López y el PSOE lle­nan Lakua de ase­so­res a suel­do público

Patxi López fue inter­pe­la­do por el incum­pli­mien­to de la pro­me­sa que hizo al ini­cio de su man­da­to de redu­cir el núme­ro de altos car­gos de su Gobierno en un 10%, para obte­ner un aho­rro de 2 millo­nes de euros.

Según se reco­ge en el pro­yec­to de pre­su­pues­to para 2010, el Eje­cu­ti­vo de Patxi López con­ta­rá con 289 altos car­gos y ase­so­res, lo que supo­ne una reduc­ción de sólo un 3,35 % res­pec­to del Gobierno ante­rior, y un aho­rro de 773.000 euros.

En su defen­sa, López seña­ló que la estruc­tu­ra de los nue­vos depar­ta­men­tos toda­vía no está com­ple­ta­da, y mos­tró su con­fian­za en que cuan­do se hagan todos los cam­bios se podrá hablar de cifras defi­ni­ti­vas que se apro­xi­men a la pro­me­sa rea­li­za­da tras la reu­nión de su pri­mer Con­se­jo de Gobierno.

Según expli­có Patxi López, una pri­me­ra medi­da de aus­te­ri­dad fue reba­jar los depar­ta­men­tos del Eje­cu­ti­vo de 13 a 11. Ade­más, en aquel decre­to se pedía a cada con­se­je­ría que redu­je­ran el núme­ro de vice­con­se­je­rías y direc­cio­nes, «apla­nan­do estruc­tu­ras» y «agru­pan­do áreas funcionales».

Ase­gu­ró que la cifra del 10% que ofre­ció públi­ca­men­te era «esti­ma­ti­va, pero no alea­to­ria» y que se cal­cu­ló en base a la opi­nión de que «las siner­gias deri­va­das de la dis­mi­nu­ción de depar­ta­men­tos y la con­cen­tra­ción de fun­cio­nes y ser­vi­cios que con­lle­va, per­mi­ti­rían una reduc­ción de car­gos, apro­xi­ma­da a la cifra indi­ca­da sin que ello afec­ta­ra al buen fun­cio­na­mien­to de la Administración».

De momen­to, no se cumple

Sin embar­go, has­ta la fecha, los cálcu­los rea­li­za­dos por el Gabi­ne­te de López no se han cum­pli­do. Ase­gu­ra que toda­vía no todos los depar­ta­men­tos han ajus­ta­do sus estruc­tu­ras. De hecho, han sido seis los que han hecho un redi­men­sio­na­mien­to de su orga­ni­gra­ma. Espe­ci­fi­có que toda­vía que­dan por dar el paso Pre­si­den­cia, Edu­ca­ción, Vivien­da, Agri­cul­tu­ra y Cultura.

Según Patxi López, sólo cuan­do se cul­mi­ne esta labor «se podrá hablar de cifras defi­ni­ti­vas» y «será enton­ces, cuan­do defi­ni­ti­va­men­te poda­mos, ade­más, ajus­tar con­ve­nien­te­men­te la rela­ción de pues­tos de tra­ba­jo de los asesores».

A futu­ro, hay dudas razonables

Sin embar­go, las expli­ca­cio­nes tie­nen una caren­cia. Por ejem­plo, cuan­do el secre­ta­rio gene­ral de Pre­si­den­cia, Manuel Sali­ne­ro, com­pa­re­ció el miér­co­les en el Par­la­men­to auto­nó­mi­co, seña­ló que aun­que la nue­va estruc­tu­ra del depar­ta­men­to no esta­ba toda­vía ofi­cial­men­te apro­ba­da, ésta ya apa­re­cía refle­ja­da en el pro­yec­to de presupuesto.

Es decir, la reduc­ción de altos car­gos y ase­so­res que se reco­ge en el pre­su­pues­to pare­ce ajus­tar­se mucho a la estruc­tu­ra de altos car­gos y ase­so­res que ten­drá el Gobierno auto­nó­mi­co a lo lar­go de 2010 y, por tan­to, se con­fir­ma que la pro­me­sa rea­li­za­da por Patxi López, tras el pri­mer Con­se­jo de Gobierno, pare­ce difí­cil que pue­da lle­gar a cumplirse.

Iña­ki Iriondo/​Gara

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.