Luchemos por construir un gran país socialista

Dis­cur­so de aper­tu­ra pro­nun­cia­do en 1954 por el cama­ra­da Mao Tse­tung ante la I Sesión de la I Asam­blea Popu­lar Nacio­nal de la Repú­bli­ca Popu­lar Chi­na.

Esti­ma­dos dipu­tados:

Hoy se inau­gu­ra en Pekín, capi­tal de nues­tro país, la I Sesión de la I Asam­blea Popu­lar Nacio­nal de la Repú­bli­ca Popu­lar Chi­na. El núme­ro total de dipu­tados es de 1.226, de los cua­les 1.211 se ins­cri­bie­ron en la lis­ta de asis­ten­tes y quin­ce se excu­sa­ron de hacer­lo por enfer­me­dad u otras razo­nes; a su vez, seten­ta de los ins­cri­tos se hallan hoy ausen­tes debi­do a pare­ci­das cir­cuns­tan­cias. En la reunión de hoy están pre­sen­tes 1.141 dipu­tados, núme­ro que hace quó­rum.

A la I Sesión de la I Asam­blea Popu­lar Nacio­nal de la Repú­bli­ca Popu­lar Chi­na le corres­pon­den tras­cen­den­ta­les tareas.
Las tareas de la pre­sen­te sesión son:

  1. Adop­tar la Cons­ti­tu­ción;
  2. Adop­tar algu­nas leyes impor­tan­tes;
  3. Apro­bar el infor­me sobre la labor del Gobierno, y
  4. Ele­gir el nue­vo per­so­nal diri­gen­te del Esta­do.

La pre­sen­te sesión revis­te gran sig­ni­fi­ca­ción his­tó­ri­ca. Cons­ti­tu­ye un hito que mar­ca las nue­vas vic­to­rias y pro­gre­sos obte­ni­dos por el pue­blo chino des­de la fun­da­ción de nues­tra Repú­bli­ca en 1949. La Cons­ti­tu­ción que va a adop­tar­se pro­mo­ve­rá enor­me­men­te la cau­sa del socia­lis­mo en el país.

Nues­tra tarea gene­ral con­sis­te en unir a todo el pue­blo y ganar el apo­yo de todos los ami­gos extran­je­ros y, con ello, bre­gar por cons­truir un gran país socia­lis­ta, por defen­der la paz mun­dial e impul­sar la cau­sa del pro­gre­so de la huma­ni­dad.

Los chi­nos debe­mos tra­ba­jar tenaz­men­te, apren­der con ahín­co las expe­rien­cias avan­za­das de la Unión Sovié­ti­ca y de otros paí­ses her­ma­nos, ser hones­tos y labo­rio­sos, esti­mu­lar­nos y ayu­dar­nos mutua­men­te, guar­dar­nos de toda vana­glo­ria y engrei­mien­to, y pre­pa­rar­nos para trans­for­mar nues­tro país, actual­men­te atra­sa­do en lo eco­nó­mi­co y cul­tu­ral, en un gran país indus­tria­li­za­do y de ele­va­da cul­tu­ra moder­na, en el cur­so de varios pla­nes quin­que­na­les.

Nues­tra cau­sa es jus­ta, y una cau­sa jus­ta es invul­ne­ra­ble ante cual­quier enemi­go.

La fuer­za-núcleo que diri­ge nues­tra cau­sa es el Par­ti­do Comu­nis­ta de Chi­na.

La base teó­ri­ca que guía nues­tro pen­sa­mien­to es el mar­xis­mo-leni­nis­mo.

Tene­mos ple­na con­fian­za en que supe­ra­re­mos todas las difi­cul­ta­des y pena­li­da­des y hare­mos de nues­tro país una gran repú­bli­ca socia­lis­ta.

Esta­mos mar­chan­do ade­lan­te.

Esta­mos empe­ña­dos en una cau­sa extra­or­di­na­ria­men­te glo­rio­sa y gran­de, que nun­ca empren­die­ron nues­tros ante­pa­sa­dos.

Nues­tro obje­ti­vo debe ser logra­do.

Nues­tro obje­ti­vo sin duda será logra­do.

¡Uná­mo­nos los seis­cien­tos millo­nes de chi­nos y luche­mos con ener­gía por nues­tra cau­sa común!

¡Viva nues­tra gran patria!

Mao Tse-tung

15 de sep­tiem­bre de 1954

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Leave a comment

Iruzkina idatzi / Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: