Etxe­rat lla­ma a la mani­fes­ta­ción nacio­nal del 2 de enero

Jone Arto­la (repre­sen­tan­te de Etxerat):

«En pri­mer lugar, Etxe­rat quie­re agra­de­cer a todas las per­so­nas que se han acer­ca­do hoy a los cines Lei­dor de Tolo­sa a par­ti­ci­par en su IX. Asam­blea. Ha sido todo un éxi­to y un cla­ro sín­to­ma de que la soli­da­ri­dad con los pre­sos y pre­sas polí­ti­cas vas­cas abar­ca a todos los sec­to­res de la socie­dad vasca.

La cohe­sión y el tra­ba­jo a favor de los dere­chos de nues­tros fami­lia­res, ami­gos y ami­gas encar­ce­la­das ha sido el pun­to prin­ci­pal sobre el que ha gira­do la cita. Y es que se tra­ta de dos herra­mien­tas impres­cin­di­bles para poner fin a la cri­mi­nal polí­ti­ca peni­ten­cia­ria vigen­te y que tan­to sufri­mien­to está gene­ran­do en miles de fami­lias en nues­tro país.

2009 ha sido un año duro y difí­cil para la soli­da­ri­dad con los pre­sos y pre­sas polí­ti­cas vas­cas. Los ata­ques han sido ince­san­tes. Férreos con­tro­les en los via­jes, acci­den­tes, el anun­cio de la reti­ra­da de las ayu­das eco­nó­mi­cas del Gobierno de Lakua, la pre­sen­cia de enca­pu­cha­dos en torno a las fur­go­ne­tas con des­tino a Anda­lu­cía, la infa­me cru­za­da empren­di­da por Ares con­tra las foto­gra­fías, la ame­na­za de ile­ga­li­za­ción de Etxe­rat o los cacheos e inten­tos de humi­lla­ción de las últi­mas semanas.

Todas estas medi­das no bus­can otra cosa que aca­bar con nues­tros fami­lia­res, ami­gos y ami­gas encar­ce­la­das. Quie­ren des­truir­les como per­so­nas, ale­ján­do­los de su entorno social y afec­ti­vo. Pre­ten­den aca­bar con el Colec­ti­vo de Pre­sos y Pre­sas Polí­ti­cas vas­cas a tra­vés de la ero­sión de la cohe­sión de los y las familiares.

Están muy equi­vo­ca­dos. Por medio de la humi­lla­ción, vio­len­cia poli­cial y el chan­ta­je no van a con­se­guir nada. Han inten­ta­do ter­mi­nar con la soli­da­ri­dad con la dis­per­sión, la cade­na per­pe­tua, el man­te­ner a los pre­sos y pre­sas con enfer­me­da­des gra­ves e incu­ra­bles en pri­sión, el ais­la­mien­to, la sole­dad, los gol­pes, las humi­lla­cio­nes, las ame­na­zas, la vio­la­ción cons­tan­te de las comu­ni­ca­cio­nes o unos tras­la­dos abso­lu­ta­men­te arbi­tra­rios. Pero, no lo han con­se­gui­do y aho­ra, evi­den­te­men­te, tam­po­co lo van a hacer.

A tra­vés del tra­ba­jo en común con la mayo­ría social, sin­di­cal y polí­ti­ca del país vamos a arti­cu­lar una gran ola soli­da­ria que pon­ga fin a los ata­ques, blin­de la soli­da­ri­dad y pon­ga los cimien­tos nece­sa­rios para aca­bar con la cri­mi­nal polí­ti­ca peni­ten­cia­ria vigen­te. Es hora de adop­tar com­pro­mi­sos y dar pasos hacia delan­te. Etxe­rat lo va a hacer y, así, lla­ma a la socie­dad vas­ca a tomar par­te en la mani­fes­ta­ción que el pró­xi­mo día 2 de enero, a las 17:30 des­de la Pla­za Aita Donos­tia de Bil­bo bajo el lema «Eus­kal pre­soak Eus­kal Herri­ra dagoz­kien esku­bi­deen jabe», lle­na­rá y reco­rre­rá las calles de la capi­tal vizcaína.»
«En pri­mer lugar, Etxe­rat quie­re agra­de­cer a todas las per­so­nas que se han acer­ca­do hoy a los cines Lei­dor de Tolo­sa a par­ti­ci­par en su IX. Asam­blea. Ha sido todo un éxi­to y un cla­ro sín­to­ma de que la soli­da­ri­dad con los pre­sos y pre­sas polí­ti­cas vas­cas abar­ca a todos los sec­to­res de la socie­dad vasca.

La cohe­sión y el tra­ba­jo a favor de los dere­chos de nues­tros fami­lia­res, ami­gos y ami­gas encar­ce­la­das ha sido el pun­to prin­ci­pal sobre el que ha gira­do la cita. Y es que se tra­ta de dos herra­mien­tas impres­cin­di­bles para poner fin a la cri­mi­nal polí­ti­ca peni­ten­cia­ria vigen­te y que tan­to sufri­mien­to está gene­ran­do en miles de fami­lias en nues­tro país.

2009 ha sido un año duro y difí­cil para la soli­da­ri­dad con los pre­sos y pre­sas polí­ti­cas vas­cas. Los ata­ques han sido ince­san­tes. Férreos con­tro­les en los via­jes, acci­den­tes, el anun­cio de la reti­ra­da de las ayu­das eco­nó­mi­cas del Gobierno de Lakua, la pre­sen­cia de enca­pu­cha­dos en torno a las fur­go­ne­tas con des­tino a Anda­lu­cía, la infa­me cru­za­da empren­di­da por Ares con­tra las foto­gra­fías, la ame­na­za de ile­ga­li­za­ción de Etxe­rat o los cacheos e inten­tos de humi­lla­ción de las últi­mas semanas.

Todas estas medi­das no bus­can otra cosa que aca­bar con nues­tros fami­lia­res, ami­gos y ami­gas encar­ce­la­das. Quie­ren des­truir­les como per­so­nas, ale­ján­do­los de su entorno social y afec­ti­vo. Pre­ten­den aca­bar con el Colec­ti­vo de Pre­sos y Pre­sas Polí­ti­cas vas­cas a tra­vés de la ero­sión de la cohe­sión de los y las familiares.

Están muy equi­vo­ca­dos. Por medio de la humi­lla­ción, vio­len­cia poli­cial y el chan­ta­je no van a con­se­guir nada. Han inten­ta­do ter­mi­nar con la soli­da­ri­dad con la dis­per­sión, la cade­na per­pe­tua, el man­te­ner a los pre­sos y pre­sas con enfer­me­da­des gra­ves e incu­ra­bles en pri­sión, el ais­la­mien­to, la sole­dad, los gol­pes, las humi­lla­cio­nes, las ame­na­zas, la vio­la­ción cons­tan­te de las comu­ni­ca­cio­nes o unos tras­la­dos abso­lu­ta­men­te arbi­tra­rios. Pero, no lo han con­se­gui­do y aho­ra, evi­den­te­men­te, tam­po­co lo van a hacer.

A tra­vés del tra­ba­jo en común con la mayo­ría social, sin­di­cal y polí­ti­ca del país vamos a arti­cu­lar una gran ola soli­da­ria que pon­ga fin a los ata­ques, blin­de la soli­da­ri­dad y pon­ga los cimien­tos nece­sa­rios para aca­bar con la cri­mi­nal polí­ti­ca peni­ten­cia­ria vigen­te. Es hora de adop­tar com­pro­mi­sos y dar pasos hacia delan­te. Etxe­rat lo va a hacer y, así, lla­ma a la socie­dad vas­ca a tomar par­te en la mani­fes­ta­ción que el pró­xi­mo día 2 de enero, a las 17:30 des­de la Pla­za Aita Donos­tia de Bil­bo bajo el lema «Eus­kal pre­soak Eus­kal Herri­ra dagoz­kien esku­bi­deen jabe», lle­na­rá y reco­rre­rá las calles de la capi­tal vizcaína.»

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.