López y el PSOE lle­nan Lakua de ase­so­res a suel­do públi­co

Patxi López fue inter­pe­la­do por el incum­pli­mien­to de la pro­me­sa que hizo al ini­cio de su man­da­to de redu­cir el núme­ro de altos car­gos de su Gobierno en un 10%, para obte­ner un aho­rro de 2 millo­nes de euros.

Según se reco­ge en el pro­yec­to de pre­su­pues­to para 2010, el Eje­cu­ti­vo de Patxi López con­ta­rá con 289 altos car­gos y ase­so­res, lo que supo­ne una reduc­ción de sólo un 3,35 % res­pec­to del Gobierno ante­rior, y un aho­rro de 773.000 euros.

En su defen­sa, López seña­ló que la estruc­tu­ra de los nue­vos depar­ta­men­tos toda­vía no está com­ple­ta­da, y mos­tró su con­fian­za en que cuan­do se hagan todos los cam­bios se podrá hablar de cifras defi­ni­ti­vas que se apro­xi­men a la pro­me­sa rea­li­za­da tras la reu­nión de su pri­mer Con­se­jo de Gobierno.

Según expli­có Patxi López, una pri­me­ra medi­da de aus­te­ri­dad fue reba­jar los depar­ta­men­tos del Eje­cu­ti­vo de 13 a 11. Ade­más, en aquel decre­to se pedía a cada con­se­je­ría que redu­je­ran el núme­ro de vice­con­se­je­rías y direc­cio­nes, «apla­nan­do estruc­tu­ras» y «agru­pan­do áreas fun­cio­na­les».

Ase­gu­ró que la cifra del 10% que ofre­ció públi­ca­men­te era «esti­ma­ti­va, pero no alea­to­ria» y que se cal­cu­ló en base a la opi­nión de que «las siner­gias deri­va­das de la dis­mi­nu­ción de depar­ta­men­tos y la con­cen­tra­ción de fun­cio­nes y ser­vi­cios que con­lle­va, per­mi­ti­rían una reduc­ción de car­gos, apro­xi­ma­da a la cifra indi­ca­da sin que ello afec­ta­ra al buen fun­cio­na­mien­to de la Admi­nis­tra­ción».

De momen­to, no se cum­ple

Sin embar­go, has­ta la fecha, los cálcu­los rea­li­za­dos por el Gabi­ne­te de López no se han cum­pli­do. Ase­gu­ra que toda­vía no todos los depar­ta­men­tos han ajus­ta­do sus estruc­tu­ras. De hecho, han sido seis los que han hecho un redi­men­sio­na­mien­to de su orga­ni­gra­ma. Espe­ci­fi­có que toda­vía que­dan por dar el paso Pre­si­den­cia, Edu­ca­ción, Vivien­da, Agri­cul­tu­ra y Cul­tu­ra.

Según Patxi López, sólo cuan­do se cul­mi­ne esta labor «se podrá hablar de cifras defi­ni­ti­vas» y «será enton­ces, cuan­do defi­ni­ti­va­men­te poda­mos, ade­más, ajus­tar con­ve­nien­te­men­te la rela­ción de pues­tos de tra­ba­jo de los ase­so­res».

A futu­ro, hay dudas razo­na­bles

Sin embar­go, las expli­ca­cio­nes tie­nen una caren­cia. Por ejem­plo, cuan­do el secre­ta­rio gene­ral de Pre­si­den­cia, Manuel Sali­ne­ro, com­pa­re­ció el miér­co­les en el Par­la­men­to auto­nó­mi­co, seña­ló que aun­que la nue­va estruc­tu­ra del depar­ta­men­to no esta­ba toda­vía ofi­cial­men­te apro­ba­da, ésta ya apa­re­cía refle­ja­da en el pro­yec­to de pre­su­pues­to.

Es decir, la reduc­ción de altos car­gos y ase­so­res que se reco­ge en el pre­su­pues­to pare­ce ajus­tar­se mucho a la estruc­tu­ra de altos car­gos y ase­so­res que ten­drá el Gobierno auto­nó­mi­co a lo lar­go de 2010 y, por tan­to, se con­fir­ma que la pro­me­sa rea­li­za­da por Patxi López, tras el pri­mer Con­se­jo de Gobierno, pare­ce difí­cil que pue­da lle­gar a cum­plir­se.

Iña­ki Iriondo/​Gara

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *