Com­pro­me­ti­dos y sobra­da­men­te preparados

Los jóve­nes dete­ni­dos ayer son cono­ci­dos y apre­cia­dos en su entorno social. No ocul­ta­ban su ideo­lo­gía, la mayo­ría cur­sa­ban o habían cur­sa­do estu­dios con nor­ma­li­dad y ade­más de su mili­tan­cia polí­ti­ca tra­ba­ja­ban en las más diver­sas aso­cia­cio­nes. Un retra­to ale­ja­do de la ima­gen que ven­den deter­mi­na­dos medios y que es común en la izquier­da abertzale.

Iña­ki IRIONDO

Músi­cos de txa­ran­ga con los que uno podría encon­trar­se en cual­quier fies­ta, ani­ma­do­res infan­ti­les, arqui­tec­tos preo­cu­pa­dos por el entorno, gen­te com­pro­me­ti­da con el movi­mien­to veci­nal, ber­tso­la­ris… la mayo­ría de ellos uni­ver­si­ta­rios. Así son los chi­cos y chi­cas a los que ayer sacó de madru­ga­da la Poli­cía espa­ñol y la Guar­dia Civil de sus casas y aho­ra espe­ran inco­mu­ni­ca­dos a que un juez ami­go de la noto­rie­dad mediá­ti­ca deci­da cuán­to deben pagar por su com­pro­mi­so político.

Fren­te a la afir­ma­ción del Minis­te­rio del Inte­rior de que la ope­ra­ción es fru­to de las inves­ti­ga­cio­nes de muchos meses, otras fuen­tes que cono­cen a varios de los dete­ni­dos con­si­de­ran que las FSE no han hecho otra cosa que echar la red a jóve­nes que no ocul­ta­ban su com­pro­mi­so polí­ti­co. Y es que, según recien­tes encues­tas, una de las carac­te­rís­ti­cas de los jóve­nes de la izquier­da aber­tza­le es que son lo que menos tra­tan de ocul­tar sus ideas. A un 54,5% de ellos no les impor­ta que se conoz­can, mien­tras que la media se encuen­tra en el 34,5%. Ade­más, son los que con más fre­cuen­cia hablan de polí­ti­ca, tan­to en sus fami­lias como con sus ami­gos. Y exac­ta­men­te la mitad de los encues­ta­dos que se decla­ran votan­tes del inde­pen­den­tis­mo ile­ga­li­za­do ha par­ti­ci­pa­do en el últi­mo año en una mani­fes­ta­ción legal. Es una media que dobla con cre­ces al siguien­te gru­po, que es el de los votan­tes de Ara­lar, que se que­dan en un 19,8% de par­ti­ci­pan­tes en movi­li­za­cio­nes autorizadas.

Una agen­cia de noti­cias lla­ma­ba la aten­ción ayer sobre el hecho de que varios de los dete­ni­dos hayan cur­sa­do o cur­sa­ran estu­dios uni­ver­si­ta­rios y, ade­más, en su paso por los diver­sos cen­tros for­ma­ran par­te de con­se­jos de estu­dian­tes, jun­tas de facul­tad o algún otro órgano de ges­tión estu­dian­til. Tan­to el cur­sar estu­dios supe­rio­res como la par­ti­ci­pa­ción acti­va en aque­llos espa­cios en los que con­si­de­ran que pue­den con­tri­buir al cam­bio social son esta­dís­ti­ca­men­te carac­te­rís­ti­cas comu­nes de la juven­tud de la izquier­da abertzale.

Por ejem­plo, uno de los dete­ni­dos ayer estu­dió para arqui­tec­to y jun­to con otros com­pa­ñe­ros creó la aso­cia­ción Etxe­go­rri, para dotar de una cara más huma­na y social a la arqui­tec­tu­ra. Ahon­da­ban en la impor­tan­cia de dotar de una pers­pec­ti­va de géne­ro a la cons­truc­ción de barrios y ciudades.

El 61,6% per­te­ne­ce a algu­na asociación

Según la recien­te encues­ta de Azti­ker entre jóve­nes gui­puz­coa­nos, de entre aque­llos que dicen votar a la izquier­da aber­tza­le el 37,1% es miem­bro de algu­na aso­cia­ción y ade­más efec­túa un tra­ba­jo volun­ta­rio para la mis­ma. Otro 24,5% está sim­ple­men­te apun­ta­do. Y par­ti­ci­pan en todo tipo de aso­cia­cio­nes, no sólo polí­ti­cas y socia­les. Tam­bién son los que en mayor por­cen­ta­je se apun­tan a gru­pos depor­ti­vos, comi­sio­nes de fies­tas, gaz­tetxes y acti­vi­da­des infan­ti­les. Inclu­so en los txo­kos gastronómicos.

Con estos datos, no es difí­cil enten­der que varios de los ayer dete­ni­dos y dete­ni­das hayan mos­tra­do una gran impli­ca­ción en la pues­ta en mar­cha de asam­bleas de jóve­nes y gaz­tetxes en sus pue­blos y barrios. Los hay que par­ti­ci­pa­ban en el movi­mien­to veci­nal. Y no fal­tan los ami­gos de la fies­ta, tan­to en la ver­tien­te de orga­ni­zar­las en su loca­li­dad, como en la de par­ti­ci­par acti­va­men­te con sus ins­tru­men­tos en una com­par­sa, Elek­trotxa­ran­ga o tocan­do la tri­ki­ti­xa. Y alguno can­tan­do bertsos.

Otros tenían tiem­po para la soli­da­ri­dad y la bús­que­da de son­ri­sas de los más peque­ños. Por ejem­plo, uno de los dete­ni­dos, estu­dian­te de magis­te­rio, ha ejer­ci­do de volun­ta­rio en el Hos­pi­tal de Txa­go­rritxu como ani- mador de niños y niñas enfermos.

infor­ma­dos y poco materialistas

Vol­vien­do a la cita­da encues­ta, nos encon­tra­mos con que los jóve­nes de la izquier­da aber­tza­le son, tam­bién con mucha dife­ren­cia, los que más se intere­san por temas polí­ti­cos (53,2%) doblan­do la media (21,5%). Y son tam­bién los que más leen perió­di­cos a dia­rio y escu­chan la radio y uti­li­zan inter­net para man­te­ner­se informados.

Según este estu­dio ‑que es el que mayor mues­tra ha emplea­do y que ade­más de una encues­ta ha recu­rri­do a gru­pos de tra­ba­jo- son los que menos impor­tan­cia con­ce­den a ganar dine­ro o a tener éxi­to en el tra­ba­jo, aun­que dan tan­ta rele­van­cia como el res­to a la nece­si­dad de tra­ba­jar. Mues­tran una mayor preo­cu­pa­ción que el res­to por el medio ambien­te y son lo que menos creen nece­sa­rio gas­tar dine­ro «para estar gua­pos». De hecho, según las con­clu­sio­nes de este aná­li­sis, son los menos mate­ria­lis­tas con diferencia.

Y, por cier­to, el 41% de estos jóve­nes no jus­ti­fi­ca el uso de la vio­len­cia para la obten­ción de fines políticos.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.