El pue­blo chino se ha pues­to de pie

Des­kar­gak /​Des­car­gas (381 aldiz/​veces)

Archi­voAcción
[PDF] [A4]Des­car­gar 
[PDF] [A5]Des­car­gar 
[PDF] [Let­ter]Des­car­gar 
[ePUB]Des­car­gar 
[mobi]Des­car­gar 

Seño­res dele­ga­dos: se inau­gu­ra aho­ra la Con­fe­ren­cia Con­sul­ti­va Polí­ti­ca, tan ansio­sa­men­te espe­ra­da por el pue­blo de todo el país. 

Nues­tra con­fe­ren­cia reúne a más de seis­cien­tos dele­ga­dos, que repre­sen­tan a todos los par­ti­dos demo­crá­ti­cos y orga­ni­za­cio­nes popu­la­res, al Ejér­ci­to Popu­lar de Libe­ra­ción, a las diver­sas regio­nes y nacio­na­li­da­des del país, así como a los chi­nos de ultra­mar. Esto pone de mani­fies­to que la nues­tra es una reu­nión de gran uni­dad de todo el pueblo. 

Esta gran uni­dad la hemos alcan­za­do gra­cias a nues­tra vic­to­ria sobre el reac­cio­na­rio gobierno del Kuo­min­tang, sos­te­ni­do por el impe­ria­lis­mo nor­te­ame­ri­cano. En algo más de tres años, el heroi­co Ejér­ci­to Popu­lar de Libe­ra­ción de Chi­na, un ejér­ci­to como pocos en el mun­do, ha des­ba­ra­ta­do todas las ofen­si­vas del ejér­ci­to de varios millo­nes de sol­da­dos del reac­cio­na­rio gobierno kuo­min­ta­nis­ta, apo­ya­do por los Esta­dos Uni­dos, y ha pasa­do a la con­tra­ofen­si­va y a la ofen­si­va. En la actua­li­dad, los ejér­ci­tos de cam­pa­ña del Ejér­ci­to Popu­lar de Libe­ra­ción, for­ma­dos por varios millo­nes de hom­bres, han avan­za­do has­ta luga­res pró­xi­mos a Tai­wán, Kuang­tung, Kuang­sí, Kui­chou, Sechuán y Sin­chiang, y la gran mayo­ría del pue­blo chino ha logra­do su libe­ra­ción. En poco más de tres años, todo el pue­blo, estre­chan­do sus filas y apo­yan­do al Ejér­ci­to Popu­lar de Libe­ra­ción, ha lucha­do con­tra el enemi­go y con­quis­ta­do la vic­to­ria bási­ca. Sobre esta base se cele­bra la pre­sen­te Con­fe­ren­cia Con­sul­ti­va Polí­ti­ca del Pue­blo Chino. 

A ésta la lla­ma­mos Con­fe­ren­cia Con­sul­ti­va Polí­ti­ca por­que hace cosa de tres años cele­brar­nos, jun­to con el Kuo­min­tang de Chiang Kai-shek, una reu­nión que tam­bién se lla­mó Con­fe­ren­cia Con­sul­ti­va Polí­ti­ca1. Sus resul­ta­dos fue­ron echa­dos a pique por el Kuo­min­tang de Chiang Kai-shek y sus cóm­pli­ces, pero la Con­fe­ren­cia dejó un recuer­do imbo­rra­ble en nues­tro pue­blo. Puso en evi­den­cia que es impo­si­ble rea­li­zar, jun­to con el Kuo­min­tang de Chiang Kai-shek, laca­yo del impe­ria­lis­mo, y sus cóm­pli­ces, nin­gu­na tarea de pro­ve­cho para el pue­blo y que, inclu­so cuan­do se sacan for­za­da­men­te algu­nas reso­lu­cio­nes, no se lle­ga a nada, pues tan pron­to como se les pre­sen­ta la opor­tu­ni­dad, ellos las hacen peda­zos y des­en­ca­de­nan una des­pia­da­da gue­rra con­tra el pue­blo. El úni­co efec­to posi­ti­vo de esa con­fe­ren­cia fue la pro­fun­da edu­ca­ción que dio al pue­blo al hacer­le com­pren­der que no hay lugar a nin­gún com­pro­mi­so con el Kuo­min­tang de Chiang Kai-shek, laca­yo del impe­ria­lis­mo, y sus cóm­pli­ces, y que es pre­ci­so optar por una de dos: o derro­tar a estos enemi­gos o dejar­se opri­mir y matar por ellos, sin que exis­ta otra alter­na­ti­va. En algo más de tres años, bajo la direc­ción del Par­ti­do Comu­nis­ta de Chi­na, el pue­blo chino ha teni­do un rápi­do des­per­tar, se ha orga­ni­za­do y ha for­ma­do un fren­te úni­co de ampli­tud nacio­nal con­tra el impe­ria­lis­mo, el feu­da­lis­mo y el capi­ta­lis­mo buro­crá­ti­co y con­tra su repre­sen­tan­te gene­ral, el reac­cio­na­rio gobierno del Kuo­min­tang y, apo­yan­do la Gue­rra Popu­lar de Libe­ra­ción, ha derri­ba­do bási­ca­men­te a ese gobierno, echa­do aba­jo la domi­na­ción del impe­ria­lis­mo en Chi­na y revi­vi­do la Con­fe­ren­cia Con­sul­ti­va Política. 

La pre­sen­te Con­fe­ren­cia Con­sul­ti­va Polí­ti­ca del Pue­blo Chino se cele­bra sobre una base total­men­te nue­va. Es repre­sen­ta­ti­va de todo el pue­blo y goza de su con­fian­za y apo­yo. Por tan­to, la Con­fe­ren­cia pro­cla­ma que ejer­ce­rá las fun­cio­nes y pode­res de Asam­blea Popu­lar Nacio­nal. Siguien­do su orden del día, ela­bo­ra­rá y adop­ta­rá la Ley Orgá­ni­ca de la Con­fe­ren­cia Con­sul­ti­va Polí­ti­ca del Pue­blo Chino, la Ley Orgá­ni­ca del Gobierno Popu­lar Cen­tral de la Repú­bli­ca Popu­lar Chi­na y el Pro­gra­ma Común de la Con­fe­ren­cia Con­sul­ti­va Polí­ti­ca del Pue­blo Chino; ele­gi­rá el Comi­té Nacio­nal de la Con­fe­ren­cia Con­sul­ti­va Polí­ti­ca del Pue­blo Chino y el Con­se­jo del Gobierno Popu­lar Cen­tral de la Repú­bli­ca Popu­lar Chi­na; adop­ta­rá la ban­de­ra y el escu­do de la Repú­bli­ca Popu­lar Chi­na; deter­mi­na­rá la capi­tal de la Repú­bli­ca Popu­lar Chi­na y adop­ta­rá el calen­da­rio vigen­te en la mayor par­te del mundo. 

Seño­res dele­ga­dos: todos tene­mos la con­vic­ción de que nues­tro tra­ba­jo que­da­rá ins­cri­to en la his­to­ria de la huma­ni­dad y demos­tra­rá que el pue­blo chino, que cons­ti­tu­ye una cuar­ta par­te del géne­ro humano, ya se ha pues­to en pie. Los chi­nos hemos sido siem­pre una gran nación valien­te y labo­rio­sa, y sólo en los tiem­pos moder­nos nos hemos que­da­do atrás. Este atra­so se debió exclu­si­va­men­te a la opre­sión y explo­ta­ción del impe­ria­lis­mo extran­je­ro y de los gobier­nos reac­cio­na­rios del país. A lo lar­go de más de un siglo, nues­tros ante­ce­so­res nun­ca ceja­ron en sus indo­ma­bles y tena­ces luchas con­tra los opre­so­res de den­tro y de fue­ra, inclui­da la Revo­lu­ción de 1911 diri­gi­da por el Dr. Sun Yat-sen, gran pre­cur­sor de la revo­lu­ción chi­na. Nues­tros ante­ce­so­res nos enco­men­da­ron dar tér­mino a su empre­sa incon­clu­sa, y noso­tros lo hemos hecho. Hemos for­ja­do nues­tra uni­dad y derro­ca­do a los opre­so­res inter­nos y exter­nos a tra­vés de la Gue­rra Popu­lar de Libe­ra­ción y la gran revo­lu­ción del pue­blo, y aho­ra pro­cla­ma­mos la Repú­bli­ca Popu­lar Chi­na. De aquí en ade­lan­te, nues­tra nación for­ma­rá par­te de la comu­ni­dad de nacio­nes aman­tes de la paz y la liber­tad. Tra­ba­jan­do con cora­je y labo­rio­si­dad, crea­rá su pro­pia civi­li­za­ción y bien­es­tar y, al mis­mo tiem­po, pro­mo­ve­rá la paz y la liber­tad en el mun­do. Nues­tra nación no será más una nación humi­lla­da. Nos hemos pues­to en pie. Nues­tra revo­lu­ción se ha gana­do la sim­pa­tía y la acla­ma­ción de las gran­des masas popu­la­res de todos los paí­ses. Tene­mos ami­gos en todo el mundo.

Nues­tro tra­ba­jo revo­lu­cio­na­rio no ha cul­mi­na­do toda­vía. La Gue­rra Popu­lar de Libe­ra­ción y el movi­mien­to revo­lu­cio­na­rio del pue­blo siguen avan­zan­do. Debe­mos con­ti­nuar nues­tros esfuer­zos. Los impe­ria­lis­tas y los reac­cio­na­rios inter­nos jamás se resig­na­rán a su derro­ta, y for­ce­jea­rán has­ta el fin. Aun des­pués de esta­ble­ci­da la paz y el orden en todo el país, con­ti­nua­rán sus acti­vi­da­des de zapa y pro­vo­ca­rán dis­tur­bios recu­rrien­do a mil medios; a dia­rio y en todo momen­to tra­ta­rán de mon­tar su res­tau­ra­ción en Chi­na. Esto es inevi­ta­ble y está fue­ra de toda duda; nun­ca debe­mos rela­jar nues­tra vigilancia. 

Nues­tro régi­men esta­tal de dic­ta­du­ra demo­crá­ti­ca popu­lar es una pode­ro­sa arma para pre­ser­var las con­quis­tas de la revo­lu­ción popu­lar y com­ba­tir los com­plots de res­tau­ra­ción de los enemi­gos inter­nos y exter­nos; tene­mos que empu­ñar fir­me­men­te esta arma. En el plano inter­na­cio­nal, debe­mos unir­nos con todos los paí­ses y pue­blos aman­tes de la paz y la liber­tad, en pri­mer lugar con la Unión Sovié­ti­ca y las nue­vas demo­cra­cias, a fin de no estar solos en nues­tra lucha por sal­va­guar­dar los fru­tos de la vic­to­ria de la revo­lu­ción popu­lar fren­te a los com­plots de res­tau­ra­ción de los enemi­gos inter­nos y exter­nos. Con tal que per­se­ve­re­mos en la dic­ta­du­ra demo­crá­ti­ca popu­lar y nos man­ten­ga­mos uni­dos con los ami­gos extran­je­ros, sal­dre­mos siem­pre victoriosos.

La dic­ta­du­ra demo­crá­ti­ca popu­lar y la uni­dad con los ami­gos extran­je­ros nos per­mi­ti­rán lograr rápi­da­men­te éxi­tos en nues­tro tra­ba­jo de cons­truc­ción. Tene­mos ante noso­tros la tarea de la cons­truc­ción eco­nó­mi­ca a esca­la nacio­nal. Dis­po­ne­mos de exce­len­tes con­di­cio­nes: una pobla­ción de 475 millo­nes y un terri­to­rio de 9.600.000 kiló­me­tros cua­dra­dos. Es cier­to que enfren­ta­mos difi­cul­ta­des, muchas difi­cul­ta­des, pero esta­mos fir­me­men­te con­ven­ci­dos de que el pue­blo las ven­ce­rá todas con su heroi­ca lucha. El pue­blo chino posee riquí­si­ma expe­rien­cia en la supera­ción de difi­cul­ta­des. Si nues­tros ante­ce­so­res y noso­tros mis­mos pudi­mos atra­ve­sar ese lar­go perío­do de extre­mas difi­cul­ta­des y derro­tar a las pode­ro­sas fuer­zas reac­cio­na­rias tan­to inter­nas como exter­nas, ¿Por qué des­pués de la vic­to­ria no vamos a poder cons­truir un país prós­pe­ro y flo­re­cien­te? Siem­pre que man­ten­ga­mos nues­tro esti­lo de vida sen­ci­llo y lucha dura, per­ma­nez­ca­mos uni­dos y per­sis­ta­mos en la dic­ta­du­ra demo­crá­ti­ca popu­lar y en la uni­dad con los ami­gos extran­je­ros, podre­mos lograr rápi­da­men­te vic­to­rias en el fren­te económico. 

El auge de la cons­truc­ción eco­nó­mi­ca ven­drá nece­sa­ria­men­te acom­pa­ña­do de un auge de la cons­truc­ción en la esfe­ra cul­tu­ral. Ha ter­mi­na­do la épo­ca en que los chi­nos éra­mos con­si­de­ra­dos como inci­vi­li­za­dos. Sur­gi­re­mos ante el mun­do como una nación de ele­va­da cultura. 

Nues­tra defen­sa nacio­nal se con­so­li­da­rá y no per­mi­ti­re­mos que nin­gún impe­ria­lis­ta vuel­va a inva­dir nues­tro terri­to­rio. Debe­mos con­ser­var y desa­rro­llar nues­tras fuer­zas arma­das popu­la­res toman­do como base el heroi­co y foguea­do Ejér­ci­to Popu­lar de Libe­ra­ción. Con­ta­re­mos no sólo con un pode­ro­so ejér­ci­to de tie­rra, sino tam­bién con una avia­ción y una mari­na poderosas. 

¡Que tiem­blen ante noso­tros los reac­cio­na­rios inter­nos y externos! 

¡Que digan que no vale­mos para esto, que no vale­mos para aque­llo! Median­te tena­ces esfuer­zos y con pasos segu­ros, el pue­blo chino lle­ga­rá a su meta. 

¡Glo­ria eter­na a los héroes del pue­blo caí­dos en la Gue­rra Popu­lar de Libe­ra­ción y en la revo­lu­ción popular! 

¡Acla­me­mos la vic­to­ria de la Gue­rra Popu­lar de Libe­ra­ción y de la revo­lu­ción popular! 

¡Acla­me­mos la fun­da­ción de la Repú­bli­ca Popu­lar China! 

¡Pleno éxi­to a la Con­fe­ren­cia Con­sul­ti­va Polí­ti­ca del Pue­blo Chino! 

Mao Zedong

21 de sep­tiem­bre de 1949

  1. Véa­se Derro­tar la ofen­si­va de Chiang Kai-shek median­te una gue­rra en defen­sa pro­pia.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *