Anti­fas­cis­mo, fren­te de lucha del movi­mien­to juve­nil por Javier Ortega

Anti­fas­cis­mo, fren­te de lucha del movi­mien­to juvenil.

Javier Orte­ga * La Haine.
Lo más des­ta­ca­ble es el poten­cial de este anti­fas­cis­mo, que resi­de en la denun­cia inte­gral del sis­te­ma que cada vez se está rea­li­zan­do con mayor empecinamiento.
Las movi­li­za­cio­nes en recuer­do de Car­los del pasa­do 11 de noviem­bre han vuel­to a poner de mani­fies­to que la lucha anti­fas­cis­ta es el ámbi­to de tra­ba­jo polí­ti­co de refe­ren­cia para bue­na par­te de la juven­tud del esta­do español.
Char­las, jor­na­das, actos, con­cier­tos, movi­li­za­cio­nes… bajo el títu­lo gené­ri­co de “noviem­bre anti­fas­cis­ta” nume­ro­sas pla­ta­for­mas y coor­di­na­do­ras anti­fas­cis­tas del Esta­do espa­ñol están dan­do con­te­ni­do polí­ti­co a un mes que por tra­di­ción (por­que el 20 de noviem­bre de 1975 murió Fran­co pero con­ti­nua­ron las bases de su régi­men) se está con­vir­tien­do en un mes de expre­sión de las luchas juveniles.
La cri­sis eco­nó­mi­ca se extien­de por las arte­rias de la cla­se tra­ba­ja­do­ra y se hace difí­cil una res­pues­ta des­de la calle. Excep­tuan­do el caso de Eus­kal Herria, don­de la mayo­ría sin­di­cal reali­zó el pasa­do mes de mayo una exi­to­sa huel­ga gene­ral, en el res­to del esta­do los movi­mien­tos obre­ros están desa­rro­llan­do una lucha tenaz para supe­rar la hege­mo­nía buró­cra­ta de CCOO-UGT en el ámbi­to sin­di­cal. Cata­lun­ya, Anda­lu­cía y Gali­za son bue­nos ejem­plos del empu­je de las luchas labo­ra­les que están dán­do­se al mar­gen de las estruc­tu­ras con­tro­la­das por la patro­nal y el gobierno.
Por otro lado el movi­mien­to repu­bli­cano, que en los últi­mos años ha teni­do una par­ti­ci­pa­ción nota­ble, tra­ba­ja para man­te­ner­se viva denun­cian­do las cloa­cas del sistema.
Sin embar­go en estos movi­mien­tos esca­sea la pre­sen­cia de los jóve­nes. Fue­ra de los mar­cos de la lucha inde­pen­den­tis­ta, don­de la juven­tud sue­le par­ti­ci­par en mayor o menor medi­da depen­dien­do del con­tex­to, los jóve­nes en el Esta­do espa­ñol están sin duda más acti­vos en el movi­mien­to antifascista.
Y lo más des­ta­ca­ble es el poten­cial de este anti­fas­cis­mo, que no resi­de sola­men­te en el enfren­ta­mien­to con­tra los nazis, algo a lo que muchos tra­tan de redu­cir, sino tam­bién en la denun­cia inte­gral del sis­te­ma que cada vez se está rea­li­zan­do con mayor empecinamiento.
No tie­ne sen­ti­do rela­cio­nar al fas­cis­mo úni­ca­men­te con los nazis que uti­li­zan la vio­len­cia a pie de calle. En el con­tex­to del Esta­do espa­ñol, hablar de fas­cis­mo es hablar de un Jefe del Esta­do espa­ñol actual (el rey Juan Car­los I) que fue nom­bra­do por Fran­cis­co Fran­co, al cual todos los pre­si­den­tes de la “demo­cra­cia” le han jura­do leal­tad. Es hablar de que Car­los Palo­mino y otras víc­ti­mas del fas­cis­mo fue­ron ase­si­na­dos a manos de mili­ta­res, y eso no fue casua­li­dad. Es hablar de ata­que a los dere­chos fun­da­men­ta­les de los tra­ba­ja­do­res a tra­vés de un “con­sen­so con los agen­tes socia­les”. Es hablar de pri­va­ti­za­ción de la edu­ca­ción y la salud. Es hablar de cien­tos de pre­sos polí­ti­cos en las cár­ce­les, de Ley de Par­ti­dos, de dere­cho de auto­de­ter­mi­na­ción de los pue­blos. Es hablar de capi­ta­lis­mo y de imperialismo.
Estos con­te­ni­dos están sien­do poco a poco pro­mo­vi­dos por los movi­mien­tos juve­ni­les anti­fas­cis­tas, dan­do moti­vo a la espe­ran­za en la rege­ne­ra­ción de la lucha revolucionaria.
Por eso ante el ase­si­na­to de Car­los Palo­mino la lucha no se ha cen­tra­do en pedir cár­cel como for­ma de resol­ver el pro­ble­ma. Por con­tra, se ha cen­tra­do en decir­le al gobierno, al fas­cis­mo y al capi­tal que, por enci­ma de lo que diga la jus­ti­cia espa­ño­la here­de­ra del fran­quis­mo, “el mejor home­na­je es con­ti­nuar la lucha”.
En los pró­xi­mos días, de nue­vo el 20N será la cau­sa para que miles de jóve­nes sal­gan a la calle.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.