El Pri­mer Con­gre­so Extra­or­di­na­rio del PSUV y el com­pro­mi­so, extra­or­di­na­rio tam­bién, de los dele­ga­dos y las dele­ga­das por Jesús H. Pérez

Al Pri­mer Con­gre­so Extra­or­di­na­rio del PSUV que se ini­ció el 21 de noviem­bre y cul­mi­na­rá, aho­ra lue­go de una pro­fun­da con­si­de­ra­ción de nues­tro pre­si­den­te, el 19 de Abril de 2010, han sido ele­gi­dos o ele­gi­das, los y las mejo­res hom­bres y muje­res que se hayan des­ta­ca­do por su com­pro­mi­so revo­lu­cio­na­rio en defen­sa de los intere­ses del pue­blo; de los tra­ba­ja­do­res y tra­ba­ja­do­ras; de los cam­pe­si­nos y cam­pe­si­nas, medios y pobres del cam­po; de los estu­dian­tes y las estu­dian­tes; de los movi­mien­tos socia­les; de los pue­blos indí­ge­nas; de las amas de casas; de los cen­te­na­res y miles de hom­bres y muje­res exclui­dos y explo­ta­dos a man­sal­va por el capi­ta­lis­mo neo­li­be­ral y trans­na­cio­nal y proim­pe­ria­lis­ta en las últi­mas déca­das en el mun­do, en Lati­noa­mé­ri­ca y en nues­tro país.

Los dele­ga­dos y dele­ga­das debe­rían poseer un altí­si­mo apo­yo y reco­no­ci­mien­to popu­lar, de los diver­sos sec­to­res socia­les sus­cep­ti­bles de ser gana­dos para la lucha por la trans­for­ma­ción de nues­tra socie­dad hacia un orden socie­ta­rio pro­fun­da­men­te humano, sin explo­ta­dos ni explo­ta­do­res y a su vez debe haber demos­tra­do una pos­tu­ra éti­ca ejem­plar, revo­lu­cio­na­ria, boli­va­ria­na y socialista.

Los dele­ga­dos y dele­ga­das al Pri­mer Con­gre­so Extra­or­di­na­rio, requie­ren tener ple­na con­cien­cia del avan­ce y sig­ni­fi­ca­ción y la altí­si­ma impor­tan­cia que mere­ce el logro de la Demo­cra­cia Par­ti­ci­pa­ti­va Pro­ta­gó­ni­ca y Direc­ta como pro­pues­ta revo­lu­cio­na­ria, plas­ma­da en la Cons­ti­tu­ción Boli­va­ria­na de 1999. Tal con­quis­ta, fru­to de las luchas del pue­blo, supo­ne y pro­po­ne un sal­to cua­li­ta­ti­vo en lo rela­ti­vo a la demo­cra­cia repre­sen­ta­ti­va bur­gue­sa. Rom­pe con el mol­de de la exclu­sión impues­ta por la polí­ti­ca de la bur­gue­sía vene­zo­la­na pro impe­ria­lis­ta y entre­guis­ta, con su corre­la­to de agen­tes, expre­sa­do en los par­ti­dos de la dere­cha que ejer­cie­ron de mane­ra casi total y abso­lu­ta la direc­ción del Estado.

Los dele­ga­dos y dele­ga­das debie­ran reci­bir un apo­yo del pue­blo, un reco­no­ci­mien­to por su eje­cu­to­ria per­ma­nen­te en la bús­que­da de cons­truir una socie­dad libre de toda domi­na­ción extran­je­ra, de una socie­dad libre de toda mani­fes­ta­ción de injus­ti­cia, de mise­ria, de pobre­za, de exclu­sión y a la vez defen­so­res a ultran­za por una nue­va demo­cra­cia, que ver­da­de­ra­men­te sien­ta las bases del ejer­ci­cio real del poder del pue­blo, del naci­mien­to de la nue­va for­ma de Esta­do cuyo garan­te cen­tral es el pue­blo mismo.

Nues­tros dele­ga­dos y dele­ga­das, deben tener el reco­no­ci­mien­to de la inmen­sa can­ti­dad de ciu­da­da­nos y ciu­da­da­nas que pue­blan su ámbi­to parro­quial, muni­ci­pal o nacio­nal, don­de estos per­te­ne­cen; en su éti­ca revo­lu­cio­na­ria, en su hones­ti­dad pro­ba­da, en su real preo­cu­pa­ción por los intere­ses y pro­ble­mas del pue­blo, en su ver­da­de­ra capa­ci­dad de empu­ñar el arma, del com­pro­mi­so polí­ti­co-social, en el impul­so de la lucha por alcan­zar una auto­ple­ni­tud exis­ten­cial para todo el pue­blo, en su esfuer­zo coti­diano por supe­rar­se inte­lec­tual­men­te para abor­dar con inmen­sa capa­ci­dad revo­lu­cio­na­ria el obje­ti­vo fun­da­men­tal de trans­for­ma­ción de nues­tra socie­dad. En con­clu­sión; esta­ble­cer unas con­di­cio­nes cla­ves que deben carac­te­ri­zar la ima­gen o ima­gi­na­rio de los dele­ga­dos y dele­ga­das al I Con­gre­so Extra­or­di­na­rio del PSUV, nos pare­ce pertinente.

Los dele­ga­dos y dele­ga­das requie­ren mane­jar y tener, un cono­ci­mien­to amplio y pre­ci­so de todas las polí­ti­cas eco­nó­mi­cas, socia­les, edu­ca­ti­vas, depor­ti­vas, mili­ta­res, cul­tu­ra­les impul­sa­das por el gobierno del Pre­si­den­te Hugo Rafael Chá­vez Frías, a nivel interno y a su vez cono­cer a fon­do las polí­ti­cas de inte­gra­ción pro­mo­vi­da con Amé­ri­ca Lati­na, Cen­tro Amé­ri­ca y el Cari­be, con Chi­na, Irán, Rusia, Japón, Viet­nam, Bie­lo­rru­sia, Áfri­ca, etc., Y la estra­te­gia petro­le­ra como arma geo­po­lí­ti­ca en rup­tu­ra con la domi­na­ción impe­ria­lis­ta neoliberal.

Nues­tros dele­ga­dos y dele­ga­das deben poseer el reco­no­ci­mien­to de los diver­sos sec­to­res del pue­blo, de su humil­dad, de su hones­ti­dad, de su cora­je y valen­tía, de su sen­ci­llez, de su capa­ci­dad inmen­sa de escu­char con aten­ción máxi­ma al pue­blo y a su vez como cons­truc­to­res de solu­cio­nes des­de el pue­blo, con el pue­blo, para el pue­blo y con el pue­blo, que hayan oca­sio­na­do satis­fac­ción colec­ti­va por su que hacer comu­ni­ta­rio, par­ti­ci­pa­ti­vo, legis­la­ti­vo o des­de cual­quier fun­ción político-administrativa.

En fin nos ha pare­ci­do esen­cial esta­ble­cer estas con­si­de­ra­cio­nes que pre­di­bu­jan las carac­te­rís­ti­cas más ele­men­ta­les de las cua­les deben estar impreg­na­dos cual­quie­ra de los dele­ga­dos y dele­ga­das que se eli­gie­ron para ejer­cer su con­di­ción de voce­ría, de su ámbi­to terri­to­rial y sec­to­rial hacia el ejer­ci­cio de la demo­cra­cia par­ti­ci­pa­ti­va, pro­ta­gó­ni­ca y directa.

Por un Con­gre­so que for­ta­lez­ca las ver­da­de­ras raí­ces de la Revo­lu­ción en Venezuela.

La rebe­lión de las bases popu­la­res del Par­ti­do, para dar­le fres­cu­ra al deba­te revo­lu­cio­na­rio Boli­va­riano y Socialista.

Patria, Socia­lis­mo o Muer­te. ¡Ven­ce­re­mos!

Papel de Tra­ba­jo Nº 2 para el deba­te con los patru­lle­ros y mili­tan­tes del PSUV. Algu­nas pun­tua­li­za­cio­nes e ideas, que han sur­gi­do de refle­xio­nes y de algu­nas dis­cu­sio­nes en equi­po, las reite­ra­cio­nes en los parra­fos, están hechas con toda intencionalidad.


Foto: lapatrigrande.net

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *