Fue­ra fas­cis­tas de Gas­teiz

En el últi­mo perío­do las agre­sio­nes y ame­na­zas fas­cis­tas se han inten­si­fi­ca­do de for­ma impor­tan­te. El 22 de sep­tiem­bre el gru­po ultra­de­re­chis­ta auto­de­no­mi­na­do Falan­ge y Tra­di­ción, rei­vin­di­có 25 ata­ques, el envío de una bala en un sobre a la txu­pi­ne­ra de las fies­tas de Bil­bao, las pin­ta­das con­tra el mono­li­to ubi­ca­do en el cemen­te­rio de Tolo­sa en recuer­do de Lasa y Zaba­la ase­si­na­dos por los GAL en las que se leía “Gora Galin­do” y “Cer­dos comu­nis­tas”, la colo­ca­ción de arte­fac­tos explo­si­vos en Tute­ra y Argue­das, las ame­na­zas de muer­te a Kol­do Pla, cono­ci­do miem­bro de la Aso­cia­ción de Fusi­la­dos de Nava­rra, o las pin­ta­das en el mon­te San Cris­tó­bal. La noche del sába­do 18 al 19 de octu­bre vol­vie­ron a apa­re­cer pin­ta­das de signo fas­cis­ta en los loca­les de la Fun­da­ción Fede­ri­co Engels y de Ikas­le Sin­di­ka­tua en la c/​San Anto­nio de Vito­ria-Gas­teiz.

Esta nue­vas agre­sio­nes están rela­cio­na­das direc­ta­men­te con el recor­te de los dere­chos demo­crá­ti­cos en Eus­kal Herria, que ha enva­len­to­na­do a los gru­pos ultra­de­re­chis­tas.

El 14 de octu­bre la Audien­cia Pro­vin­cial de Madrid con­de­nó a 26 años de cár­cel, al fas­cis­ta y exmi­li­tar Josué Esté­ba­nez por el ase­si­na­to del joven Car­los Palo­mino el 11 de noviem­bre del 2007. Pero esta sen­ten­cia se debe a las movi­li­za­cio­nes y a la enor­me indig­na­ción y pre­sión social que ha habi­do entorno a este caso. Sin embar­go, la jus­ti­cia deja impu­nes la gran mayo­ría de las agre­sio­nes fas­cis­tas.

Aun­que el 22 de octu­bre el Par­la­men­to Vas­co se pro­nun­ció con­tra los ata­ques y ame­na­zas de Falan­ge, fru­to del gran recha­zo social que des­pier­tan, estos gru­pos fas­cis­tas no van a fre­nar su acti­vi­dad por­que se hagan unas cuan­tas decla­ra­cio­nes par­la­men­ta­rias.

La defen­sa con­tra las agre­sio­nes fas­cis­tas pasa por la orga­ni­za­ción de res­pues­tas colec­ti­vas por el con­jun­to de las orga­ni­za­cio­nes socia­les y polí­ti­cas de izquier­das. La ven­ta­ja con la que cuen­tan habi­tual­men­te los gru­pos fas­cis­tas es el silen­cio y la impu­ni­dad que acom­pa­ña sus actua­cio­nes..

La acti­vi­dad de todos estos gru­pos se está incre­men­tan­do en toda Euro­pa en para­le­lo a la cri­sis del capi­ta­lis­mo con un incre­men­to muy abrup­to del paro, la pobre­za y las des­igual­da­des socia­les. Aun­que la cla­se tra­ba­ja­do­ra es hoy mil veces más fuer­te que en los años 30 y estos gru­púscu­los no pue­dan alcan­zar la rele­van­cia del pasa­do, no por ello dejan de ser peli­gro­sos para la cla­se tra­ba­ja­do­ra y sus orga­ni­za­cio­nes. Su obje­ti­vo es crear mie­do y divi­dir a los tra­ba­ja­do­res y a los jóve­nes y debi­li­tar así su capa­ci­dad de con­tes­ta­ción social. Estos gru­pos no podrían actuar si no tuvie­sen el ampa­ro, cuan­do no el apo­yo direc­to, de sec­to­res del apa­ra­to del Esta­do, den­tro de la jus­ti­cia y la poli­cía, así como de sec­to­res del capi­tal, como demues­tra que ni la poli­cía ni la jus­ti­cia actúan de la mis­ma for­ma con las dife­ren­tes expre­sio­nes de lo que ellos con­si­de­ran vio­len­cia, sien­do mucho más tole­ran­tes con la que vie­nen de gru­pos de ultra­de­re­cha

Por eso, la úni­ca fuer­za en la que debe­mos con­fiar para fre­nar estas agre­sio­nes y obli­gar al gobierno a actuar, des­man­te­lan­do estas ban­das, es median­te la denun­cia, la movi­li­za­ción y la orga­ni­za­ción.

ELA, LAB, CCOO, ESK, STEE-EILAS, CGT, HIRU, BOLTXE,
EUSKALHERRIA SOZIALISTA,GAZTE KOMUNISTAK,
ASOCIACIÓN DE VECINOS GASTEIZ TXIKI, IKASLE SINDIKATUA, EL MILITANTE,
FUNDACIÓN FEDERICO ENGELS, EMAKUME LANGILEAREN DEFENTSAN

Boltxe

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *