El comu­nis­mo y la fami­lia

¿Se man­ten­drá la fami­lia en un Esta­do comu­nis­ta? ¿Per­sis­ti­rá en la mis­ma for­ma actual? Son estas cues­tio­nes que ator­men­tan, en los momen­tos pre­sen­tes, a la mujer de la cla­se tra­ba­ja­do­ra y preo­cu­pa igual­men­te a sus com­pa­ñe­ros, los hom­bres.

No debe extra­ñar­nos que en estos últi­mos tiem­pos este pro­ble­ma per­tur­be las men­tes de las muje­res tra­ba­ja­do­ras. La vida cam­bia con­ti­nua­men­te ante nues­tros ojos; anti­guos hábi­tos y cos­tum­bres des­apa­re­cen poco a poco. Toda la exis­ten­cia de la fami­lia pro­le­ta­ria se modi­fi­ca y orga­ni­za en for­ma tan nue­va, tan fue­ra de lo corrien­te, tan extra­ña, como nun­ca pudi­mos ima­gi­nar.

Y una de las cosas que mayor per­ple­ji­dad pro­du­ce en la mujer en estos momen­tos es la mane­ra como se ha faci­li­ta­do el divor­cio en Rusia.

De hecho, en vir­tud del decre­to del Comi­sa­rio del Pue­blo del 18 de diciem­bre de 1917, el divor­cio ha deja­do de ser un lijo acce­si­ble sólo a los ricos; des­de aho­ra en ade­lan­te, la mujer tra­ba­ja­do­ra no ten­drá que espe­rar y meses, e inclu­so has­ta años, para que sea falla­da su peti­ción de sepa­ra­ción matri­mo­nial que le dé dere­cho a inde­pen­di­zar­se de un mari­do borra­cho o bru­tal, acos­tum­bra­do a gol­pear­la. Des­de aho­ra en ade­lan­te el divor­cio se podrá obte­ner ami­ga­ble­men­te den­tro del perio­do de una o dos sema­nas todo lo más.

Pero es pre­ci­sa­men­te esta faci­li­dad para obte­ner el divor­cio, manan­tial de tan­tas espe­ran­zas para las muje­res que son des­gra­cia­das en su matri­mo­nio, lo que asus­ta a otras muje­res, par­ti­cu­lar­men­te a aque­llas que con­si­de­ran toda­vía al mari­do como el «pro­vee­dor» de la fami­lia, como el úni­co sos­tén de la vida, a esas muje­res que no com­pren­den toda­vía que deben acos­tum­brar­se a bus­car y a encon­trar ese sos­tén en otro sitio, no en la per­so­na del hom­bre, sino en la per­so­na de la socie­dad, en el Esta­do.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *