O erra­mos o inven­ta­mos en la teoría

“O inven­ta­mos, o erra­mos”, la famo­sa fra­se del edu­ca­dor Vene­zo­lano Simón Rodrí­guez, pare­ce haber sig­na­do los encuen­tros que tuvie­ron lugar con Ati­lio Borón y Michel Collon el 17 y 18 de Noviem­bre en Bil­bo. Las expo­si­cio­nes se desa­rro­lla­ron en el mar­co de las Jor­na­das “Socia­lis­mo Siglo XXI”, orga­ni­za­das por el GITE-IPES, y con­ti­nua­ron en el ASKEn­cuen­tro 2009 “En Defen­sa de la Huma­ni­dad. Hacia un Socia­lis­mo del Siglo XXI” rea­li­za­do en Donos­ti del 17 al 19 de Noviem­bre. El ASKEn­cuen­tro con­tó, ade­más, con la par­ti­ci­pa­ción de Alfon­so Sas­tre, Joxe Azur­men­di, Car­lo Fra­bet­ti y Neka­ne Jura­do. En este artícu­lo, rese­ña­mos los pun­tos prin­ci­pa­les de la expo­si­ción de Ati­lio Borón, soció­lo­go Argen­tino, Doc­tor en Cien­cias Polí­ti­cas por la Uni­ver­si­dad de Har­vard, pro­fe­sor de la Uni­ver­si­dad de Bue­nos Aires, y direc­tor del Pro­gra­ma Lati­no­ame­ri­cano de Edu­ca­ción a Dis­tan­cia en Cien­cias Socia­les (PLED) del Cen­tro Cul­tu­ral de la Coope­ra­ción Flo­real Flo­ri­ni. A con­ti­nua­ción, extrae­mos algu­nos linea­mien­tos bla­bla­bla … para el con­tex­to actual de Eus­kal Herria.

Igual­dad, Cama­ra­de­ría y Solidaridad

En su expo­si­ción del últi­mo lunes 16, Ati­lio Borón con­cen­tró su aten­ción en tres gran­des ejes: los valo­res, el pro­yec­to, y el suje­to his­tó­ri­co del socia­lis­mo. En cuan­to al pri­mer aspec­to, Borón afir­mó, siguien­do al Che Gue­va­ra, que no esta­ba intere­sa­do en el socia­lis­mo como “mera” for­ma de redis­tri­bu­ción de la rique­za. Su inte­rés, en cam­bio, está aso­cia­do al socia­lis­mo en tan­to mar­co para la crea­ción de un hom­bre y una mujer nue­vos, guia­dos por los valo­res de igual­dad, cama­ra­de­ría y soli­da­ri­dad, y ale­ja­dos de las lógi­cas indi­vi­dua­lis­ta y mer­can­ti­lis­ta impe­ran­tes en el capi­ta­lis­mo. Recal­có, tam­bién, su adhe­sión al socia­lis­mo como úni­co con­tex­to pro­pi­cio para el pasa­je de un “feti­chis­mo demo­crá­ti­co” a una demo­cra­cia sus­tan­ti­va, genui­na­men­te par­ti­ci­pa­ti­va y popular.

Anti-esta­tis­mo, Pla­ni­fi­ca­ción Par­ti­ci­pa­ti­va y Nue­vas For­mas de Propiedad

En segun­do lugar, Borón cri­ti­có aque­llos enfo­ques que aso­cian el socia­lis­mo úni­ca­men­te con for­mas esta­tis­tas don­de las deci­sio­nes colec­ti­vas son potes­tad exclu­si­va de cua­dros de van­guar­dia. Para­fra­sean­do a Rosa Luxem­bur­go, Borón recal­có la impor­tan­cia de “no hacer de la nece­si­dad vir­tud”, y par­tien­do de un aná­li­sis crí­ti­co de las expe­rien­cias Rusa y Cuba­na enun­ció dos gra­ves pro­ble­mas deri­va­dos del esta­tis­mo: la alie­na­ción de la ciu­da­da­nía con res­pec­to al Esta­do y la pro­pie­dad públi­ca; y la con­cen­tra­ción del poder en manos de una cas­ta buro­crá­ti­ca cre­cien­te­men­te rígi­da y con­ser­va­do­ra. Para Borón, la con­tra­par­ti­da del esta­tis­mo es una “socie­dad impo­ten­te”, inca­paz de — y, en muchos casos, renuen­te a — defen­der la revo­lu­ción. Borón habló de la nece­si­dad de reem­pla­zar la pla­ni­fi­ca­ción a esca­la nacio­nal con res­pues­tas “glo­ca­les”, que ten­gan en cuen­ta tan­to las carac­te­rís­ti­cas macro-estruc­tu­ra­les de las fuer­zas glo­ba­les como la espe­ci­fi­ci­dad del con­tex­to local. En rela­ción a este pun­to fue intere­san­te la inter­ven­ción de la eco­no­mis­ta Neka­ne Jura­do, quien abo­gó por la “des­cri­mi­na­li­za­ción de la pla­ni­fi­ca­ción” y pro­pu­so el desa­rro­llo de nue­vas for­mas de “pla­ni­fi­ca­ción par­ti­ci­pa­ti­va”, des­cen­tra­li­za­da, y des­de aba­jo. Borón invi­tó, tam­bién, a divi­sar nue­vas for­mas de “pro­pie­dad públi­ca” no estatal.

La Gran Masa Irredenta

En ter­cer lugar, Borón cri­ti­có aque­llas pers­pec­ti­vas orto­do­xas que siguen pre­sen­tan­do al pro­le­ta­ria­do indus­trial como el suje­to his­tó­ri­co par exce­llen­ce del socia­lis­mo. Sos­tu­vo que la adver­ten­cia del socia­lis­ta Peruano Car­los Mariá­te­gui es hoy más rele­van­te que nun­ca: la apli­ca­ción de dicho esque­ma a Amé­ri­ca Lati­na es erró­nea y con­tra­pro­du­cen­te. En el pre­sen­te con­tex­to Lati­no­ame­ri­cano de des-indus­tria­li­za­ción, jóve­nes, muje­res, cam­pe­si­nos, indí­ge­nas, tra­ba­ja­do­res infor­ma­les, y des­ocu­pa­dos — lo que Fidel Cas­tro deno­mi­nó hace ya cin­co déca­das “la gran masa irre­den­ta” — deben adqui­rir un pro­ta­go­nis­mo esen­cial en la lucha por el socia­lis­mo. En este sen­ti­do, Borón rei­vin­di­có los esfuer­zos orga­ni­za­ti­vos de la Cen­tral de Tra­ba­ja­do­res Argen­ti­nos (CTA), y la Cen­tral Úni­ca dos Tra­balha­do­res (CUT) en Bra­sil. Basán­do­se en el soció­lo­go Bel­ga Fra­nçois Hou­tart, Borón sos­tu­vo que el fenó­meno de la pro­le­ta­ri­za­ción no ha per­di­do su carác­ter uni­ver­sal, en tan­to que estos múl­ti­ples acto­res con­ti­núan subor­di­na­dos a la lógi­ca del capi­tal. En su opi­nión, el tra­ba­jo asa­la­ria­do no ha des­apa­re­ci­do sino que ha asu­mi­do nue­vas for­mas. Inclu­so el des­em­pleo cró­ni­co, la prin­ci­pal pro­ble­má­ti­ca eco­nó­mi­ca y social que atra­vie­sa hoy Lati­noa­mé­ri­ca, debe ser ana­li­za­do a la luz de las rela­cio­nes de cla­se y los con­di­cio­na­mien­tos estruc­tu­ra­les del capitalismo.

En la Calle y en las Urnas

Borón fina­li­zó su expo­si­ción con una lec­tu­ra polí­ti­ca de las trans­for­ma­cio­nes socio-eco­nó­mi­cas que tuvie­ron lugar en Amé­ri­ca Lati­na a par­tir de los años ‘70. Hizo hin­ca­pié en la “hete­ro­ge­nei­za­ción de la base” que deri­vó del pro­ce­so de des-indus­tria­li­za­ción, y remar­có la con­se­cuen­te frag­men­ta­ción polí­ti­ca del cam­po popu­lar. En este con­tex­to, Borón con­si­de­ró impe­ra­ti­vo modi­fi­car las for­mas tra­di­cio­na­les de repre­sen­ta­ción de los sec­to­res popu­la­res. En su visión, par­ti­dos polí­ti­cos y sin­di­ca­tos debe­rán arti­cu­lar­se de mane­ra com­ple­men­ta­ria, y no con­tra­dic­to­ria, con el amplio aba­ni­co de movi­mien­tos socia­les. Dicha arti­cu­la­ción debe­rá dar­se de mane­ra simul­tá­nea en dos esfe­ras: la calle, y las urnas. Borón recha­zó cate­gó­ri­ca­men­te el lla­ma­do del filó­so­fo Irlan­dés John Hollo­way a “renun­ciar a la toma del poder polí­ti­co”, y sos­tu­vo que todo movi­mien­to que dese­che tan­to la vía ins­ti­tu­cio­nal como la insu­rrec­cio­nal está nece­sa­ria­men­te con­de­na­do a la nihilidad.

Des­de esta pers­pec­ti­va, Borón cri­ti­có al Pre­si­den­te Luis Inácio Lula da Sil­va por des­mo­vi­li­zar a su pro­pio par­ti­do (Par­ti­do dos Tra­balha­do­res, PT), y a la izquier­da Chi­le­na por prio­ri­zar la lucha ins­ti­tu­cio­nal y pro­vo­car el pau­la­tino des­gas­te y la pos­te­rior des­apa­ri­ción de impor­tan­tes movi­mien­tos socia­les en su país. Borón expre­só, asi­mis­mo, opi­nio­nes fuer­te­men­te con­tra­rias a cier­tos sec­to­res del Foro Social Mun­dial que pro­mue­ven la sub- o la no-orga­ni­za­ción polí­ti­ca de los sec­to­res popu­la­res. En su opi­nión, la hiper-orga­ni­za­ción de la “bur­gue­sía impe­rial” en el Foro de Davos requie­re, nece­sa­ria­men­te, la urgen­te revi­sión de las posi­cio­nes estra­té­gi­cas de lo que deno­mi­nó, no sin cier­ta iro­nía, el “Woods­tock de la Izquier­da”. Borón sos­tu­vo que la izquier­da ha per­di­do aque­lla “gran bata­lla de las ideas” a la que con­vo­ca­ba Fidel a manos del neo­li­be­ra­lis­mo. Cerró, con­se­cuen­te­men­te, su char­la, lla­man­do a recons­truir y, sobre todo, a “comu­ni­car” un pro­yec­to socia­lis­ta a nues­tros pue­blos. Para esto últi­mo, bro­meó, nece­si­ta­ría­mos más de un Chávez.

Boltxe

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.