El pre­si­den­te de los comu­nis­tas hún­ga­ros denun­cia a la «Izquier­da euro­pea» por bus­car un «capi­ta­lis­mo bueno»


11º Encuen­tro de los par­ti­dos comu­nis­tos y obre­ros (20−22 de noviem­bre 2009, Nue­va Delhi)

Dis­cur­so del Pre­si­den­te del Par­ti­do Comu­nis­ta Obre­ro Hun­ga­ro, Gyu­la THÜRMER

Que­ri­dos Camaradas

En nom­bre del Par­ti­do Comu­nis­ta Obre­ro Hun­ga­ro, yo qui­sie­ra dar­le las gra­cias al Par­ti­do Comu­nis­ta de la India ( mar­xis­ta) y al Par­ti­do Comu­nis­ta de la India por la invi­ta­ción y por la exce­len­te orga­ni­za­ción de nues­tra reu­nión. El movi­mien­to comu­nis­ta de la India jue­ga un muy impor­tan­te papel en el movi­mien­to inter­na­cio­nal de los tra­ba­ja­do­res y noso­tros vemos con agra­do su inva­lua­ble con­tri­bu­ción a la lucha anticapitalista.

Esti­ma­dos camaradas,

El año pasa­do en Sao Pao­lo noso­tros lle­ga­mos a algu­nas nue­vas y muy impor­tan­tes conclusiones.

Noso­tros decla­ra­mos, “El mun­do está enfren­tan­do una gra­ve cri­sis eco­nó­mi­ca y finan­cie­ra de gran pro­por­ción. La actual cri­sis es una expre­sión de una pro­fun­da cri­sis intrín­se­ca al sis­te­ma capi­ta­lis­ta el cual demues­tra los lími­tes his­tó­ri­cos del capi­ta­lis­mo y la nece­si­dad de su derro­ca­mien­to revolucionario”.

Noso­tros pen­sa­mos que nues­tra apre­cia­ción es bási­ca­men­te correc­ta, y no debe­mos cam­biar­la, al mis­mo tiem­po, noso­tros debe­mos ver que el capi­ta­lis­mo tie­ne muchas posi­bi­li­da­des de defen­der­se a sí mis­mo, mani­pu­lar a las masas y evi­tar – al final – y aho­ra la revo­lu­ción socialista.

Pri­me­ro, está la pro­pa­gan­da de las refor­mas capi­ta­lis­tas. Las fuer­zas del capi­ta­lis­mo no nie­gan la exis­ten­cia de serios pro­ble­mas, pero ellos tra­tan de demos­trar que con las refor­mas pue­den solu­cio­nar todos los problemas.

Noso­tros debe­mos con­ven­cer a las masas tra­ba­ja­do­ras de que si ellos quie­ren vivir mejor, deben des­truir al capitalismo.

Segun­do, es la gra­dual liqui­da­ción de los par­ti­dos comu­nis­tas. Las fuer­zas capi­ta­lis­tas sopor­tan polí­ti­ca­men­te y finan­cie­ra­men­te a par­ti­dos opor­tu­nis­tas y los inte­gran a los sis­te­mas euro­peos. Con­tra noso­tros ellos uti­li­zan el anti­co­mu­nis­mo bajo pre­sio­nes lega­les y financieras.

Noso­tros debe­mos tener cla­ri­dad ideo­ló­gi­ca con la fuer­za del Mar­xis­mo Leni­nis­mo, mejo­ran­do nues­tra cooperación.

Ter­ce­ro, es el uso de fuer­zas extre­mis­tas de dere­cha. En Hun­gría y en muchos otros paí­ses de Euro­pa las fuer­zas extre­mis­tas de dere­cha pue­den ganar más de la cri­sis que noso­tros. Las fuer­zas extre­mis­tas de dere­cha tie­nen for­ta­le­za de sus posi­cio­nes en las elec­cio­nes del Par­la­men­to Euro­peo. Por qué? En Hun­gría, las cla­ses domi­nan­tes han adop­ta­do a los extre­mis­tas de dere­cha como un fac­tor nor­mal de la vida polí­ti­ca. A ellos no les gus­tan, pero dan camino libre a los círcu­los finan­cie­ro y de medios. Segun­do las fuer­zas extre­mis­tas de dere­cha usan las armas polí­ti­cas que noso­tros no pode­mos usar. Estos son anti­se­mi­tas y racis­tas, y pri­me­ro que todo emo­cio­nes antigitanas.

Cuál es la solu­ción? Noso­tros debe­mos ser más radi­ca­les, más revo­lu­cio­na­rio y más anti­ca­pi­ta­lis­tas. La gen­te debe ver todos los días que noso­tros esta­mos con ellos.

Cama­ra­das,

Hun­gría es uno de los más débi­les ele­men­tos del capi­ta­lis­mo euro­peo con­tem­po­rá­neo. La cri­sis está lejos de ser solu­cio­na­da y nadie pue­de pre­ver sus con­se­cuen­cias. Qué sig­ni­fi­ca esto?

Pri­me­ro, Hun­gría depen­de total­men­te del capi­tal occi­den­tal. Com­pa­ñías mul­ti­na­cio­na­les pro­du­cen cer­ca del 70% del PIB. El capi­tal euro­peo tra­ta de solu­cio­nar sus pro­pios pro­ble­mas al cos­to de Hungría.

Esto es por­que no hay seña­les de recu­pe­ra­ción de la eco­no­mía Hún­ga­ra. Este año el PIB dis­mi­nu­yó 7 – 9% en com­pa­ra­ción con el año anterior.

Segun­do, la gen­te empie­za a enten­der más y más lo que sig­ni­fi­ca el capi­ta­lis­mo. El des­em­pleo es cer­ca del 10%. La gen­te pier­de sus recur­sos, ellos aho­rran; más y más gen­te vive en la pobreza.

De acuer­do al Cen­tro de Inves­ti­ga­ción de Datos de Esta­dos Uni­dos, hace 20 años, el 80% de los hún­ga­ros sopor­ta­ban la eco­no­mía de mer­ca­do. Hoy úni­ca­men­te el 46% dicen estar a favor del capitalismo.

Bajo estas cir­cuns­tan­cias, noso­tros no debe­mos, úni­ca­men­te cri­ti­car el sis­te­ma capi­ta­lis­ta, pero debe­mos demos­trar ple­na­men­te a la gen­te la posi­bi­li­dad real de esta­ble­ci­mien­to de un nue­vo mun­do. Noso­tros debe­mos demos­trar que el socia­lis­mo es una alter­na­ti­va real sobre la exis­ten­cia del capitalismo.

Noso­tros enten­de­mos nues­tra res­pon­sa­bi­li­dad inter­na­cio­nal. Si pen­sa­mos ir a la revo­lu­ción social en Hun­gría, serán seria­men­te influen­cia­das Ucra­nia, Rusia y los paí­ses de Euro­pa Oriental.

Cama­ra­das,

El Par­ti­do Comu­nis­ta Obre­ro Hún­ga­ro, segui­rá el camino de la revo­lu­ción socia­lis­ta. Noso­tros debe­mos demos­trar que el capi­ta­lis­ta nun­ca nos dará mejor vida, nun­ca nos dará algún lugar en los par­la­men­tos. Noso­tros debe­mos con­se­guir la lucha seria y con­se­cuen­te. En con­se­cuen­cia, este camino, es un camino rea­lis­ta y noso­tros pode­mos crear un nue­vo mun­do, socialista.

Noso­tros con­si­de­ra­mos nues­tra prin­ci­pal tarea, pre­pa­rar al par­ti­do comu­nis­ta para seme­jan­te situa­ción. La expe­rien­cia his­tó­ri­ca mues­tra que la situa­ción revo­lu­cio­na­ria real per­ma­ne­ce sin avan­zar, si las cir­cuns­tan­cias sub­je­ti­vas no exis­ten a su debi­do tiempo.

Noso­tros crea­mos movi­li­za­cio­nes de “gru­pos de com­ba­tien­tes”, los que pue­den par­ti­ci­par en dife­ren­tes demos­tra­cio­nes, accio­nes calle­je­ras y even­tos solidarios.

Noso­tros cons­trui­re­mos una nue­va orga­ni­za­ción con gen­te joven, pro­fun­da­men­te cre­yen­te a la idea de la revolución.

Noso­tros comen­za­mos a ir direc­ta­men­te a las fábri­cas a ver a los tra­ba­ja­do­res. La expe­rien­cia es muy positiva.

Noso­tros esta­mos abier­tos a todo lo anti­ca­pi­ta­lis­ta, ini­cia­ti­vas anti­mo­no­pó­li­cas y par­ti­ci­par en todas accio­nes socia­les, las cua­les luchan con­tra el super­mer­ca­do, con­tra la polí­ti­ca case­ra neo­li­be­ral, con­tra las expul­sio­nes de quie­nes no pue­den pagar elec­tri­ci­dad y gas.

Noso­tros crea­mos un más efec­ti­vo sis­te­ma de medios alter­na­ti­vos, usan­do el perió­di­co sema­nal “Sza­bad­sag”, el inter­net y otros medios. Noso­tros cons­trui­mos un amplio sis­te­ma de pági­nas inter­nas de orga­ni­za­cio­nes loca­les, usan­do tec­no­lo­gía You tube, y otras moder­nas tec­no­lo­gías de internet.

Cama­ra­das,

Noso­tros lucha­mos por una más efec­ti­va coope­ra­ción de las fuer­zas comu­nis­tas en el área internacional.

Des­de nues­tra últi­ma reu­nión en Sao Pao­lo, noso­tros estu­dia­mos pro­fun­da­men­te la expe­rien­cia de los par­ti­dos comu­nis­tas de Gre­cia, Por­tu­gal, cómo se orga­ni­zan y cómo desa­rro­llan sus más gran­des movi­li­za­cio­nes de masas.

Noso­tros inten­si­fi­ca­mos nues­tras rela­cio­nes con los par­ti­dos de izquier­da de Bra­sil, Vene­zue­la y otros par­ti­dos del foro de Sao Pao­lo para impul­sar el pro­ce­so revo­lu­cio­na­rio en Amé­ri­ca Latina.

Noso­tros sos­te­ne­mos la idea de crear un perio­di­co comu­nis­ta “Inter­na­tio­nal Com­mu­nist Review” y toma­mos una acti­va par­te en ella.

El Par­ti­do Comu­nis­ta Obre­ro Hun­ga­ro ha sali­do del Par­ti­do Euro­peo de la Izquier­da por­que no está­mos de acuer­do con la polí­ti­ca revi­sio­nis­ta y opor­tu­nis­ta del Par­ti­do Europeo.

Noso­tros que­re­mos liqui­dar el Capi­ta­lis­mo; la Izquier­da Euro­pea quie­re hacer­lo mejor. Noso­tros enten­de­mos las bases del Mar­xis­mo Leni­nis­mo, teo­ría y prác­ti­ca de la lucha de cla­ses, los prin­ci­pios del inter­na­cio­na­lis­mo pro­le­ta­rio. La Izquier­da Euro­pea des­afor­tu­na­da­men­te, está en el enten­di­do de las bases del refor­mis­mo. La izquier­da euro­pea lucha con­tra el capi­ta­lis­mo úni­ca­men­te, en fra­ses, pero en la prác­ti­ca ayu­da a for­ta­le­cer la “Demo­crá­ti­ca” ima­gen de la Unión Euro­pea, el Par­la­men­to Euro­peo, y el sis­te­ma capi­ta­lis­ta en lo general.

Cama­ra­das,

El Par­ti­do Comu­nis­ta Obre­ro Hún­ga­ro está aho­ra en una situa­ción muy com­pli­ca­da. La sim­pa­tía de la pobla­ción Hún­ga­ra hacia nues­tro par­ti­do está levan­tán­do­se. Des­púes de 20 años de capi­ta­lis­mo la mayo­ría de la gen­te comien­za a enten­der la explo­ta­ción capi­ta­lis­ta, des­em­pleo, y el sig­ni­fi­ca­do de la injus­ti­cia social. Ellos tam­bién se dan cuen­ta que el Par­ti­do Comu­nis­ta de los Tra­ba­ja­do­res de Hun­gría siem­pre ha esta­do a su lado y han lucha­do por sus intereses.

Esto es una opor­tu­ni­dad his­tó­ri­ca. Pro­ba­ble­men­te no ten­dre­mos otra en muchos años. Si noso­tros pode­mos uti­li­zar esta opor­tu­ni­dad, podre­mos lle­gar al par­la­men­to en 2010.

Sin embar­go, y este es nues­tro pro­ble­ma prin­ci­pal, noso­tros debe­mos ver que des­pués de 20 años de lucha con­se­cuen­te, nues­tro par­ti­do tie­ne recur­sos finan­cie­ros ago­ta­dos. Noso­tros tene­mos una opor­tu­ni­dad his­tó­ri­ca en nues­tras manos, pero no tene­mos dine­ro para publi­car mate­rial y pre­pa­rar nues­tros can­di­da­tos. Esto pue­de sig­ni­fi­car, cama­ra­das, que no pode­mos usar la opor­tu­ni­dad his­tó­ri­ca. En este caso el movi­mien­to comu­nis­ta hún­ga­ro, pue­de lle­gar a una muy gra­ve situación.

Sin embar­go uste­des pue­den estar segu­ros que nun­ca nos rendiremos.

Les desea­mos gran­des éxitos.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.