La Revo­lu­ción Boli­va­ria­na y la Paz por Fidel Cas­tro

Refle­xio­nes del com­pa­ñe­ro Fidel

Conoz­co bien a Chá­vez; nadie como él sería más renuen­te a derra­mar la san­gre entre vene­zo­la­nos y colom­bia­nos, dos pue­blos tan her­ma­nos como los cuba­nos que viven en el este, el cen­tro y el extre­mo oes­te de nues­tra Isla. No ten­go otra for­ma de expre­sar el gra­do de her­man­dad que exis­te entre vene­zo­la­nos y colom­bia­nos.

La calum­nio­sa impu­tación yan­ki de que Chá­vez pla­nea una­gue­rra con­tra la veci­na Colom­bia lle­vó a un influ­yen­te órgano de pren­sa colom­biano a publi­car el pasa­do domin­go, 15 de noviem­bre, bajo el títu­lo de “Tam­bo­res de guerra”,un des­pec­ti­vo e inju­rio­so edi­to­rial con­tra el Pre­si­den­te vene­zo­lano, don­de se afir­ma entre otras cosas que “Colom­bia debe tomar con toda serie­dad la que cons­ti­tu­ye la más gra­ve ame­na­za a su segu­ri­dad en más de sie­te déca­das pues esta pro­vie­ne de un Pre­si­den­te que, ade­más, es de for­ma­ción mili­tar…”

“La razón ―pro­si­gue— es que cada vez son mayo­res las posi­bi­li­da­des de una pro­vo­ca­ción que pue­de ir des­de un inci­den­te fron­te­ri­zo has­ta un ata­que con­tra ins­ta­la­cio­nes civi­les o mili­ta­res en Colom­bia.”

Más ade­lan­te el edi­to­rial aña­de como algo pro­ba­ble “…que Hugo Chá­vez inten­si­fi­que sus ata­ques con­tra los ‘escuá­li­dos’ ―remo­que­te con el que iden­ti­fi­ca a sus opo­si­to­res―, y tra­te de sacar del poder muni­ci­pal o regio­nal a quie­nes lo con­tra­di­cen. Ya lo hizo con el alcal­de de Cara­cas… y aho­ra quie­re inten­tar­lo con los gober­na­do­res de los esta­dos fron­te­ri­zos con Colom­bia, que rehú­san some­ter­se a su féru­la… Un cho­que con fuer­zas colom­bia­nas o la acu­sa­ción de que ele­men­tos para­mi­li­ta­res pla­nean accio­nes en terri­to­rio vene­zo­lano pue­de ser la excu­sa que nece­si­ta el régi­men cha­vis­ta para sus­pen­der las garan­tías cons­ti­tu­cio­na­les.”

Tales pala­bras sir­ven solo para jus­ti­fi­car los pla­nes agre­si­vos de Esta­dos Uni­dos y la bur­da trai­ción a su Patria de la oli­gar­quía y la con­tra­rre­vo­lu­ción en Vene­zue­la.

Coin­ci­dien­do con la publi­ca­ción de ese edi­to­rial, el líder boli­va­riano había escri­to su artícu­lo sema­nal “Las líneas de Chá­vez”, en el cual enjui­cia la impú­di­ca con­ce­sión de sie­te bases mili­ta­res a Esta­dos Uni­dos en sue­lo de Colom­bia, un terri­to­rio que posee 2 050 kiló­me­tros de fron­te­ra con Vene­zue­la.

En ese artícu­lo, el Pre­si­den­te de la Repú­bli­ca Boli­va­ria­na, expli­có con valen­tía y luci­dez su posi­ción.

“…lo dije este vier­nes en el acto por la paz y con­tra las bases mili­ta­res de Esta­dos Uni­dos en sue­lo colom­biano: estoy en la obli­ga­ción de lla­mar­los a todos y todas a pre­pa­rar­nos para defen­der la Patria de Bolí­var, la Patria de nues­tros hijos. Si no lo hicie­ra, esta­ría come­tien­do un acto de alta trai­ción… Nues­tra Patria es hoy libre y la defen­de­re­mos con la vida. Vene­zue­la nun­ca más vol­ve­rá a ser colo­nia de nadie: nun­ca más esta­rá de rodi­llas fren­te a inva­sor o impe­rio alguno… el gra­ví­si­mo y tras­cen­den­te pro­ble­ma que tie­ne lugar en Colom­bia no pue­de pasar inad­ver­ti­do por los gobier­nos lati­no­ame­ri­ca­nos…”

Más ade­lan­te aña­de con­cep­tos impor­tan­tes: “…todo el arse­nal béli­co grin­go, con­tem­pla­do en el acuer­do, res­pon­de al con­cep­to de ope­ra­cio­nes extra­te­rri­to­ria­les… con­vier­te al terri­to­rio colom­biano en un gigan­tes­co encla­ve mili­tar yan­ki…, la mayor ame­na­za con­tra la paz y la segu­ri­dad de la región sur­ame­ri­ca­na y de toda Nues­tra Amé­ri­ca.”

“El acuer­do… impi­de que Colom­bia pue­da ofre­cer­le garan­tías de segu­ri­dad y res­pe­to a nadie: ni siquie­ra a los colom­bia­nos y colom­bia­nas. No pue­de ofre­cer­las un país que ha deja­do de ser sobe­rano y que es ins­tru­men­to del ‘nue­vo colo­nia­je’ que avi­zo­ra­ra nues­tro Liber­ta­dor.”

Chá­vez es un ver­da­de­ro revo­lu­cio­na­rio, pen­sa­dor pro­fun­do, sin­ce­ro, valien­te e incan­sa­ble tra­ba­ja­dor. No lle­gó al poder median­te un gol­pe de Esta­do. Se suble­vó con­tra la repre­sión y el geno­ci­dio de los gobier­nos neo­li­be­ra­les que entre­ga­ron los enor­mes recur­sos natu­ra­les de su país a Esta­dos Uni­dos. Sufrió pri­sión, madu­ró y desa­rro­lló sus ideas. No lle­gó al poder a tra­vés de las armas a pesar de su ori­gen mili­tar.

Tie­ne el gran méri­to de haber ini­cia­do el difí­cil camino de una Revo­lu­ción social pro­fun­da par­tien­do de la lla­ma­da demo­cra­cia repre­sen­ta­ti­va y la más abso­lu­ta liber­tad de expre­sión, cuan­do los más pode­ro­sos recur­sos mediá­ti­cos del país esta­ban y están en manos de la oli­gar­quía y al ser­vi­cio de los intere­ses del impe­rio.

En solo 11 años, Vene­zue­la logró los más altos avan­ces edu­ca­cio­na­les y socia­les alcan­za­dos por un país en el mun­do, a pesar del gol­pe de Esta­do y los pla­nes de des­es­ta­bi­li­za­ción y des­cré­di­to impues­tos por Esta­dos Uni­dos.

El impe­rio no decre­tó un blo­queo eco­nó­mi­co con­tra Vene­zue­la ―como hizo con Cuba― tras el fra­ca­so de sus gol­pes sofis­ti­ca­dos con­tra el pue­blo vene­zo­lano, por­que se habría blo­quea­do a sí mis­mo dada su depen­den­cia ener­gé­ti­ca del exte­rior, pero no ha renun­cia­do a su pro­pó­si­to de liqui­dar el pro­ce­so boli­va­riano y su gene­ro­so apo­yo en recur­sos petro­le­ros a los paí­ses del Cari­be y Cen­troa­mé­ri­ca, sus amplias rela­cio­nes de inter­cam­bio con Sura­mé­ri­ca, Chi­na, Rusia, y nume­ro­sos Esta­dos de Asia, Áfri­ca y Euro­pa. La Revo­lu­ción Boli­va­ria­na goza de sim­pa­tías en amplios sec­to­res de todos los con­ti­nen­tes. Due­le espe­cial­men­te al impe­rio sus rela­cio­nes con Cuba, des­pués de un blo­queo cri­mi­nal con­tra nues­tro país que ha dura­do ya medio siglo. La Vene­zue­la de Bolí­var y la Cuba de Mar­tí, a tra­vés del ALBA, pro­mue­ven nue­vas for­mas de rela­cio­nes e inter­cam­bios sobre bases racio­na­les y jus­tas.

La Revo­lu­ción Boli­va­ria­na ha sido espe­cial­men­te gene­ro­sa con los paí­ses del Cari­be en momen­tos suma­men­te gra­ves de cri­sis ener­gé­ti­ca.

En la nue­va eta­pa que vivi­mos, la Revo­lu­ción en Vene­zue­la se enfren­ta a pro­ble­mas ente­ra­men­te nue­vos que no exis­tían cuan­do, hace casi exac­ta­men­te 50 años, triun­fó en Cuba nues­tra Revo­lu­ción.

El trá­fi­co de dro­gas, el cri­men orga­ni­za­do, la vio­len­cia social y el para­mi­li­ta­ris­mo, ape­nas exis­tían. En Esta­dos Uni­dos no había sur­gi­do toda­vía el enor­me mer­ca­do actual de dro­gas que el capi­ta­lis­mo y la socie­dad de con­su­mo han crea­do en ese país. Para la Revo­lu­ción, en Cuba no sig­ni­fi­có un gran pro­ble­ma com­ba­tir el trán­si­to de dro­gas e impe­dir su intro­duc­ción en la pro­duc­ción y con­su­mo de las mis­mas.

Para Méxi­co, Cen­troa­mé­ri­ca y Sura­mé­ri­ca estos fla­ge­los sig­ni­fi­can hoy una cre­cien­te tra­ge­dia que está lejos de haber supe­ra­do. Al inter­cam­bio des­igual, el pro­tec­cio­nis­mo y el saqueo de sus recur­sos natu­ra­les, se suma­ron el trá­fi­co de dro­gas y la vio­len­cia del cri­men orga­ni­za­do que el sub­de­sa­rro­llo, la pobre­za, el des­em­pleo y el gigan­tes­co mer­ca­do de dro­gas de Esta­dos Uni­dos han crea­do en las socie­da­des lati­no­ame­ri­ca­nas. La inca­pa­ci­dad de ese país impe­rial y rico para impe­dir el trá­fi­co y con­su­mo de dro­gas, dio lugar en muchas par­tes de Amé­ri­ca Lati­na al cul­ti­vo de plan­tas cuyos valo­res como mate­ria pri­ma para las dro­gas supe­ra­ban muchas veces el de los demás pro­duc­tos agrí­co­las, crean­do gra­ví­si­mos pro­ble­mas socia­les y polí­ti­cos.

Los para­mi­li­ta­res de Colom­bia cons­ti­tu­yen hoy la pri­me­ra tro­pa de cho­que del impe­ria­lis­mo para com­ba­tir la Revo­lu­ción Boli­va­ria­na.

Por su ori­gen mili­tar, pre­ci­sa­men­te, Chá­vez cono­ce que la lucha con­tra el nar­co­trá­fi­co es un vul­gar pre­tex­to de Esta­dos Uni­dos para jus­ti­fi­car un acuer­do mili­tar que res­pon­de por ente­ro a la con­cep­ción estra­té­gi­ca de Esta­dos Uni­dos al fina­li­zar la gue­rra fría, para exten­der su domi­nio del mun­do.

Las bases aéreas, los medios, los dere­chos ope­ra­ti­vos y la impu­ni­dad total otor­ga­da por Colom­bia a mili­ta­res y civi­les yan­kis en su terri­to­rio, no tie­nen nada que ver con el com­ba­te al cul­ti­vo, la pro­duc­ción y el trá­fi­co de dro­gas. Este cons­ti­tu­ye hoy un pro­ble­ma mun­dial; se extien­de ya no solo por los paí­ses de Sura­mé­ri­ca, sino tam­bién comien­za a exten­der­se al Áfri­ca y otras áreas. Rei­na ya en Afga­nis­tán, a pesar de la pre­sen­cia masi­va de las tro­pas yan­kis.

La dro­ga no debe ser un pre­tex­to para esta­ble­cer bases, inva­dir paí­ses y lle­var la vio­len­cia, la gue­rra y el saqueo a los paí­ses del Ter­cer Mun­do. Es el peor ambien­te para sem­brar vir­tu­des ciu­da­da­nas y lle­var la edu­ca­ción, la salud y el desa­rro­llo a otros pue­blos.

Se enga­ñan los que creen que divi­dien­do a colom­bia­nos y vene­zo­la­nos ten­drán éxi­to en sus pla­nes con­tra­rre­vo­lu­cio­na­rios. Muchos de los mejo­res y más humil­des tra­ba­ja­do­res en Vene­zue­la son colom­bia­nos, y la Revo­lu­ción les ha lle­va­do edu­ca­ción, salud, empleo, dere­cho a la ciu­da­da­nía y otros bene­fi­cios para ellos y sus seres más queridos.Juntos, vene­zo­la­nos y colom­bia­nos defen­de­rán la gran Patria del Liber­ta­dor de Amé­ri­ca; jun­tos lucha­rán por la liber­tad y la paz.

¡Los miles de médi­cos, edu­ca­do­res y demás cola­bo­ra­do­res cuba­nos que cum­plen sus debe­res inter­na­cio­na­lis­tas en Vene­zue­la esta­rán jun­to a ellos!

Fidel Cas­tro Ruz

Noviem­bre 18 de 2009

2 y 23 p.m.

Artícu­los Rela­cio­na­dos

Otros artícu­los sobre: Bases Mili­ta­res de Esta­dos Uni­dos, Colom­bia, Cuba, Esta­dos Uni­dos, Hugo Chá­vez, Nar­co­trá­fi­co, Vene­zue­la
# Chá­vez reite­ra peli­gro de bases esta­dou­ni­den­ses en Colom­bia (13−11−09)
# Bases mili­ta­res de EEUU en Amé­ri­ca Lati­na, tema de la pró­xi­ma Cum­bre del ALBA (12−11−09)
# La ane­xión de Colom­bia a Esta­dos Uni­dos (06−11−09)
# Hay mucho por hacer: una entre­vis­ta con Hugo Chá­vez (28−09−09)
# Entre­vis­ta de Larry King a Hugo Chá­vez (26−09−09)

Otros artícu­los de Refle­xio­nes de Fidel
# Una his­to­ria de Cien­cia Fic­ción (12−11−09)
# La ane­xión de Colom­bia a Esta­dos Uni­dos (06−11−09)
# El mejor home­na­je a la madre de un héroe (04−11−09)
# Noti­cias rele­van­tes (30−10−09)
# El ALBA y Copenha­gue (20−10−09)

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *