El gaz­tetxe Espa­rru renue­va su com­pro­mi­so antifascista

A las cua­tro de la madru­ga­da del 24 de noviem­bre la Poli­cía espa­ño­la pene­tró por la fuer­za en el gaz­tetxe Espa­rru y comen­zó un regis­tro que se pro­lon­gó has­ta las diez y media de la maña­na. Duran­te ese tiem­po, los agen­tes se lle­va­ron dis­cos duros de orde­na­do­res, cami­se­tas y una talla de made­ra en la que ponía «Espa­rru». Una vez aca­ba­do el regis­tro, pre­cin­ta­ron el gaz­tetxe sin dar nin­gún tipo de explicación.

Los jóve­nes que ges­tio­nan el local con­si­de­ran que esta ope­ra­ción, que les ha toca­do más cer­ca que nun­ca por­que entre los dete­ni­dos se encuen­tra su com­pa­ñe­ra Aina­ra Bake­dano, es «un nue­vo ata­que con­tra la juven­tud crí­ti­ca y sub­ver­si­va». Bake­dano, que fue dete­ni­da cuan­do acu­día a la Audien­cia Nacio­nal, ha denun­cia­do tor­tu­ras a manos de la Guar­dia Civil.

«Es un nue­vo epi­so­dio de mon­ta­je poli­cial para cri­mi­na­li­zar a una juven­tud que lucha por cam­biar su pue­blo, y que quie­ren repri­mir a base de mano dura y pasan­do por enci­ma de todo». Así lo entien­den los jóve­nes del gaz­tetxe, que ayer com­pa­re­cie­ron delan­te del local para anun­ciar que las auto­ri­da­des han levan­ta­do el pre­cin­to, que el local vuel­ve a estar de nue­vo abier­to y que ellos van a con­ti­nuar «tra­ba­jan­do con fuer­za e ilu­sión para que ata­ques como éste no vuel­van a repetirse».

«Este nue­vo obs­tácu­lo no va a con­se­guir parar­nos, pues­to que esta juven­tud inquie­ta tie­ne ganas de cam­biar las cosas y luchar por otro mode­lo social», anun­cia­ron. Y a pesar de las adver­si­da­des y de las tra­bas que la irrup­ción poli­cial ha supues­to para su fun­cio­na­mien­to, han deci­di­do unir­se y sacar fuer­zas para hacer fren­te a esta situa­ción y «dar­le la vuel­ta a las cosas», según su pro­pia expre­sión. Por eso, advier­ten de que van a «seguir metien­do el dedo en el ojo a esa gen­te a la que tan­to le inco­mo­da que haya espa­cios y per­so­nas con otra for­ma de pen­sar y de actuar».

«Han que­ri­do ensu­ciar el nom­bre del Espa­rru ‑indi­ca­ron en la rue­da de pren­sa- dicien­do men­ti­ras a los cua­tro vien­tos, y sólo pode­mos decir que el gaz­tetxe es una herra­mien­ta abier­ta a todo tipo de luchas y movi­mien­tos sociales».

Por eso, ani­man a los jóve­nes de Iru­ñe­rria a que se acer­quen a cono­cer el Espa­rru y a par­ti­ci­par en la orga­ni­za­ción y desa­rro­llo de sus acti­vi­da­des: «Aquí hay un espa­cio abier­to para lle­var a cabo todo tipo de ini­cia­ti­vas par­tien­do des­de el antifascismo».

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.