Tram­pa: Segun­do gol­pe en Honduras

Miles de per­so­nas aba­rro­ta­ron la pla­za fren­te al Con­gre­so Nacio­nal espe­ran­do, sin resul­ta­do alguno, que los dipu­tados res­ti­tu­ye­ran al pre­si­den­te cons­ti­tu­cio­nal de Hon­du­ras, Manuel Zela­ya Rosales.

Ante esta nue­va medi­da dila­to­ria, el Fren­te Nacio­nal Con­tra el Gol­pe de Esta­do deci­dió des­co­no­cer el pro­ce­so elec­to­ral y sus resul­ta­dos, invi­tan­do a los can­di­da­tos que se han opues­to al gol­pe a reti­rar­se de la con­tien­da elec­to­ral, y a la comu­ni­dad inter­na­cio­nal a man­te­ner su posi­ción de des­le­gi­ti­ma­ción del régi­men de fac­to y de las mis­mas elecciones.

“Es una deci­sión que tomó hoy la direc­ción cole­gia­da de la Resis­ten­cia, por­que no pode­mos con­ti­nuar aguan­tan­do medi­das dila­to­rias de los gol­pis­tas para poder acer­car­se cada día más a la fecha elec­to­ral –dijo Juan Baraho­na, miem­bro de esta ins­tan­cia, duran­te la con­fe­ren­cia de pren­sa que tuvo lugar ante miles de per­so­nas que expre­sa­ron su con­for­mi­dad con esta decisión – .

Man­da­mos tam­bién un men­sa­je con­tun­den­te a la OEA y al gobierno de Esta­dos Uni­dos. No más jue­gos y mani­pu­la­cio­nes como las de estos últi­mos días. Tie­nen que demos­trar serie­dad, res­pon­sa­bi­li­dad y cohe­ren­cia con lo que han dicho cuan­do apo­ya­ron abier­ta­men­te la res­ti­tu­ción del pre­si­den­te Zelaya.

Por eso los decla­ra­mos cóm­pli­ces de lo que está ocu­rrien­do”, fina­li­zó Barahona.

Casi simul­tá­nea­men­te, los can­ci­lle­res del Meca­nis­mo Per­ma­nen­te de Con­sul­ta y Con­cer­ta­ción Polí­ti­ca del Gru­po de Río, reu­ni­dos en Jamai­ca, die­ron a cono­cer una reso­lu­ción en la que expre­sa­ron que la res­ti­tu­ción del pre­si­den­te Zela­ya cons­ti­tu­ye un requi­si­to indis­pen­sa­ble para el res­ta­ble­ci­mien­to del orden cons­ti­tu­cio­nal, del Esta­do de dere­cho y de la vida demo­crá­ti­ca en Honduras.

Deter­mi­na­ron tam­bién que “sólo esa con­di­ción garan­ti­za­rá la nor­ma­li­za­ción de las rela­cio­nes de la Repú­bli­ca de Hon­du­ras con la comu­ni­dad inter­na­cio­nal, así como el reco­no­ci­mien­to de los resul­ta­dos de las elec­cio­nes pre­vis­tas para el 29 de noviem­bre próximo.

Tras la res­ti­tu­ción del pre­si­den­te cons­ti­tu­cio­nal de Hon­du­ras, Manuel Zela­ya, es impe­ra­ti­va la cons­ti­tu­ción del Gobierno de Uni­dad y Recon­ci­lia­ción Nacio­nal con la inte­gra­ción en el Acuer­do de Tegucigalpa/​San José.”, cita la reso­lu­ción que vie­ne a con­tra­rres­tar a nivel inter­na­cio­nal la polí­ti­ca ambi­gua de Esta­dos Uni­dos y de la mis­ma OEA sobre este tema.

Zela­ya: Increí­ble y Absurdo

Tam­po­co hubo acuer­do sobre la con­for­ma­ción de un Gobierno de Uni­dad y Recon­ci­lia­ción Nacio­nal, cuya ins­ta­la­ción esta­ba pre­vis­ta para el día de ayer, 5 de noviembre.

De for­ma abier­ta­men­te pro­vo­ca­do­ra, la pro­pues­ta del pre­si­den­te de fac­to, Rober­to Miche­let­ti, pre­veía el con­trol total y dis­cre­cio­nal del meca­nis­mo para con­for­mar el nue­vo gabi­ne­te y sobre todo, su pre­sen­cia al man­do de esta instancia.

Pero el gobierno de fac­to fue aún más allá, y fal­tan­do pocos minu­tos para la media­no­che, Miche­let­ti con­vo­có a los medios nacio­na­les e inter­na­cio­na­les para pre­sen­tar de for­ma gro­tes­ca y des­ca­ra­da su nue­vo Gobierno de Uni­dad y Recon­ci­lia­ción, con­for­ma­do por miem­bros de los mis­mos par­ti­dos que apo­ya­ron y eje­cu­ta­ron el gol­pe con­tra el pre­si­den­te Zela­ya, lo cual fue seña­la­do por muchos sec­to­res como un poten­cial segun­do gol­pe de Estado.

Esta nue­va medi­da que desa­fía abier­ta­men­te a su con­tra­par­te y a la comu­ni­dad inter­na­cio­nal, fue tajan­te­men­te recha­za­da por el pre­si­den­te Manuel Zela­ya, quien en la madru­ga­da de hoy, 6 de noviem­bre, dio a cono­cer a tra­vés de su dele­ga­do en la Comi­sión de Veri­fi­ca­ción, Jor­ge Artu­ro Rei­na, un nue­vo comu­ni­ca­do en el que decla­ra no estar dis­pues­to a per­der los dere­chos del pue­blo legi­ti­man­do este gol­pe de Esta­do, ni acep­tar que el Pre­si­den­te de Hon­du­ras sea nom­bra­do en las cúpu­las de las Fuer­zas Armadas.

“La vio­la­ción per­ma­nen­te a los dere­chos huma­nos, la can­ce­la­ción de las liber­ta­des públi­cas y la con­fis­ca­ción de medios de comu­ni­ca­ción, igual que la situa­ción del Pre­si­den­te elec­to por el pue­blo, rodea­do por sus mili­ta­res en la sede diplo­má­ti­ca de Bra­sil y la per­se­cu­ción polí­ti­ca, son la prue­ba más evi­den­te de la pre­pa­ra­ción de un gran frau­de polí­ti­co-elec­to­ral para el 29 de noviem­bre –acla­ra el comunicado – .

Anun­cia­mos nues­tro total des­co­no­ci­mien­to a este pro­ce­so elec­to­ral y a los resul­ta­dos de los vicios antes men­cio­na­dos. Elec­cio­nes bajo dic­ta­du­ra son un frau­de para el pueblo”.

El comu­ni­ca­do invi­tó tam­bién la OEA a expre­sar­se de inme­dia­to sobre lo que ha ocu­rri­do, con­ti­nuan­do tam­bién a con­de­nar y des­co­no­cer al régi­men de facto.

“Con esto se mani­fies­ta la fal­ta de volun­tad para cum­plir la letra y el espí­ri­tu del acuer­do, des­co­no­cien­do la pro­pues­ta del Plan Arias, las reso­lu­cio­nes de la OEA y de la ONU –dijo Reina – .

Decla­ra­mos fra­ca­sa­do el Acuer­do por el incum­pli­mien­to del régi­men de fac­to del com­pro­mi­so de que en esta fecha debe­ría estar orga­ni­za­do e ins­ta­la­do el Gobierno de Uni­dad y de Recon­ci­lia­ción Nacio­nal, el que por ley debe ser pre­si­di­do por el pre­si­den­te elec­to por el pue­blo de Hon­du­ras, José Manuel Zela­ya Rosa­les”, con­clu­yó Rei­na, agre­gan­do que el gobierno elec­to por el pue­blo no se pres­ta­rá a encu­brir con apa­rien­cias la ile­ga­li­dad pro­fun­da que encie­rra el gol­pe de Esta­do y la cri­mi­nal con­duc­ta que se desem­pe­ña sobre el pue­blo de Hon­du­ras y que se pre­pa­ra como un gran frau­de electoral.

En una bre­ve decla­ra­ción brin­da­da a Radio Glo­bo, el pre­si­den­te Zela­ya dijo que “me pare­ce increí­ble y absur­do que el señor Miche­let­ti quie­ra diri­gir el gabi­ne­te de Uni­dad y Recon­ci­lia­ción. Voy a con­ti­nuar con mis esfuer­zos para que los hon­du­re­ños sean res­pe­ta­dos y no se legi­ti­me el golpe.

En este momen­to el Acuer­do es letra muer­ta por incum­pli­mien­to, ya que en Hon­du­ras un gobierno no se pue­de con­for­mar sin un Pre­si­den­te, y lo que que­rían hacer es con­for­mar un gobierno con un pre­si­den­te de fac­to que no ha sido reco­no­ci­do por nin­gún país en el mun­do”, concluyó.

Hava­na Times​.org

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.