La Revo­lu­ción Boli­va­ria­na y la Paz por Fidel Castro

Refle­xio­nes del com­pa­ñe­ro Fidel

Conoz­co bien a Chá­vez; nadie como él sería más renuen­te a derra­mar la san­gre entre vene­zo­la­nos y colom­bia­nos, dos pue­blos tan her­ma­nos como los cuba­nos que viven en el este, el cen­tro y el extre­mo oes­te de nues­tra Isla. No ten­go otra for­ma de expre­sar el gra­do de her­man­dad que exis­te entre vene­zo­la­nos y colombianos.

La calum­nio­sa impu­tación yan­ki de que Chá­vez pla­nea una­gue­rra con­tra la veci­na Colom­bia lle­vó a un influ­yen­te órgano de pren­sa colom­biano a publi­car el pasa­do domin­go, 15 de noviem­bre, bajo el títu­lo de “Tam­bo­res de guerra”,un des­pec­ti­vo e inju­rio­so edi­to­rial con­tra el Pre­si­den­te vene­zo­lano, don­de se afir­ma entre otras cosas que “Colom­bia debe tomar con toda serie­dad la que cons­ti­tu­ye la más gra­ve ame­na­za a su segu­ri­dad en más de sie­te déca­das pues esta pro­vie­ne de un Pre­si­den­te que, ade­más, es de for­ma­ción militar…”

“La razón ―pro­si­gue— es que cada vez son mayo­res las posi­bi­li­da­des de una pro­vo­ca­ción que pue­de ir des­de un inci­den­te fron­te­ri­zo has­ta un ata­que con­tra ins­ta­la­cio­nes civi­les o mili­ta­res en Colombia.”

Más ade­lan­te el edi­to­rial aña­de como algo pro­ba­ble “…que Hugo Chá­vez inten­si­fi­que sus ata­ques con­tra los ‘escuá­li­dos’ ―remo­que­te con el que iden­ti­fi­ca a sus opo­si­to­res―, y tra­te de sacar del poder muni­ci­pal o regio­nal a quie­nes lo con­tra­di­cen. Ya lo hizo con el alcal­de de Cara­cas… y aho­ra quie­re inten­tar­lo con los gober­na­do­res de los esta­dos fron­te­ri­zos con Colom­bia, que rehú­san some­ter­se a su féru­la… Un cho­que con fuer­zas colom­bia­nas o la acu­sa­ción de que ele­men­tos para­mi­li­ta­res pla­nean accio­nes en terri­to­rio vene­zo­lano pue­de ser la excu­sa que nece­si­ta el régi­men cha­vis­ta para sus­pen­der las garan­tías constitucionales.”

Tales pala­bras sir­ven solo para jus­ti­fi­car los pla­nes agre­si­vos de Esta­dos Uni­dos y la bur­da trai­ción a su Patria de la oli­gar­quía y la con­tra­rre­vo­lu­ción en Venezuela.

Coin­ci­dien­do con la publi­ca­ción de ese edi­to­rial, el líder boli­va­riano había escri­to su artícu­lo sema­nal “Las líneas de Chá­vez”, en el cual enjui­cia la impú­di­ca con­ce­sión de sie­te bases mili­ta­res a Esta­dos Uni­dos en sue­lo de Colom­bia, un terri­to­rio que posee 2 050 kiló­me­tros de fron­te­ra con Venezuela.

En ese artícu­lo, el Pre­si­den­te de la Repú­bli­ca Boli­va­ria­na, expli­có con valen­tía y luci­dez su posición.

“…lo dije este vier­nes en el acto por la paz y con­tra las bases mili­ta­res de Esta­dos Uni­dos en sue­lo colom­biano: estoy en la obli­ga­ción de lla­mar­los a todos y todas a pre­pa­rar­nos para defen­der la Patria de Bolí­var, la Patria de nues­tros hijos. Si no lo hicie­ra, esta­ría come­tien­do un acto de alta trai­ción… Nues­tra Patria es hoy libre y la defen­de­re­mos con la vida. Vene­zue­la nun­ca más vol­ve­rá a ser colo­nia de nadie: nun­ca más esta­rá de rodi­llas fren­te a inva­sor o impe­rio alguno… el gra­ví­si­mo y tras­cen­den­te pro­ble­ma que tie­ne lugar en Colom­bia no pue­de pasar inad­ver­ti­do por los gobier­nos latinoamericanos…”

Más ade­lan­te aña­de con­cep­tos impor­tan­tes: “…todo el arse­nal béli­co grin­go, con­tem­pla­do en el acuer­do, res­pon­de al con­cep­to de ope­ra­cio­nes extra­te­rri­to­ria­les… con­vier­te al terri­to­rio colom­biano en un gigan­tes­co encla­ve mili­tar yan­ki…, la mayor ame­na­za con­tra la paz y la segu­ri­dad de la región sur­ame­ri­ca­na y de toda Nues­tra América.”

“El acuer­do… impi­de que Colom­bia pue­da ofre­cer­le garan­tías de segu­ri­dad y res­pe­to a nadie: ni siquie­ra a los colom­bia­nos y colom­bia­nas. No pue­de ofre­cer­las un país que ha deja­do de ser sobe­rano y que es ins­tru­men­to del ‘nue­vo colo­nia­je’ que avi­zo­ra­ra nues­tro Libertador.”

Chá­vez es un ver­da­de­ro revo­lu­cio­na­rio, pen­sa­dor pro­fun­do, sin­ce­ro, valien­te e incan­sa­ble tra­ba­ja­dor. No lle­gó al poder median­te un gol­pe de Esta­do. Se suble­vó con­tra la repre­sión y el geno­ci­dio de los gobier­nos neo­li­be­ra­les que entre­ga­ron los enor­mes recur­sos natu­ra­les de su país a Esta­dos Uni­dos. Sufrió pri­sión, madu­ró y desa­rro­lló sus ideas. No lle­gó al poder a tra­vés de las armas a pesar de su ori­gen militar.

Tie­ne el gran méri­to de haber ini­cia­do el difí­cil camino de una Revo­lu­ción social pro­fun­da par­tien­do de la lla­ma­da demo­cra­cia repre­sen­ta­ti­va y la más abso­lu­ta liber­tad de expre­sión, cuan­do los más pode­ro­sos recur­sos mediá­ti­cos del país esta­ban y están en manos de la oli­gar­quía y al ser­vi­cio de los intere­ses del imperio.

En solo 11 años, Vene­zue­la logró los más altos avan­ces edu­ca­cio­na­les y socia­les alcan­za­dos por un país en el mun­do, a pesar del gol­pe de Esta­do y los pla­nes de des­es­ta­bi­li­za­ción y des­cré­di­to impues­tos por Esta­dos Unidos.

El impe­rio no decre­tó un blo­queo eco­nó­mi­co con­tra Vene­zue­la ―como hizo con Cuba― tras el fra­ca­so de sus gol­pes sofis­ti­ca­dos con­tra el pue­blo vene­zo­lano, por­que se habría blo­quea­do a sí mis­mo dada su depen­den­cia ener­gé­ti­ca del exte­rior, pero no ha renun­cia­do a su pro­pó­si­to de liqui­dar el pro­ce­so boli­va­riano y su gene­ro­so apo­yo en recur­sos petro­le­ros a los paí­ses del Cari­be y Cen­troa­mé­ri­ca, sus amplias rela­cio­nes de inter­cam­bio con Sura­mé­ri­ca, Chi­na, Rusia, y nume­ro­sos Esta­dos de Asia, Áfri­ca y Euro­pa. La Revo­lu­ción Boli­va­ria­na goza de sim­pa­tías en amplios sec­to­res de todos los con­ti­nen­tes. Due­le espe­cial­men­te al impe­rio sus rela­cio­nes con Cuba, des­pués de un blo­queo cri­mi­nal con­tra nues­tro país que ha dura­do ya medio siglo. La Vene­zue­la de Bolí­var y la Cuba de Mar­tí, a tra­vés del ALBA, pro­mue­ven nue­vas for­mas de rela­cio­nes e inter­cam­bios sobre bases racio­na­les y justas.

La Revo­lu­ción Boli­va­ria­na ha sido espe­cial­men­te gene­ro­sa con los paí­ses del Cari­be en momen­tos suma­men­te gra­ves de cri­sis energética.

En la nue­va eta­pa que vivi­mos, la Revo­lu­ción en Vene­zue­la se enfren­ta a pro­ble­mas ente­ra­men­te nue­vos que no exis­tían cuan­do, hace casi exac­ta­men­te 50 años, triun­fó en Cuba nues­tra Revolución.

El trá­fi­co de dro­gas, el cri­men orga­ni­za­do, la vio­len­cia social y el para­mi­li­ta­ris­mo, ape­nas exis­tían. En Esta­dos Uni­dos no había sur­gi­do toda­vía el enor­me mer­ca­do actual de dro­gas que el capi­ta­lis­mo y la socie­dad de con­su­mo han crea­do en ese país. Para la Revo­lu­ción, en Cuba no sig­ni­fi­có un gran pro­ble­ma com­ba­tir el trán­si­to de dro­gas e impe­dir su intro­duc­ción en la pro­duc­ción y con­su­mo de las mismas.

Para Méxi­co, Cen­troa­mé­ri­ca y Sura­mé­ri­ca estos fla­ge­los sig­ni­fi­can hoy una cre­cien­te tra­ge­dia que está lejos de haber supe­ra­do. Al inter­cam­bio des­igual, el pro­tec­cio­nis­mo y el saqueo de sus recur­sos natu­ra­les, se suma­ron el trá­fi­co de dro­gas y la vio­len­cia del cri­men orga­ni­za­do que el sub­de­sa­rro­llo, la pobre­za, el des­em­pleo y el gigan­tes­co mer­ca­do de dro­gas de Esta­dos Uni­dos han crea­do en las socie­da­des lati­no­ame­ri­ca­nas. La inca­pa­ci­dad de ese país impe­rial y rico para impe­dir el trá­fi­co y con­su­mo de dro­gas, dio lugar en muchas par­tes de Amé­ri­ca Lati­na al cul­ti­vo de plan­tas cuyos valo­res como mate­ria pri­ma para las dro­gas supe­ra­ban muchas veces el de los demás pro­duc­tos agrí­co­las, crean­do gra­ví­si­mos pro­ble­mas socia­les y políticos.

Los para­mi­li­ta­res de Colom­bia cons­ti­tu­yen hoy la pri­me­ra tro­pa de cho­que del impe­ria­lis­mo para com­ba­tir la Revo­lu­ción Bolivariana.

Por su ori­gen mili­tar, pre­ci­sa­men­te, Chá­vez cono­ce que la lucha con­tra el nar­co­trá­fi­co es un vul­gar pre­tex­to de Esta­dos Uni­dos para jus­ti­fi­car un acuer­do mili­tar que res­pon­de por ente­ro a la con­cep­ción estra­té­gi­ca de Esta­dos Uni­dos al fina­li­zar la gue­rra fría, para exten­der su domi­nio del mundo.

Las bases aéreas, los medios, los dere­chos ope­ra­ti­vos y la impu­ni­dad total otor­ga­da por Colom­bia a mili­ta­res y civi­les yan­kis en su terri­to­rio, no tie­nen nada que ver con el com­ba­te al cul­ti­vo, la pro­duc­ción y el trá­fi­co de dro­gas. Este cons­ti­tu­ye hoy un pro­ble­ma mun­dial; se extien­de ya no solo por los paí­ses de Sura­mé­ri­ca, sino tam­bién comien­za a exten­der­se al Áfri­ca y otras áreas. Rei­na ya en Afga­nis­tán, a pesar de la pre­sen­cia masi­va de las tro­pas yankis.

La dro­ga no debe ser un pre­tex­to para esta­ble­cer bases, inva­dir paí­ses y lle­var la vio­len­cia, la gue­rra y el saqueo a los paí­ses del Ter­cer Mun­do. Es el peor ambien­te para sem­brar vir­tu­des ciu­da­da­nas y lle­var la edu­ca­ción, la salud y el desa­rro­llo a otros pueblos.

Se enga­ñan los que creen que divi­dien­do a colom­bia­nos y vene­zo­la­nos ten­drán éxi­to en sus pla­nes con­tra­rre­vo­lu­cio­na­rios. Muchos de los mejo­res y más humil­des tra­ba­ja­do­res en Vene­zue­la son colom­bia­nos, y la Revo­lu­ción les ha lle­va­do edu­ca­ción, salud, empleo, dere­cho a la ciu­da­da­nía y otros bene­fi­cios para ellos y sus seres más queridos.Juntos, vene­zo­la­nos y colom­bia­nos defen­de­rán la gran Patria del Liber­ta­dor de Amé­ri­ca; jun­tos lucha­rán por la liber­tad y la paz.

¡Los miles de médi­cos, edu­ca­do­res y demás cola­bo­ra­do­res cuba­nos que cum­plen sus debe­res inter­na­cio­na­lis­tas en Vene­zue­la esta­rán jun­to a ellos!

Fidel Cas­tro Ruz

Noviem­bre 18 de 2009

2 y 23 p.m.

Artícu­los Relacionados

Otros artícu­los sobre: Bases Mili­ta­res de Esta­dos Uni­dos, Colom­bia, Cuba, Esta­dos Uni­dos, Hugo Chá­vez, Nar­co­trá­fi­co, Venezuela
# Chá­vez reite­ra peli­gro de bases esta­dou­ni­den­ses en Colom­bia (13−11−09)
# Bases mili­ta­res de EEUU en Amé­ri­ca Lati­na, tema de la pró­xi­ma Cum­bre del ALBA (12−11−09)
# La ane­xión de Colom­bia a Esta­dos Uni­dos (06−11−09)
# Hay mucho por hacer: una entre­vis­ta con Hugo Chá­vez (28−09−09)
# Entre­vis­ta de Larry King a Hugo Chá­vez (26−09−09)

Otros artícu­los de Refle­xio­nes de Fidel
# Una his­to­ria de Cien­cia Fic­ción (12−11−09)
# La ane­xión de Colom­bia a Esta­dos Uni­dos (06−11−09)
# El mejor home­na­je a la madre de un héroe (04−11−09)
# Noti­cias rele­van­tes (30−10−09)
# El ALBA y Copenha­gue (20−10−09)

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.