Bil­gu­ne Femi­nis­ta abo­ga por «pasar a la ofen­si­va» ante las agre­sio­nes y auto­de­fen­der­se

Bil­gu­ne Femi­nis­ta ha recor­da­do hoy que en lo que va de año son ya sie­te las muje­res muer­tas como con­se­cuen­cia de la vio­len­cia sexis­ta en Eus­kal Herria, a lo que hay que aña­dir «cien­tos» de vio­la­cio­nes, agre­sio­nes y «la recien­te noti­cia de la reso­lu­ción sobre el ase­si­na­to de Nago­re Laf­fa­ge».

Ante ello, este colec­ti­vo mani­fies­ta su har­taz­go de «sacar a la calle los datos sobre la vio­len­cia con­tra las muje­res, de adver­tir sobre la gra­ve­dad de la situa­ción y de hacer ver las caren­cias de las ins­ti­tu­cio­nes».

Fren­te a ello, Bil­gu­ne Femi­nis­ta abo­ga por «hacer fren­te a los gol­pes, los insul­tos, al menos­pre­cio y a las ame­na­zas», y para ello hace un lla­ma­mien­to a la auto­de­fen­sa, «por­que cree­mos en nues­tra capa­ci­dad para defen­der­nos a noso­tras mis­mas».

Este colec­ti­vo des­ta­ca que la auto­de­fen­sa es una prác­ti­ca que supo­ne un cam­bio en la acti­tud de las muje­res. «Tene­mos que defen­der­nos y apo­yar­nos entre noso­tras. Que­re­mos hacer nues­tro lo que se nos debe, que­re­mos andar con toda liber­tad por la calle, en casa, en los cen­tros edu­ca­ti­vos y en el tra­ba­jo, sin mie­do a poder ser agre­di­das», des­ta­ca.

Bil­gu­ne Femi­nis­ta inci­de en que «cree­mos en la auto­de­fen­sa», a pesar de que «somos cons­cien­tes del peli­gro que con­lle­va ser mujer, del mie­do coti­diano y de las agre­sio­nes». Por ello, insis­te en «pasar a la ofen­si­va» y hace un lla­ma­mien­to a todas las muje­res a «res­pon­der y defen­der­se».

Según esta pla­ta­for­ma, la auto­de­fen­sa femi­nis­ta no se limi­ta a «las téc­ni­cas de defen­sa per­so­nal», sino que va más allá. «Es un con­jun­to de herra­mien­tas que apun­tan a la raíz de la vio­len­cia y son nece­sa­rias para aca­bar con ella». Des­ta­ca, en ese sen­ti­do, que la auto­de­fen­sa sir­ve para desa­rro­llar las rela­cio­nes y la soli­da­ri­dad entre las muje­res, para lo cual con­si­de­ra nece­sa­ria la orga­ni­za­ción.

«En la medi­da en que la vio­len­cia que sopor­ta­mos las muje­res es estruc­tu­ral, las agre­sio­nes sexis­tas no se pue­den tra­tar como casos ais­la­dos. Por tan­to, la auto­de­fen­sa femi­nis­ta no sólo posi­bi­li­ta que nos defen­da­mos a noso­tras mis­mas, sino que ade­más nos pro­por­cio­na la posi­bi­li­dad de com­par­tir en gru­po nues­tras viven­cias, nues­tros mie­dos, así como las estra­te­gias para hacer­les fren­te», sub­ra­ya.

Pre­ven­ción

Sobre el papel de las ins­ti­tu­cio­nes, Bil­gu­ne Femi­nis­ta cri­ti­ca que «olvi­dan las medi­das de pre­ven­ción» y ante el pro­ble­ma de la vio­len­cia machis­ta res­pon­den «con leyes y medi­das super­fi­cia­les que no van al meo­llo».

Ante ello, abo­ga por tra­ba­jar la pre­ven­ción des­de la infan­cia, «en casa, en la escue­la…».

Final­men­te, hace un lla­ma­mien­to a par­ti­ci­par en las movi­li­za­cio­nes que ten­drán lugar el día 25.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *