Bil­gu­ne Femi­nis­ta abo­ga por «pasar a la ofen­si­va» ante las agre­sio­nes y autodefenderse

Bil­gu­ne Femi­nis­ta ha recor­da­do hoy que en lo que va de año son ya sie­te las muje­res muer­tas como con­se­cuen­cia de la vio­len­cia sexis­ta en Eus­kal Herria, a lo que hay que aña­dir «cien­tos» de vio­la­cio­nes, agre­sio­nes y «la recien­te noti­cia de la reso­lu­ción sobre el ase­si­na­to de Nago­re Laffage».

Ante ello, este colec­ti­vo mani­fies­ta su har­taz­go de «sacar a la calle los datos sobre la vio­len­cia con­tra las muje­res, de adver­tir sobre la gra­ve­dad de la situa­ción y de hacer ver las caren­cias de las instituciones».

Fren­te a ello, Bil­gu­ne Femi­nis­ta abo­ga por «hacer fren­te a los gol­pes, los insul­tos, al menos­pre­cio y a las ame­na­zas», y para ello hace un lla­ma­mien­to a la auto­de­fen­sa, «por­que cree­mos en nues­tra capa­ci­dad para defen­der­nos a noso­tras mismas».

Este colec­ti­vo des­ta­ca que la auto­de­fen­sa es una prác­ti­ca que supo­ne un cam­bio en la acti­tud de las muje­res. «Tene­mos que defen­der­nos y apo­yar­nos entre noso­tras. Que­re­mos hacer nues­tro lo que se nos debe, que­re­mos andar con toda liber­tad por la calle, en casa, en los cen­tros edu­ca­ti­vos y en el tra­ba­jo, sin mie­do a poder ser agre­di­das», destaca.

Bil­gu­ne Femi­nis­ta inci­de en que «cree­mos en la auto­de­fen­sa», a pesar de que «somos cons­cien­tes del peli­gro que con­lle­va ser mujer, del mie­do coti­diano y de las agre­sio­nes». Por ello, insis­te en «pasar a la ofen­si­va» y hace un lla­ma­mien­to a todas las muje­res a «res­pon­der y defenderse».

Según esta pla­ta­for­ma, la auto­de­fen­sa femi­nis­ta no se limi­ta a «las téc­ni­cas de defen­sa per­so­nal», sino que va más allá. «Es un con­jun­to de herra­mien­tas que apun­tan a la raíz de la vio­len­cia y son nece­sa­rias para aca­bar con ella». Des­ta­ca, en ese sen­ti­do, que la auto­de­fen­sa sir­ve para desa­rro­llar las rela­cio­nes y la soli­da­ri­dad entre las muje­res, para lo cual con­si­de­ra nece­sa­ria la organización.

«En la medi­da en que la vio­len­cia que sopor­ta­mos las muje­res es estruc­tu­ral, las agre­sio­nes sexis­tas no se pue­den tra­tar como casos ais­la­dos. Por tan­to, la auto­de­fen­sa femi­nis­ta no sólo posi­bi­li­ta que nos defen­da­mos a noso­tras mis­mas, sino que ade­más nos pro­por­cio­na la posi­bi­li­dad de com­par­tir en gru­po nues­tras viven­cias, nues­tros mie­dos, así como las estra­te­gias para hacer­les fren­te», subraya.

Pre­ven­ción

Sobre el papel de las ins­ti­tu­cio­nes, Bil­gu­ne Femi­nis­ta cri­ti­ca que «olvi­dan las medi­das de pre­ven­ción» y ante el pro­ble­ma de la vio­len­cia machis­ta res­pon­den «con leyes y medi­das super­fi­cia­les que no van al meollo».

Ante ello, abo­ga por tra­ba­jar la pre­ven­ción des­de la infan­cia, «en casa, en la escuela…».

Final­men­te, hace un lla­ma­mien­to a par­ti­ci­par en las movi­li­za­cio­nes que ten­drán lugar el día 25.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.