El viejo tonto que removió las montañas

Hemos cele­bra­do un con­gre­so muy fruc­tí­fe­ro. Hemos hecho tres cosas. Pri­me­ra, deter­mi­na­mos la línea de nues­tro par­ti­do, que con­sis­te en movi­li­zar audaz­men­te a las masas y robus­te­cer las fuer­zas popu­la­res a fin de que, bajo la direc­ción del par­ti­do, derro­ten a los agre­so­res japo­ne­ses, con­si­gan la libe­ra­ción de todo el pue­blo y cons­tru­yan una Chi­na de nue­va demo­cra­cia. Segun­da, apro­ba­mos […]