espa­rru ‑indi­ca­ron en la rue­da de pren­sa- dicien­do men­ti­ras a los cua­tro vien­tos, y sólo pode­mos decir que el gaz­tetxe es una herra­mien­ta abier­ta a todo tipo de luchas y movi­mien­tos sociales».

Por eso, ani­man a los jóve­nes de Iru­ñe­rria a que se acer­quen a cono­cer el Espa­rru y a par­ti­ci­par en la orga­ni­za­ción y desa­rro­llo de sus acti­vi­da­des: «Aquí hay un espa­cio abier­to para lle­var a cabo todo tipo de ini­cia­ti­vas par­tien­do des­de el antifascismo».

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *