Preo­cu­pa­ción entre exper­tos con­tra la tor­tu­ra por las denun­cias de Behatokia

Exper­tos del Comi­té con­tra la Tor­tu­ra de Nacio­nes Uni­das (CAT) han mos­tra­do su preo­cu­pa­ción por la expo­si­ción rea­li­za­da por Beha­to­kia sobre la «sus­pen­sión de cier­tos dere­chos», la deten­ción inco­mu­ni­ca­da, casos de tor­tu­ra y la «cri­mi­na­li­za­ción de pro­fe­sio­na­les que tra­ba­jan en su pre­ven­ción» en el Esta­do español. 

Los repre­sen­tan­tes de Beha­to­kia Julen Arzua­ga e Iratxe Uri­zar han inter­ve­ni­do en las sesio­nes de tra­ba­jo del Comi­té con­tra la Tor­tu­ra de Nacio­nes Uni­das sobre la actua­ción del Esta­do espa­ñol a la luz de la Con­ven­ción con­tra la Tortura.

Arzua­ga ha denun­cia­do la «sus­pen­sión de cier­tos dere­chos» al ampa­ro de la «lucha anti­te­rro­ris­ta», un ámbi­to en el que «pare­ce que actual­men­te diver­sos gobier­nos del mun­do se están some­tien­do de una mane­ra cada vez más res­pon­sa­ble al impe­rio de los dere­chos huma­nos y el Esta­do espa­ñol hace alar­de de la más abso­lu­ta movilidad».

Ha rela­ta­do que, ante los deba­tes sobre la revi­sión del régi­men de la deten­ción inco­mu­ni­ca­da –«prin­ci­pal ori­gen de la tor­tu­ra» – , los prin­ci­pa­les par­ti­dos polí­ti­cos espa­ño­les «unen fuer­zas para impe­dir que se pon­gan en prác­ti­ca las más impor­tan­tes reco­men­da­cio­nes de los orga­nis­mos internacionales».

Arzua­ga ha denun­cia­do, en este con­tex­to, la «cri­mi­na­li­za­ción inacep­ta­ble» de los pro­fe­sio­na­les que tra­ba­jan para pre­ve­nir la tor­tu­ra. Ha uti­li­za­do como ejem­plo una men­ción del infor­me de la dele­ga­ción espa­ño­la defen­dien­do que los abo­ga­dos y médi­cos de con­fian­za, a los que sitúa en «el entorno de la pro­pia ban­da arma­da», no deben asis­tir al dete­ni­do por­que «afec­ta­ría en ese momen­to cla­ve de las pri­me­ras investigaciones».

«Inco­mu­ni­ca­ción, pri­me­ra investigación»

Ha sub­ra­ya­do que esa inter­pre­ta­ción como «pri­me­ra inves­ti­ga­ción» ven­dría a demos­trar que «la deten­ción no se pro­du­ce como efec­to lógi­co de una inves­ti­ga­ción pre­via, metó­di­ca y cien­tí­fi­ca y en sufi­cien­cia de prue­bas, si no que, pre­ci­sa­men­te, la inco­mu­ni­ca­ción es la pri­me­ra inves­ti­ga­ción, momen­to duran­te el que se reca­ba­rán éstas, uti­li­zan­do los malos tra­tos y tortura».

Esas decla­ra­cio­nes son uti­li­za­das lue­go en los pro­ce­sos con­tra los dete­ni­dos. «Al no pro­du­cir­se una inves­ti­ga­ción judi­cial efi­caz, las auto­ri­da­des judi­cia­les inter­pre­tan sis­te­má­ti­ca­men­te que no se ha cons­ta­ta­do vul­ne­ra­ción de un dere­cho fun­da­men­tal por el tri­bu­nal com­pe­ten­te para ello, por lo que esas decla­ra­cio­nes serán de pleno dere­cho», ha expues­to Iratxe Urizar.

Ha sub­ra­ya­do que la uti­li­za­ción de esas decla­ra­cio­nes cons­ti­tu­ye «el bro­che de cie­rre» que «da cohe­ren­cia a todo un sis­te­ma que hace de la tor­tu­ra un ele­men­to efi­caz, indis­pen­sa­ble en la inves­ti­ga­ción y enjui­cia­mien­to de los deli­tos de terrorismo».

La inter­ven­ción de los inte­gran­tes de Beha­to­kia ha gene­ra­do preo­cu­pa­ción en los exper­tos Gross­man y Gaye, quie­nes no han ocul­ta­do su inquie­tud por la figu­ra del indul­to al torturador.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.